Tribunal Pola Xusticia Climática
Combustibles fósiles y agrocombustibles a xuicio
Alegatos finales y sentencia provisional

Magistrado Emérito D. José Antonio Martín Pallín

Muchísimas gracias al jurado porque sin desatender una de las cuestiones y profundizando suficientemente en ello lo cual podría servir de modelo a otros órganos.

Entendemos que según se ha podido escuchar a parte de la referencia a la conveniencia de un Tribunal de Justicia Internacional que es un hecho derivado o como consecuencia de los hechos que son otros distintos que aquí se enjuician, hay otras observaciones respecto el cambio climático, y los efectos directos y asociados, la responsabilidad de la comunidad internacional y la responsabilidad de los agentes estatales difícilmente individuales, normalmente entidades multinacionales y un elemento que está presente siempre como es lógico, en cualquier enjuiciamiento, es establecer la relación de causalidad entre los hechos que se constata y los actores a los que imputa.

No es ahora el momento de dar clases de derecho, pero incuestionablemente el principio de culpabilidad que rige en el derecho penal moderno desde los tiempos de Becaría no pueden ser trasladados o trasplantados miméticamente cuando estamos hablando de responsabilidades de entidades jurídicas. Todos los componentes de la defensa son estudiantes de derecho, y algunos de los que están en la sala y seguramente alguno en el jurado, pero es evidente hoy en día la responsabilidad de las personas jurídicas cambia totalmente los parámetros de la determinación de la culpabilidad y sobre todo la determinación de la responsabilidad hasta tal punto de la no objeción ninguna, ni de la doctrina, ni en las normas, es más, las normas reguladoras apuntan cada vez más hacia la responsabilidad objetiva derivada de la creación del riesgo.

A la vista de todo ello tanto la acusación como la defensa tienen los datos. creo que suficientes para iniciar sus intervenciones.

Quiero anticipar como es lógico que la sentencia del tribunal a cargo de magistrado Pallín no va a ser una sentencia, porque incuestionablemente no hay tiempo para redactarla, sino simplemente la admisión o no admisión de los argumentos o de las conclusiones derivadas de las respuestas del jurado y a la vista de los informes de la acusación y de la defensa.

Más adelante se hará un texto estructurado con arreglo a los cánones marcados por las normas procesales de una sentencia.

Un texto que tendrá como es lógico razonamientos jurídicos pero también razonamientos científicos.

El debate sobre la globalización, el debate sobre la crisis, el debate sobre el impacto del medio ambiente está en la vida actual de la sociedad y algo que no puede considerarse como una posición ideológica.

Es una preocupación de toda la humanidad.

Sencillamente para situarles en que el debate debe de tener derroteros más bien de análisis científicos y de crítica sobre los sistemas que generan estas causas, les voy a leer un texto que no es muy sospechoso:

la defensa del medio ambiente no es un tema de la clase alta, no es un tema blanco, no es un tema negro, no es un tema del sur o del norte, del este o del oeste. Es un tema en que todos tenemos algo en juego. Si puedo hacer algo para garantizar que todos los niños y niñas dispongan de prados verdes donde correr y aire limpio que respirar, me dedicaré a ello con el mayor tesón con el fin de hacer lo posible.

Este texto es del presidente Obama y lo presentó en su campaña. Centra el problema que necesariamente está teñido de tintes ideológicos y políticos, pero que solamente se resolverá cuando nos olvidemos de situar en primer plano las cuestiones ideológicas y políticas. Y a la vista de ello y ya solicitando concreción, se han presentado unas denuncias.

Podríamos decir en terminología de los tribunales anglosajones Ecuador contra Repsol, Brasil y El Salvador contra Syngenta,

Paraguay contra Cargill y Monsanto,

El Colectivo Luciano Romero contra Repsol  y BP

contra hechos concretos que se han visto aquí esta mañana y el Observatorio de la Deuda de la Globalización contra el Banco Santander.
Pidiendo concisión tiene la palabra la acusación.

Acusación Dña. Ana Taboda Coma

Con la venia del Tribunal. Y con la venia de los miembros del jurado y de la defensa,  parte en representación del Movimiento Agrario y Popular del Paraguay, el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra de Brasil, El Observatorio de la Deuda en la Globalización y la Federación de Cooperativas por la Reforma Agraria de la Región Central de El Salvador

interesa a la vista de la prueba practicada, de los contundentes testimonios ofrecidos y la evidencia de los datos ofrecidos

se acuerde la condena de las entidades trasnacionales siguientes: Syngenta, Monsanto, Cargill y Banco Santander,

y ello porque han actuado no sólo de forma de acción directa, sino por la responsabilidad de negligencia y por la falta de previsión en cuanto a las intervenciones y actuaciones en estos países.

En cuanto a los hechos objeto de debate y la evidencia de estas actuaciones de las que son responsables estas trasnacionales y que además a causa de ellas han cometido crímenes de lesa humanidad, tanto contra la naturaleza, a favor del cambio climático, además de las vulneraciones jurídicas que a continuación vamos a mencionar.

Entendemos que ha quedado totalmente acreditado en virtud de la prueba y en el caso de Brasil hubo daños concretos a la integridad física y a la vida de las personas con el uso de fuerzas paramilitares, desplazamiento forzosos, personas, apropiación de recursos naturales y de la biodiversidad a través de apropiación de patentes de determinadas semillas como el caso de El Salvador, daños causados por el uso de herbicidas causados a la salud en el caso de Paraguay, así como daños causados a las personas por el uso de estas plaguicidas como la proliferación de tumores y enfermedades cancerígenas en estas poblaciones y daños a los pueblos indígenas originarios de estas zonas en concreto la zona de Brasil y Bolivia y a la identidad estos pueblos.

No se ha producido ningún supuesto desarrollismo, no se acreditado el mismo por parte de la defensa el mínimo supuesto progreso por parte de estas empresas, sino más bien al contrario, todo lo que ha generado es además de pobreza y daños anteriormente mencionados.

Además daños a la soberanía alimentaria que vienen reconociendo Naciones Unidas. En cuanto a los daños infligidos a los campesinos de El Salvador están siendo sustraídos de su semillas atentando a las mismas por parte de la empresa Syngenta apropiandose de la sabiduría de los pueblos de El Salvador desde hace más de 8000-10.000 años.

Como se ha podido reflejar estas empresas trasnacionales como son Syngenta han actuado de forma dominante comprando voluntades en el Salvador y como el propio testigo ha manifestado el producto interior bruto de El Salvador es una nimiedad a la riqueza que la propia corporación tiene.

Por ello la corporación transnacional tiene fuerza suficiente como para imponer sus reglas de juego en el país en el que actúa Syngenta tanto en Brasil, como en el Salvador, imponer su reglas del juego ayudándose tanto de la normativa internacional, como impone el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y los tratados de Libre Comercio impone a estos estados las reglas de juego en este caso. Por otro lado los biocombustibles en Brasil, la agroindustria en Brasil con la producción masiva de caña de azúcar, soja... ha producido en la Amazonía que esta fue tomada de forma masiva la apropiación de acuíferos como es el caso de la zona guaraní, una reserva de agua dulce, una de las reservas de agua más importantes del mundo, el uso de agrotóxicos produciendo graves daños para la salud, hasta el punto que se han detectado residuos de agrotóxicos en el 100 por 100 de la leche materna.

En el caso de Brasil agrotóxicos producidos por Syngenta. El impacto, las condiciones de trabajo también ha sido importante en el caso de Brasil. Acusaciones ilegales que también han sido acreditadas en el caso de Syngenta en la zona del Parque Nacional de Iguazú, en una zona de amortiguamiento e incluso con el uso de milicias para corresponder y agredir a las revueltas campesinas incluso causando asesinatos entre la población campesina. Expulsión de los campesinos de sus tierras, deforestación masiva así como los daños a la tierra.

Esto también ha sido usado en países como Paraguay por otras multinacionales como son Cargill y Monsanto.

Estas corporaciones se han aprovechado de la situación de pobreza de los campesinos dado que el 2% de la población ostenta el 80% de la tierra en este país y a pesar de que la gran mayoría de la población en Paraguay es campesina hay más de 300.000 campesinos sin tierra, sin embargo con la producción de monocultivos en este caso Cargill y Monsanto de soja transgénica y de maíz transgénico han producido una deforestación de 350 ha por año en los bosques y a supuesto ese crecimiento económico que debía de haber operado en Paraguay ha sido todo lo contrario en este caso, a supuesto un desplazamiento masivo de población rural, un éxodo masivo a las periferia de las zonas urbanas con un empobrecimiento masivo de la población y todo esto fomentado por el Banco mundial y el Fondo Monetario Internacional que ha subvencionado todo este tipo de movimientos.

También ha sido acreditado los daños para la salud con el uso de agroquímicos y fertilizantes como antes hemos señalado, incluso en las lactantes daños en la dermis, aparición de tumores y quistes de carácter cancerígeno. Los daños sociales. Las empresas trasnacionales manipulan los estados, criminalizan la lucha de las organizaciones campesinas indígenas incluso fomentó la creación de leyes como la ley antiterrorista, que está siendo aplicada a estos campesinos que luchan por sus tierras y resisten a la actuación de estas trasnacionales.

Treinta campesinos han sido asesinados en cuatro años en Paraguay. Y todo esto ha sido fomentado desde estas empresas trasnacionales como Monsanto y Cargill para apropiarse de de las tierras y de la producción masiva de esta semillas transgénicas. También se está apropiando de la semillas nativas como el maíz o lo que llaman el porto, que es el frijol en Paraguay, apropiándose  y atentando a las mismas y modificándolas también, aceptando la soberanía alimentaria y la seguridad alimentaria de estas comunidades.

Por otro lado tenemos otros informes y otros testimonios como Mónica Vargas, en relación al Banco Santander y en relación a las mega infraestructuras como la represa que va tener lugar en Santo Antonio, el Banco Santander está actuando como banco agente gerente de un grupo de empresas y sin el cual la financiación de estas empresas sería imposible a pesar de que este banco a firmado una serie de protocolos como el de Ecuador y demás.

Esta empresa está incumpliendo con los propios protocolos que ha firmado y suscrito, ya que esos informes de impacto ambiental que se han realizado no son suficientes habida cuenta que por un lado estas represas taponan los ríos provocando inundaciones y generando sedimentos. Se habla del impacto de 252 Km2. alrededor de estas represas, pero el efecto de remanso que acreditó en el testimonio facilitado por Mónica Vargas superará los 80 años. Es mucho mayor el impacto que va tener esta represa y además faltan estudios sobre varias poblaciones autóctonas originarias que habitan estas zonas como en Brasil, como la población pakahuara, que ni siquiera han sido preguntadas en relación a estas cuestiones y que además van a sufrir todos los efectos de estas represas.

Efectos que como han sido aclarados a preguntas del jurado, no solamente va a ser en relación a ese dragado que se va a producir y que salga el mercurio a la superficie y que ya haya supuesto daños y la muerte de toneladas de peces. Por otro lado aparte de eso que es ya un daño evidente, hay daños futuros, hay una deuda en relación a estas represas al estancamiento de agua que va a producir la malaria, el dengue en zonas donde la población, es una población sin recursos médicos y por lo tanto va a suponer una afectación masiva de estas enfermedades y por tanto una mortalidad mucho mayor. Y además como se ha manifestado, las represas hidroeléctricas supone 7% de la producción de contaminación a nivel mundial y el 75% de ello es de gas metano con la toxicidad que el gas metano tiene que es 21 veces mayor que el dióxido de carbono.

Por todo ello entendemos que estas empresas trasnacionales están produciendo y producirán un daño en el clima y el medio ambiente aparte de los daños y las relaciones a los derechos humanos que hemos mencionado.

Por lo tanto solicitamos de este Tribunal que las condenas sean en este sentido. Y antes hacer la petición quiero hacer una consideración en relación a la defensa.

La defensa no ha traído el acto a la vista ni ningún informe en el que podamos sustentar que esas actuaciones hayan sido beneficiosas tanto para las comunidades como para la población en el país, con lo cual entendemos en la que puedan sustentarse para pedir la libre absolución en relación a los hechos de la acusación.

Por lo tanto esta parte interesa que el tribunal se pronuncie en el siguiente sentido que reconozca a las comunidades de los pueblos indígenas que son víctimas del modelo de desarrollo que imponen las trasnacionales y que tienen el derecho de resistirse, organizarse y movilizarse en defensa del territorio, su autodeterminación, su cultura y su forma de vida, de sus derechos civiles, políticos, sociales, culturales y ambientales.

Que se exija los gobiernos de los países industrializados del norte de la reparación de la deuda climática y ecológica que han venido acumulando históricamente sobre la base de reclamos y propuestas planteados en lo que se ha ido generando en los países afectados por el cambio climático.

Exigir con urgencia a los gobiernos la promoción y adopción de medidas cautelares que puedan incidir en la no repetición de los crímenes aquí denunciados incluyendo la no mercantilización de la vida, de la naturaleza y la aplicación del principio de relación a las falsas acciones del cambio climático.

Suspender la participación del convenio marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático, de las instituciones financieras internacionales y como de otros mecanismos que han exacerbado el cambio climático ve incrementado la deuda ecológica.

La no generación de un nuevo endeudamiento como respuesta a la crisis financiera y financiera planteada a los gobiernos, a las asociaciones y abogados y jueces y fiscalías del estado al sistema interamericano y a Naciones Unidas estudiar las bases reales para juzgar los casos de violaciones de derechos humanos por los efectos del cambio climático como crímenes de lesa humanidad.

Finalmente a los gobiernos responsables donde los derechos de los defensores de los pueblos y la naturaleza están siendo violentados como ejemplo los países que represento que han sido vulnerados los derechos de sus pueblos pongan fin a estas violaciones sistemáticas de derechos y la criminalización de los que activamente defienden los derechos humanos y ambientales.

Finalmente en cuanto a las trasnacionales entendemos que se ha de suspender cualquier intervención de las mismas en estos países de forma automática y estas han de retirar sus intervenciones en estos países ya que esa producción de soja, maíz y esos monocultivos para la producción de biocombustibles lo único que hacen es dañar el medio ambiente y además dañar los derechos humanos de las poblaciones autóctonas así como indirectamente las poblaciones de los países del norte.

Magistrado Emérito D. José Antonio Martín Pallín

Muchas gracias. Tiene la palabra la otra acusación.


 Acusación D. Raúl Martínez Turrero

Con la venia del tribunal. En nombre del Colectivo de Colombianos Refugiados en Asturias Luciano Romero Molina y la Acción Ecológica del Ecuador

para elevar a definitivas las conclusiones provisionales que formulábamos a primera hora de la primera sesión.

Entendemos que el desarrollo y la práctica de la prueba han ratificado uno por uno los hechos que afirmábamos en un inicio.

A la vista de la estrategia de la defensa cabe manifestar y centrar por parte de esta acusación la cual es el objeto de debate de este tribunal.

Se trata de analizar en el caso en el que acuso si la BP y Repsol han lesionado o no, bienes jurídicos protegidos por ordenamientos jurídicos del Ecuador y de la República de Colombia y por el ordenamiento jurídico internacional.

Eso y no otra cosa es sobre lo que entendemos que debe de pronunciarse el tribunal a la vista de liberaciones del veredicto del jurado. A nuestro juicio ha quedado probado el medio ambiente como bien jurídico protegido que se ha visto seriamente afectado, seriamente lesionado por la actividad de estas dos empresas petroleras, de estas dos empresas multinacionales.

En primer lugar generando una deforestación masiva en los países analizados. Contaminando las aguas del subsuelo, las aguas en general y especialmente los ríos.

Contribuyendo con ello de una manera decisiva al cambio climático que amenaza a los pueblos y al conjunto de la humanidad.

No solamente eso, sino que lo han hecho persiguiendo única y exclusivamente el beneficio privado de los propietarios de esas empresas privadas y no el desarrollo general de los pueblos ni el desarrollo de la humanidad.

Y para ello han actuado según las circunstancias agravantes de la responsabilidad criminal que planteábamos en nuestro informe inicial. Porque han tratado de remover todo y cada uno de los sus obstáculos que se han encontrado en el camino para magnificar ese beneficio del que hablaba.

En primer lugar han pisoteado el derecho a la asociación, los derechos sindicales, el derecho de huelga de los obreros y de las obreras, de los trabajadores y trabajadoras, que se enfrentaban a los planes estas empresas.

En segundo lugar al pisotear  y lesionado los derechos de los pueblos indígenas que ocupaban esos territorios.

Y en tercer lugar ha utilizado todo tipo obstáculos como hubo ocasión de comprobar con la prueba testifical para que las autoridades encargadas del control medioambiental no pudiesen cumplir la función en estos países.

 Estas violaciones masivas de los derechos humanos que constituyen crímenes de lesa humanidad, han sido ratificadas por testimonios desgarradores, por testimonios claros que no se fundamentan en un interés individual, que no se fundamentan a diferencia de las posibilidades de las pruebas que podría haber propuesto la defensa, en la defensa de un interés privado. Sino que son simplemente testimonios directos vividos por las personas que han comentado sus experiencias en este tribunal.

Que han estado presentes como el caso de Nathalia Bonilla de Ecuador, que han realizado fotos y han aportado pruebas ante este tribunal comprobando los vertidos en zonas y en espacios protegidos. Datos procedentes de registros oficiales conocidos tanto en los países en los que se están cometiendo estos hechos como por organismos e instituciones internacionales.

Testimonios de personas que han sido funcionarios públicos de los estados en los que han sucedido estos hechos. Que han sido observadores de instituciones oficiales y en concreto de planes promovidos por el propio gobierno del Principado de Asturias, constatando estas violaciones reiteradas y sistemáticas de los derechos humanos y que tienen experiencia propia de haber dirigido luchas en defensa del medio ambiente o luchas sindicales en estos países y tomar contacto directo y personal siendo testigos excepcionales de estas violaciones.

Nos fundamentamos también no solamente la documentación aportada, si no en los rastros que comienzan a existir de la petición de justicia de las demandas, de las querellas de los distintos lugares. Tarde o temprano constituirán una base documental, una base doctrinal y una base jurísprudencial a utilizar para llevar estos casos a los tribunales ordinarios de justicia.

Casos como el expuso el testigo que compareció por Perú que se vieron favorablemente acogidos por el Tribunal Constitucional de Perú. Los casos llevados al Tribunal de Londres o los casos en que estas petroleras han sido acusadas en el propio estado colombiano y han preferido pactar con la acusación para indemnizar tratando de evitar con ello que se viesen gravemente afectada su imagen.

También hemos visto cómo los intereses petroleros y las acciones de estas multinacionales están directamente relacionadas con el incremento de la violencia a escala internacional, con el incremento de las contradicciones geoestratégicas y las guerras que se están provocando en distintas partes del mundo y en concreto en el norte de África y en Oriente Medio.

Frente a ello no tenemos ni siquiera una negativa firme por parte de la defensa. Tenemos simplemente meras generalidades, meros intentos de cuestionar las testifícales de personas que no tienen ningún interés personal, librado en los casos sobre los que estamos hablando o meras tentativas de confundir tratando de presentar la falta de responsabilidad de las empresas acusadas fundamentándose en un deficiente proceder de los estados de los que forman parte.

Esto no tiene que ver con quien inventó la rueda, esto no tiene que ver si un testigo sabe o no sabe lo que es la democracia, esto no tiene que ver con que una multinacional da trabajo o no da trabajo a la población indígena y sobre todo no tiene que ver si determinados sectores de los pueblos indígenas les gusta la vida moderna o no les gusta la vida moderna.

Se trata de haber acreditado objetivamente hechos que lesionan bienes jurídicos protegidos y que de manera masiva violan reiteradamente los derechos humanos.

Estamos hablando de la vida de la gente, estamos hablando del derecho a la subsistencia de los pueblos y estamos hablando al fin al cabo, de la destrucción o no del planeta en el que habitamos todas y todos.

Por lo tanto para no es extendernos, reiteramos nuestra petición al tribunal de que las empresas sean condenadas y que además adopten una serie de medidas accesorias que permitan el incremento de la concienciación de los pueblos, el incremento de la movilización de los pueblos, que principalmente son los que están llamados hacer justicia ante esta humanidad que tiene que volver a decir basta y ponerse andar, si no queremos empresas como la BP o Repsol que en nombre del progreso y del desarrollo acaben llevándose por delante a la inmensa mayoría de la humanidad.

Magistrado Emérito D. José Antonio Martín Pallín

Muchas gracias. Antes de que tome la palabra la portavoz de la defensa yo creo que conviene precisar para que los términos del debate sea equilibrados,  que la no presentación por parte de la defensa de documentos concretos que afecten a estos casos concretos que han sido examinados, no es un efecto que le pueda ser imputado de ninguna de las maneras, sino que simplemente por las circunstancias que todos conocemos en las que se han hecho cargo de asumir esta posición era prácticamente imposible que pudieran presentar documentos relativos a estos casos.

Documentos de carácter general podrían presentarse pero se dan por presentados y conocidos por todos los asistentes como la Cumbre de Copenhague, la Cumbre de Cancún o la Cumbre de Bangkok.

Eso lo admitimos como documento o como posiciones que están confrontadas y que se ponen de relieve en esas cumbres.

Por lo tanto a falta de esta documentación, que como decimos, no puede ser imputada, el Tribunal considera que los argumentos son el valor que va a potenciar la defensa de sus posiciones que puede ser como es lógico generalistas y que van a ser valorados en función de los casos concretos. Por lo tanto tiene la palabra la defensa.

Defensa

Con la venia Sria.
Quería hacer unas aclaraciones en relación a lo expuesto por la acusación antes de que comience mi compañera. En primer lugar no hemos podido presentar pruebas porque como hemos dicho anteriormente ya que hasta ayer no hemos tenido la totalidad de las acusaciones, pero si las manejamos y si fuera necesario podríamos presentar datos económicos objetivos.

También quería referirme a lo dicho por el letrado acerca de los intereses de la empresa que al parecer son intereses privados, ya que si es adivino me gustaría que me dijera cuál va a ser el número de la lotería de Navidad el año que viene y así me ahorro de venir a estos eventos.

También está hablando de que no son temas políticos, ni morales, ni ideológicos, aquí estamos hablando de derechos, derecho vinculante de las empresas y de momento no hemos oído ni un solo fundamento jurídico vinculante. A continuación mi compañera va a exponer su defensa.

Defensa

Con la venia del Tribunal. En primer lugar nos gustaría subrayar que en todo momento tenemos presente y en cuenta los hechos expuestos por la acusación.

Comprendemos perfectamente las preocupaciones por la parte demandante de los pueblos afectados y el medio ambiente, sin embargo queremos destacar, el carácter eminentemente funcional del derecho internacional del medio ambiente que contribuye a dar a sus normas una contextura flexible configurando un universo jurídico particularmente fluido que presenta los perfiles característicos de lo que ha venido denominándose softlo.

Los instrumentos internacionales relativos a la protección del medio ambiente no suelen establecer un aparato institucional muy desarrollado, ni órganos o instancias dotados de poderes de decisión. Se trata más bien de poner un mínimo esbozo organizativo que dejé en manos de los propios estados involucrados las decisiones relativas a la aplicación de las reglas convenidas.

Estas técnicas operativas de naturaleza flexible caracterizan la actuación de las organizaciones internacionales con mayor proyección en materia de medio ambiente obteniendo excelentes resultados prácticos podemos citar por ejemplo, la organización marítima internacional, la comisión sobre el derecho sostenible, entre otras. Esta contextura flexible en formulación y aplicación del derecho internacional del medio ambiente, produce una cierta sensación de rechazo o al menos de detección de espíritus jurídicos rigurosos. No obstante son numerosas las razones tanto sociológicas, como políticas o jurídicas que explican su aparición, consolidación y su desarrollo creciente de las divergencias de intereses de los países desarrollados y en los países en vías de desarrollo.

Que lleva a ambos a rechazos de reglas demasiado rigurosas originadas y la incesante y rápida evolución de la situación a impulso del constante desarrollo de la ciencia y la tecnología aconseja adoptar normas flexibles susceptibles de acomodarse a los cambios a medida que se están produciendo. En cuanto a los principios que rigen las relaciones jurídicas en el derecho internacional, cabe recordar que genera responsabilidad a los estados no para las empresas que son aquí los demandados.

Existe una aceptación prácticamente unánime de los estados de considerar el principio de prevención como el fundamental para la prevención del medio ambiente especialmente el daño transfronterizo que afecta a más de un estado. Esto viene recogido en la declaración de Río, principio dos.

Los estados tienen la responsabilidad de velar por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción que no causen daños a medio ambiente. Este principio sin duda inspira y vértebra el derecho internacional del medio ambiente, pero sólo constituye una obligación jurídicamente exigible, susceptible de generar responsabilidad en caso de violación cuando los daños causados afecten al medio ambiente de otros estados de zonas que estén fuera de los límites de la jurisdicción nacional tal y como establece en su parte final la declaración de Río. Otro principio inspirador es el de evaluación del impacto ambiental.

En relación a este, la Carta Mundial de la Naturaleza de 1982 en su principio dos dispone que: las actividades que puedan turbar la naturaleza serán precedidas de una evaluación de sus consecuencias. La declaración de Río en su principio 17 viene a subrayar lo mismo añadiendo sobre las actividades que puedan provocar un impacto negativo en el medio ambiente se requiere una autorización estatal. Por último el principio que ahora más está de moda es el de precaución, el cual ópera para la prevención de daños graves en el medio ambiente y se diferencia del principio de prevención en que no opera sobre la base de una certeza científica absoluta, sino que aparece recogido en el principio 15 de la declaración de Río cuando haya un peligro.

Sin embargo este principio inspirador ha sido degradado en la propia declaración de Río a mero criterio en la medida que los estados sólo aplicarán cuando suponga unas desorbitadas costas comparándolo con otras medidas. Esto conlleva a que haya cristalizado en pocos convenios internacionales de los países que en este litigio nos atañe no son parte. De nuevo nos gustaría hacer énfasis en que nuestros representados no están ni mucho menos en disconformidad con los objetivos perseguidos por las organizaciones demandantes. Apoyamos la idea de un desarrollo sostenible que asegure las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones. Creemos en la necesidad de proteger el medio ambiente sin embargo, no compartimos sus medidas.

No creemos en las formas en que ustedes entienden por convenientes ya que son las prácticas incompatibles con el desarrollo económico.

Por primera vez en 1987 la Comisión Mundial sobre medio ambiente y desarrollo se planteó una estrategia general de desarrollo sostenible que acabaría siendo definida en 1992 por la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro. En esta Convención se entendió que para poder hablar de desarrollo sostenible, era necesario que la actividad económica mejorase la calidad de vida de todo el mundo. Y que los recursos fueran siempre usados de la manera más eficientemente posible. Por otro lado el objetivo de desarrollo sostenible de no comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones la comisión consideró que le resultaba prioritaria la satisfacción de las necesidades presente inmediato.

Así pues cierta contaminación es admisible y por otro lado se logra un crecimiento económico proporcionalmente mayor a los daños generados en el medio ambiente.

Los propios gobiernos de la mayor parte de los países sudamericanos han abierto sus fronteras a las multinacionales pues saben que son la acción más eficaz para desarrollar económicamente a esos países.

Estas empresas reportan a los países sudamericanos ingresos brutos que suponen gran parte de su PIB anual, asimismo generan empleo y facilitan el acceso de las nuevas tecnologías a sus nacionales, internacionalizándolos y permitiéndoles conocer las costumbres, culturas y hábitos de otros países.

Las empresas a las que ustedes acusan de haber provocado graves daños al medio ambiente, actúan siempre dentro de la legalidad, respetan los marcos y límites legales establecidos por los gobiernos y sus estados que han sido elegidos democráticamente y que por tanto representan al pueblo haciendo valer sus deseos o al menos los que la mayoría.

Las empresas a las que representamos no entran a valorar si los niveles de contaminación permitidos son elevados. No obstante en los últimos años han desarrollado planes medio ambientales para reducir sus emisiones y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

En la actualidad respetado con un amplio margen las restricciones legales de contaminación impuestas por los estados donde tienen ubicada su actividad económica. Por lo tanto no entendemos porque aún respetando la normativa nacional de estos países o los y habiendo dado muestras de interés por el medio ambiente, reduciendo las emisiones de contaminación e investigando en tecnología sostenible se siga exigiendo a nuestros representados responsabilidad medioambiental.

No serían pues responsables los gobiernos de estos estados por sostener una normativa medioambiental tan flexible, ¿no será que la contaminación es consecuencia implícita y necesaria de desarrollo económico?

Por otro lado existen estudios que han demostrado los índices de contaminación de una empresa que están correlacionados con su eficiencia en la explotación de los recursos naturales es decir, a mayor productividad y con tecnologías más innovadoras es posible reducir los costes medio ambientales logrando resultados más positivos tanto para las empresas como para los estados donde estas desarrollan su actividad.

En gran parte de los países subdesarrollados la pobreza lleva a la deforestación por el uso inadecuado de la madera y de otros recursos para cocinar, calentar, construir casas y productos artesanales, privando así a los grupos vulnerables de bienes fundamentales y acelerando la espirales ascendente de la pobreza y la degradación medioambiental. Las personas que habitan en estos países subdesarrollados o en vías de desarrollo sin la suficiente educación e información son incapaces de gestionar los recursos naturales disponibles de forma sustentable, lo que se traduce en una pérdida de oportunidades de sustento y de biodiversidad.

La contaminación del aire generada por las técnicas de producción inadecuadas que utilizan estas personas debido a la falta de conocimientos básicos o a la falta de capital para invertir en tecnología ecológicas también el responsable de la esterilización de los suelos, el calentamiento global y el cambio climático. En definitiva, no creemos que sea razonable acusar a nuestros representados y exigirles responsabilidad medioambiental.

Las empresas reportan beneficios económicos y sociales proporcionalmente muy superior a los costes generados en el medio ambiente. Además, puede observarse las denuncias que nos han hecho llegar que se dirigen a las empresas o entidades financieras pero en ningún momento se hace mención al propio protagonista que es el estado. El estado como soberano sobre territorio en el cual se desarrolla este tipo de actividades es el que ha permitido su instauración y desarrollo. No entendemos ese desvío que intenta hacer hacia nosotros. Los hacen responsables de una serie de actos que no nos compete y ya no se trata solamente de cuestiones competenciales, sino que también con sus alegatos obvian la acción directa y democrática de los habitantes de estos lugares.

Ustedes que se hacen de causas solidarias con el medioambiente deben de ser los primeros que respeten las decisiones ajenas. En este mundo todo es relativo y no existe la certeza absoluta más allá de la cual las personas afectan y crean. En conclusión, las empresas están respetando en todo momento sus obligaciones legales tanto estatales como internacionales, contribuyendo al desarrollo de los estados y de la población de los mismos respetando en todo momento los marcos y límites legales establecidos.

Por lo tanto, solicitamos la total absolución de las empresas a las que representamos, ya que no es suficiente un deseo moral para condenar a nuestros representados sino que es necesaria una fundamentación jurídica como unas pruebas pertinentes carentes en el presente proceso.

Magistrado Emérito D. José Antonio Martín Pallín

Muchas gracias por su intervención.

Como ya anticipe iba a ser de tono generalista. Son argumentos que se esgrimen y que están en el debate por lo tanto hay que tomarlos en consideración.

Lo que también que hay que advertir es que este Tribunal se va a pronunciar sobre aspectos concretos en relación con los hechos que aquí estamos examinando.

El hecho de que una empresa pueda cometer en un lugar del planeta un acto no quiere decir que la política de la empresa sea una política criminal, sino que simplemente en un momento determinado como pasa con los seres humanos, en un momento determinado se supone que todos tenemos un ánimo pacífico comete un hecho, un hecho que no está dentro de la normativa y hay que enjuiciar el hecho con la luz de la normativa. Y esto es lo que vamos hacer ahora.

No estamos hablando de cuestiones técnico-científicas porque aquí desde luego la llamada de atención y la preocupación de los científicos es universal.

Creo que este aspecto es suficientemente claro para justificar las conferencias del Río y todos los movimientos internacionales.

Estamos hablando de derechos concretos y el tribunal estima que lo que se está enjuiciando, lo que está sometido a nuestra consideración, es el derecho a la vida y a la seguridad, articulo 3 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El derecho a la salud que también está en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales en el artículo 12.

El derecho al agua que ha sido reconocida, este derecho novedoso por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y recordaríamos también el protocolo adicional que acaba de firmarse por España, respecto a este derecho de los aspectos económicos sociales y culturales y su judicialización que es un tema, que nosotros que somos el Tribunal de Justicia, quiero poner de relieve que desde el punto de vista de la perspectiva, esto afecta también a los componentes de la defensa se consideraba que solamente podrían ser reclamados ante los tribunales los derechos civiles, el derecho a la integridad física no a la tortura, hoy en día ya que al firmar España el protocolo, se puede judicializar los derechos económicos, sociales y culturales.

Es complicado pero eso es otro punto de vista.
El derecho a la alimentación que también está reconocido por los tratados internacionales.

El derecho a un nivel de vida adecuada. El derecho a la subsistencia. El derecho a la libre determinación.

El derecho la cultura. El derecho de propiedad. La libertad de movimiento y residencia.

El derecho a un medio ambiente sano, éste no solamente está en la declaración de Río sino como es conocido todas las constituciones modernas a partir de los años 70 incluye en sus textos, Portugal, Grecia, España... el derecho a un medio ambiente sano.

Es un derecho constitucional reconocido.
El derecho a la consulta previa de la organización internacional del trabajo que estaría ligado a juicio de este tribunal, con el derecho de participación que se reconoce en todas las constituciones y que no se agota en el ejercicio de voto cada cuatro años, sino que las propias constituciones imponen que los poderes públicos pueden facilitar la participación de los ciudadanos en la vida pública en todo momento.

No solamente en el momento de depositar el voto. Los derechos de los pueblos indígenas, que esto también ha dado lugar a reconocimientos internacionales.

Y en vista de que todos estos derechos están en juego vamos hacer con respecto a los hechos concretos y en relación al caso Repsol YPF vs. Ecuador, consideramos que están probadas las imputaciones relativas al daño causado al territorio y al medio ambiente y así como las violaciones de los derechos del pueblo indígena Waorani que residen en el territorio.

Esta es una conclusión que se desprende de las pruebas practicadas.

En relación con el caso Syngenta consideramos también probado las imputaciones que se han hecho respecto al daño causado y los perjuicios alegados por la parte que ha presentado la denuncia.

Y en el caso Cargill y Monsanto contra Paraguay, igualmente consideramos probadas las formulaciones que se hacen respecto a los daños causados, no es función de este Tribunal hacer ninguna valoración económica por supuesto, porque no es lo suyo, ni hacer una detallada y exhaustiva descripción de todos y cada una de los males que se han citado aquí ayer y esta mañana.

Nos basta con constatar que efectivamente esas actuaciones han producido daños que afectan en su totalidad o parcialmente a estos derechos a los que nos hemos referido al principio de nuestra intervención.

Y en el caso del Banco Santander se considera también su responsabilidad en los términos en que ha sido formulada. Se ha debatido y esto es importante, el Banco Santander desarrolla una función de garante o avalista de la financiación de la obra y nadie se ha apartado de estos hechos de imputar la conducta del Banco de Santander.

Esto quiere decir que hay una responsabilidad por acción, si conociendo todas estas consecuencias se mantiene a ultranza la financiación o por omisión, no preocuparse o teniendo los medios disponibles a su alcance al no valorar o al no investigar estos daños que se han denunciado y que según se ha puesto aquí de relieve, incluso con notificaciones personales altos directivos del banco.

En el caso de Repsol y BP en Colombia también consideramos probadas las acusaciones que se han formulado en relación con sus actuaciones y en relación con los daños ocasionados. Partiendo de estos hechos probados terminaremos porque todo esto hay que construirlo incluso que seguramente los juristas echarán de menos es que habrá una motivación, porque los consideramos probados, esto es una afirmación ahora sobre la marcha que no podemos entrar en detalles de la motivación pero habrá una motivación sobre los datos, los elementos de prueba, testifical y documental que hemos tomado en consideración para considerar probadas estas imputaciones que acabamos de reseñar.

Y como consideración final el Tribunal quiere hacer constar que es patente el consenso de la comunidad científica sobre las causas humanas, fruto del proceso de toma de decisiones y en consecuencia potencialmente generador de consecuencias perjudiciales tanto de índole civil y en su caso criminal y que lleva al fenómeno del cambio climático.

Con esto también queremos hacer constar que no se trata de un problema de contaminación o de dosis porcentuales del 3,4, 5, 6, C02, sino que todo el contexto de este fenómeno lleva algo que es mucho más peligroso que afecta e incluso los mismos generadores de estas causas, que es el cambio climático que es lo que verdaderamente preocupa a toda la humanidad.

El negacionismo de esta verdad ha dado hoy por hoy como irrefutable, no hace sino que abonar el clima de impunidad de que disfruta y quienes perpetran estas agresiones eximiendo perversamente las responsabilidades de que sus acciones se derivan.

En segundo lugar se constata el incremento exponencial de reivindicaciones en materia de justicia climática ampliándose el número de víctimas de este fenómeno y convirtiendo el interés de su erradicación en una suerte de interés difuso de la humanidad en su conjunto.

Se constata la necesidad de la sociedad civil partícipe, insisto en este tema de la participación, en la definición de los mecanismos de prevención y en su caso de reparación, rehabilitación de perjuicio causado por los efectos causados por el cambio climático.

No puede entenderse que proyectos extractivistas potencialmente lesivos de la justicia climática puedan disfrutar al día de hoy del régimen ordinario de concesiones administrativas, de recursos naturales de dominio público que hurta a la sociedad civil el beneficio de la trasparencia y el proceso de toma de decisión participativas.

Queremos con esto llamar una vez más la atención de que el tema no se reduce a una decisión de gobierno administrativo que pueda hacer un ministerio o una dirección general.

Creo que cuando estamos hablando de cambio climático no se pueden aplicar estos parámetros de decisión administrativa y que se trata de decisiones al ser transfronterizas y mundiales necesitan incluso, se ha hablado, se ha planteado, lo incluiremos quizás en el texto final, de una especie de referéndum mundial sobre el cambio climático y las medidas que hay que adoptar.

Parodiando a un ministro británico, Charberlain, que fue uno de los percusiones de la Segunda Guerra mundial, dijo que la guerra era tan importante que no se podía dejar en manos de los militares. Y por tanto el cambio climático es algo tan importante que no se puede dejar solamente en manos de los gobiernos por muy legítimos que sean o en manos de las multinacionales.

 Se considera que en virtud de principio de precaución, efectivamente estamos de acuerdo con ello, el estado debe extremar sus cautelas y elevar su nivel de diligencia en materia de responsabilidad estatal vigilando de aquellos actores cuya actuación es difícil, si no imposiblemente fiscalizable ante jurisdicciones nacionales o internacionales como es el caso de las trasnacionales.

Se subraya como en toda acción eficaz que las medidas preventivas y tutelares son más eficaces pero cuando fracasa la prevención incuestionablemente hay que acudir a otros resortes. Consideramos que la magnitud de este fenómeno es superar umbrales de atrocidad, de tragedia, que históricamente pueden ser equiparados a los llamados crímenes internacionales y de lesa humanidad ocurriendo también una serie de circunstancias que no habría dificultad jurídicamente, aunque esto daría para un debate que pueda ser encajados entre crímenes de lesa humanidad.

Esto nos lleva a una doble alternativa o a la creación de un Tribunal de Justicia Climática o bien a la ampliación, repito, esto es un tema absolutamente discutible en términos académicos, o la incorporación Roma y de lesa humanidad de conductas que estén incluidas aquí, aunque comprendemos que podría ser asistemático porque allí se están contemplando situaciones de fricción o de guerra que aquí no existe. Se constata la ausencia de mecanismos de protección internacional frente estas agresiones a los derechos humanos que vemos recientemente vienen calificándose como derechos de la naturaleza con respaldo incluso en la práctica y en el dispositivo constitucional de derechos concernidos como es el caso señalado de Bolivia y de Ecuador.

Como comentario quisiera hacer constar o quisiéramos hacer constar, que efectivamente cuando se han iniciado acciones o decisiones de esta naturaleza se han incorporado a las constituciones los clásicos de siempre tienden al inmovilismo, empezaron a mirarlas con cierto desdén y desconfianza, estamos hablando de los derechos humanos de la tercera generación que aparecen en estos textos constitucionales como el derecho a la salud, a la vivienda digna, el derecho al medio ambiente, el derecho a la educación, el derecho a la vida familiar...

Todo esto que parecía para los clásicos una exageración, les puede parecer ahora el derecho de la madre naturaleza. Si hablamos de derecho subjetivo incuestionablemente, el hombre es el único titular de derechos subjetivos.

Pero si hablamos de que la madre naturaleza nos acoge a todo los hombres podríamos depositar parte de nuestros derechos en la madre naturaleza. Y por último, el Tribunal considera indispensable la urgente adopción de las medidas cautelares, exigimos prevención que sería lo ideal, pero en su caso de sanción y sobre todo y lo que es más importante, la reparación en el doble sentido de lo que tiene que restituir el daño, paliar el daño y devolver el equilibrio a la situación anterior a la agresión y es lo que tiene también de impacto respecto a una empresa que cuya finalidad como todas las empresas es obtener un lucro, y que se tomarían en consideración éste riesgo indemnizatorio y reparatorio antes debe tomar una actuación si saben que en un momento dado se le puede imponer.

No puede hurtarse a las partes la convicción de que el tribunal tiene sobre la necesidad de imponer un criterio de responsabilidad objetiva en la creación, omisión de un cierto riesgo y objetivo, que da lugar a una responsabilidad, ya no solamente en este aspecto del cambio climático o de los impactos ambientales trasnacionales e incluso en la relaciones normales de la jurisprudencia de muchos países ha incorporado la responsabilidad objetiva como una fórmula de indemnización.

Se constata el perjuicio causado por lo recursos de combustibles fósiles propios de un modelo de depredación activista de recursos naturales. Yo creo que un debate incuestionablemente en su tiempo pudiera mantenerse en términos irreductibles, petróleo única fuente, energías alternativas no, esto ya está superado por todos.

El mundo habla de energías alternativas e incluso los propios fabricantes de automóviles por ejemplo está introduciendo en el mercado modelos que abandonan los combustibles fósiles como única forma de movimiento. Se constata el perjuicio causado por algunas medidas supuestamente paliativas de los efectos del cambio climático resultando particularmente sangrante el perjuicio que se deriva en términos de soberanía alimentaria el derecho a un medio ambiente sano, el derecho a la existencia, el fomento indiscriminado de agrocombustibles.

Esta mañana se ha hablado de esa especie de círculo infernal perverso que es el cultivo de agrocombustibles que  producen más contaminación incuestionablemente una vez que los agrocombustibles llegan a utilizarse.

Este es un dato muy relevante. El recurso de compromisos voluntarios comúnmente conocidos como responsabilidad social corporativa, no hace sino que perpetuar la impunidad de los juicios causados y se ha revelado insuficiente.

Este tema que en otros aspectos distintos del cambio climático reconoce como autorregulación o autorrestricción está muy bien desde el punto de vista ético, ojala la humanidad y las personas funcionásemos a impulsos de autorrestricción y auto responsabilidad pero desgraciadamente está comprobado, no solamente en el cambio climático, sino en otros aspectos como insuficiente. No podríamos concurrir con la opinión aparentemente predominante de la doctrina pero puede y debe ser objeto de valoración de este Tribunal de que la flexibilidad de los compromisos adquiridos por los estados pueda eximir a estos mismos estados de elevar el nivel de exigencia si los actores económicos que operan bajo el marco de soberanamente se fijan.

Este es punto muy importante en todo género de relaciones y compromisos internacionales en que se marca los mismos, se puede ir más allá porque nadie le impide a un estado en el ejercicio de su soberanía auto comprometerse a mejorar incluso aquello que estaría obligado a encubrir por la estricta aplicación de la letra del convenio.

Se constata que el actual formato del ordenamiento jurídico nacional internacional impide la cabal evacuación de la responsabilidad de los actores implicados, haciendo imprescindible el establecimiento de un mecanismo ADOC compuesto por expertos y cuya estructura no genere dilaciones innecesarias y ya fue guiada por el principio de precaución.

La obligación de proteger es un operativo categórico conforme al régimen internacional de los derechos humanos y abarca todo los estados el adoptar todo tipo de medidas tanto de carácter legislativo, administrativo y judicial que eviten los perjuicios derivados del cambio climático y sus causas.

Y que exija o impute a sus responsables la consecuente responsabilidad derivadas de su conducta.

Estimamos que todo esto parece de una manera natural y por su propia secuencia de lectura lleva a la conclusión de que es necesario una justicia climática internacional. Estructurarla, recordemos que la relación del Estatuto de Roma llevó entre la preparación y la redacción final, algunos señalan diez años, otros entre siete y ocho años, lo que sucede es que la urgencia del cambio climático tiene necesariamente que reducir estos plazos que son más propios de aquella película Del Congreso se Divierte, como el Congreso de Viena, la urgencia de la comunidad internacional que tiene que ir más allá aceleradamente y también tiene más datos, tiene más instrumentos jurídicos para que de una manera urgente ponga en marcha estos mecanismos de responsabilidad.

El Tribunal es consciente de que la responsabilidad internacional en el sistema del estatuto de la Corte Penal Institucional se ha llevado de forma insuficiente, quizás selectiva y dirigida a determinados conflictos que no se han podido generalizar.

Pero esto es un paso, un paso importante. Yo creo personalmente que puede ser compartido por otros miembros del tribunal que ningún estado le gusta estar en la lista de los violadores de los derechos humanos. Algunos sacrifican esta pretensión al hecho de la eficacia de los intereses particulares y tratan de trasmitir a sus ciudadanos que las decisiones y las políticas que adoptan van encaminadas a defender sus intereses.

Pero como se ha dicho y se está hablando ya en el derecho, no hay intereses particulares, ya no hay intereses estatales, hay intereses universales.

En la Declaración de Derechos Humanos después de 1948, ha llegado el momento en que se instaure una justicia universal, porque la conciencia universal de la mayoría de los seres que habitan nuestro planeta, pide urgentemente que se tomen medidas para acabar con las agresiones al cambio climático.

Este deseo que creo que es el deseo de todos los que hemos participado en este debate que creo que ha sido muy positivo y muy creativo en cuanto a la forma en que se ha desarrollado, por lo que aprovecho para reiterar las gracias a los componentes de la defensa que debido a su participación ha sido posible desarrollar este modelo, que creo que hasta ahora ha sido inédito en los debates y por ello esperamos que en lo sucesivo puedan repetirse fórmulas como éstas porque creemos que son el debido camino.

Agradezco también al jurado su debate, sus aportaciones y por supuesto la participación de los testigos en defensa de sus denuncias, de los peritos y también la labor de la acusación y también quiero terminar agradeciendo a los organizadores por esta idea y por haber facilitado esta experiencia que creo que va a ser a todos muy positiva.

Muchas gracias. Se levanta la sesión.