Campañas / Paramilitarismo

Fensuagro en su Junta Nacional

Fensuagro-CUT, miembro de Vía Campesina, el sindicato agrario más perseguido del mundo, y a la vez clave para resolver el conflicto en Colombia, derivado de la re-concentración de las tierras en escasas manos,  hizo una nueva propuesta de Paz.


La V Junta Nacional de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria FENSUAGRO –CUT,
reunida los días 7, 8 y 9 de febrero del año 2009 en el Municipio de Viotá – Cundinamarca.

CONSIDERANDO


1.      Que el grave conflicto social y armado que vive Colombia y cuya prolongación sobre pasa las cuatro (4) décadas; no solo se mantiene si no que tiende a profundizarse.  Contrario a lo que sostiene el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, de que en Colombia no existe conflicto, negando su origen y causas.

No obstante en el momento político lo que observamos es una mayor aceleración y crecimiento desproporcionado de una ofensiva militar, política, jurídica y propagandista de corte contra insurgente que tiende a copar el centro de la vida nacional.

2.      Que la guerra ha sido usada desde el régimen colombiano como una estrategia dirigida al desplazamiento de millones de pobladores rurales, tal como lo demuestran las cifras de más de 4 millones de compatriotas expulsados en las zonas rurales.  Del mismo modo, se ha aprovechado la violencia contra los campesinos, indígenas y afrodescendientes, para arrebatarles sus tierras, lo que ha originado una reconcentración de la propiedad de la tierra en Colombia; hoy 15 mil grandes propietarios acapara cerca de 49 millones de hectáreas de tierra, lo cual demuestra que el conflicto interno ha beneficiado a unas pocas familias en el país.

3.      Que es urgente, buscar una salida política a la larga confrontación armada que vive el país, solución que pasa necesariamente por un diálogo directo con la insurgencia (Farc – Eln – Gobierno), cuyo resultado debe ser un acuerdo de paz, duradero para los colombianos.

4.      Que de igual manera se hace necesario y urgente la realización del acuerdo humanitario, que permita la libertad de los retenidos por la insurgencia, que la negación de esta posibilidad pone en riesgo la vida de quienes hoy se encuentran en manos de las guerrillas colombianas.

5.      Que en la búsqueda de la paz en el territorio colombiano, no se debe descartar la posibilidad de participación de la comunidad internacional, de Gobiernos amigos y de todas aquellas personalidades que comparten el buen gesto de trabajar en la búsqueda de la solución política del conflicto colombiano y el acuerdo humanitario.

6.      Que la V Junta Nacional, teniendo en cuenta lo anterior

RESUELVE:


1.      Hacer un llamado al Gobierno Colombiano, a la insurgencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo FARC –EP, al Ejército de Liberación Nacional ELN, con el propósito de buscar un pronto acercamiento que permita abrir un diálogo directo hacia la solución política del conflicto armado en el país.

2.      Llamar a la sociedad colombiana a redoblar esfuerzos con miras a no dejarse coptar por las voces guerreristas que desde el establecimiento aviva la solución militar como única vía de lograr la paz en nuestro país.

3.      Hacer un llamado a la comunidad internacional con el propósito de apoyar una solución política al conflicto colombiano, así como la concreción de un acuerdo humanitario.

4.      Exigir a los organismos de cooperación internacional, cesar toda ayuda militar a Colombia, que solo conlleva a seguir alimentando la hoguera de la guerra y la violencia contra nuestro pueblo.

5.      Que nuestra Federación seguirá trabajando incansablemente por la paz y la justicia social en nuestro país.  Por lo cual apostamos  a una solución política del conflicto y negamos la solución militar como vía para la paz.


V JUNTA NACIONAL FENSUAGRO
Viotá – Cundinamarca, febrero 9 de 2009

http://www.fensuagro.org/cartillas/agroecologia.pdf

  
Carta abierta al estado colombiano
Que cesen los asesinatos y la persecución contra Fensuagro
febrero de 2009
 
Bogotá D.C.,

Señor
Presidente de la República de Colombia
Dr. Álvaro Uribe Vélez

Señor
Vicepresidente de la República de Colombia
Dr. Francisco Santos

Señor
Procurador General de la Nación
Dr. Alejandro Ordóñez Maldonado

Señor
Defensor del Pueblo
Dr. Vólmar Antonio Pérez Ortiz

Señor
Fiscal General de la Nación
Dr. Mario Iguarán

Señor
Director del Programa de Derechos Humanos
Ministerio del Interior y de Justicia
Dr. Rafael Bustamante

Señor
Alto Comisionado de las Naciones Unidas en Colombia
Dra. Navi Pillay

Señores
Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Colombia
Dr: Juan Manuel Corzo

Respetuoso saludo:

Distinguidos señores:

El Comité Ejecutivo de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro),
filial de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) y la Federación Sindical Mundial (FSM),
se dirige a ustedes con el objeto de poner de manifiesto nuestra profunda preocupación y rechazo a la constante y reiterativa persecución política contra nuestra federación, lo que ha trascendido al plano del encarcelamiento, el señalamiento gubernamental, los asesinatos contra nuestros afiliados, las amenazas por fuerzas al margen de la ley y el destierro de miles de nuestros líderes en el territorio nacional; hechos que por demás hemos denunciado ante el Gobierno Nacional y la opinión pública nacional e internacional, sin que haya habido medidas efectivas para detener la oleada criminal contra nuestra organización campesina y de trabajadores agropecuarios.

Es así que cientos de crímenes contra nuestros líderes, dirigentes nacionales y miembros de base de la federación siguen en la más completa impunidad.

No sobra decir que, a la par de la violencia contra nuestra organización nacional, se ha perpetuado el más descarado y cobarde despojo de las tierras y bienes de miles de familias campesinas a lo largo y ancho del país, así como el desplazamiento y destierro de millones de familias de sus territorios de origen.

Ya sobrepasan los 1.500 miembros de Fensuagro asesinados en sus 32 años de existencia, ocho de ellos en el año 2008 y lo que va corrido del 2009.

A continuación relatamos:

Enero 24 de 2008: es asesinado el dirigente y fiscal de la Asociación de Trabajadores Agrarios y Campesinos del Tolima (Astracatol), compañero Israel González, miembro igualmente de la Junta Nacional de Fensuagro. Según información de su señora, los autores de este asesinato fueron miembros del Batallón Caicedo.

Marzo 16 de 2008: Es asesinado el dirigente José Fernando Quiroz, miembro de la Corporación de Integración Campesina del Cordón Fronterizo del Putumayo (Cicacfromayo), filial de Fensuagro CUT; según versión de pobladores de la vereda Azul, municipio de Teteyé (Putumayo), José Fernando fue detenido por miembros del Ejército Nacional pertenecientes a la Brigada 27 y el 16 de marzo fue encontrado muerto en el cementerio de Puerto Asís, sepultado como NN.

El 11 de mayo de 2008, es asesinado el líder campesino Luis Orlando Galvis en la vereda Nuevo Oriente, municipio de Tame (Arauca), por un grupo armado ilegal; Orlando era miembro de la Asociación Campesina de Arauca (ACA), filial de Fensuagro – CUT.

El día 13 de agosto de 2008 es asesinado el líder campesino Manuel Erminson Gamboa Melendez, cuando transitaba por una calle de Puerto Asís (Putumayo). Manuel fue abordado por paramilitares, quienes le propinaron siete impactos de bala que le segaron la vida.

El día 25 de octubre de 2008, en la vereda La Esmeralda , corregimiento del Mecaya (Putumayo), es asesinado el dirigente campesino Jeferson Estiven Bastidas. Según la población de la región, Jeferson fue acribillado por miembros del Ejército Nacional.

El día 1 de enero del año 2009, es asesinado el dirigente agrario Adolfo Tique, directivo del Sindicato de Trabajadores Agrícolas del Tolima (Sintragritol). Adolfo fue apuñalado por un individuo llamado José Vicente Acosta, alias “Pacheco”, quien fuera capturado y puesto horas más tarde en libertad por las unidades militares que se encontraban en el municipio de Prado (Tolima), donde ocurrió el hecho.

El día 7 de enero de 2009, es encontrado asesinado el campesino Diego Ricardo Rasedo Guerra, en jurisdicción del municipio de Sabana de Torres (Santander). Diego, afiliado a la Asociación Agraria de Santander (Asogras), había desaparecido el día 4 de enero del mismo año y encontrado asesinado de un tiro en la boca.

El 16 de enero de 2009, es asesinado el dirigente campesino Arled Samboni Guaca en el municipio de Argelia (Cauca), por dos individuos que le dispararon en siete oportunidades.

A todos estos asesinatos se suman más de 60 líderes campesinos detenidos y judicializados, muchos de ellos de forma arbitraria y sin el debido proceso.

Por todo lo anterior exigimos:


1. Poner fin a la persecución política contra nuestra Federación Sindical Agropecuaria y sus dirigentes nacionales y regionales.

2. Poner fin a los asesinatos contra dirigentes agrarios del movimiento campesino y en particular contra los miembros afiliados a Fensuagro.

3. Esclarecer los asesinatos contra miembros de Fensuagro y judicializar a los responsables intelectuales y materiales.

4. Devolución de las tierras y demás bienes de las familias campesinas víctimas del desplazamiento y la violencia.

5. Reparación política, económica y moral a los familiares de los líderes campesinos afiliados a Fensuagro, víctimas del terrorismo y la violencia paramilitar y del Estado.

Esperamos que nuestros hijos puedan volver a correr por los caminos y praderas de nuestras tierras y campos, sin que sean víctimas de la violencia irracional a la que se nos ha sometido.

Somos productores de vida, no nos sigan asesinando.

Sin otro particular

Comité Ejecutivo

Eberto Diaz Montes
Presidente

Juan Efraín Mendoza
Secretario General

Aideé Moreno
Secretaria Nacional de Derechos Humanos

Parmenio Poveda
Tesorero