Inicio Soldepaz Pachakuti
Portada

Campañas / Paramilitarismo
Décima Delegación DDHH

Viernes 21, diarios costeños...

Viernes 21- Llegamos al aeropuerto a eso de las 12,15 am. El tórrido viento cartagenero nos recibió con 30 grados a la medianoche y una húmedad aplastante. Mientras recogíamos nuestros bolsos, reparamos en un enorme cartel de un tal casino Río, en el cual se aprecia a un hombre siendo besado por dos súper modelos con la leyenda "el lugar donde tus sueños se hacen realidad", explícita referencia al pujante turismo sexual en la ciudad. Esta industria del sexo se hizo prominente cuando hace unos años, los escoltas de Obama se vieron involucrados en un bochornoso incidente al no pagar la suma acordada a una prostituta de élite. hoy se pueden comprar en internet libros especializados en el turismo sexual de Cartagena y las calles están literalmente plagadas de prostitución, de todas las edades, colores y gustos. Aún el alcalde de la ciudad salió a decir torpemente que la prostitución, al final de cuentas, era parte de la cultura de Cartagena. Mejor dicho, una belleza... sin ser puritano es un espectáculo bastante triste.

Pese a ello, Cartagena es un lugar maravilloso, con un legado cultural bastante rico (que el señor alcalde parece desconocer), particularmente Afro, y de una arquitectura colonial magnífica. También tiene inmensos arrabales y lugares a los que sencillamente no se puede entrar. Nosotros nos quedamos en el barrio de Getsemaní. Pese a que hubo quien salió esa noche, yo caí rendido, exhausto.

A la mañana siguiente, fuimos invitados a un plenario regional de la CUT (incluidos los representantes del Cesar, Guajira, Atlántico, Bolívar, Sucre y Córdoba), al que asistieron cinco personas que habían sido parte del programa de refugio temporal de Asturias. Todos agradecieron el gesto solidario de la delegación y nos informaron de diversos casos de violación a los derechos humanos y laborales. Había un ambiente que se respiraba combativo pese a las adversidades y dificultades de este tipo de trabajo, y los sindicatos representaban gente tan variada como taxistas y vendedores ambulantes. Informamos de nuestros esfuerzos por frenar el TLC de la UE con Colombia que se votará en Irlanda en mayo, así como el esfuerzo de los sindicatos irlandeses por impedir que se saque a Colombia del listado de país que más violan los derechos laborales de la OIT. Todos estamos de acuerdo que una de las grandes victorias del gobierno de Santos ha sido mostrar al mundo una careta democrática, garantista, en un país en el cual el respeto a los derechos más básicos es pisoteado sistemáticamente. En esta tarea ha sido apoyado por algunos sindicalistas domesticados. Esto hace aún más importante el respaldo a aquellos sindicalistas que no se venden y que no se arrodillan ante quien les grite más fuerte.

Luego de un viaje de una hora y media llegamos a Barranquilla, una ciudad industrial cerca de Cartagena, en el departamento del Atlántico. Asistimos a otra reunión sindical, donde se nos comentó las dificultades que han enfrentado desde la incursión paramilitar en el 2000, cuando las AUC llegaron desde el oeste del departamento y comenzaron a avanzar hacia la ciudad, cooptando las autoridades políticas y estableciendo un régimen de terror que aún reina en zonas rurales y urbanas marginales. Nuevamente el espíritu de la reunión fue bastante combativo, terminando en muchos vivas para la CUT y para la lucha obrera. También impresionó la amplitud del sindicalismo colombiano, donde hay sindicatos para lo que sea: criadores de búfalo y hasta para los escoltas de los sindicalistas

Luego de la reunión y de más conversación con sindicalistas,  terminamos hablando de vainas profundas (amor, familia, de dónde venimos y a dónde vamos), me fui para casa de un abogado defensor de derechos humanos., siempre bajo la mirada vigilante del escolta, terminé durmiendo como un lirón.

http://www.pachakuti.org/textos/campanas/paracos/10da-videos.html