Ateneo Obrero: DDHH y ODS

- 70 años de la Declaración.

- los ODS para qué servirán. “La Agenda 2030 pone de relieve que todos los Estados tienen la responsabilidad de respetar, proteger y promover los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas, sin hacer distinción alguna.”

- otros instrumentos jurídicos muy significativos: La Declaración de Derechos del campesinado, la Declaración de Derechos de la Madre Tierra, El instrumento jurídico vinculante Empresas y DDHH, la Declaración de Derechos de los PPII..

- Tratado Vinculante de las Naciones Unidas sobre empresas trasnacionales y otras empresas con respecto a los derechos humanos, parece una pieza central a la hora de medir y resolver la controversia fundamental de las violaciones masivas a los ddhh.

- Por otra parte el ODS 17 habla de alianzas. Incluso si nos mirásemos los aquí presentes en esta mesa.. nos veríamos de forma diferenciada a la hora de signar alianzas y acuerdos, en asuntos locales-y a la vez universales: por ejemplo en el desfile militar aéreo de Xixón, o en el recorte de la cooperación por parte de Foro: ¿si se opta por el militarismo y la propaganda militar, si se recorta la cooperación, no se están vulnerando a la vez los ODS y los ddhh?

1- Sin derechos humanos, no es posible hablar de desarrollo humano sostenible, y por lo tanto, es importante reconocer su presencia en la agenda 2030 y en cada uno de sus 17 objetivos.

La agenda 2030 contiene objetivos relacionados tanto con los derechos económicos, sociales y culturales, como con los derechos civiles y políticos y los derechos de Solidaridad.

Los ODS no son de obligado cumplimiento pero tienen su anclaje en los DDHH, por lo que en realidad, si los Estados cumplen con sus obligaciones internacionales con respecto a los DDHH, están al mismo tiempo trabajando por la agenda 2030. ¿y si no lo hacen?

Los ODS han sido “mejor trabajados” que los ODM. Incluso han tenido cierto grado de participación de los PPII, que fueron excluidos de los ODM.
Sin embargo, la tenencia de las Tierras, los Territorios, y los recursos, de los PPII, no están en los ODS.

Y hay un enorme Impacto de las Industrias Extractivas en los Derechos Colectivos sobre Territorios y Bosques de los Pueblos y las Comunidades.

Se da por hecho que el “desarrollo” implica GRANDES proyectos energéticos: que chocan y vulneran derechos y destruyen los territorios.

Incluso lo “sostenible” induce en la mirada capitalista a la economía verde: y con ella los REDD, las falsas soluciones, Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación.

Los ODS sí que citan la libre determinación y la autogestión de comunidades, en donde uno de los pilares es la Consulta. Pero el propio concepto de desarrollo sostenible sigue sin concordar con otras visiones: por ejemplo del buen vivir, que indica que no se puede vivir bien mientras otros vivan mal. Planes de Vida frente a proyectos de desarrollo.

Nos corresponde defender mecanismos para prevenir las violaciones a los ddhh. Mecanismos para remediar las violaciones también.

70 AÑOS VULNERANDO LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LA TIERRA
Qué hay para celebrar en el 70 Aniversario de la proclamación de los Derechos Humanos en un mundo ¿.
Hay que agradecer a todas las personas, movimientos y grupos sociales que defienden los derechos de todas, agradecer a las que exigen y trabajan a diario por la no discriminación, por la libertad y el cumplimiento efectivo de los Derechos Humanos y de la Tierra.

Los DDHH son un campo en constante ampliación y evolución, habiéndose realizado importantes avances en la conceptualización y reconocimiento de nuevos derechos como el derecho a la Paz, y los derechos de la Madre Tierra, y otros.
Junto con Pactos Internacionales de Derechos Humanos (tratados que obligan a los Estados firmantes a cumplirlos) y sus protocolos conforma la denominada Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluye los Pactos; De Derechos Civiles y Políticos; De Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y las Convenciones: Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; Para la protección contra las desapariciones forzadas; Para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las mujeres; Sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial; Sobre los Derechos de la Niñez; Sobre la protección de derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familiares y Sobre los derechos de las personas con discapacidad. Estos tratados han sido ratificados por el Estado español a excepción de la Convención sobre la protección de derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familiares, lo cual constituye una de los principales puntos rojos en lo que se refiere al reconocimiento y aplicación de los derechos humanos en este país.
Además la Constitución Española establece que: “Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados y acuerdos internacionales sobre las materias ratificados por España”. (Art.10, apartado 2)
En un contexto de profundas desigualdades e históricos abusos de poder, los Derechos Humanos, mediante los tratados, constituyen por el momento a pesar de sus límites las únicas herramientas jurídicamente vinculantes para los Estados que los adoptan, lo que nos permite exigirles condiciones y medidas dirigidas a garantizar la dignidad de las personas y los pueblos en el mundo.
Ante la sistemática violación de los DDHH y de la propia Constitución Española, es preciso realizar un ejercicio colectivo de memoria y reivindicación.
La violación y olvido de estos derechos es preocupante en nuestro país, con aspectos tan sangrantes como:
– Los desahucios sin alternativa habitacional pese a resoluciones del Cte. de Derechos Sociales de la ONU.
– El trato que se da a las personas migrantes y solicitantes de asilo y la política de fronteras (incluidas devoluciones en caliente y concertinas, CIEs, desatención de los MENAS y aumento de la xenofobia.
– La desigualdad de género y las violaciones de los derechos de las mujeres (en la legislación, en la economía, en la cultura, en educación y en la insuficiente protección ante la violencia)
– Los recortes del estado de bienestar: Sanidad, Educación, Seguridad Social y Acción Social, pensiones mínimas, subsidios y rentas mínimas por debajo del umbral de pobreza, recortes en dependencia, con menoscabo de derechos que reivindicamos sean exigibles mediante reforma de la Constitución.
– El maltrato ejercido contra las personas ingresadas en las Unidades de Hospitalización Psiquiátrica y la falta de atención a las necesidades de las personas con diversidad funcional.
– Los derechos de los colectivos LGTBIQ
– La Ley Mordaza que limita severamente la libertad de expresión, reunión, manifestación y opinión y las sanciones que se aplican. También el Código Penal con el arcaico delito de ofensa a los sentimientos religiosos
– Tratar como rebelión o sedición el derecho de expresarse de los pueblos y la violencia desproporcionada empleada desde las fuerzas de seguridad del estado.
– La impunidad y la corrupción.
– La memoria histórica, falta de verdad, justicia y reparación, así como de juzgar a los culpables de las violaciones de DDHH de la dictadura franquista.
– El freno a las formas de vida alternativas y el saqueo a los recursos de la Tierra.
Cada vez es más urgente reforzar la no-colaboración con leyes injustas y abrazar aquellas fuerzas capaces de construir una alternativa a los fantasmas de la exclusión y la violencia.

ODS y su relación con los DDHH

Las Naciones Unidas definen el desarrollo humano como aquel centrado en las personas con el que una sociedad mejora sus condiciones de vida con la creación de un entorno social en el que se respeten los derechos humanos de todos ellos.
1. Fin de la Pobreza: poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
Plantea reducir al menos a la mitad la proporción de hombres, mujeres y niños de todas las edades que viven en la pobreza en todas sus dimensiones.
Este primer objetivo ya incluye en su formulación el derecho a un nivel de vida digno, el derecho a la seguridad social, la cooperación internacional y la igualdad de derechos de las mujeres en la vida económica.
2. Hambre cero: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.
Incluye el derecho a una alimentación adecuada y el derecho a la solidaridad internacional.
3. Salud y Bienestar: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.La agenda considera la salud como esencial para conseguir un desarrollo humano sostenible. La salud es un objetivo en sí mismo que hay que conseguir y un medio para alcanzar otros objetivos planteados.
En este objetivo vemos conexión con el derecho a la vida, a la salud, a la solidaridad internacional, a disfrutar de los beneficios del progreso científico y de su aplicación y protección especial para las madres, los niños y las niñas.
4. Educación de calidad: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.
La educación es una de las mejores inversiones que los estados pueden hacer para conseguir que el ser humano disponga de una mente instruida, inteligente y activa, con libertad y amplitud de pensamiento.
Cubre el derecho a la educación, la igualdad de derechos de las mujeres y niñas en materia de educación, el derecho a la solidaridad internacional y el derecho al trabajo, incluida la formación técnica y profesional.
5. Igualdad de género: lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.
La igualdad de género es un derecho humano fundamental. La carta de las Naciones Unidad es el primer instrumento jurídico internacional que hace referencia expresa al sexo como motivo de discriminación. Desde entonces, se han desarrollado instrumentos jurídicos, políticos y técnicos para conseguir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.
Este objetivo pretende terminar con los derechos contra las mujeres y hacer cumplir el derecho a decidir el número y el espaciamiento de los hijos, la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas y el derecho a condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias.
6. Agua limpia y saneamiento: garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.
La calidad del agua y el saneamiento influyen en la seguridad alimentaria, las opciones de medios de subsistencia y las oportunidades de educación.
Se basa en el derecho al agua potable y saneamiento, el derecho a la salud y el derecho al agua y saneamiento en condiciones de igualdad para mujeres en zonas rurales.
7. Energía asequible y no contaminante: garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.
Cumple con el derecho a un nivel de vida digno y el derecho a disfrutar de los beneficios del progreso científico y de su aplicación.
8. Trabajo decente y crecimiento económico: promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.
El desempleo y la falta de un trabajo decente son dos de los principales obstáculos para que las personas que viven en situación de pobreza y exclusión salgan de ella. El trabajo infantil, el trabajo forzoso, la desigualdad y la discriminación en el trabajo, la peligrosidad de las condiciones laborales impiden el desarrollo económico sostenible.
A parte del derecho a trabajar y a condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias, este objetivo también incluye la prohibición de la esclavitud, trabajo forzoso y trata de personas, los derechos de igualdad de las mujeres en relación al empleo, la prohibición del trabajo infantil y el derecho de iguales de los trabajadores inmigrantes al trabajo.
9. Industria, innovación e infraestructura: construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.
Incluye el derecho de acceso a la información, el derecho a disfrutar de los beneficios del progreso y de su aplicación, el derecho a una vivienda adecuada y los derechos iguales a las mujeres al crédito financiero y la infraestructura.
10. Reducción de desigualdades: reducir la desigualdad en y entre los países.
La desigualdad está considerada como un riesgo fundamental para poder alcanzar el desarrollo humano y el pleno ejercicio de los DDHH, por eso este objetivo está dirigido a disminuir las desigualdades que existen entre personas que viven dentro de un mismo país, así como fomentar la solidaridad entre países para trasladar los recursos necesarios a los países con un menor desarrollo.
Comprende el derecho a la igualdad y no discriminación, el derecho a participar en los asuntos públicos y el derecho a la seguridad social.
11. Ciudades y comunidades sostenibles: lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
Propone repensar entre todos los agentes de la sociedad el diseño de nuestras ciudades, buscando una mayor eficiencia en nuestras edificaciones y asentamientos, así como cambios en nuestra movilidad y fomentar el incremento del uso de energías renovables en nuestras actividades diarias.
Este objetivo engloba el derecho a la vida digna, el derecho a participar en la vida cultural, la accesibilidad a las infraestructuras, a los transportes y a los servicios, en particular para las personas con discapacidad y la protección contra los desastres naturales.
12. Producción y consumo responsables: garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.
Quiere transformar las actividades económicas, mejorando la productividad y disminuyendo el uso de recursos, la degradación del medio ambiente y la contaminación.
Las metas de este objetivo están dirigidas al derecho a la salud, derecho a la alimentación, derecho al agua y al saneamiento y derecho de todos los pueblos a disponer de sus recursos naturales.
13. Acción por el clima: adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.
Abarca el derecho a la salud, en particular el derecho a un ambiente sano, limpio, saludable y sostenible, el derecho a una alimentación adecuada, el derecho al agua potable y el derecho de todos los pueblos a disponer de sus riquezas y recursos naturales.
14. Vida submarina: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.
Incluye en su formulación el derecho a la salud, en particular el derecho a un ambiente sano, limpio, saludable y sostenible, el derecho a una alimentación adecuada, el derecho al agua potable y el derecho de todos los pueblos a disponer de sus riquezas y recursos naturales.
15. Vida de ecosistemas terrestres: gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.
Cubre el derecho a la salud, en particular el derecho a un ambiente sano, limpio, saludable y sostenible, el derecho a una alimentación adecuada, el derecho al agua potable, y el derecho de todos los pueblos a disponer de sus riquezas y recursos naturales.
16. Paz, justicia e instituciones solidarias: promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas.
Este objetivo lucha por la protección contra la tortura, el derecho al acceso a la justicia y al debido proceso, el derecho a participar en asuntos políticos, la protección de los niños contra todas las formas de violencia, abuso o explotación, el derecho a acceder a la información, el derecho a la personalidad jurídica, y el derecho a la vida, la libertad y a la seguridad.

17. Alianzas para lograr los objetivos: revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

El último objetivo de la agenda, y el más político de la lista, contiene al derecho a la autodeterminación, el derecho al desarrollo, el derecho a la solidaridad internacional, el derecho a disfrutar de los beneficios del progreso científico y de su aplicación, incluso en la cooperación internacional en el área científica, y el derecho a la vida privada, incluso en respeto a los DDHH y los principios éticos, en la recolección y el uso de estadísticas.

ETN—¿Por qué se moviliza la Campaña Global para un Tratado Vinculante de las Naciones Unidas para Empresas Transnacionales en materia de Derechos Humanos? La necesidad de confrontar la Arquitectura de la Impunidad
Entre las empresas transnacionales, los Estados y los Pueblos existe una innegable asimetría:

Por una parte: con la complicidad de los Estados interesados “atraer inversiones”, las empresas transnacionales se protegen con una sólida coraza –que incluye acuerdos de libre comercio y de protección de las inversiones, con sus correspondientes mecanismos sancionadores. Estos últimos se sitúan en una lógica en la cual el arbitraje pugna por sustituir a la fuerza a la justicia. Instituciones como el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) constituyen claros ejemplos de dicha privatización de la justicia, así como otros mecanismos ISDS.

Por otra parte, las violaciones de los derechos humanos y de los derechos de los pueblos y de la naturaleza son inherentes a las operaciones de las transnacionales, así como sistemáticas. Sin embargo, no existe a nivel internacional un instrumento vinculante que les obligue a respetar los derechos humanos.

El Plan Director de la cooperación gijonesa, o el Vº PD de la cooperación asturiana.. hablan de ODS y de DDHH, pero no colocan todo en el asador; recursos. Y cuando los había los cercenan, como en Xixón, o los congelan en los presupuestos venideros, como han dicho y van a firmar Psoe-IU y Podemos en el presupuesto autonómico. Con lo cual los ddhh y los ODS vienen a quedarse como referente retórico: no se lo toman en serio. No se van a cumplir porque no quieren.