el asesinato del joven comunero mapuche Camilo

Asesinato en la Araucanía.

En un país cuyo presidente Piñera es “de origen asturiano”, hay intensas movilizaciones de rechazo al crimen del joven mapuche Camilo Catrillanca, y tal vez se equivocan quienes piensan que el rechazo social frente a la muerte del comunero se debe simplemente a la empatía con lo mapuche y por lo mapuche.

El nivel de la reacción social frente a la muerte de Catrillanca tiene que ver con la empatía dolorosa que produce el abuso de poder y la desigualdad a la que se expone constantemente a la población chilena.

Catrillanca es la expresión extrema de lo que se vive como sociedad: el abuso y la desigualdad, la injusticia de un modelo que le da MÁS a los que tienen más y MENOS a los que tienen menos en salud, educación y previsión, también en seguridad y justicia.

Y en Chile.. ya han padecido en carne propia, no solamente la dictadura pinochetista, cuyas leyes antiterroristas siguen vigentes para tacar al pueblo mapuche, sino también.. el modelo de las AFP impuesto por el neoliberalismo: obligaron a afiliarse a empresas privadas de pensiones, que colocaron esos dineros en la especulación de Bolsa, y perdieron buena parte de los ahorros pensionistas.

La semana anterior no dejaron salir de Argentina a Moira Millán para participar en el alcuentru de muyeres celebrado en Xixón Muyeres del mundu: Valores ecosociales vs Extractivismo depredador . Su hermana Mariela pudo hacer un resumen de la persecución al pueblo mapuche en tierras patagónicas, con protagonismo de la transnacional Benetton que se apropió de un millón de hectáreas.

No dejaron salir de Suiza a Flor Calfunao, embajadora nombrada ante la ONU del pueblo mapuche, originaria de la parte mapuche de Chile.

Y en Chile el joven Camilo Catrillanca fue asesinado por fuerzas especiales de carabineros denominadas “comando jungla” entrenadas en Colombia para reprimir al pueblo mapuche.

Camilo era nieto del lonco Juan Catrillanca, la autoridad de la comunidad de Temucuicui (que aparece en otra fase de represión estatal en el video de la TPA “Mapuche una Historia de Resistencia”, de Ángela López y Nacho Salgado https://vimeo.com/8216839 ) y conducía su tractor cuando le asesinaron, y deja una hija de 6 años y su esposa embarazada de otra.

La militarización de la zona ha sido rechazada también por partidos del parlamento chileno que exigen la retirada del comando Jungla de La Araucanía, para evitar una escalada de violencia y proceder a su desarticulación.

El operativo de los carabineros se produjo en el marco de un allanamiento policial con la presencia de 200 uniformados que entraron a la comunidad y dejaron al menos cinco personas heridas.

Durante las protestas contra el crimen de Camilo los carabineros volvieron a reprimir y detuvieron a cinco personas.

El asesinato de Camilo es otra muerte anunciada: El Comando Jungla se entrenó en Colombia con el ejército colombiano, el mismo que asesina campesinos para aumentar las recompensas de la lucha contra la guerrilla. El Comando Jungla fue ideado para reprimir y para matar y cumple con sus funciones: la responsabilidad está en la Presidencia de la República de Chile, señor Sebastián Piñera..

El Senador Francisco Huenchumilla declaró que “acá hay una responsabilidad política del gobierno, al mandar a entrenar a un comando de Carabineros al extranjero, en situaciones que son ajenas a las de nuestro país. Entonces si el hecho fue un delito común, es más grave aún porque si tu traes un comando entrenado en el extranjero a una realidad como la de la Araucanía donde no se dan las condiciones de Colombia, tarde o temprano van a pasar estas cosas”.

El asesinato de Camilo Catrillanca se da en un marco de escalada represiva en el Wallmapu. La llegada en julio del Comando Jungla marcó un hito de las intenciones políticas del gobierno de Piñera: aumentar la represión y no dar una salida política al conflicto territorial en el Wallmapu. Cercada por latifundistas y forestales, Temukuikui es un territorio emblemático de la sistemática represión de parte del Estado chileno, que de nuevo derramó el vaso con el asesinato del peñi Camilo. Una política racista, que tiene como objetivo promover el desarrollo de capitales -como las mineras, las forestales y petroleras- para que estas se instalen en los territorios históricos del Pueblo Mapuche. Así, las cientos de comunidades que se han levantado, dando la pelea en contra de esta nueva invasión, han sido salvajemente reprimidas y sus integrantes vejados, asesinados, encarcelados. Cientos de mapuche han pasado por las cárceles muchas veces sin juicio, haciéndose eternas las prisiones preventivas.

Urge una llamadita del gobierno asturiano, en el marco de la estrategia asturiana de ddhh y del próximo 70 aniversario de la Declaración de ddhh, para exigir Respeto a los derechos indígenas y rechazar todas las represiones al pueblo mapuche y resto de pueblos indígenas de Chile y de Argentina.

Amnistía Internacional consideró "indignante y alarmante la muerte de una persona en el marco de un operativo de seguridad, puesto que el Estado es quien se encuentra obligado a respetar y garantizar los derechos humanos de todas las personas, en conformidad a los tratados internacionales que Chile ha ratificado y que se encuentran vigentes".

Además, el organismo repudió la criminalización de los pueblos indígena que denota este tipo de hechos.

"Repudiamos la realización de este tipo de allanamientos masivos a comunidades de personas mapuches, pues éstos vulneran sus derechos humanos, y dan cuenta de la persecución y criminalización del Estado a los pueblos indígenas", indicó.

"Desde Amnistía Internacional Chile instamos al gobierno a que repudie estos hechos de violencia y a que investigue a fondo y de manera imparcial lo ocurrido, para que esos sucesos no queden en la impunidad, brindando garantías de reparación y no repetición a las víctimas y sus familiares".

ONU exhorta al Gobierno a aclarar muerte

En esa línea, el Sistema de las Naciones Unidas en Chile "lamenta profundamente la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca" y envió sus "sinceras condolencias a la familia Catrillanca y a toda su comunidad".

Mediante un conciso comunicado , "exhorta al Gobierno de Chile a realizar una investigación exhaustiva y transparente sobre el hecho, y agotar todos los recursos necesarios para dar con los responsables".

Asimismo, expresó su "preocupación por el contexto de violencia en que esta muerte se produjo" y llamó a "todos los actores involucrados (sociales e institucionales) a buscar alternativas para abordar las razones de fondo de esta situación, y promover una cultura de paz en la zona".

Los portavoces-werken mapuche, al rechazar la militarización impuesta por Piñera, recuerdan que en el mismo liceo-colegio donde estudió Camilo, es donde ahora está ubicado el comando Jungla de represión que le asesinó. Otros 16 jóvenes mapuche han sido asesinados "en democracia".

Marrici weu.