un encuentro en La Calzada, para defender derechos elementales en Colombia

 Encuentro Fortaleciendo Fraternidades.

Asturias fue anfitriona del Encuentro Estatal por la justicia social, los DDHH y la paz en Colombia.

Con la excelente coordinación, relatorías, dinamización en comisiones y puesta en común de acuerdos, propiciada desde el equipo de AMA-asamblea moza y colectivo de refugio, se pudo desarrollar un intenso análisis de situación de violencia contra las comunidades, y buscar formas de incidencia en nuestro país en aras de que se logre detener el exterminio social.

Hay una declaratoria final “De La Calzada” que se someterá a la revisión y aprobación de los territorios, pero cuyo borrador aprobado podemos ya compartir (*), y se valoran positivamente las fraternidades fortalecidas en Xixón este 26 y 27 de octubre.

Entre otros asistieron colectivos como:

- Coordinació Valenciana de Solidaritat amb Colòmbia (CEAR - PV, CEDSALA, Colectivo Sur- Cacarica, Entreiguales Valencia, Intersindical valenciana y Fundación Mundubat).
- Colectiva de Mujeres Refugiadas, Exiliadas y Migradas.
- Taula catalana por la Paz en Colombia.
- Plataforma de Solidaridad con Colombia. Madrid.
- Mesa poética por la paz.
- Colectivo Carlos Pedraza. Palencia y Zamora.
- Iniciativa Solidaria Internacionalista. Burgos.
- Burgos con Colombia-Hermanamiento con San José Apartadó.
- Rincón Cubano. Cantabria.
- Justicia por Colombia. Madrid.
- Plataforma andaluza por la paz en Colombia.
- Fundación Nicolás Neira.
- Campaña contra la brutalidad policial.
- Suatea-STEC
- UGT-Asturias.
- CSI
- IAP Acció Internacional per la Pau.
- Fundación por la Defensa de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario del Oriente y Centro de Colombia (DHOC)-
- Mundubat.
- Colectivo de refugio Luciano Romero.
- Asamblea Moza d´Asturies
- Soldepaz.Pachakuti
- Amnistía Internacional.
- Director Agencia asturiana de cooperación.
- Concejal portavoz de XSP.
- Confederación estatal CCOO.

No pudieron llegar y enviaron sendas Cartas de apoyo:

- Plataforma Extremeña de Solidaridad con Colombia. (**)
- Asociación de Solidaridad con Colombia Katío (Asoc- Katíos) (***)

Encuentro de fraternidades en Xixón. Primer día.

El primer día del encuentro estatal que reúne colectivos de varios territorios que tienen trabajo de solidaridad con Colombia ha sido intenso, en la formulación de testimonios y diagnósticos, a cargo de la autoridad indígena Aída Quilcué, del abogado Enrique Santiago, del médico de Amnistía Francisco Fez, del doctor en derecho Carlos Alberto Ruíz, y del mensaje enviado por Pablo Beltrán, de la Mesa de diálogos en la Habana, en una mesa moderada por Xana, de la Asamblea Moza d´Asturies.

La Justicia social, los DDHH, la paz... son aspiraciones y no realidades en Colombia, debido al embrutecimiento histórico e histérico de su oligarquía, violenta y promotora de guerras y más guerras.

Han acompañado el director de la Agencia de cooperación, el portavoz de XSP, y colectivos territoriales de Valencia, Cataluña, Palencia, Burgos, Madrid, Andalucía, Cantabria..

Mañana más.. para tratar de dar respuestas de coordinación solidaria.

A modo de ’paisaje’ de la situación colombiana el poema que sigue: del pueblo wayúu, de cuyos territorios usurpados procede el carbón que llega a Gijón para sustituir al asturiano..

Poema de Estercilia Simanca Pushaina, escritora que proviene de la comunidad indígena El Paraíso, del resguardo Caicemapa, al sur de La Guajira, que expresa su sentir a través de este poema.

Los niños Wayuu

Los niños Wayuu se queman con fogones.

Los niños Wayuu no comen lo que quisieran comerse y cuando quisieran.

Los niños Wayuu buscan el agua descendiendo en pozos en cuyas profundidades hay agua verdosa y un sapo viejo.

Los niños Wayuu cargan a sus hermanos menores.

Los niños Wayuu los registran cada cuanto hay brigadas, por eso nacen muchas veces.

Los niños Wayuu van a la escuela por la galletita y el guineo maduro que dan en la jornada única escolar.

Los niños Wayuu son buenos haciendo oficios en las casas de los arijunas.

Los niños Wayuu casi nunca lloran, por eso nunca se sabe cuándo tienen hambre.

Los niños Wayuu no saben que mis personajes siempre serán niños.

Los niños Wayuu no saben que ellos son causas sociales en las ciudades grises y frías.

Los niños Wayuu no saben que son estándares en estadísticas de analfabetismo.

Los niños Wayuu no saben que son imágenes en campañas de seguridad alimentaria.

Los niños Wayuu no saben que fueron y son tendencia.

Los niños Wayuu no saben que son niños fantasmas que reciben la alimentación adecuada.

Los niños Wayuu ya no nacen los 31 de diciembre.

Los niños Wayuu ahora escriben con las palabras que aprendieron en su breve paso por la educación contratada: ’Mi ermano nacio oi 7 de setiembre, llovía y se yamara Rapayet’

Los niños Wayuu no quieren que sus hermanas se vayan con ese señor tan viejo que se parece al sapo de la cacimba.

Las niñas tampoco quieren irse.

Los niños Wayuu no saben que hay organizaciones peleando por sus derechos.

Los niños Wayuu no saben de Cortes Interamericanas de derechos humanos.

Los niños Wayuu no saben de derechos humanos.

Los niños Wayuu no saben dar gracias.

Los niños Wayuu no saben que ellos son ’Nuestros niños Wayuu’ porque nunca se han sentido propiedad de nadie.

Los niños Wayuu no saben que aparecen en fotografías y los ven en Madagascar, Singapur y en las frías montañas de Alberta mientras un abuelo blanco hace de caballo y pasea a su nieto Wayuu.

Los niños Wayuu no saben que otros niños Wayuu, han nacido en muchas partes.

Los niños Wayuu no saben que el agua es un derecho fundamental.

Los niños Wayuu no saben porque los políticos en Ayotzinapa llevan mercado a sus familias en campaña.

Los niños Wayuu no saben que es una campaña.

Los niños Wayuu no saben que le compran la conciencia a sus padres con frijol, maíz y panela.

Los niños Wayuu no saben que la gasolina explota.

Los niños Wayuu no saben que el tren genera progreso.

Los niños Wayuu no conocen el progreso aunque les pase cerca y devore sus ovejas.

Los niños Wayuu no saben que un judío murió injustamente porque Poncio Pilato se lavó las manos.

Los niños Wayuu no se lavan las manos.

Los niños Wayuu no saben que ese judío era el cordero de Dios que quita los pecados del mundo.

Los niños Wayuu no saben que a ese judío le pusieron cordero para disimular que perdieron el juicio contra Barrabás.

Los niños Wayuu no saben que Barrabás sólo fue una excusa para crucificar a otro.

Los niños Wayuu no saben que generan honorarios y que los están cobrando.

Hay muchas cosas que los niños Wayuu ignoran.

Por eso sonríen.

A las puertas del ATENEO:

https://www.facebook.com/AMAsturies/videos/303345523599410/?t=2

Que la muerte no me sea indiferente..

María Caicedo, de cuyo secuestro violento se daba cuenta el miércoles en el Consejo de Cooperación de Gijón, ha vuelto a estar presente esta mañana delante del Ateneo de la Calzada.

Esta vez fue denunciado su asesinato a manos de sicarios en el Cauca, Colombia.

A la puerta del Ateneo han salido, en un resquicio de la lluvia de otoño, las personas y colectivos que estos dos días desarrollan un encuentro estatal, un intento de fortalecer SOLidaridades con comunidades colombianas.

Que han constatado el exterminio social que padecen defensoras y defensores de derechos elementales en Colombia: colectivos que intentan “inventar” acciones solidarias que visibilicen, pero sobretodo anulen y pongan freno al embrutecimiento de las violentas élites que tienen todo el poder en los últimos 200 años, y que incumplen todos los pactos, todos los acuerdos, con las comunidades, con los sindicatos, con la propia ONU sobre la paz pactada para el país.

Un encuentro en que se aspira a que se hagan innecesarios programas de protección como el existente en Asturias desde 2001, con 114 personas acogidas, por que dejen de perseguir a muerte a los activistas sociales de diversa procedencia.

Se ha felicitado, en La calle, a quienes han llegado de diferentes geografías de nuestro país, colectivos y personas que se hacen eco de las demandas elementales del Derecho a la Vida, de comunidades, de organizaciones, como el papá de Nicolás Neira, quien a los 15 años fue asesinado a golpes por la policía un primero de mayo, o el hermano de Carlos Pedraza, secuestrado y asesinado por paramilitares, o Amparo y Luz Mery, a quienes el ejército asesinó a tres hermanos y expulsó a toda la familia de su finca.. por mencionar un patrón repetitivo en el exterminio social que el nuevo presidente Duque ha incentivado desde su llegada al gobierno el pasado 7 de agosto..

que la muerte no nos sea indiferente..
……
Que el dolor no me sea indiferente
Que la reseca muerte no me encuentre
Vacía y sola sin haber hecho lo suficiente
…..
Que lo injusto no me sea indiferente
Que no me abofeteen la otra mejilla
Después que una garra me arañó esta suerte
…..
Que la guerra no me sea indiferente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente
…..
Que el engaño no me sea indiferente
Si un traidor puede más que unos cuantos
Que esos cuantos no lo olviden fácilmente
……
Que el futuro no me sea indiferente
Desahuciado está el que tiene que marchar
A vivir una cultura diferente
…….
Que la guerra no me sea indiferente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente
Es un monstruo grande y pisa fuerte
Toda la pobre inocencia de la gente

 Declaración de La Calzada

Encuentro estatal por la justicia social, la paz y los Derechos Humanos.

Desde Xixón declaramos que Colombia quiere y merece conquistar la paz con justicia social y que seguiremos acompañando esos anhelos por encima del cerco mediático que oculta la realidad de los derechos humanos en Colombia y de los sabotajes desde Estados Unidos y de las élites colombianas contra los Acuerdos de Paz firmados con las FARC, mismos sectores que por estos días condicionan de manera unilateral la continuidad de la Mesa de Diálogo con el ELN para mantener un conflicto interno a la medida de los planes imperiales de guerra desde Colombia contra Venezuela.

Hemos venido de diversos territorios del estado español hasta Asturies para continuar los esfuerzos de Extremadura y Madrid con el propósito de coordinar voluntades y esfuerzos que ayuden a la superación del conflicto armado interno de Colombia.

De manera enfática exigimos del gobierno colombiano que otorgue las garantías para que ser dirigente social no cueste la vida. La proliferación de amenazas de muerte y el asesinato de más de 380 personas defensoras de los Derechos Humanos en los últimos 30 meses confieren a esos ataques el carácter de sistemáticos e impunes, mientras se habla hipócritamente de posconflicto con las FARC. Muchos de estos asesinatos se dan en zonas de interés minero-energético para las multinacionales y en regiones de agronegocios.

Coincidimos en exigir del gobierno colombiano que supere el esquema de paz gratis basada en desarme – desmovilización – reinserción, y que dé cumplimiento a los Acuerdos suscritos con las FARC, de manera especial a los que apuntan a resolver problemas estructurales que generan conflicto, como la inequitativa concentración de la propiedad de las tierras.

Denunciamos la violencia paramilitar constante que sufren las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes en muchas regiones, con el objeto de despojarlas de su territorio en beneficio de las empresas agroindustriales, minero-energéticas o del narcotráfico.

Rechazamos los montajes judiciales de la fiscalía colombiana cumpliendo consignas del gobierno estadounidense para extraditar a dirigentes del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común como Jesús Santrich, desconociendo la Jurisdicción Especial para la Paz.

Nos pronunciamos por la continuidad de la Mesa de diálogos con el ELN en La Habana retomando la agenda pactada el 30 de marzo del 2016 en Caracas, y llamamos a las partes a pactar un segundo cese bilateral del fuego y de las hostilidades similar al que terminó en enero de este año. Pedimos la apertura de una mesa de diálogo con el EPL.

Rechazamos la continuación de la guerra química contra medio millón de personas que sobreviven de los cultivos de uso ilícito y la reactivación de las fumigaciones aéreas con glifosato sin que el gobierno impulse alternativas de producción agropecuaria para sustituirlos.

Nos preocupa el cierre de los espacios de Consulta Popular a la ciudadanía ante los proyectos minero-energéticos de las multinacionales que amenazan con acelerar la destrucción medioambiental y el tejido social en los territorios, dejando como único camino para las víctimas del extractivismo la movilización con las posibilidades ciertas de ser apresado o asesinada.

La eliminación de la Consulta Popular para beneficiar a las multinacionales, eliminación de la acción de tutela creada para proteger derechos fundamentales, la creciente presencia paramilitar en los territorios, el exterminio impune de opositores sociales y políticos, la criminalización de la protesta social y un presupuesto nacional centrado en la continuidad de la guerra, de manera previsible harán subir el conflicto social en defensa del territorio, de la vida y de los derechos fundamentales, convocatorias que merecen ser acompañadas desde aquí.

De manera especial saludamos la movilización estudiantil por el fortalecimiento de la educación pública, las acciones de los pueblos indígenas, afros y campesinos en defensa de la vida, el territorio, la soberanía alimentaria. Y en lo local, apoyamos al exigencia del exilio colombiano que pide el retorno digno y con garantías.

Así mismo, pedimos al gobierno español que asuma una posición firme en favor de la Paz en Colombia exigiendo al gobierno de Iván Duque el cumplimiento de los acuerdos suscritos con las FARC, avances en los diálogos con el ELN, así como un compromiso real en el desmantelamiento del paramilitarismo, responsable del genocidio contra la dirigencia social colombiana.


(***) A todas las Organizaciones del Encuentro estatal por la Justicia social, los Derechos Humanos y la Paz en Colombia. Gijón 26 y27 de octubre del 2018

Sentimos mucho no poder acompañaros en este Encuentro tan necesario y con un contenido tan ajustado a la situación actual.

La inseguridad en la que viven los defensores de derechos humanos, líderes, lideresas y, en general, la población campesina mestiza, indígena y afrodescendiente de Colombia, motivada por tantos asesinatos, violaciones de derechos humanos, amenazas,... en medio de “un proceso de paz”, nos lleva a hacer con urgencia una fuerte denuncia ante todas las instituciones y países del mundo.

Compartimos la idea, que late en el título y esquema del Encuentro, de la necesidad y exigencia de que haya un cambio significativo de las leyes y estructuras que rigen el país para que la paz sea posible: No puede haber paz sin justicia social, con impunidad y sin protección de la vida de todos los ciudadanos y especialmente de los más abandonados y explotados.

Estamos convencidos y apostamos por la coordinación de todos los colectivos del Estado, sensibles a la situación del pueblo colombiano para poder influir en la política exterior de nuestro país con Colombia.

En nombre de las organizaciones ASOC- Katío y Santo Tomás-Comisión Ética queremos transmitir nuestro apoyo al Encuentro y nuestra disposición a unirnos a las propuestas políticas que se decidan en apoyo al proceso de paz colombiano.

Por nuestra parte, seguiremos manteniendo nuestros compromisos con el pueblo colombiano:

Santo Tomas-Comisión Ética colaborando junto a las víctimas de crímenes de estado en el esclarecimiento de la verdad para que se haga justicia y se repare los daños recibidos. Para ello, algunos de nosotros asistiremos al encuentro entre la Comisión Ética y la Comisión de la Verdad, que tendrá lugar entre 13 y el 22 de noviembre en Colombia.

Asoc-KATIO promoviendo el acompañamiento internacional a las comunidades campesinas retornadas a las tierras de las que fueron desplazadas y que de nuevo se sienten amenazadas por otros grupos armados al servicio de los mismos que ya les habían desplazado. Y todo ello ante la pasividad de la policía y el ejército.

Deseamos a todos un encuentro fraterno y rico en propuestas.

Asoc-KATIO Santo Tomás-Comisión Ética

Madrid, 20 de octubre de 2018.


(**). Desde Extremadura:

Compañeros y compañeras.

Les enviamos un saludo y nuestras más sentidas disculpas por no estar ahí en el encuentro estatal. Motivos familiares nos han dificultado la posibilidad de viajar. Pero queremos manifestar nuestro más profundo agradecimiento a las compañeras y compañeros de los colectivos asturianos por haber motivado y dinamizado el Encuentro.

En Extremadura, nuestra propuesta de Plataforma está en sus inicios. Desde febrero de este año, nuestra tarea ha sido generar espacios de formación y diálogo para definir colectivamente quiénes somos, cómo nos vamos a articular y qué haremos.

En este momento estamos en el reto de consolidarnos como red de trabajo y a su vez, dar pasos más rápidos para responder al trabajo que el contexto colombiano impone.

En estos dos últimos meses, las organizaciones parte de la plataforma hemos estado construyendo la propuesta para un Programa de Acogida Temporal a Defensoras y Defensores. Esta propuesta parte de la experiencia de los programas ya existentes, con las adaptaciones que la realidad de la geografía y el tejido asociativo de Extremadura requiere.

En el año 2019 también estaremos trabajando para lograr que desde Extremadura, miembros de las organizaciones partes de la plataforma y de instituciones políticas, hagan una visita a organizaciones sociales colombianas con el fin de dar impulso a la labor de incidencia que queremos generar.

La formación y el fortalecimiento interno, el acompañamiento a denuncia, la incidencia política, la propuesta del programa de acogida temporal, la participación en una misión a Colombia, y nuestra participación en las iniciativas de articulación a nivel de Estado Español, son nuestras prioridades de trabajo en este momento.

De nuevo pedimos disculpas por no estar ahí, deseamos todo el éxito al Encuentro y manifestamos nuestra disposición a unirnos a las propuestas que surjan durante la jornada.

Un abrazo fraterno.

Plataforma extremeña.