no al negocio armamentista

"POR LA PAZ EN ORIENTE PRÓXIMO, NO A LA VENTA DE ARMAS ESPAÑOLAS A ISRAEL Y ARABIA SAUDÍ, PAÍSES QUE NO RESPETAN EL DERECHO INTERNACIONAL, NI LOS DERECHOS HUMANOS".

Hay decisiones que Matan. Injustificable, inmoral y letal es la decisión de seguir vendiendo armas y material bélico a Arabia Saudí.

Resulta hipócrita desgajar al régimen ultrarreaccionario de Arabia Saudí del conjunto del bloque guerrerista imperialista , sin el cual no se puede entender la destrucción bárbara a que se viene sometiendo a todo Oriente Medio desde hace años (Irak, Libia, Siria, Palestina…) y ahora Yemen.

Ya en 1961 el premio nobel de economía Leontief demostraba que la reducción del gasto militar provocaría una reducción de puestos de trabajo en este sector pero que crearía el doble en otros sectores.

En todos los sectores se generan muchos más puestos de trabajo que en el sector militar. En sanidad o rehabilitación de viviendas se generarían un 50% más puestos de trabajo, pero en educación o en transporte público se generarían más del doble de puestos de trabajo que en el sector militar.

Varias veces lo han demostrado aquí en Asturias los investigadores Pere Ortega y Tica Font: Claro que existen alternativas a la industria militar. Demostradas, fehacientes. En la propia Navantia se había propuesto construir barcos anticontaminación, tras el desastre del Prestige. Pero se optó por los buques de guerra.

Ecologistas en Acción ha mostrado cómo la deconstrucción naval y la energía eólica off shore (fuera de la costa) son dos alternativas necesarias para el mantenimiento y ampliación de la “carga de trabajo” en los astilleros de Cádiz, que harían innecesaria la deriva belicista de construir instrumentos de violación de los derechos básicos de las personas.

Un viejo sindicalista de Navantia ha dicho estos días.. “Recuerdo como si fuera ayer, la lucha que mantuvimos los tres astilleros de la Bahía para no reparar el Buque Escuela de la marina de Chile, el Esmeralda, porque había servido de centro de detención, tortura y asesinato de demócratas en el golpe de estado del general Pinochet. Todos los trabajadores de los tres centros votaron en diversas asambleas por abrumadora mayoría que aquel buque, construido en Astilleros de Cádiz no se podía reparar aquí. Tuvo que ser remolcado a Portugal. Los trabajadores preferimos perder el salario de varios días antes que olvidar los valores democráticos y de solidaridad con el pueblo Chileno".

Y sigue diciendo el veterano activista de CCOO de Cádiz… "Arabia es un país que está masacrando a otro país, Yemen, sin ningún tipo de escrúpulos, bombardeando hospitales, colegios, entierros, bodas y todo lugar donde se puedan acumular personas civiles, hombres, mujeres, ancianos, niños… Lo último conocido ha sido la destrucción de un autobús repleto de escolares que fueron masacrados sin compasión. Yemen está sometida a un boicot que hace que no puedan llegar al país ni alimentos ni medicinas imprescindibles. Arabia es además un país protector de terroristas musulmanes que siembran el terror en el mundo. Para más inri es un país aliado de Israel y de EE.UU.”

Sí, vender armas a reinos como Arabia Saudí es colaborar con la más espantosa violación de los derechos humanos, fomentar la cultura de la violencia y de la guerra.

Mientras el Presidente Trump casi no nos deja dormir en paz, nos hemos sorprendido por la respuesta de nuestro gobierno al chantaje ejercido: el saber que existen bombas que son capaces de seleccionar a los yemeníes para que no sean “víctimas colaterales” ha sido todo un descubrimiento ..

La industria de la armas es contraria a la civilización y a las aspiraciones evolutivas de la humanidad.

Los despilfarradores planes militares de la UE y de la OTAN no solo provocan directamente una degradación de los Derechos Humanos en todo el Mediterráneo, sino que aumentan la deuda estatal que ya sufre con mucha severidad los efectos de la multimillonaria deuda de los PEAs (programas de inversión en armamentos) : los gastos de Defensa son una fúnebre losa sobre las necesidades más perentorias de la sociedad española.

Seguimos viendo el espectáculo de cómo se humilla, un día sí y otro también, a los trabajadores españoles de las bases norteamericanas de Rota y Morón con despidos o con determinadas aplicaciones del convenio colectivo más que duras. Además se ve un rosario de submarinos nucleares transitando, a veces averiados, por la base de Gibraltar. Estas tres bases deben ser desmanteladas porque son como un avispero de ponzoña para la Paz, la Seguridad y la Solidaridad Internacional en el Mediterráneo.

Debe rechazarse todo el programa de colaboración bélica con el gobierno autocrático saudí, que contempla la creación de una compañía conjunta, Industrias Militares de Arabia Saudí, la remodelación del puerto de Yeda, el mantenimiento de los buques y la instrucción de los marinos saudíes en San Fernando, y se une a la constante venta de piezas de artillería, municiones y bombas por parte del Gobierno a Arabia Saudí.

15mil víctimas civiles, 2.400 neñas y neños muertos desde que comenzó la guerra contra los yemeníes, nos interpelan. 22,2 millones de personas (el 83% de su población) necesitadas de ayuda humanitaria para subsistir y más de un millón de presuntos casos de cólera. La guerra de Yemen (promovida por EEUU y Arabia Saudí) representa la mayor crisis humanitaria que se vive en el mundo. Y tenemos la obligación de pararla.

El movimiento feminista vasco ha tomado varias veces posición en el puerto de Bilbao para denunciar los barcos que cada mes parten con armamento para Arabia Saudí para matar población atrapada, indefensa, vulnerable. La campaña Armas bajo Control también documenta y rechaza estos crímenes contra la humanidad.

Nosotras también.

SOLdePaz.Pachakuti.


El gobierno del Estado español debe suspender el comercio de armas con Israel y Arabia Saudí

Desde diversos colectivos sociales, sindicatos y partidos exigimos el cese de todo comercio armamentístico con Israel y Arabia Saudí, Estados que comete graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario y de Derechos Humanos.
La intensificación de las violaciones —incluidos posibles crímenes de guerra— que han desencadenado una crisis humanitaria en el contexto del conflicto armado de Yemen sólo empeorará a menos que todos los Estados impongan inmediatamente un embargo total a las transferencias de armas que podrían emplear cualquiera de las partes contendientes, ha advertido hoy Amnistía Internacional con motivo de una reunión sobre el Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) en Ginebra.

Entre los Estados que siguen suministrando armas a Arabia Saudí y a los socios de su coalición para su uso en Yemen hay Estados Partes y signatarios del TCA, en violación manifiesta del Tratado, y concretamente de sus disposiciones en materia de derechos humanos. También se han desviado armas que han acabado en manos de las fuerzas huzíes y de otros grupos armados que luchan en Yemen. El mundo no sólo ha vuelto la espalda a la población de Yemen, sino que muchos Estados contribuyen a su sufrimiento al suministrar las armas y bombas que se están empleando para matar y herir ilegítimamente a la población civil y destruir hogares e infraestructura. Esto ha causado una catástrofe humanitaria

La necesidad de un embargo de armas:

Instamos al Estado español a que garantice que no se suministra a ninguna parte del conflicto de Yemen —ni directa ni indirectamente— armas, municiones, equipos militares o tecnología que se usaría en el conflicto hasta que pongan fin a estas graves violaciones. Esto se aplica también al apoyo logístico y económico a estas transferencias.

Los combates en Yemen han desembocado en un catálogo de horrores para la población civil, la guerra, el hambre y el cólera se ceban en los yemenís, que semana tras semana suman muertos sin que la comunidad internacional se inmute. Las partes contendientes son culpables directas de la vulneración flagrante del derecho internacional humanitario y de no adoptar las medidas adecuadas para proteger a la población civil y sus derechos humanos.

Hoy exigimos a gobierno, poderes del Estado y oposición a que:

- Se suspendan inmediata e indefinidamente los contratos y proyectos de contrato de transferencias de armas y otras operaciones y ayudas militares y de inteligencia a Arabia Saudí y sus aliados de la coalición, por la sospecha fundada de que estas están siendo utilizadas y lo seguirán siendo para cometer violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario en Yemen y por la certeza probada de que Arabia Saudí es un estado donde se violan diariamente los derechos humanos;

- Se derogue en consonancia inmediatamente el vergonzante Acuerdo sobre protección mutua de información clasificada en el ámbito de la defensa suscrito el pasado 6 de septiembre con Arabia Saudí para operar la exportación de armamento de Estado a Estado manera opaca a la fiscalización ciudadana;

- Se pongan inmediatamente en marcha toda los medios diplomáticos del Estado para poner fin al conflicto en Yemen, promoviendo y liderando la creación de una mesa de negociación entre todos los actores involucrados que siente las bases para un proceso de paz y reconciliación nacional justo y duradero;

- Se impulse inmediatamente una investigación independiente para documentar los posibles casos de uso de armamento fabricado en España, en la UE y exportado a Arabia Saudí o sus aliados, habiendo sido utilizado en el transcurso de la intervención militar en Yemen para llevar a cabo ataques que hayan supuesto violaciones de los derechos humanos o crímenes de guerra;

- Se impulse de manera urgente y decidida la implementación inmediata de un Plan de Reconversión Industrial que ofrezca alternativas de empleo dignas y no vinculadas a la exportación de material de uso militar a los trabajadores y trabajadoras de la empresa pública Navantia; y para ello, prever de manera transitoria la provisión de rentas y ayudas de diverso tipo financiadas con fondos públicos estatales y europeos de manera a garantizar el sustento de los trabajadores y las trabajadoras y de sus familias durante el tiempo que durase la transición hacia una producción de bienes y servicios libres de uso militar.

Detengamos las exportaciones de armas españolas a Israel

En el caso de Israel el gobierno español, como ha manifestado en varias ocasiones, quiere contribuir al alcance de una paz justa y sostenible en Palestina, es necesario que ponga los medios para ello, y que adopte medidas que rompan la espiral de violencia armada institucional que desestabiliza la región, arranca la vida a miles de víctimas inocentes e indigna a millones de personas alrededor del mundo, como se ha evidenciado este verano en las calles de más de cuarenta ciudades del estado. La suspensión indefinida de las transacciones de armas con Israel es el comienzo de este camino Un embargo en la venta de armas a Israel, paralizando la participación en el programa Europeo Lawtrain y en cualquier otro acuerdo de cooperación sobre seguridad. Además, exigimos solicite la suspensión del Acuerdo de Asociación UE-Israel, dado que los ataques israelíes contra Gaza van en contra de las disposiciones del Acuerdo, en particular las relativas a la cláusula de derechos humanos

Como se ha venido demostrando a lo largo de las últimas décadas, la estrategia colonial israelí consiste en anexionar ilegalmente el territorio palestino sin hacerse responsable de la población autóctona palestina que lo habita. Ante las continuas expropiaciones y confiscaciones de tierras árabes y palestinas por el estado israelí y sus esfuerzos por deshacerse de la población palestina, empobrecerla y arrojarla a la caridad internacional, es necesario y urgente que los gobiernos de la Comunidad Internacional velen por la defensa del derecho internacional. Deben asumir sus responsabilidades como estados partes de las Convenciones de Ginebra y suspender toda clase de acuerdos que beneficien estas políticas israelíes, que lejos de ser coyunturales, forman parte de un ideario colonial fundamentalista y supremacista, compartido por la mayor parte del espectro político israelí.

En julio y agosto 2014, Israel ha asesinado a más de 2.100 personas palestinas en la asediada Franja de Gaza. De estas víctimas, más de 500 eran niños y niñas, y la gran mayoría murieron sepultados bajo los escombros de sus casas. Hay más de 10 mil personas heridas con gravedad. Más de 108.000 personas han perdido su casa. Escuelas, hospitales y lugares de culto han sido demolidos. Israel ha demostrado una vez más cómo experimenta las armas que fabrica contra población civil palestina, y que el material de uso militar que importa de otros países, incluyendo el nuestro, es usado para cometer crímenes de guerra. El código de conducta de la UE impide el intercambio de armas con estados como Israel q violan el derecho internacional y los DDHH ocupa militarmente a Palestina

¡¡DETENGAMOS LAS EXPORTACIONES DE ARMAS ESPAÑOLAS!!

NO AL ESTADO DE GUERRA

NO CON MI VOTO, NI MI TRABAJO, NI MI HAMBRE, NI MIS IMPUESTOS

NO A LAS GUERRAS