Folixa pola Paz Sí, festival militar aéreo NON

manifiesto festival aéreo 2018

La guerra nun ye una folixa

Un año más vuelven, como el turrón en Navidad, los aviones militares a sobrevolar la bahía de Gijón. Solo que el turrón nos endulza los recuerdos, y los aviones, por el contrario, nos traen a la memoria guerras, ataques aéreos, masacres, exilio… Y por eso un año más la Coordinadora Asturiana de ONGD, el Conseyu de la Mocedá de Xixón y Acción en Red desenmascaramos esta propuesta lúdica del ayuntamiento de Gijón que no es otra cosa que propaganda del ejército. Se trata de un festival militar .Y las palabras “festival” y “militar” nunca deberían ir juntas. La guerra nun ye una folixa.

No estamos solos

Frente a este espectáculo belicista y todo lo que representa, el Consejo Municipal de cooperación y solidaridad de Gijón ya se ha pronunciado, considerando que la guerra no es, y no ha de ser jamás, una atracción turística. También Güeligaites, colectivo de mayores por la libertad y los derechos sociales, se posiciona por la Cultura de Paz, sin cazabombarderos en nuestros cielos. Todos estos colectivos hemos acompañado y apoyado el reciente desembarco de la Flotilla de la Libertad en el puerto de Gijón, integrada por barcos que navegaban rumbo a Gaza llevando ayuda humanitaria, muchas esperanzas y sobre todo, la lucha pacífica contra la opresión, la injusticia y el bloqueo ilegal de la franja de Gaza. Por ello nos indigna y nos duele comprobar que los dos F18 anunciados para la próxima edición del festival miliar aéreo exhiben tecnología militar de Israel, la misma que se usa en la colonización ilegal de Palestina, las mismas herramientas de muerte que hacen rico a Israel y destruyen Gaza de forma inmisericorde, mientras crecen el apartheid y la limpieza étnica. Por ello, decimos también, menos aviones de guerra, más flotillas por la libertad.

Por eso manifestamos, alto y claro, mucho más alto que el vuelo de los cazas, nuestro deseo de contemplar un cielo sin aparatos de destrucción.

Porque queremos un Gijón acogedor, solidario y pacifista. No es coherente que una ciudad que se dice abierta, que manifiesta su preocupación por la solidaridad, la paz, el medio ambiente y la interculturalidad, albergue este tipo de actos.
Porque reivindicamos un gobierno que invierta en gastos sociales, y no en gastos militares. El Ministerio de Defensa en España gasta en 2018 un 30% más de lo presupuestado en el año 2017.
Porque es vergonzoso que en un país con una elevadísima precariedad laboral se continúe incrementando la aportación a los gastos militares y despilfarrando cantidades ingentes del dinero público en festivales de exhibición militar.
Porque no nos gusta la hipocresía. Las exhibiciones militares muestran la belleza de las acrobacias aéreas, pero no nos dicen que tras estas destrezas técnicas hay disparos reales de bombas y misiles en otros países con dramáticas consecuencias, vidas destrozadas, miseria, búsqueda de refugio….en los últimos 10 años, el 80% de las víctimas de las guerras se registran entre la población civil.

Porque 69 millones de personas se vieron forzadas a abandonar sus hogares en todo el mundo, según ACNUR, como consecuencia de las guerras.

Porque con lo que cuesta un solo caza Eurofighter podríamos pagar a 4.500 docentes durante un año.

Por todo esto…
Festival Aéreo Militar, No en Xixón. Gastos militares, para pensiones, escuelas y hospitales. Porque la guerra nun ye una folixa.