Embajada de Marruecos

Represión en el RIF. CARTA al Sr Embajador en Madrid. C/ Serrano 179.

Señor Embajador.

Desde SOLdePaz.Pachakuti nos dirigimos a Ud. Para expresar nuestra honda preocupación ante el deterioro de los derechos humanos en Marruecos durante los años 2017 y 2018.

Según los informes de organizaciones de DDHH y de organizaciones políticas Marruecos vivió y sigue viviendo movilizaciones populares justas y legítimas, con reivindicaciones de naturaleza económica, social y cultural, especialmente tras la muerte trágica de los ciudadanos Moshin Fikri en Alhucemas y de los hermanos Hosin y Jawad Adiwi en la ciudad minera de Jrada.

Los ciudadanos salieron a la calle con demandas sencillas y legítimas: empleo, salud, educación y desarrollo regional de las zonas marginadas.

Frente a la contestación popular, el gobierno –en lugar de abrir un diálogo serio y responsable con los representantes de la movilización popular- ha actuado de manera brutalmente represiva: muerte del ciudadano Imad Itabi por gases lacrimógenos en Alhucemas, discapacidad permanente del joven Abdel Mola Ziikar en la ciudad de Jrada y otras agresiones.

Señalamos también la conculcación de las libertades de la ciudadanía y su derecho de manifestación pacífica mediante una campaña de detenciones, más de 500, de las cuales 200 fueron juzgados en Alhucemas y otros 54 fueron transferidos a Rabat y Casablanca para ser juzgados allí con graves cargos: separatismo, atentado a la seguridad interna, recibir fondos extranjeros.. Después de una huelga de hambre, los 49 detenidos en la prisión de Ain Sbaa, debido a la ausencia de condiciones para un juicio justo y las violaciones de derechos cometidas a lo largo del proceso, decidieron el 11 de junio retirarse de la sesión y boicotear el juicio.

En la ciudad minera de Jrada, que vive una atmósfera de terror e intimidación como resultado de la militarización de la ciudad, han sido detenidos, los pasados días 13 y 17 de mayo, 23 personas que están siendo juzgadas ahora en la ciudad de Oudja, añadiéndose a los detenidos y juzgados en marzo pasado: Amin Lamkallach (18 meses), Aziz Bodchich (12 meses), Mustafá Adinin (10 meses), Tarik Amri (6 meses). Asimismo en las ciudades de Zagora y Otat Al Haj están siendo juzgados muchos participantes en las movilizaciones populares de esas ciudades.

Por todo ello declaramos:

Nuestra más enérgica condena a los métodos empleados en estos años que incluyen el empleo de armas de fuego .

Nuestra completa solidaridad con el pueblo marroquí en su lucha por conseguir el logro de peticiones legítimas y justas.

Exigimos:

El respeto de los derechos y libertades individuales y colectivas

El respeto de las obligaciones derivadas de las normas internacionales sobre DDHH

La liberación de todos los presos políticos, incluidos los presos de las movilizaciones populares de Alhucemas y Jrada.

Que se abra un diálogo serio y responsable con los representantes de la movilización popular

SOLdePaz.Pachakuti. julio 2018