24 de marzo. genocidios

24 de marzo. Una (otra) acción solidaria en Xixón.

— Tiempo de aires fuertes y lluvias; tiempo de mar brava; tiempo de refugiarse y protegerse en la casa.. ¿qué sentirán esos millones de personas que arriesgan y pierden sus vidas en aguas tan turbulentas, y en acciones contra su integridad que realizan barcos y funcionarios obedeciendo órdenes de represión dictadas desde secos y calientes despachos burocráticos?

— Un 24 de marzo asesinaban a Monseñor Romero, en 1980. Ahora su iglesia le ha beatificado, y en poco tiempo parece que será “santo”. Sus asesinos quisieron castigar en el obispo de San Salvador su compromiso con los pobres, y las denuncias directas contra el militarismo. La extrema derecha organizada para defender los privilegios de los ricos, no solamente cometió este crimen, no solamente asesinó a otras monjas y curas no sumisos, sino que alimentó una guerra cruel y el exterminio de cientos de miles de personas en el pulgarcito de América.

—Hoy, un 24 de marzo, nuevas Marchas se verán en muchos lugares de Argentina, para re-memorar el Golpe militar de 1976 y solidarizarse con las víctimas. Entre ellas las 30mil que los militares golpistas hicieron desaparecer, y por cuya Aparición con Vida, dieron la suya o se transformaron en MADRES Comunitarias las del pañuelo blanco, las Queridas Madres de la Plaza.

— Hoy 24 de marzo el barco de la ONG española Proactiva Open Arms, que se dedica a salvar cada día decenas de vidas en el Mar Mediterráneo de personas que intentan llegar a Europa escapando de los efectos de la colonización y las guerras en África, permanece detenido en Italia, y por ello nos hemos visto las caras, nos hemos encontrado en la Plaza Mayor de Xixón para denunciar esta ignominia, similar a la que padece gente como Helena Maleno: El secuestro judicial del barco de Proactiva Open Arms es sólo la última de una serie de medidas que han expulsado a casi todas las organizaciones de rescate en la ruta más mortífera para las personas migrantes y refugiadas.

Otra vergUEnza europea. En total son 15.380 las vidas que el Mare Mortum ha engullido en cuatro años, a las que se suman 495 en lo que va de 2018, según el recuento de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), agencia de las Naciones Unidas.

El relator de la ONU ha querido centrar este año su informe en la difícil situación que atraviesan estos activistas. Por un lado, se enfrentan a problemas derivados de las agresiones y amenazas que sufren en general todos los defensores de derechos humanos. Pero el Relator Forst atribuye también estos problemas a aspectos preocupantes como el giro del discurso público de los Gobiernos que presentan la inmigración como un problema de seguridad para justificar políticas migratorias más estrictas.

"Las dificultades a las que se enfrentan los defensores no pueden disociarse de aquellas que afrontan las personas cuyos derechos defienden", y "del mismo modo que las personas migrantes se enfrentan muchas veces a políticas destinadas a crear un entorno hostil", también los defensores que se solidarizan con ellos "hacen frente a un creciente número de restricciones y controles".

Los migrantes, sigue diciendo el Relator de la ONU, "frecuentemente, se ven obligados a confrontar los riesgos de atravesar zonas fronterizas militarizadas o navegar por mares peligrosos" y quienes tratan de ayudarles mientras lo hacen se enfrentan también a riesgos. "Algunos defensores han sido acusados de contrabando de personas cuando trataban de rescatar a refugiados en alta mar, o han visto limitada su capacidad de acción por la imposición de un creciente número de restricciones reglamentarias".

— Hoy 24 de marzo se cumple una semana del regreso de Colombia de integrantes de la XIV delegación asturiana de verificación a los DDHH: entre sus observaciones, las personas Desaparecidas en el marco de la guerra, más de 80mil. Y el sistemático exterminio actual de líderes sociales por la guerra sucia con herramienta paramilitar que el gobierno Santos se niega a desmantelar y las Dos Misiones de la ONU únicamente monitorean, sin autoridad para intervenir en detener el genocidio social-comunitario.

Mediterráneo, Colombia, El Salvador, Argentina, Siria, Oriente Medio, Africa.. y cientos de miles de víctimas del colonialismo y el despojo, hace 100, 38, 42 años, o en el presente; y la misma perseverancia solidaria para exigir a los asesinos que dejen de matar y a sus empresas de desinformación que dejen de justificar o esconder esos crímenes contra la humanidad.

El relator especial de la ONU para la situación de los defensores de los Derechos Humanos, Michel Forst, ha vuelto a insistir en la necesidad de que los Estados protejan de forma prioritaria a los que ayudan a personas "en movimiento" y en su último informe presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU hizo referencia al caso de Helena Maleno, señalando que este tipo de procedimientos judiciales (que la policía española entregó a la policía de Marruecos) contra activistas tiene un "efecto disuasorio". "Hace que las personas y organizaciones de la sociedad civil sean más reacias a apoyar y a ayudar a los inmigrantes".

Pero…¿las personas y organizaciones nos dejaremos amedrentar por esos poderes cómplices del genocidio migratorio?