El Cerrejón quiebra el sueño del pueblo wayúu

Parece que los pobladores wayúu de la Guajira, a ambos lados de la frontera colombo-venezolana, en vez de saludarse con un "cómo estás", se dicen al encontrarse "qué soñaste", siendo el sueño un valor cultural y espiritual de este pueblo. Pero para soñar hace falta dormir. Y para dormir sería necesario que las enormes explosiones de la minera extranjera, que las vibraciones y ruidos del tren carbonero día y noche, que las operaciones y movimientos ruidosos de maquinarias... no se dieran en territorios de comunidades wayúu a donde han llegado las transnacionales mineras sin pedir permiso, sin Consulta previa.

No nos dejan soñar bien.

Eso dicen las autoridades wayúu a la 14 delegación astur en su local de la Aaciwasug, en Barrancas-Guajira, el pueblito donde nació la mamá de Gabo, que tiene una exposición en su Casa de Cultura.

Amplia audiencia de autoridades tradicionales, de comunidades afectadas por la minera y entrega de abundante documentación de las vulneraciones cometidas por la multinacional que presume en su propaganda de una RSC que los indígenas no ven por ningún lado.

Pobreza y miseria dicen que ha traído la Corporación minera que ha logrado expulsar a varias comunidades de sus territorios, ha desviado el arroyo Bruno, pero se ha encontrado con una oposición férrea al desvío del río Ranchería, fuente principal de agua en este desierto guajiro, siendo el agua y su apropiación indebida por millones de hectolitros una de las más graves consecuencias de la explotación, con resultado alimenticio perjudicial para los cultivos de los campesinos wayúu.

Señalan las autoridades indígenas que de los 16mil empleos del Cerrejón, un porcentaje insignificante recae en indígenas de las comunidades afectadas, prefiriendo la minera traer mano de obra de fuera.
Enfermedades, confinamiento, sentencias jurídicas que no son cumplidas, viviendas rajadas, desconocimiento de los Derechos indígenas, contaminación del aire, del agua, de los campos...y compra de políticos, son algunas de las graves afectaciones que se le adjudican al Cerrejón, que con su inmenso poder incluso atemoriza y coacciona a audiencias como esta, generando zozobra entre los asistentes.

Dos mujeres dirigentes, y el cabildo de Provincial, habrían recibido amenazas, que se interpretan por la oposición de esta comunidad a la expansión de la minera en su territorio, trasladada por este Resguardo como denuncia, ante el Congreso de la República, Corte Constitucional, juzgados y otras entidades.

En su documento la Aaciguasug concluye ..."Alertamos y pedimos a todas las autoridades del estado colombiano y a los organismos internacionales adoptar todas las medidas que sean necesarias para la preservación de nuestra Madre Tierra que hoy está siendo afectada de manera indiscriminada y sin ningún tipo de control que evite el aceleramiento del calentamiento global, que hoy es otra amenaza para nuestra Madre Tierra, pues con este fenómeno se han perdido varias fuentes hídricas que alimentaban nuestra biodiversidad".

Autonomía, Territorio, Cultura y Desarrollo Propio.