Alcuentru de muyeres. El sábado por la tarde..

..comenzaba con la proyección de documental sobre la construcción de la paz en Colombia, continuaba con la tercera de las mesas, y se cerraba con brillantez, ritmo y muchas risas con la actuación musical del dúo la Txusma.

En la Mesa Redonda: Mujeres en pie de paz – feminizando procesos y acuerdos , que presentó y moderó la periodista Patricia Simón… estaba prevista la presencia de Manuela Marín, una de las mujeres que ha tenido protagonismo en las conversaciones y negociaciones de La Habana para la paz en Colombia. Pero no pudo llegar: el gobierno colombiano impidió su salida. Y a cambio Manuela envió un saludo filmado en el que denuncia esa situación.

Manuela Marín es el nombre de combate de Olga Marcela Rico Sosa. Ella es una de las artífices de la conformación de elementos antipatriarcales en el seno de la antigua guerrilla fariana ahora convertida en partido “del Común”, que hace referencia a un movimiento masivo de desobediencia civil contra la corona española en 1781 (misma época de la rebelión de Tupac Katari en Bolivia), con otra Manuela, Beltrán, como protagonista comunera.

En el video Manuela señala este nuevo incumplimiento de lo pactado, por parte del gobierno, al impedir su presencia en Asturias, y asegura que siguen haciendo todas las gestiones políticas para que el gobierno del Sr Santos deje de colocar todas las zancadillas para conseguir la paz verdadera.

De forma improvisada su ausencia fue paliada con las intervenciones de la propia Patricia Simón, que acaba de regresar de otro viaje de trabajo periodístico por Colombia y se mostró asombrada por el clima de violencia que prepondera por muchas regiones, con más guerra, más violencia contra las comunidades pese a la firma de la paz , solamente que hay un actor menos, con Mirian Anes, Trabajadora Social, que esta misma semana había llegado de dos meses de estancia, acompañamiento , investigación e inmersión en la realidad colombiana en colaboración con la federación de estudiantes universitarios en un programa de Voluntariado de Paz, y por Lucía Rodríguez, que había estado un año acompañando a organizaciones campesinas en un programa de protección que organiza IAP. http://www.actionpeace.org/territorio-la-vida-digna-la-paz-no-caiga-olvido/

De igual manera el colectivo de refugio entregaba un pasquín (La ausencia de guerra ¿es paz?) a la asistencia con valoraciones sobre la “paz precaria”, de manera similar a lo explicitado por ese colectivo el día anterior en el Parlamento navarro. http://www.parlamentodenavarra.es/es/noticias/%E2%80%98la-paz-precaria%E2%80%99-dibuja-en-el-parlamento-de-navarra-una-colombia-con-grandes-dificultades

Irene Barrientos del comité de unidad campesina de Guatemala volvió a posicionar las construcciones colectivas, identitarias, indígenas en su país Iximulew (Guatemala en maya), recordando los 4 despojos históricos sufridos por los pueblos originarios , el primero comenzó con la llegada de los españoles y su saqueo de la tierra, el segundo corresponde al despojo de tierras a los pueblos y la imposición de trabajo forzados por las grandes plantaciones en el siglo XIX y XX., el tercer despojo se produjo por el daño del conflicto armado interno que padecieron por más de treinta años a finales del siglo XX, el cuarto despojo, el actual, el extractivismo, los megaproyectos, que generan represión, conflicto, cárcel para los activistas del CUC, procesos judiciales para tratar de sacarlos libres, todo por seguir defendiendo el territorio ancestral, la naturaleza , la Madre Tierra.

Y por si fuera poco, a las tareas que nunca pueden dejarse de lado de las luchas contra la impunidad, el genocidio del pueblo maya (que Irene conoce y padeció en carne propia con la desaparición forzada de su compañero) que sigue pendiente de enjuiciamiento, se añade la corrupción de los gobiernos, en cuya denuncia se ha conseguido bajar de la presidencia y meter en la cárcel al anterior presidente ex militar genocida, y ahora se denuncia corrupción parecida en el presidente actual, antiguo cómico de la tele que llegó para sustituir a Otto Pérez.

Ángeles Diez, socióloga de la Complutense de Madrid, planteaba la pregunta retórica de si

¿la paz es cosa de mujeres y la guerra cosa de hombres”

para mostrar con argumentos e imágenes que no, que a las mujeres también se las ha metido en terrenos bélicos, y han tenido protagonismo en causas pacíficas y pacifistas, pero también participan y han participado activamente en acciones belicistas, como guerrilleras, como milicianas, como militares, de la misma manera que muchos hombres han liderado movimientos por y para la paz.

Desde el Foro contra la guerra imperialista y contra la OTAN han realizado análisis en torno a las enormes maniobras proyectadas por la OTAN en nuestro país o sobre el bunker proyectado en Torrejón, y han reflexionado sobre la guerra actual, que no lo parece, pero que es planetaria, y cuyas víctimas son en su mayoría no combatientes. Frente a esa Guerra-Mundo ¿qué hacer? ¿construimos la paz o nos adaptamos a la guerra?

Y se plantea una propuesta de construcción de un Frente antiimperialista, con una perspectiva de paz género-raza-clase, en un proceso que debe ser riguroso, participado, comprometido, constituyendo alianzas fuertes con organizaciones diversas de solidaridad de todo el mundo, priorizando aquellas regiones donde el imperialismo tiene proyectadas sus acciones más puramente bélicosas, o acciones de guerra actuales .