Delegación Asturiana de Observación a los DDHH en Honduras

Llega la Delegación en la noche del 30 de julio a San Pedro Sula, procedente de Asturias-Madrid-Costa Rica.

La primera noticia es la fuerte represión de ese día, contra los manifestantes. Se duda si un maestro herido ha fallecido o no.
Más de 80 detenidos. Aun sin hacer el recuento de heridos.

Amanece el 31 de julio en la plaza central de San Pedro: Alcaldía, Catedral, Mac Donals, algunos bancos..son símbolos en la Plaza de los poderes.

La Alcaldía, con numerosas pintadas anti-golpe, se encuentra tomada por los trabajadores municipales, que rechazan el que se haya destituido al Alcalde electo, y se haya nombrado por parte de los golpistas a otro. Aseguran eufóricos, que nunca se la permitido entrar a tomar posesión, y que se ha dado un plazo para restituir a las autoridades elegidas.

Pero hoy, viernes 31 a las 7 y media de la mañana, están reticentes a que pueda llegar mucha gente de apoyo, ya que la represión de ayer hace temer represalias.

Un parlante, en la puerta de la alcaldía, emite canciones populares…himnos de “la cuarta urna”, los ·techos de cartón” de Alí Primera, y otras de apoyo a Zelaya.

La presidenta del partido Liberal en San Pedro, se pone a la disposición de la Delegación, y cuenta de la represión y golpes sufridos por ella misma.

La Delegación Asturiana.

Hasta que se refuerce en Tegucigalpa, la Delegación en activo comienza, en su primera reunión con Jueces por la Democracia, con
Rafael Palacios, Director DE la Axencia Asturiana de Cooperación, del gobierno asturiano,
Javier Cortina, Asesor del Consejo de Cooperación del Ayto de Gijón,
Belarmino García, que fuera brigadista en Iraq durante la invasión norteamericana , con testimonios recogidos en la prensa de la época, varios libros, y documentales como Bagdad Rap, Apuntarse a un Bombardeo, y otros.
Javier Arjona, que participó en varias brigadas a la Nicaragua Sandinista, trabajó tres años de profesor de biología en un agropecuario en la frontera durante la guerra de Reagan contra Nicaragua, y visitó, tres campos de refugiados salvadoreños en territorio hondureño (Colomoncagua, San Antonio, Mesa Grande) en 1987, fruto de lo cual se editaron varios libros, de Nicaragua y de los Refugiados-pelotas de trapo para los niños salvadoreños,

Día Uno.

Así pues, parte la Delegación Asturiana hacia Honduras, y recibe en el propio aeropuerto asturiano las contradictorias impresiones de que TODO el mundo sigue condenando el golpe de estado, incluso cuando famosas multinacionales “también· se pronuncian abiertamente contra el golpe, fruto seguramente de sus estudios de mercado y oportuno lavado de imagen, y también de los efectos de las movilizaciones. Huelgas, algunos bloqueos parciales económicos, y ambiguos anuncios de nuevas medidas de presión exteriores.

Pero al tiempo, se evidencian esfuerzos de componendas, liderados por EEUU y testaferros, que pudieran retomar la situación en base a un regreso maniatado de Manuel Zelaya., pero separandolo del creciente movimiento popular que, incluso, ha estado aumentando su rechazo a la dictadura, con reclamos como la Asamblea nacional Constituyente, que pudiera sentar las bases para cambiar el control absoluto de todos los poderes hondureños por parte de diez familias oligarcas.

Sin embargo ha pasado ya un mes, tiempo suficiente para visualizar contradicciones flagrantes del campo diplomático y mucho para la sumatoria de represión que padece la población catracha.

Constatar esa represión silenciada por la dictadura al interior de Honduras, con un férreo control de los medios, unos intervenidos militarmente, censurados otros, y amenazados casi todos, incluyendo el asesinato de periodistas.

Y con una cierta complicidad en muchos medios poderosos internacionales que, incluso con tanta unanimidad gubernamental antigolpes, propugnan abiertamente la dilación en el tiempo de intereses similares a los de los oligarcas hondureños o las tentativas de la secretaria de estado gringa, y se distancian de cualquier complicidad del Frente Nacional de Resistencia con el presidente constitucional secuestrado por los militares golpistas..

Jueces por la Democracia.

El primer día en San Pedro Sula transcurre aceleradamente entre reuniones y una presencia dificultosa en el corte de carretera en la población de Choloma.

Primero dos jueces de la Asociación Jueces por la Democracia.
Luego dos integrantes del Frente Amplio Dignidad y Justicia,
después el movimiento de jóvenes JAJAH,
y el Foro de Mujeres por la Vida,
e integrantes del Colectivo Renacimiento..

Trasladan a la Delegación Asturiana aspectos de sus luchas, de la convergencia de objetivos, del RENACER del movimiento popular como no se había visto desde 1954..

También de la Indefensión del movimiento ante los avances de la ultraderecha, y de la Impunidad sufrida con el silencio contundente de las instituciones ante los numerosos reclamos legales presentados.

Y mientras unos piensan que sería terrible, vergonzoso, intolerable, que la Impunidad se asiente de nuevo ante la corrupción, o ante componendas aceptadas , los más consideran que la lucha no es solo contra el Golpe sino por construir una Honduras distinta.


EL SEGUNDO día de la Comisión Asturiana de Observación a los DDHH en Honduras
Transcurre en abundante viaje, de san Pedro Sula a la Radio Progreso de los jesuitas, al Hospital Asturias en Toyó, y hacia Tegucigalpa en la noche.

Y si el dia anterior las numerosas reuniones, testimonios y marchas, incluido el trancón en Choloma, aportaron abundantes elementos para hacerse una idea de conjunto de las causas y consecuencias del Golpe de Estado,

el día sábado amanece con el golpe de la muerte del maestro herido por la policia, y el duelo que los movimientos comparten con la familia.

En Radio Progreso, en entrevista con su director padre Melo, y la coordinadora de comunicación, Carla, se llega a comprender la dimensión adquirida por este medio, debido al silencio del resto de los medios escritos, audiovisuales o radiofónicos.

Y así, si antes del golpe la radio progreso mantenía una línea crítica con el Presidente Zelaya, también tiene un histórico enfrentamiento con Micheletti, debido a que en este departamento este personaje mantiene sus huestes de influencia empresarial y politica, siendo muy conocida su animadversión a la Radio Progreso, hasta el punto de crear otra, la Radio Perla, con programas directos de insultos a los periodistas de Progreso, y con burdas imitaciones de sus programas, así como ser de conocimiento público el que Michelettí, signado por sus expresiones groseras, habría prometido cagarse en la radio de los jesuitas.

Y hete aquí que la radio es cerrada por los militares el primer dia del Golpe, pero después, en ausencia de papeles u otras medidas, los periodistas vuelven a la radio y comienzan de nuevo a emitir, y abren los micrófonos para que todo el mundo pueda expresar opinión, lo que supone una excepción pocas veces repetidas, ante el monopolio de los medios por parte de las familias golpistas.

Nos cuentan los dirigentes que, cuando elaboraron el proyecto de la radio, en el formato de la cooperación, en el apartado de riesgos y presunciones habian colocado el Golpe de Estado..

Por tanto esa tesitura la proveyeron con mucha antelación…y lamentablemente acertaron.

Ahora, la línea colectiva de la radio, analiza que tanto Zelaya como Micheletti son factores episódicos, y que lo que hay es una gran polarización, y que si no se logra un proceso negociado, la conflictividad se mantendrá ilimitadamente.

La demanda prioritaria es romper el régimen de facto, con el regreso de Zelaya a la Presidencia, y después se iniciaría un dialogo necesario.

La actual desestabilización económica, y la creciente presión social, no permite prolongar mucho tiempo a los golpistas en el poder.

Aunque estos se hayan sustentado hasta el momento
1-por el capital privado de extrema derecha, de una mezcla de empresarios arabes y criollos de la época colonial.
2-por el respaldo militarista duro de Estados Unidos unido a la vieja guardia militar hondureña, con elementos como Billy Joya, escuadronero que aparece ahora como ministro consejero de los golpistas,
3-por los corredores subterraneos del crimen organizado. Y
4- con una bendición o respaldo ideológico de la jerarquia católica y evangélica.

Desde la Radio solicitan a la comunidad internacional

1-el apoyo con medidas especificas para el retorno de la institucionalidad con el regreso de Zelaya,

2-Revisión de los derechos humanos, en cuanto al grado de indefensión de la población, con cuestionamiento al Comisionado de DDHH, y con apoyos a los grupos no gubernamentales de derechos humanos.

3-cuestionamiento del papel de los medios informativos, que es un papel mucho peor que el jugado por los medios salvadoreños en la propia guerra: y es que detrás de todos los medios importantes están las familias golpistas como propietarias.

En ese panorama Radio Progreso se ha convertido en un referente, con un aumento espectacular de la audiencia, y con un crecimiento y reconocimiento que ha impedido hasta el momento que el odio de Michelettí contra ellos haya podido concretarse más, porque todo el mundo sabe que quedaría directa y personalmente señalado.

En el camino hacia el Hospital Asturias podemos escuchar la radio en el vehículo, y comprobar un alto grado de eficiencia contra-informativa. Uno de los programas creados se llama Noti-Nadas, en clave de humor, apelando y ridiculizando a los noticieros golpistas, que dicen que aquí no pasa nada.

Hospital Asturias.

Creado con financiamiento asturiano, a través de ONGs como Médicus Mundi, funciona hace tiempo la Clinica Médica Asturias, con carácter de no lucrativa, y con la organización y acompañamiento de curas y monjas españolas y asturianas.

Al dialogar en torno a los problemas habidos desde el golpe, y las perspectivas del personal del Hospital, se evidencia que allí también ha llegado la confrontación, y la polarización.

Salen a relucir opiniones bien distintas según sean los religiosos quienes las emitan, el personal de bajos salarios o los responsables técnicos de nivel mayor..

Sin embargo, por diferentes motivos, todas y todos valoran en alto grado la presencia de médicos cubanos. Unos por la importancia de su colaboración, otros, por razones económicas alegando que si se fueran (o los echaran los golpistas) repercutiría decisivamente en el futuro del hospital.

Tras el golpe, estos medicos cubanos hubieron de retirarse por dos semanas, pero después volvieron a las labores cotidianas.

La población de la zona, sin embargo, no ha tenido la misma posibilidad de llegar hasta la Clínica, disminuyendo significativamente el número de pacientes en consulta.

El Hospital, que también tiene colaboración de la cooperación japonesa y de la Aecid española, tiene ahora una fuerte incertidumbre sobre su futuro, y desde el responsable de la Cooperación Asturiana, principal apoyo económico de esta experiencia mixta, entre confesional y privada, que aun no entra a la red pública, se da la clara idea de que no se aceptaría de ningún modo una componenda que no respete a cabalidad los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores, hecho puesto en cuestión por el aumento del salario mínimo aprobado por el gobierno (Zelaya) y un caterceavo mes, aprobado por el Congreso (Micheletti).