hoy en Candás.... con Venezuela

En el Rincón Cubano, en les fiestes de Candás, también había tiempo para reflexionar sobre el tema del día...

Es conocido que Venezuela se ha convertido en la capital de la disputa continental, internacional. “En Venezuela se condensa la historia de América Latina” escribe hoy Marcos Roitman en la Jornada. Aleida Guevara, la hija del Che, envía mensajes claros y contundentes para defender el Alba, el Yo Sí Puedo, la Operación Milagro, la Solidaridad internacionalista creada y auspìciada desde Venezuela.

Hoy hay elecciones a la Constituyente. Y por ir a elecciones se ha vuelto a hacer chantaje a Venezuela y sus autoridades legítimas. No voteis, o habrá sanciones. ¿O habrá invasión?. Portavoces del empresariado mundial como Felipe Glz han llamado abiertamente al golpe de estado. ¿no debiera ser enjuiciado y condenado por ello?. Viva la Libertad y la Democracia.

“La guerra sucia del Gobierno español contra la democracia venezolana”, titula uno de sus artículos Angeles Díez, profesora de la Complutense.

“El miedo de las élites europeas a los procesos constituyentes tiene mucho de terapia preventiva”, dice en otra de su reflexiones.

“Mariano Rajoy teme a la Constituyente venezolana. Felipe González y Aznar, Albert Rivera y Pedro Sánchez, hasta el calculador Pablo Iglesias teme a la Constituyente. La oposición golpista venezolana y Donald Trump temen a la constituyente. Los empresarios venezolanos que especulan con la comida del pueblo, las hordas de jóvenes desclasados y bien pertrechados que queman a chavistas, los intelectuales orgánicos, los que callan, los que otorgan, los paraperiodistas que no paran de disparar a las audiencias europeas. Todos sienten que se les acaba el tiempo para torcer el brazo a la revolución bolivariana.”

Hoy hay elecciones en Venezuela, y el dia 16 de julio "también" las hubo, la más chapucera de las posibles componendas, que incluso tuvieron respaldo de plazas, como Avilés, y centros institucionales en nuestro estado, incluido, dicen, algún local sindical de CCOO. “¿Cómo explicar que el ministro de Asuntos Exteriores dé validez a un plebiscito organizado por la oposición venezolana sin ningún tipo de garantías y sin respaldo del Consejo Nacional Electoral, sin censo electoral, con la quema posterior de los votos, con observadores que reconocen haber cobrado de los convocantes, etc. al mismo tiempo que el gobierno español declara ilegal la consulta catalana?".

Hoy, en cambio, EEUU ha llamado a sus ciudadanos a extremar precauciones y a muchos a salir del país, y obedientemente Iberia ha suspendido vuelos a Caracas.

La derecha venezolana desconoce la Constitución, violenta las leyes, desacata al Tribunal Superior, y es jaleada desde fuera, llamando abiertamente al golpismo, y encubriendo criminalmente los asesinatos callejeros, el arboricidio, la destrucción de infraestructura pública.

“Hay muchos y distintos tipos de miedos que atraviesan el ámbito de la política. El miedo a un proceso constituyente es parecido al miedo que históricamente ha aterrorizado a las oligarquías cuando avizoran una posibilidad revolucionaria por pequeña que esta sea. A veces, es un miedo irracional pues hay pueblos sumisos y doblados por el talón de hierro capitalista que no guardan rescoldo alguno de rebelión. Pero eso no importa ni al orondo y clásico burgués, ni al joven tiburón especulador. Si hay una remota posibilidad de que ese pueblo despierte ahí estarán, la amenaza terrorista, las leyes mordaza, el caos tercermundista y la crisis económica que todo lo explica. El miedo de las élites europeas a los procesos constituyentes tiene mucho de terapia preventiva, es un “por si acaso mejor prevenir que curar”.

“El miedo del imperialismo estadounidense es otro tipo de miedo. Es el histórico miedo del esclavista a que los esclavos dejen de cultivar la tierra y se liberen, es el miedo del colono a un ataque de los indios sobrevivientes. Es el miedo a que los asesinados, los desaparecidos, los torturados y los saqueados latinoamericanos reclamen justicia. A que el retrato del imperialista salga a la luz y se vea nítidamente y sin máscara su democracia realmente existente. Donal Trump teme que América Latina deje de ser un patio trasero donde hacer ricos negocios que oxigenen la economía estadounidense.”

“El miedo español es un miedo neofranquista y tiene su origen en una Constitución sin Asamblea Constituyente. La historia de nuestra Constitución es la historia de un apaño, de una componenda entre las élites franquistas y las nuevas élites socialistas y nacionalistas, ambas conectadas por finos hilos geoestratégicos a los intereses estadounidenses.”. Y sobre ello, el proceso español, abunda Angeles Díez en su análisis, para comparar con la Constituyente venezolana de 1999 que incorporó a los sectores sociales populares a las tareas de gobierno, convirtiéndolos en sujetos políticos protagónicos, y recuperando la soberanía sobre los recursos naturales (especialmente el petróleo), y resolviendo el drama de la desigualdad social.

“Dieciocho años después de esa Constitución, ha habido 24 procesos electorales, se ha avanzado en casi todos los indicadores sociales (educación, desarrollo, vivienda, salud…), como demuestran los datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de Naciones Unidas.”

"Hoy se vota en Venezuela y se podrá votar una vez territorialmente y una vez por el sector y subsector que le corresponda. Los comisionados electos tendrán que tratar de resolver esta vez los siguientes graves y nuevos problemas que se resumen en 9 temas propuestos para la reforma:

1) Constitucionalizar las Misiones (salud, vivienda, educación…) creando un sistema público que garantice por ley los avances sociales,

2) dotar de instrumentos más eficaces para defender la soberanía nacional y el rechazo al intervencionismo,

3) constitucionalizar las comunas y consejos comunales para hacer de la participación un requisito democrático,

4) crear instrumentos jurídicos y penitenciarios para luchar contra la impunidad, el terrorismo y el narcotráfico,

5) caminar hacia un sistema económico menos dependiente del petróleo,

6) luchar contra el cambio climático y el calentamiento global,

7) favorecer los procesos de paz, reafirmar la justicia y aislamiento de los violentos,

8) Desarrollar los derechos y deberes sociales,

9) una nueva espiritualidad cultural y venezolanidad, garantizar el carácter pluricultural y la identidad cultural.

El miedo a la constituyente venezolana se ha convertido en pánico en las pantallas

Los paraperiodistas dan diariamente el parte de guerra: 80, 90, 100 muertos, 20, 30, 40 heridos. ¿Quiénes eran, a manos de quién, estaban en la manifestación?,-detalles irrelevantes-; huelga general, 70%, 90% de seguimiento –¿quién da esas cifras, están comprobadas? –detalle irrelevante-; Qué extraña “dictadura” la venezolana donde los periodistas nacionales e internacionales campan a sus anchas por las calles. Paraperiodistas que solo beben de las fuentes de la oposición, que no desaprovechan la oportunidad de disfrazarse de reporteros de guerra, que nunca entrevistan al pueblo bolivariano, que repiten cual papagayos las consignas de la llamada “oposición”.

"Todo vale en la propaganda de guerra, quien paga manda. El paraperiodista está siempre del lado correcto, el del empresario, el del gobierno si es un medio nacional, como televisión española, y si el gobierno español se ha pronunciado declarando enemigo al gobierno venezolano, pues ellos están ahí sirviendo a la patria."

"Los paraperiodistas españoles tienen un serio entrenamiento: descubrieron armas de destrucción masiva en Iraq, nos convencieron de que para quitar el burka a las afganas había que facilitar a USA la intervención, justificaron el bombardeo de la OTAN en Yugoslavia, el asesinato de Gadafi, el golpe de Estado del 2002 en Venezuela, han apoyado a la más que moderada, moderadísima oposición siria, en fin, una probada fidelidad a las Agencias de información y a las orientaciones imperiales. Lástima que según un informe de la Universidad de Oxford de 2015, de los 11 países consultados en Europa, los medios de comunicación españoles son los menos creíbles y los segundos menos creíbles de los 12 países estudiados a nivel mundial."

"Sin embargo, hay quienes no temen a la Constituyente venezolana, es más, hay quienes la defienden incluso a riesgo de su vida. Es el pueblo venezolano, son las clases populares que no se han dejado engañar ni amedrentar. Es el pueblo que rinde homenaje a la memoria de su comandante que les colocó en la historia. Son los que recibieron educación, libros gratis, vivienda, salud,… No temen a la constituyente los líderes barriales, los obreros, los dirigentes, miles de venezolanos que se postulan para servir a su pueblo."

"Nadie que conozca la historia reciente de Venezuela, nadie que conozca los planes imperiales, nadie que haya soñado alguna vez con que en su país le hubieran dejado participar en un proceso constituyente, puede temer a la Constituyente venezolana.”

Venezuela tiene la tasa de emigrantes más baja de América Latina (0,4% frente al 11,8% de México por ejemplo), la tasa de desempleo está en el 6% (en España es del 20,9%), junto con Cuba Venezuela es el país menos desigual del continente (España es el país más desigual de la OCDE), que no haya personas desnutridas (En España la población en riesgo de pobreza es del 28,3%), que la mortalidad infantil se encuentre por debajo de la media regional y que no haya periodistas asesinados ni desapariciones forzosas.

“Hay otro factor importante que nunca veremos reflejado en ningún análisis de los tanques pensantes y es que también en Venezuela se encuentran hoy en día importantes recursos morales: la defensa de su soberanía e independencia política, la integración regional basada en criterios de cooperación, el apoyo a las causas justas como la Palestina, un proyecto de igualdad y justicia social de carácter socialista… Podríamos decir que después de la resistencia heroica de Cuba, el testigo ha sido tomado por los venezolanos.”

“Todos los datos objetivos señalan que desde hace tiempo se ha puesto en marcha la guerra sucia contra Venezuela, con todo su manual y su descaro,” que llevan a que el jefe de la CIA anuncie que ha preparado junto al presidente de México y Colombia, la transición..

“La resistencia del pueblo venezolano defendiendo su democracia a pesar de la guerra económica, el no haber conseguido quebrar al ejército bolivariano, los repetidos intentos del Gobierno de Nicolás Maduro por abrir cauces de diálogo y su propuesta de Asamblea Constituyente como estrategia para derrotar pacíficamente a la oposición golpista, han acelerado la hoja de ruta de la intervención que responde, con grandes similitudes a la que se dio en Chile previo al golpe de Pinochet.

En el caso del Gobierno español su posicionamiento activo y beligerante a favor de la hoja de ruta estadounidense forma parte del servilismo, la incapacidad y subordinación de nuestra clase política.

"En esta guerra contra el pueblo venezolano y su Gobierno no cabe la equidistancia, ni la neutralidad, ni las buenas intenciones. Sólo cabe desenmascarar y denunciar el papel del empresariado y del gobierno español, y apoyar los esfuerzos heroicos de un país por defender su independencia y soberanía que en estos momentos ha de ser la bandera que nos una a todos contra el imperialismo.”

Bolívar Vive, la Lucha Sigue.