Castrillón: Muros del siglo

Muros del siglo XXI en el Castrillón Solidario.

El Xº Encuentro Castrillón Solidario por los DDHH daba comienzo con la presentación de Conclusiones de las jornadas de Las Cotorras, neñas y neños del encuentro de participación que al alimón realizaron Castrillón, Illas y Candamo, animado y coordinado por Los Glayos.

Después, en la primera de las Mesas, la alcaldesa Yasmina Triguero daba bienvenidas a la participación en un tema tan crucial de este tiempo de incertidumbres, y al tiempo cuestionaba el gesto inadecuado del premio concedido esta semana a la UE en Asturias, en sentido contrario a las responsabilidades que esta UE tiene en incumplimientos de derechos, de negación de asilos, de vulneración de acogidas que incide directamente en el aumento vertiginoso de muertes en el Mediterráneo.

La directora de la Axencia de Cooperación, Jimena Llamedo, valoraba positivamente el trabajo continuado de Castrillón, del ayto junto a las asociaciones en la búsqueda de justicia social, para quebrar la indiferencia y vacunar a la población frente a ella. Reconoció lo duro de la “travesía” de las personas refugiadas, donde la niñez es el sector más vulnerable.

La concejala del ramo Montse Ruiz animó a eliminar los Muros, síquicos, imaginarios, físicos, que sufren migrantes y refugiadas, y presentó al profesor Marcos Roitman, con un largo currículo en investigación sociológica sobre las causas y consecuencias de los Muros.

El sociólogo de la Complutense, chileno y español, centro su conferencia en los muros invisibles, que están en nosotros mismos, y empezó alabando las Conclusiones, límpias y claras, de las reflexiones de los adolescentes escuchadas en la plaza Europa de Piedras Blancas minutos antes.

Analizó el factor de comprensión, como para tratar de seleccionar entre millones de noticias y poder discernir… sobre el hambre, la violencia, la desigualdad. Sobre la indicación e incitación mayoritaria al individualismo en nuestro sistema, una sociedad cada vez más des-humanizada, y consideró que ese es el primer Muro: la domesticación del pensamiento, la provocación a no pensar, por pereza y comodidad, por sumisión, como perros domesticados y dóciles a la voz de su amo.

En vez de … provocar rabia e indignación el hecho de que muchos estén comiendo basura, o traten de llegar a una playa en precarias embarcaciones huyendo de guerras atroces.

Alabó , por contrario, a los indomables, como Camilo Torres u Orlando Fals Borda (en alusión a los refugiados colombianos presentes), que pensaron libre-mente, de forma anti-esclavista.

Insistió en que el que renuncia, el domesticado, asume miedos, al patrón, al poder, miedos que proyecta hacia “el otro”: criminalizando la emigración de quienes se ven obligados a abandonar sus sociedades; Vidas rotas.

Una cultura intolerante, autoritaria, imperial, se proyecta, y construye o decreta la Ley de Extranjería, con visados, con burocracias, que criminaliza, que humilla, que establece vuelos de deportación, y se vuelve anti-hospitalaria, para obtener su mayor beneficio: la sobreexplotación ilimitada de la fuerza de trabajo, junto a la indefensión del migrante.

El inmigrante, que, busca igualdad jurídica, integración o aceptación y no renunciar a sus expectativas. Ese camino, junto a los menores, indica la esperanza de la aceptación de igualdad en la diversidad.

Sobre ello se ha debatido este 20-21 de junio, en Tiquipaya-Cochabamba-Estado Plurinacional de Bolivia, en Cumbre de Pueblos que con el título de un Mundo sin Muros ha estado defendiendo la Ciudadanía Universal. http://miradoriu.org/spip.php?article650

Después se ha bailado la danza prima.. y mañana en la mañana el doctor Mohamed Safa presentará a las 13 su libro Las Revoluciones Árabes.