Presentado VIII informe Colombia

Se presentó
en la Axencia de Cooperación,
en el Parlamento Asturiano
y en la Procuradora General de Asturias,

el Informe de la 8ª Delegación Asturiana de Verificación de los DDHH en Colombia.

Impacto fuerte en los grupos parlamentarios, y compromiso de seguimiento para los meses sucesivos y para el presupuesto de 2013, del Programa Asturiano de DDHH, que lleva atendidas a 83 personas.

Sentimiento colectivo de que Salvar la Vida, de sindicalistas y defensores/as de ddhh, tiene que seguir siendo una Prioridad para la cooperación asturiana.

Informe Colombia Ocho. Delegación Asturiana DA

— No tenía razón, se equivocaba el coronel Vallejos, comandante de la tenebrosa Brigada 17 en Apartadó, cuando nos aseguraba que el asesinato de Manuel Ruíz y su hijo Samir era un asunto meramente delicuencial y nada que ver con represalias políticas..

El asesinato, secuestro, la desaparición, hasta que la Comunidad por su cuenta logró encontrar el cuerpo sin vida de Manuel..en el río donde lo arrojaron.. es uno más de la larga serie de líderes que hacen caso al gobierno, le creen en su promesa de restituir una parte de la inmensidad de tierras robadas.. y acaban muertos de mala manera.

— No acertó la señora Viceprocuradora General de la República cuando le contaba a la DA que “en el pasado” se presentaba a Colombia como uno de los países más violadores de ddhh..

¿en el pasado?. La Viceprocuradora cuestionó a la CIDH y criticó la “manipulación” de la masacre de Mapiripán, donde las víctimas iban buscando indemnizaciones del estado, y dijo desconocer la situación de la cárcel de Valledupar..

En la Defensoría, en cambio, aseguraron que la Defensa de los DDHH seguía siendo estigmatizada, y que los grupos post-desmovilización son el principal elemento de desestabilización en las regiones, pues son grupos armados, ilegales, están ahí, todo el mundo los ve, pero la fuerza pública no los ve..Extorsionan, desplazan, amenazan, matan: y ahí están los intereses agroindustriales conexos.

— Tendrá razón o no la tiene el MOVICE cuando transmitió a la DA que la llamada restitución de tierras en verdad es la legalización del despojo y protección a los despojadores..?

Lo cierto es que…los reclamantes de tierras son asesinados sistemáticamente, y hasta en la Embajada española nos anunciaron otro grupo paramilitar: ejercito antirestitución..

— Hubo una reunión en Bogotá con los padres de la niña y niños, Jenny, Jonny y Giovanni, violados y asesinados en Arauca..

¿se equivocaba el coronel Zambrano cuando le dijo a la DA en su sede de la Brigada 18, con 8000 soldados operativos a su cargo, que de 242mil miembros del ejército la conducta del teniente Muñoz, que secuestró, violó, descuartizó y enterró a los 3 hermanitos en Flor Amarillo-Arauca, no es generalizable..?

— 30mil desapariciones forzadas, fue la cifra que nos transmitió la Fiscal de DDHH, en su sede del bunker de la Fiscalía. Esa es el número que están investigando.

La Fiscal nos dio a regañadientes otra cifra: 2940 casos de ejecuciones extrajudiciales, con 505 condenas, 500 de ellas a militares, que involucran a 17 coroneles, 59 mayores, 112 capitanes, 146 tenientes, 757 suboficiales. (generales todavía no, porque tienen fuero especial). Y dijo que la cosa va lenta, porque no tienen suficientes fiscales.

— En la cárcel de Valledupar el agua se usa como método de tortura. Y no causa ninguna risa: El día de la visita asturiana fue un día especial: ese día se vieron trajes nuevos, zapatillas nuevas, había otra delegación de la Cruz Roja Internacional y otra de la Defensoría.. y el agua la abrieron una hora por la mañana y otra por la tarde. Todo un lujo, para que pudieran subirla a hombros al segundo, al tercero, al cuarto piso de las torres. El resto de días en que no hay testigos, el agua la abren 10 minutos, y hay que abastecerse de ella en botellas de plástico, para beber, para lavarse, para los desagües, para todo, a 40 grados de temperatura.

115mil presas y presos hay en las cárceles colombianas. Con un hacinamiento del 41,7% según el INPEC. Y la cifra de prisioneros políticos oscila entre 7500 y 9mil. 40mil están presos sin celebrar juicio. 400 están con enfermedad terminal.

— por esta palma mataron a mucha gente, nos decía el joven José Francisco, al que le asesinaron a su papá y dos hermanos, en aras del robo de tierras para plantar palma aceitera en el Urabá.

José Fº no pudo tampoco seguir estudiando en Bajirá, porque los paramilitares controlan absolutamente la zona, todavía.

José Fº forma parte del grupo de rap Los Resistentes y en sus canciones relatan la historia de jigua y curva-radó..

— nos encontramos con Maritze en la Plaza Bolívar de Bogotá. Y a regañadientes nos contó que estuvo a punto … un día que tenía previsto viajar de Trujillo, le aconsejaron que se quedara un día más, y cuando fueron a por el pasaje, el bus estaba completo, así que se quedó en Trujillo.

Ese día el bus fue detenido en la carretera, hombres armados preguntaron por la monja de pelo blanco, y se enfadaron cuando vieron que no estaba..

Maritze y Orlando habían estado en Siero recibiendo el premio DDHH, y en la parroquia en la Calzada, y con la directora de Sociales Patricia Arce.. y lo habían contado con pelos y señales: los paramilitares siguen controlando la zona.

El Alcalde de Siero y el Consejo Local de Solidaridad enviaron una Carta al Presidente Santos reclamando seguridad y protección para Maritze y los familiares de las víctimas de la masacre de Trujillo. Patricia Arce y María Luisa Peña, se negaron a hacer lo propio.

— Ismael Uncasías salió libre semanas después de la visita asturiana. Por ello en el Informe aparece que en aquel tiempo estaba preso: por denunciar la presencia de helipuerto en su resguardo indígena Uwa.

— Buscó el Fiscal OIT (encargado de los casos de sindicalistas) y “no encontró” el caso Duván Vélez, o sea el atentado que sufrió en agosto, donde un escolta le salvó la vida en el ametrallamiento. Y así se le cayó rapidito al Fiscal su exposición de que tenían un amplio registro de violaciones a ddhh de sindicalistas, de los cuales, dijo, solo el 17% eran atribuibles a actividad sindical. ¿el resto? ¿la mala vida de los dirigentes, o es otro cuento más para camuflar las cifras atroces.?

— Contundente fue el expreso político Willian Javier, profesor de la Universidad , en la entrevista con la DA, en la marcha llamada cárceles al desnudo, y que vindicó la actitud airosa y comprometida para más gente de la academia. De las Academias de todo el mundo.

— Modestamente pensamos que metió la pata hasta las profundidades el gobierno asturiano al distanciarse de la 8ªDA. Su soberbia aumentó al negarse a recibir a quienes viajaron antes, y después al regreso. Y su desidia está por ver si tiene visos de violatoria de sus obligaciones a la luz de la Ley Asturiana de Cooperación, de la Estrategia de DDHH y de la elemental lógica de la defensa consecuente de los derechos elementales.

- Siempre será poco el agradecimiento para quienes invitaron, prepararon la agenda, acompañaron a la delegación por los departamentos de Arauca, Cesar, Magdalena, Sumapaz, Urabá, Bogotá: CPDH, FCSPP, CAJAR, CUT, Andas, Fensuagro, Justicia y Paz..

Y para la dedicación permanente de las numerosas organizaciones de base, que se juegan cada día la integridad para perseverar en que en Colombia se respeten, se cumplan y se protejan los ddhh.

Su ejemplo debiera servirnos de apoyo para persistir aquí, en Asturias.


https://youtu.be/gvfw08sihvI


Presentación

Por: Tania Sánchez Melero, Diputada de Izquierda Unida – Los Verdes en la Asamblea de Madrid, Portavoz de la Octava Delegación Asturiana de Verificación del estado de los derechos humanos en Colombia .

“En la tierra se pierden las huellas,
pero no en nuestra memoria.
Deben pagar por lo que hicieron”
Testimonio de habitante de flor Amarillo.
Tame, Arauca. 5 de mayo de 2012.

Leer el informe que tienes entre las manos es una tarea ardua y desesperante; cada página está plagada de testimonios desgarradores que despiertan rabia e indignación.

Pasando de página en página no es posible dejar de pensar que tras cada caso aquí recogido hay una familia o una comunidad entera; decenas, centenares, miles de personas cuyos derechos humanos siguen siendo atropellados de la manera más brutal e impune en Colombia.

Este horror cotidiano es prácticamente desconocido en muchos ámbitos internacionales, donde sólo se escuchan los discursos aprendidos y reconstruidos mil veces por un Gobierno empeñado en ocultar, con marketing y diplomacia, su falta de voluntad para romper con la impunidad de los autores materiales e intelectuales de las violaciones de derechos humanos.

A veces Colombia es nombrada como la democracia más avanzada de Latinoamérica, mientras decenas de miles de sus ciudadanos se juegan la vida por practicar, precisamente, la Democracia. Romper el silencio que pretende esconder las violaciones de derechos humanos y combatir el desconocimiento general de la realidad cotidiana que viven los sindicalistas, los defensores de derechos humanos, los lideres comunitarios, los estudiantes y tantos otros activistas sociales colombianos, ha sido el objetivo de la misión asturiana que se expresa en este informe.

Sin embargo, este documento no debe servir sólo para levantar las conciencias solidarias de una suerte de “privilegiados” del Norte hacia los pobres del Sur, sino para romper esas barreras y comprender que no hay tanta distancia entre “los de abajo” de un lado y otro del planeta.

La crisis global y el fin de los Estados del bienestar están haciendo saltar por los aires esa sensación de privilegio que a veces convencía al cooperante europeo del carácter asistencial de su actividad. Cuando asistimos en nuestro entorno más cercano a la criminalización de quienes luchan por la Democracia, los derechos sociales y la dignidad de las mayorías sociales, experiencias como la de esta misión, revelan la ingenuidad de toda cooperación jerarquizada y eurocéntrica. Nuestra cooperación no asiste, sino que teje redes solidarias de conciencia y crítica globales.

Si algo nos han hecho entender los hechos relatados por los testimonios recogidos en estas semanas de trabajo, es que el origen de buena parte de las injusticias a las que hemos asistido, tiene mucho que ver con la actuación de las grandes empresas del Centro que explotan los recursos naturales de la Periferia. La acumulación por desposesión, el robo y el expolio, permanentes en la historia de América Latina, siguen manchando los beneficios empresariales con el rojo de la sangre de poblaciones enteras. Esas empresas, llamadas “multinacionales”, no tienen más patria que su dinero y no entienden el significado de la solidaridad, pues no tienen amigos, tienen intereses.

Por eso debemos entender que tan prioritario es denunciar los abusos de todos los actores armados y del Gobierno colombiano sobre la población civil, como apoyar la lucha de las centrales sindicales y de las organizaciones sociales colombianas contra los tratados de libre comercio impuestos por los poderes empresariales que controlan la Unión Europea y Estados Unidos. Tan importante es exigir que el sindicalismo no debe costar la vida a quien lo ejerce, como denunciar que las mismas empresas beneficiarias de la estafa inmobiliaria española, son las que están manteniendo sus balances de resultados a costa del dinero público de países como Colombia, robando el futuro a los ciudadanos con sistemas que en Madrid, quien esto escribe ha conocido bien, como el canon o la explotación de servicio.

Sin embargo la crisis también brinda una oportunidad para repensarnos colectivamente. Es el momento de entender que el aumento de la pobreza en España y el asesinato sistemático e impune de la Colombia democrática forman parte de la misma lógica. Basta seguir el dinero, como decía Lester en The Wire, para saber que los beneficiarios del crimen y de la injusticia tienen, en España y en Colombia, los mismos nombres.

Hoy, la solidaridad internacional con los pueblos que luchan por su dignidad significa asumir un combate global por la Democracia en el que los de abajo están llamados a construir el mundo sobre bases justas, un mundo en el que nunca más los beneficios de una minoría se sustenten sobre la vida y la dignidad de los más.

“El panorama dejado por la explotación indiscriminada de los recursos no renovables por parte las transnacionales en contubernio con los gobiernos dependientes y arrodillados al monopolio internacional jamás ha estado cerca de las aspiraciones de nuestras comunidades, de nuestro entorno ecológico, de nuestra identidad cultural, y mucho menos cerca de la satisfacción de las necesidades básicas de vida digna para nativos y colonos. Lo poco que existe en la región en materia de bienestar social no ha sido fruto de la voluntad política de esas multinacionales ni los gobiernos de turno sino fruto de las luchas sociales, del sacrificio, la entrega, la pertenencia, la resistencia y constancia de las comunidades” Boletín Trochando si fronteras mayo 2012. Arauca.