Primeras impresiones IV delegación ddhh Colombia

 PRIMERAS CONCLUSIONES DEL VIAJE DE LA CUARTA DELEGACIÓN ASTURIANA DE VERIFICACIÓN DE LA SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS EN COLOMBIA QUE TUVO LUGAR

DEL 23 DE JULIO AL 4 DE AGOSTO DE 2008

Los años 2005, 2006 y 2007, una Delegación Asturiana, con el apoyo de la Axencia Asturiana de Cooperación al Desarrollu, visitó Colombia con el objetivo de verificar la situación de los derechos humanos, manteniendo reuniones con instituciones y organizaciones sociales, sindicales y políticas, resultando tres valiosos Informes, puestos a disposición de los parlamentos asturiano, español y europeo, de los gobiernos asturiano y español, de la OIT y de distintos colectivos, movimientos sociales y ONG.

Dando continuidad a esas iniciativas, este año 2008, una Delegación Asturiana, con el apoyo del Ayuntamiento de Xixón, viajó a Colombia, del 23 de julio al 4 de agosto, con el objetivo fundamental de elaborar el Cuarto Informe de Verificación de la Situación de los Derechos Humanos.

Integraron la Cuarta Delegación Asturiana de Verificación de la Situación de los Derechos Humanos en Colombia:

- Un miembro del Consejo Asturiano de Cooperación al Desarrollo.

- El Coordinador del Programa Asturiano de DDHH-Colombia y miembro del Colectivo de Refugiados “Luciano Romero”.

- Un Representante de la ONGD “Soldepaz Pachakuti”.

- Un miembro de “Radio Sele”.

- Dos Representantes de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado-CEAR.

- Un Representante de Iniciativa de Solidaridad Internacionalista-ISI de Burgos.

Queremos antes de comenzar mostrar nuestra más enérgica repulsa ante la monstruosidad del terrorismo de Estado, la guerra sucia y la continua, permanente y sistemática violación de los DDHH en Colombia. Y expresar nuestra solidaridad activa con la tragedia del pueblo colombiano. Nuestra solidaridad con los torturados, los secuestrados, los presos sin causa ni juicio y los desaparecidos. Con los masacrados. Con los cinco mil muertos de la Unión Patriótica y del Partido Comunista. Con los cuatro millones de desplazados. Con los miles de mujeres y hombres, sindicalistas, campesinos, indígenas, estudiantes, defensores de los derechos humanos, asesinados. Y con tanta gente, decenas de miles, de hombres y mujeres anónimas víctimas de la violencia y el terrorismo de estado. Conocimos sus nombres y sus historias. De dolor, pero también de resistencia.

Por eso no es la hora de callar. Es la hora de ampliar la solidaridad. Es el momento de multiplicar la denuncia. De seguir contando y contando las tragedias y los dolores, hasta que se cansen de no escuchar y nos escuchen.

Hoy aquí, en esta Rueda de Prensa, os presentamos los datos más importantes y las primeras conclusiones de este cuarto viaje a Colombia:

1. La delegación visitó cinco de los Departamentos o Gobernaciones del extenso país: Bogotá, Atlántico, Valle del Cauca, Cauca y Meta. Mantuvo, entre otras, reuniones en la Embajada española en Bogotá, en la sede de la AECID en Bogotá, con la Defensoría del Pueblo de Colombia en Bogotá, con el Presidente, Vicepresidente, Secretario General y Responsable de Derechos Humanos de la CUT, con las organizaciones miembros del Comité de Selección del Programa de Acogida Temporal de Víctimas de Violaciones de los Derechos Humanos en Colombia, en la Universidad del Atlántico en Barranquilla, con representantes institucionales y del Gobierno del Departamento del Atlántico en Barranquilla, en la Universidad de Palmira en el Valle del Cauca, con movimientos sociales diversos en Corinto en el Cauca, con representantes del Gobierno del Cauca en Popayán, con el Defensor del Pueblo del Cauca, con desplazados y campesinos en el Municipio de El Castillo y con su Alcalde y Personero en el Meta, con el Defensor del Pueblo del Meta, con responsables militares, policiales y representantes del Gobierno del Departamento del Meta en Villavicencio,...

2. El pasado 31 de julio, en el Departamento de Arauca, se hicieron más de 300 denuncias de asesinatos selectivos, detenciones masivas ilegales, desplazamientos forzosos y amenazas, entre otras violaciones a los DDHH, por parte del ejército, la policía y los grupos paramilitares. Coincidiendo con el aniversario del brutal asesinato de tres sindicalistas en Arauca por miembros del ejército, el pasado viernes 8 de agosto fue asesinado en Arauca por desconocidos, Luis Mayusa Prada, líder político y social del Partido Comunista de Colombia y del Polo Democrático Alternativo, cuando se trasladaba a su casa. La víctima había recibido amenazas de grupos paramilitares. Esta nueva ejecución extrajudicial contra miembros de los partidos de oposición, pone en evidencia la falta de garantías para el ejercicio político y sindical en Colombia.

3. En la entrevista con la nueva Ejecutiva Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, y con su responsable de DDHH, se entregaron a la Delegación Asturiana los datos del horror contra los sindicalistas: 2555 sindicalistas asesinados. El pasado año 2007, fueron asesinados 34 sindicalistas. En lo que va de año 2008, ya van 32 asesinados. Entre ellos, 14 eran maestros.

4. Según el CINEP, organismo de DDHH colombiano dependiente de la Compañía de Jesús, del total de 1670 violaciones del Derecho Internacional Humanitario constatadas el año pasado, 858 fueron responsabilidad del ejército y la policía colombianas. Lo cual convierte al Estado colombiano en el mayor violador de los DDHH y el DIH en Colombia. En el propio centro de Bogotá, en la famosa Calle Séptima, en la Iglesia de San Francisco, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE, presentó las imágenes y la galería de la memoria de los miles de asesinatos, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales atribuidas en un 90 % al ejército y la policía colombiana, en connivencia con grupos paramilitares y escuadrones de la muerte de extrema derecha. Estos grupos son, según el Jefe de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA, Sergio Caramagna, responsables de al menos 140.000 asesinatos.

5. Hay en estos momentos en Colombia más de 60 senadores, diputados y políticos uribistas presos o imputados por vínculos con el narco-para-militarismo.

6. A pesar de la implementación de la Ley de Justicia y Paz, financiada por la cooperación europea y puesta en marcha con el objetivo de desmovilizar a los grupos paramilitares, la Delegación Asturiana constató y recibió múltiples denuncias del accionar de estos grupos paramilitares y la aparición de grupos nuevos como las “Águilas Negras” y los “Rastrojos”. Los hechos de sangre protagonizados por estos grupos, entre campesinos, indígenas, afrocolombianos y movimiento sindical, en amplia relación y contubernio con los militares, fueron ratificados en todos los departamentos.

7. La Delegación Asturiana percibió miedo y terror en los millares de víctimas, y asi lo transmitió a las autoridades. La Impunidad escandalosa de los crímenes, alienta ese miedo en las comunidades. Las “audiencias” que cada día se están realizando con los paramilitares, con el objeto de que confiesen todos sus crímenes a cambio de condenas de un máximo de 8 años de cárcel, perpetúa el terror de las víctimas, que no tienen oportunidad siquiera de conocer el paradero de los cuerpos de sus familiares en la mayoría de los casos, o pasan por la penosa situación de escuchar la descripción de horrendas masacres, sin posibilidad de justicia, ni reparación. Además la extradición a EEUU de los principales cabecillas paramilitares para ser juzgados sólo por delitos de narcotráfico y condenados a penas ridículas, es percibido como una burla a la víctimas y sus familiares.

8. La visita a la Universidad del Atlántico en Barranquilla, permitió conocer el clima de persecución y control que sufren los estudiantes. La Universidad es una cárcel. En nuestra visita se nos hostigó de forma permanente por personal de seguridad privada fuertemente armado. Está lleno de videocámaras de vigilancia permanente. La policía y el ejército asaltan las Universidades de forma habitual vulnerando el principio de autonomía universitaria. No hay libertad de cátedra y ni estudiantes ni docentes pueden opinar líbremente sin poner en peligro sus vidas. Los estudiantes que defienden sus derechos son acusados de guerrilleros y pasan a ser objetivo de los grupos paramilitares que campan a sus anchas por la Universidad. Dos días después de la visita de la Delegación Asturiana a la Universidad del Atlántico, y de visitar con los familiares el lugar donde fueron asesinados cuatro estudiantes y heridos otros cuatro que posteriormente fueron encarcelados, éstos, fueron puestos en libertad y sin cargos. Una prueba evidente del atentado que sufrieron y del montaje preparado, fue la prueba del explosivo plástico encontrado que la propia policía ratificó como de uso exclusivo del ejército colombiano, pese a que la fiscalía no quería asumirlo como evidencia. Por fin libres después de las graves heridas recibidas y la injusta cárcel de casi dos años, por ser víctimas de un atentado militar que tenía como objetivo acabar con la resistencia de los estudiantes a la privatización de las universidades.

9. En el Departamento del Valle del Cauca, en la ciudad de la Palmira, numerosos representantes de las Juntas de Acción Comunal dieron testimonio del intento de apropiación por parte de Unión Fenosa de los recursos naturales de la cordillera Caucana. De forma coincidente, en tiempo y espacio, con la llegada de la trasnacional española a esa zona estratégica, apareció de nuevo el fenómeno paramilitar y con ellos las amenazas, antesala de las ejecuciones extrajudiciales, las masacres y los desplazamientos forzosos.

10. Cuando la Delegación Asturiana participaba en una acción de acompañamiento a la comunidad de desplazados regresados a la vereda de la Esmeralda, Municipio de El Castillo, Alto Ariari, Departamento del Meta, se recibió la denuncia de la presencia de hombres de civil armados y con transmisores de alta potencia. Tras las oportunas alertas y averiguaciones, se constató la aparente descoordinación entre la máxima jefatura militar y los mandos militares de la zona, sobre la identidad del grupo intimidatorio. En esta zona, el ejército amenaza a los pobladores y les dice que detrás de ellos vendrán los paramilitares a cometer robos y masacres como en los años 2002 y 2003. Hay que tener debe en cuenta que se recogieron centenares de testimonios en la zona denunciando masacres, robo de reses, quema de viviendas, robo de enseres, asesinatos y desapariciones para provocar el éxodo forzado de los campesinos. En este Muncipio de El Castillo, el paramilitar alias “El Muelas”, patrulla el casco urbano de la ciudad conjuntamente con el ejército y con conocimiento del Alcalde.

11. La Delegación Asturiana constató la necesidad de buscar soluciones definitivas para más de cuatro millones de desplazados forzosos por la violencia. Se recibieron múltitud de denuncias de incumplimiento por parte del Gobierno colombiano de los acuerdos en materia de vivienda, alimentación, salud y generación de empleo.

12. La Delegación Asturiana constató la gravísima situación en la que viven los Pueblos Indígenas en Colombia, víctimas de la violencia y los desplazamientos forzados. En Colombia viven un millón de indígenas que pertenecen a más de 90 pueblos diferentes y hablan 60 lenguas distintas. La mayoría de los Pueblos Indígenas han sido víctimas de desplazamientos forzados, violencia y amenazas. Hay 18 Pueblos en peligro de extinción. Cada año entre 10.000 y 20.000 indígenas son forzados a abandonar sus lugares de origen, sometiéndolos a una muerte casi segura, pues su capacidad de sobrevivir económica, social y culturalmente fuera de sus tierras es mínima. Los indígenas denunciaron la persecución a muerte en el Norte del Cauca por sus acciones en pro de la Liberación de la Madre Tierra. Acción que pretende redistribuir el latifundio ocioso y recuperar los territorios que les son reconocidos por ley. En esa misma zona, dos secuestrados por el grupo paramilitar denominado los “Rastrojos”, relataron los horrores de su cautiverio, del cual se libraron por la decidida actuación del conjunto de la comunidad. También es esta zona, en Corinto, el día que la Delegación Asturiana la visitó, las fuerzas del ejército colombiano respondieron a un hostigamiento guerrillero, bombardeando indiscriminadamente zonas habitadas por civiles.

13. La Mesa de Unidad Agraria, compuesta entre otros por el sindicato agrario Fensuagro-CUT, la Asociación Campesina Colombiana, la Coordinadora Nacional de Juntas de Acción Comunal o la Asociación de Mujeres, Campesinas e Indígenas, denunció ante la Delegación Asturiana el asesinato de más de 20.000 campesinos e indígenas colombianos, la permanencia en prisión de 67 sindicalistas de Fensuagro, las ejecuciones extrajudiciales y desplazamientos con el objetivo de robar y apropiarse de tierras por parte de los narcoparamilitares.

14. La Delegación Asturiana recogió una denuncia que nos escandalizó especialmente: la muerte por hambre de niños y niñas en el Barrio de Las Malvinas en Barranquilla, que fue confirmado por las autoridades de la ciudad. Además en ese barrio se están tirando residuos hospitalarios de todo el Atlántico colombiano, que ya provocaron decenas de infecciones entre la población infantil que juega entre ellos.

El Informe definitivo estará concluído a finales del próximo mes de setiembre y será presentado ante el sistema de DDHH de la ONU, ante la OEA, la OIT, los Parlamentos europeo, español y asturiano y ante los Gobiernos colombiano, español y asturiano.


 Hemeroteca

Colombia, preliminares impresiones

Asturias

ASTURIAS.-La delegación asturiana que estuvo en Colombia hasta el 4 de agosto critican la violación de los Derechos Humanos

OVIEDO, 11 Ago. (EUROPA PRESS) - Los integrantes de una delegación asturiana que se trasladó por cuarto año a Colombia para verificar la situación de los derechos humanos en ese país, han coincidido en mostrar su "más enérgica repulsa" ante la "monstruosidad del terrorismo de Estado, la guerra sucia y la continua, permanente y sistemática violación de los Derechos Humanos".

Así lo pusieron de manifiesto hoy en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo los integrantes de la expedición Rafael Palacios (Bloque por Asturies), Javier Arjona (Soldepaz Pachakuti) e Ignacio González (Radio Sele). DEsde 2005 a 2007, una delegación asturiana venía realizando visitas a Colombia, manteniendo reuniones con instituciones y distinta organizaciones. Dando continuidad a esa iniciativa, este año, la delegación ha viajado a Colombia del 23 al 4 de agosto, con el Ayuntamiento de Gijón y con el objetivo de elaborar el Cuarto Informe de Verificación de la Situación de los Derechos Humanos.

El informe definitivo sobre la visita estará concluido a finales del próximo mes de septiembre y será presentado ante el sistema de Derechos Humanos de la ONU, ante la OEA, la OIT, los Parlamentos europeo, español y asturiano, así como ante los Gobiernos.

Entre las conclusiones que hicieron hoy públicas, los miembros de la delegación explicaron que el pasado 31 de julio, en el Departamento de Arauca, se hicieron más de 300 denuncias de "asesinatos selectivos, detenciones masivas ilegales, desplazamientos forzosos prio parte del ejército, la Policía y los grupo s paramilitares". Criticaron la "falta de garantías" para el ejercicio político y sindical en Colombia, y dijeron que en lo que va de 2008, ya hay 32 asesinados, 14 de los cuales son maestros.

Explicaron que según los datos del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), 858 violaciones del Derecho Internacional Humanitario "fueron responsabilidad del ejército y la policía colombianas".

Los miembros de la delegación asturiana comentaron que percibieron "miedo" y "terror" en los millares de víctimas y que están apareciendo nuevos grupos paramilitares como ’Águilas Negras’ y los ’Rastrojos’.

Sobre la Universidad del Atlántico en Barranquilla, dijeron que los estudiantes sufren un clima de "persecución" y "control". La delegación asturiana también constató la necesidad de buscar soluciones definitivas para más de cuatro millones de desplazados por la violencia. "Se recibieron multitud de denuncias de incumplimiento por parte del Gobierno colombiano de los acuerdos en materia de vivienda, alimentación, salud y generación de empleo".

Por último, se mostraron escandalizados especialmente por la muerte por hambre de niños en el Barrio de las Malvinas en Barranquilla. "Se están tirando residuos hospitalarios de todo el Atlántico colombiano, que ya provocaron decenas de infecciones entre la población infantil que juega entre ellos", comentó.

PA0407 EFE 11/08/08 12:55 POL

AST-COOPERACIÓN-COLOMBIA

Delegación cooperantes acusa ejército y policía colombianos de 90% asesinatos

Oviedo, 11 ago (EFE).- La cuarta Delegación Asturiana de Verificación de la Situación de los Derechos Humanos en Colombia ha presentado hoy las primeras conclusiones del viaje al país sudamericano, en las que responsabilizan al ejército y a la policía, "en connivencia con grupos paramilitares y de extrema derecha", del 90 por ciento de "al menos 140.000" asesinatos.

Así lo ha manifestado hoy en rueda de prensa uno de los integrantes de la delegación y miembro de Radio Sele, Nacho González, que ha atribuido este dato al Movimiento Nacional de Víctimas y Crímenes de Estado de Colombia, MO ICE.

La delegación ha estado formada por el portavoz de Bloque por Asturias, Rafa Palacios, miembros del Consejo Asturiano de Cooperación al Desarrollo y representantes de varias ONGD, entre ellas "Soldepaz Pachakuti".

Todos ellos han mostrado su "más enérgica repulsa ante la monstruosidad del terrorismo de Estado" y hacia la "permanente y sistemática violación de los derechos humanos en Colombia".

La delegación visitó cinco de los Departamentos o Gobernaciones de Colombia, en los que se entrevistaron con la nueva Ejecutiva Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, CUT, y con su responsable de derechos humanos, que les transmitió la denuncia de 2.555 sindicalistas asesinados, 34 de los cuales fueron asasiNados el año pasado y 32 en lo que va de año.

Palacios ha lamentado que "a pesar de la implementación de la Ley de Justicia y Paz", que tiene como objetivo desmovilizar a los grupos paramilitares, la delegación constató múltiples denuncias de los grupos paramilitares y la aparición de nuevas formaciones de este tipo.

Por su parte, el representante de la ONGD "Soldepaz Pachakuti" Javier Arjona ha denunciado el "clima de persecución y control que sufren los estudiantes", asaltados por la policía y el ejército "de forma habitual" y sin "libertad de cátedra", de modo que "ni estudiantes ni docentes pueden opinar libremente sin poner en peligro sus vidas".

Arjona ha apuntado asimismo las "numerosas denuncias" registradas en el Departamento del Valle del Cauca, en la ciudad de la Palmira, del intento de apropyación por parte de Unión Fenosa de los recursos naturales de la cordillera Caucana, y ha añadido que ha reaparecido el fenómeno paramilitar en esta zona.

La Delegación Asturiana apunta en el informe de sus primeras conclusiones "la necesidad de buscar soluciones definitivas para más de cuatro millones de desplazados forzosos por la violencia" y ha denunciado que el Gobierno colombiano "incumple los acuerdos en materia de vivienda, alimentación, salud y generación de empleo".

Por último, Arjona ha censurado la "gravísima situación" en la que viven los más de 80 pueblos indígenas de Colombia, qua, a su juicio, han sido "víctimas de desplazamientos forzados, violencia y amenazas".

Según la Delegación Asturiana, el Informe definitivo estará concluido a finales de septiembre y será presentado ante el sistema de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidos (ONU), ante la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización Internacional del Trabajo (OIT),los Parlamentos europeo, español y asturiano y ante los Gobiernos colombiano, español y asturiano. EFE