Recursos, económicos y humanos, para la economía social y solidaria en Asturias

Dineros para la economía social y solidaria.

Se quedó pequeño el nuevo local de la AAVV de Nuevo Gijón para albergar a las personas de colectivos que llegaron para participar en la jornada de Coop57, cooperativa de servicios financieros que lleva más de 5 años funcionando en Asturias.

Y se plantearon inquietudes “de futuro” para proyectos e iniciativas que tengan que ver con ese otro modelo económico donde el lucro no sea el centro, pero que sí tengan que ver con creación de empleo decente y digno, sin perturbar el medio ambiente, con equidad de género, con “buen trato” con personas de otros colores y procedencias, donde lo colectivo y lo social sean asuntos prioritarios. Inquietudes incluso para mejorar o modificar lo que se ha venido construyendo desde que las y los trabajadores despedidos de Bruguera dedicaron una parte de la indemnización del juicio que ganaron a construir esta herramienta financiera, que se ha implantado en varios territorios y está financiado 730 proyectos vigentes.

Los límites de esa economía social y solidaria, Cooperativas, asociaciones, entidades sin ánimo de lucro, fundaciones, empresas de inserción, incluso algunos autónomos cuya dimensión no les da para cooperativa pero cuyos contenidos de trabajo sí constituyen elementos para la soberanía alimentaria.

Como en toda reunión “de puertas abiertas” también se plantearon propuestas “de crecimiento” que fueron contextualizadas: El crecimiento en sí mismo, depende para qué. El crecimiento como idea capitalista que nos ha sido insuflada, tiene para el caso del Coop57-Asturies las limitaciones que sus colectivos integrantes se autoimponen: hace falta mayor difusión, claro que sí, para que cualquiera que tenga impulsos e iniciativas a desarrollar en este ámbito pueda acceder a la herramienta (aunque a esas personas de colectivos con ese tipo de iniciativas se les supone capacidad para mirar por todos lados, incluido el internet, y comprobar ahí en www.coop57.coop que en efecto sus dinámica cuadra y emparenta con lo que la cooperativa hace y apoya.)

Pero en estos momentos.. el “crecimiento” en sí mismo no es un objetivo puesto que el dinero disponible procedente de personas ahorradoras que no quieren tener sus pequeños recursos en un banco tradicional, ahora mismo, es suficiente y está por encima de los proyectos de tipo social que optan al financiamiento. “Sobra” dinero, y aunque desde luego esos ahorros van a estar mucho mejor en Coop57 que en ningún banco o caja, no es motivo de preocupación el captarlos, y sí que es motivo de inquietud el que haya más iniciativas, que haya muchos más proyectos, el que exista mucha más inventiva de creación de empleo digno, de espacios de trabajo colectivo y de servicio a la comunidad, de iniciativas de jóvenes y mayores.. que puedan tener la colaboración que la Coop57 les ofrece.

En tal sentido, y si los 11 colectivos sociales y el medio centenar de personas ahorradoras que conforman la coop57-Asturies así lo determinan, en la siguiente asamblea de Asturias se podría “autonomizar” aún más la estructura territorial, para tomar más decisiones locales y con mayor agilidad desde Asturies, sin depender del todo de la organización estatal.

En tal sentido se ha estado trabajando en los últimos meses, pero como no hay afán capitalista, la “prisa” no existe, y todo dependerá de las personas, que, en representación de las entidades sociales, decidan dar ese paso.

Para atender más y mejor, desde otro modelo de economía en construcción, desde otras perspectivas para el uso de los dineros, las demandas y posibilidades que puedan existir o crearse desde todas las esquinas de Asturias, en un marco más amplio de finanzas éticas y solidarias.

3501 personas, entre 12 y 20 millones de euros, y 739 entidades socias integran el Coop57.

asturies@coop57.coop