XIII DELEGACIÓN ASTURIANA - DDHH - COLOMBIA

en Montería

Montería, capital de Córdoba.

Amplio local del sindicato del magisterio para compartir Audiencia de víctimas, muchas víctimas del paramilitarismo con la delegación asturiana decimotercera.

Han acudido, arrastrando sus esperanzas en obtener justicia, de diversos sectores.

El magisterio tiene un largo prontuario de víctimas… ¿por qué los persiguen, por qué los matan..? Uno de los pedagogos sindicalizados lo explica: en algunos lugares donde el estado no llega, si hay una escuelita, el profe se convierte en aliado de la comunidad, de sus demandas elementales, y por lo mismo estorba a quienes quieren someterlos, atropellarles.

Y en Córdoba se bate record: de 1075 asesinatos del magisterio reportados por FECODE 120 lo han sido en Córdoba.

De la información parcial (de quienes se atreven a denunciar) de 2016 se constatan 16 amenazas a profesores que tuvieron que cambiar de escuela, y solo en los dos primeros meses de 2017 ya han sido 10 las maestras y maestros desplazados por amenazas de muerte del sicariato.

El concejal gijonés Mario DelFueyo, recién jubilado de docente, director del CP Jovellanos, comparte en público cómo se le parece a la situación del magisterio español tras el golpe militar: el protagonismo y ejemplaridad del magisterio en la 2ª República fue vengado por la dictadura, con asesinatos, con cárcel, con despidos de maestras y maestros.

Vivito y coleando está el paramilitarismo en la región, nos aseguran en el sindicato de maestros. Con una historia de terror que ha sido exitosa para arrebatar las tierras a campesinos, indígenas y negritudes, para revertir las recuperaciones de tierras ocurridas en los años 70 lideradas por ANUC. La mayoría de esas tierras y otras más volvieron a manos latifundistas.

Ahora los panfletos del “cartel del Golfo” otrora Autodefensas Gaitanistas, han sido recibidos con amenazas de muerte en Tierralta.

El gobierno, que los niega, aquí habla de los GAO, grupos armados organizados.

Esta es la tierra donde se construyó a la fuerza la represa de Urrá contra el parecer de las comunidades campesinas, ribereñas, pescadores, indígenas del río Sinú, y entre las numerosas víctimas el sabio embera Kimy Permía Domicó, que los paramilitares que lo secuestraron fueron entregando a trozos.. para incrementar el horror y aminorar la oposición a la represa.

Ahora.. se trata de construir Urrá 2, y hay mineras en Cerromatoso, y se implementa el Plan Atrato-Gran Dariém, y se proyecta el gran puerto en Urabá, y para todo ello, de muy funcional forma se reagrupan los paramilitares en número de 2000 en el nudo de Paramillo, esperando por aparte a que la guerrilla, acantonada en Gallo, haga dejación de armas.

Pero en Gallo, dicen desde el Frente Amplio por la Paz, no se dan condiciones de garantía para el desarrollo de lo pactado entre guerrilla y gobierno. Un comandante fue captura cuando trataba de curarse de una hepatitis; Los farianos se siente intimidados y amenazados 102 días después de la Firma del Acuerdo, a 90 días del plazo para dejación de armas, que, aseguran no podrá producirse si el gobierno continua INCUMPLIENDO lo pactado.

Las comunidades campesinas alrededor de Gallo se sienten desprotegidas y vulnerables en sus condiciones de seguridad, y dos organizaciones, la Asociación campesina del sur de Córdoba, y la asociación de desarrollo campesino del Alto Sinú, han tenido dos dirigentes primero torturados, y después asesinados por favorecer la erradicación de plantas de coca: los paramilitares son taxativos en los panfletos: si se arrancan plantas de coca son reos de muerte.