Domingo 22 de enero de 2017 / Hemeroteca / Hemeroteca 2017

desen-mascara-ndo al CETA en Mieres y Oviedo

Desenmascarando al CETA, en Mieres del Camino, y Oviedo. Asturias..

“LLAMAMIENTO MUNICIPAL 21E”

Nosotros y nosotras, alcaldes, alcaldesas y representantes electos y electas de diferentes conceyos y organizaciones políticas asturianas queremos expresar nuestra identificación con la Declaración del primer encuentro paneuropeo “Autoridades Locales y la Nueva Generación de Tratados de Libre Comercio”, celebrado en Barcelona el 21 de abril de 2016. En la misma se recogen las preocupaciones y críticas a estos TLC, y que de diferentes formas compartimos más de 1500 municipios europeos, 200 españoles y 9 conceyos asturianos en los que ya se han aprobado mociones contrarias a los mismos; preocupaciones y críticas que van desde la opacidad de sus negociaciones, ajenas a las instituciones democráticas locales y la mayoría social, a sus negativas consecuencias tanto democráticas, como sociales o ambientales.

Queremos insistir ahora solamente en las dimensiones más directamente relacionadas con nuestra responsabilidad y compromiso con la ciudadanía de nuestros conceyos: nuestra capacidad de autogobierno y participación democrática. Así, estos TLC amenazan claramente tanto nuestra capacidad para legislar y utilizar los fondos públicos, como para definir las políticas locales y las posibles opciones en la gestión pública; poniendo en peligro los principios democráticos en beneficio de los intereses de las grandes corporaciones económicas y financieras.

Reconociendo la importancia del comercio de bienes y servicios para el bienestar de los ciudadanos, viendo que una multitud de estudios y expertos afirman que estos TLC no promueven ni el crecimiento ni el empleo, entendemos que de todos modos la competitividad y el crecimiento económico no pueden ser los únicos criterios que determinen los acuerdos de libre comercio. Pensamos que el comercio internacional debe tener criterios más allá de su libertad de ejecución. El comercio justo, de proximidad, que respete los derechos laborales, debe primar en la agenda . Consideramos que es nuestro deber, como representantes electas y electos, defender nuestras comunidades locales y las instituciones democráticas como espacios de debate y toma de decisiones, y fortalecer las políticas públicas en pro de nuestra población, para proteger el medio ambiente y apoyar las PIMES y la economía local.

Así queremos sumarnos a la petición de que las actuales negociaciones sobre TTIP y TISA sean suspendidas hasta que los gobiernos locales y regionales hayan dictado su opinión en relación a dichos tratados, escuchando igualmente a la sociedad y sus organizaciones, mayoritariamente excluidas de las mismas. También apelamos al Parlamento Europeo, al Consejo Europeo y a los gobiernos nacionales a no ratificar el CETA.

Pretendemos contribuir desde Asturies al necesario debate político y social e torno a estos TLC de nueva generación, y participar de la red e iniciativas municipales que tanto estatales como europeas se están planteando, para lo que nos proponemos convocar un encuentro para representantes locales en nuestra comunidad y avanzar en esta línea de trabajo compartido de la forma más plural posible, y en conexión con la Plataforma Asturies non a los TLC.

LLAMAMIENTO

El Tratado Económico y Comercial entre la Unión Europea y Canadá, (CETA por sus siglas en inglés), y también conocido como el ”TTIP canadiense”, por sus similitudes con ese acuerdo, se encuentra en la fase final de su proceso de ratificación.

El CETA estuvo a punto de quedar bloqueado en el Consejo Europeo por la negativa del Parlamento de la región belga de Valonia a dar el visto bueno a su aprobación, pero finalmente las numerosas presiones internacionales forzaron a los belgas a aceptar el tratado.

El próximo 24 de enero el CETA será votado en la Comisión de Comercio Internacional (INTA) del Parlamento Europeo; la Campaña NO al TTIP, CETA, TiSA, así como muchas otras campañas europeas, convoca movilizaciones en todo el territorio el día 21 de enero para incidir sobre la votación del Tratado en febrero.

En la siguiente fase del proceso, la última antes de su aplicación provisional, el acuerdo en su totalidad (sin posibilidad de añadir enmiendas) será votado en el pleno del Parlamento Europeo,en los primeros días de febrero. En caso de ser ratificado, amplias secciones del tratado comenzarían a aplicarse provisionalmente, de forma previa a la ratificación final por parte de los distintos parlamentos nacionales.

El CETA ha sido cuestionado por amplios sectores de la sociedad civil, tanto en la Unión Europea como en Canadá por no ofrecer garantías respecto a la protección del medio ambiente y los derechos fundamentales de las personas. En la Unión Europea, más de 3,5 millones de personas han firmado una petición en contra del CETA y su tratado gemelo, el TTIP, que negocian Estados Unidos y la Unión Europea.

A pesar de que varios anexos y “declaraciones interpretativas” han sido añadidas al CETA a posteriori para tratar de sumar apoyos, estos textos no modifican sustancialmente el acuerdo, que continúa presentando numerosos problemas:

  • El CETA autorizaría a miles de corporaciones a demandar a los gobiernos por adoptar medidas legítimas y no discriminatorias para la protección de la población y del planeta a través de un sistema de resolución de conflictos inversor-estado (ICS) de acceso exclusivo a los inversores extranjeros. Un auténtico sistema legal paralelo al que las corporaciones pueden acudir para defender sus derechos eludiendo los tribunales existentes, y al que ni las organizaciones de la sociedad civil ni las empresas nacionales tienen acceso.
  • En un neto contraste con los derechos de las corporaciones, las provisiones del CETA en cuanto a derechos laborales y desarrollo sostenible no pueden ser efectivamente reforzadas mediante sanciones y se quedan en declaraciones huecas que no equilibran otros capítulos del tratado que afectan a los derechos de los trabajadores o la protección del ambiente.
  • El CETA limita seriamente la capacidad de los gobiernos para crear, expandir y regular los servicios públicosy para revertir liberalizaciones y privatizaciones fracasadas.
  • El CETA hace que Canadá y la Unión Europea sean más vulnerables a las crisis financieras puesto que se producirá una mayor liberalización de los mercados financieros.
  • Un estudio independiente de los impactos económicos del CETA predice que se perderán puestos de trabajo tanto en la Unión Europea como en Canadá, y que los pequeños beneficios del tratado seran fundamentalmente para los dueños del capital, con el consiguiente aumento de la desigualdad.
  • El CETA podría aumentar el coste de las prescripciones de medicamentos e impactaría negativamente en derechos fundamentalescomo el derecho a la privacidad y a la protección de datos. También limitaría la capacidad tanto de la Unión Europea como de Canadá de actuar contra patentes excesivas.
  • Las normas del CETA en cuanto a cooperación reguladora y a las regulaciones nacionales pondrán obstáculos adicionales a las regulaciones y reforzarán el papel de los lobbistas corporativos en los procesos de elaboración de las políticas, socavando potencialmente la adopción de políticas de interés public.
  • En ambos lados del Atlántico, el CETA expondría a los agricultores a una presiones competitivas que minarían su modo de vida,obstruiría las políticas de compra pública de alimentos locales, y amenazaría los estándares de producción y procesamiento de alimentos, haciendo imposible el dersarrollo de una agricultura sostenible.
  • Las medidas de precaución para proteger a los consumidores, a la salud pública y al medio ambiente pueden ser puestas en cuestión por el CETA, ya que ni en el texto ni en las declaraciones anexas se protege explícitamente el del principio de precaución en la política regulatoria europea.

Por estos motivos, las organizaciones que formamos parte de la campaña NO al TTIP, CETA, TiSA convocamos un día de movilizaciones en todo el territorio español el 21 de enero; mostramos nuestro rotundo rechazo a este acuerdo comercial, y conminamos al Parlamento Europeo, al Parlamento canadiense y a los parlamentos nacionales, provinciales y regionales, que tienen voz y voto en el proceso de ratificación, a defender los derechos y los intereses de las poblaciones que representan contra las amenazas que implica el CETA, votando en contra de la ratificación del tratado .

más información en www.noalttip.org
Twitter: @NoalTTIP
Facebook: No al TTIP

Los intereses comerciales no pueden estar por encima de la democracia, los derechos de las personas y del planeta. Por eso decimos:

Representación en la plaza del ayto:

Cada persona se caracteriza de aquello que representa. Las ideas que habían surgido eran:

- Comisión Europea: traje de ejecutivo
- Educación: puede llevar libros, una pizarra pequeña o incluso una bata
- Sanidad: bata blanca y botiquín
- Agricultura: el disfraz del tomate
- Derechos laborales: mono de trabajo y casco
- Medio ambiente/energía: mono blanco tipo los que se utilizaron para el chapapote
- CETA: también traje de ejecutivo y maletín. Además, doble máscara: una con la cara amable y otra con una cara siniestra.

Se colocan las personas que representen a la Comisión Europea en círculo ; el que represente al CETA escondido en el centro de ese círculo y los demás alrededor de la Comisión, a una cierta distancia.


Guión de la representación:

Desenmascarando al Z.

NARRADOR: ¿Qué se lleva tiempo negociando en Europa en completo secreto? (Pausa)

¿Por qué los medios de comunicación no nos informan de nada si vamos a sufrir las consecuencias? (Pausa)

¿Cómo se ha guardado tan celosamente el secreto de forma que esté a punto de ratificarse un acuerdo del que no tenemos ninguna información?

Un acuerdo que posiblemente se aprobará en el parlamento Europeo el próximo 14 de febrero, y que se pretende comenzar a aplicar de forma provisional antes de su ratificación definitiva por los Estados miembros de la UE; en algunos casos por referéndum ciudadano y en la mayoría, como el nuestro, en los parlamentos correspondientes.

(En ese momento, del centro del círculo sale la persona representando al CETA. (marcha imperial música de Darth Vader) Lleva puesta la máscara con cara amable y empieza a caminar alrededor de las personas del círculo externo. Se para al lado de la persona que representa la EDUCACIÓN. Le da una palmadita en el hombro. Luego, se acerca al micrófono.

CETA: Vuestras escuelas serán más competitivas y vuestros estudiantes saldrán mejor preparados para el mercado laboral.

(Se va acercando de nuevo a la persona representante de Educación. Cuando el narrador empieza a hablar, cambia la careta a la parte siniestra)

NARRADOR: ¡Falso! Se crearán rankings de centros según resultados. ¡Pobres de los que no consigan obtener las mejores calificaciones! Aumentará la desigualdad en educación y sólo los más ricos podrán permitírsela. La escuela pública, al igual que todos los servicios públicos, se verán aún más amenazada por la lógica del beneficio y el negocio de unos pocos. La LOMCE o la reforma universitaria del 3+2 responden a estas políticas.

(El representante de CETA simula golpear o estrangular al de Educación que cae de rodillas. Se vuelve a cambiar la máscara y se dirige a la persona que representa los DERECHOS LABORALES. Le da también una palmadita amigable en el hombro y después se dirige al micrófono)

CETA: ¡Trabajadores! ¡Estad contentos! Podréis trabajar donde queráis. El mundo estará a vuestros pies. Habrá más inversiones y la grandes empresas crearan más empleo y desarrollo.

(Realiza la misma operación que con el de Educación)

NARRADOR: ¡Falso! Las empresas tienen el poder de decidir quién va a trabajar y en qué condiciones. Salarios y derechos a la baja (después de todo el empresario tiene que ganar dinero, y si es posible mucho dinero). La protección laboral, prácticamente desmantelada con las últimas reformas laborales; en este contexto, y es muy expresivo, una multinacional como Bridgestone ha ofrecido nuevas inversiones en sus plantas españolas siempre y cuando se aumente la jornada, desaparezca la antigüedad laboral y se rebajen en un 30% los salarios para las nuevas contrataciones.

¡Trabajadores! ¡Estad preparados! Tendréis que luchar entre vosotros para acabar consiguiendo un trabajo indigno.

(El CETA vuelve a hacer lo mismo que se explicó para Educación. Su actuación es la misma en cada uno de los restantes casos: se coloca la máscara amable y da una palmadita en el hombro a la persona a la que se dirige antes de ir al micrófono, máscara siniestra y golpe/estrangulamiento cuando el narrador está diciendo que es falso)

CETA: Tendréis a vuestra disposición los últimos avances médicos y sanitarios, se facilitara la investigación y la cobertura sanitaria en la UE y Canadá.

NARRADOR: ¡Falso! Solamente aquellos que podáis pagarlo tendréis acceso a cuidados sanitarios porque aumentará el coste de los medicamentos y las farmacéuticas se enriquecerán a costa de nuestra salud. La privatización de los servicios sanitarios es para algunos una gran oportunidad y una clara amenaza para la mayoría de las personas. Para las multinacionales de este sector es más importante su propio beneficio que el derecho a la vida y la salud de las personas; como paso con las personas afectadas por la Hepatitis C.

CETA: Impulsaremos la producción agrícola, más y más productos. De vuestras huertas, directamente al resto del mundo. No hay fronteras para vuestra venta.

NARRADOR: ¡Falso! Las grandes empresas monopolizarán los cultivos. No podréis competir. Se harán con vuestras tierras a precio de ganga. Los controles alimentarios son molestos porque entorpecen el negocio. Nadie velará por la seguridad alimentaria. ¿Qué sustancias contiene lo que estáis comiendo? Nunca lo sabréis. O sí, pero ya será demasiado tarde.

En lo que se refiere al mundo rural igualmente las consecuencias tienen un sentido negativo; los beneficios de las transnacionales de la agroalimentación implican el desmantelamiento del campo europeo y asturiano, con un modelo de creciente concentración productiva que explica que en EEUU solo existan 2 millones de explotaciones agrícolas frente a los 12 millones que hay en Europa.

CETA: ¿Crisis energética? Eso se acabó. Tendréis la energía que necesitéis. Eso sí, respetando el medio ambiente.

NARRADOR: ¡Falso! El beneficio económico estará por encima de cualquier cuidado del medio ambiente. ¿Hay que perforar la tierra y llenarla de peligrosos productos químicos para extraer el gas? Pues se hace aunque eso suponga contaminar la tierra y el agua de la zona para siempre condenando la salud de vuestros hijos.

Detrás de estos TLC están igualmente las grandes compañías energéticas o extractivas; que inevitablemente buscan la ampliación de sus beneficios independientemente de los costes e impactos ecológicos que provocan, muchas veces con el peligroso reclamo de empleo inmediato.

CETA: Pero ¿de qué os quejáis? Estamos en democracia. Siempre podréis acudir a los tribunales para defender vuestros derechos.

NARRADOR: ¡Falso! Las corporaciones tendrán el derecho de demandar a través de tribunales privados a los gobiernos que se atrevan a aplicar medidas para proteger a la población si consideran que pueden perder beneficios. Así para más de 1500 municipios europeos, 200 españoles y 9 asturianos estos Tratados representan una clara amenaza a la capacidad de política de los gobiernos, desde los estatales a los municipales, por los mecanismos de protección de los “inversores” (ISDS, ICS o Consejos de Regulación Cooperadora) y que debilitan aún más a la propia democracia y la ciudadanía frente a las grandes empresas.

EN LA CAPITAL
 
¿Quién manda aquí?
 
Pregunté
 
Me dijeron:
 
“El pueblo naturalmente” (repiten los personajes)
 
Dije yo:
 
“Naturalmente el pueblo
 
pero, ¿quién
 
manda realmente?
 
Erich Fried

(El narrador : que ya es hora de que la democracia esté realmente en el pueblo y no en las multinacionales. Sería el momento en que las personas que están de rodillas se levantarían e irían hacia el círculo de los representantes de la Comisión Europea exigiéndoles que no nos vendan al mejor postor y que paren la locura que supondría la aplicación del CETA)

En el Estado español 1 de cada 5 personas se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión. Somos el segundo país de la UE con más pobreza infantil. La desigualdad no ha cesado de aumentar: en plena crisis, el número de personas millonarias aumentó un 13% entre el 2012 y 2013, lo que nos convierte en el segundo país más desigual de toda Europa. Además, a escala mundial, 1 de cada 9 personas carece de alimentos suficientes y más de 700 millones viven en la más extrema pobreza, y el 70% de las personas pobres son mujeres. Las 85 personas más ricas del mundo tienen el mismo dinero que los 3500 millones de personas más pobres del planeta.

IDENTIFICACIÓN
 
Una democracia
 
en la que no pueda decirse
 
que no es
 
una verdadera democracia
 
¿es realmente
 
una verdadera democracia?
 
(Poema de E. Fried)

http://www.noalttip.org/cetacheck/

¡No al CETA! !No al TTIP!

ASTURIES NON A LOS TRATAOS DE "LLIBRE" COMERCIU.