Pachakuti ENTREVISTA A FRANCISCO SOBERÓN

1- Como dirigente de Aprodeh, miembro de la FIDH, de la Coordinadora de DDHH ¿cómo se ve la situación de los derechos humanos en Perú?

Luego de un duro periodo de conflicto armado interno de violencia política durante 20 años, esa situación cambió en el país. Si bien hay todavía algunos remanentes de acción de violencia en algunas zonas especificas, esta disminuyó y hemos vivido un proceso importante durante la transición, con la creación y trabajo de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Esto permitió revertir lo que fue la versión oficial de la historia de la violencia de la época del Fujimorismo, que pretendía resaltar que los únicos responsables de las graves violaciones a los derechos de las personas eran los grupos armados subversivos.

Con el informe de la CVR, se determino que hubieron también graves violaciones sistemáticas y generalizadas de los DDHH a lo largo de estos 20 años, El informe de la CVR es un hito para contravenir esa versión de historia oficial y esta permitiendo algunos desarrollos en acceso al derecho a la justicia, acceso a las reparaciones y a las reformas institucionales. Indudablemente que todavía hay algunos escollos mas aún luego de la asunción de la reciente administración de presidente Alan García, donde se vislumbra un alianza del partido de gobierno, el APRA, con el Fujimorismo y Unidad Nacional, que están tratando de socavar los avances sobretodo en el acceso al derecho a la justicia, buscando frenar que la lucha contra la impunidad avance. Las organizaciones de familiares, de víctimas y el movimiento de DDHH, seguiremos exigentes en esta demanda de justicia.

Hay avances en algunos casos como en los que se determina la responsabilidad del grupo Colina, contra Vladimiro Montesinos, el general Hermosa Ríos, Salazar Monroe y otros. Asimismo, en casos como el de los estudiantes de La Cantuta, los pobladores de Barrios Altos, los campesinos del Santa o el caso del periodista Pedro Sauri Bustamante. Todos ellos, desaparecidos o ejecutados por el Grupo Colina en la época de Fujimori.

Si bien por ahora hay pocos avances, estamos pendientes también de lograr el proceso de extradición del prófugo Fujimori en Chile, para que sea sometido a la acción de la justicia y rinda cuentas por sus responsabilidades como co- autor de los crímenes que perpetró el Grupo Colina, Hermoza Ríos y Montesinos en el año 92 por los casos de Barrios Altos y la Cantuta. Esta es una batalla que todavía tomará varios meses. Esperamos que la justicia chilena responda a las demandas de los familiares de estos casos. A lo que ha determinado la CIDH sobre el caso Barrios Altos y lo que está por determinar por el caso la Cantuta (que ya se llevó a cabo la audiencia final), es q el Estado deberá determinar, la justicia peruana, la distintas responsabilidades ante estos graves crímenes.

Para poder proceder a determinar la responsabilidad de Fujimori, es necesario que el estado chileno acepte la extradición. En este proceso hemos venido recibiendo el apoyo de organismos internacionales como Amnistía Internacional, la Fidh y Human Rights Watch. Esperamos que la comunidad internacional esté atenta de los desarrollos de esta lucha, todavía larga, por justicia por verdad y por reparación por las víctimas.

En este último año han habido serias hostilizaciones a abogados, abogadas defensores, familiares, víctimas y testigos de graves violaciones de DDHH. Esperemos que estas hostilizaciones, amenazas y ataques no prosperen, y que todos podamos frenar esta acción del Estado para consagrar la impunidad.

2- Ustedes como Aprodeh han tenido un papel activo en las denuncias contra Fujimori en el tiempo que gobernaba, mientras otros sectores nacionales e internacionales le apoyaban. Ahora Fujimori es un personaje molesto para todos ¿debe volver a Perú?

Fujimori tiene cuentas pendientes y su extradición ha sido solicitada por la justicia peruana, el Ministerio Público y el Poder Judicial, quienes consideran que hay presunciones fundadas para determinar responsabilidades de Fujimori en los crímenes que perpetró Montesinos y el Servicio de Inteligencia Nacional con el escuadrón de la muerte el Grupo Colina. Además, hay otras denuncias, otros 12 expedientes por corrupción sobre los cuales hay también elementos suficientes. Por tanto creemos que el prófugo Fujimori debe volver a rendir cuentas a la justicia peruana.

3- La Comisión de la Verdad y Reconciliación creada tras el Fujimorismo ¿ha cumplido su tarea?

Creemos q fue una valiosa contribución la que hizo la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), no solamente con su informe final, conclusiones y recomendaciones, sino también con su trabajo durante estos dos años -del 2003 al 2005-. Creemos que las audiencias públicas que se desarrollaron a lo largo y ancho del país, sobre situaciones específicas, temas como: presos inocentes, desapariciones forzadas, desplazamiento forzado y violaciones de derechos humanos contra mujeres, permitieron que amplios sectores de la opinión pública conocieran la gravedad de los hechos que se perpetraron en esta situación de agresión entre dos fuegos, que vivió la población civil peruana, por el accionar de Sendero Luminoso, y la respuesta contra- subversiva del Estado.

La CVR, dejó un conjunto de recomendaciones sobre justicia, reparación integral de las víctimas y sus reformas institucionales, que son ahora el gran reto que tenemos las organizaciones de sociedad civil, para exigir que el estado peruano cumpla con estas conclusiones y recomendaciones que dejó la CVR. Incluso, hemos logrado que en el Plan Nacional de DDHH, que se elaboró en diciembre del 2005, estén recogidas las recomendaciones de la CVR, como compromiso de políticas públicas del Estado peruano a ser implementadas.

4- La decisión del presidente Alan García de defender con recursos del estado a los militares señalados de violaciones a los DDHH ¿es compartida por los organismos de DDHH?

Indudablemente que no. Esto significa una inequidad frente a las demandas de justicia de las víctimas de violaciones de DDHH. Mas bien, son estos sectores lo que deben recibir ayuda del gobierno peruano para una defensa legal adecuada. Nosotros, si bien estamos comprometidos, los recursos humanos y materiales que disponen las organizaciones de DDHH son insuficientes para atender los centenares de casos que se están investigando. Algunos ya llegaron al nivel del Poder Judicial. Por ello creemos que la comunidad internacional debe estar atenta y vigilante para que el derecho a la defensa y al debido proceso, estén garantizados tanto para los familiares, como también para los perpetradores de crímenes de lesa humanidad. Todo debe ser en la perspectiva de alcanzar justicia, para los crímenes cometidos en estos dolorosos episodios de violencia.

5- En Perú los derechos de los pueblos indígenas son reconocidos, son respetados?

Hay serias limitaciones para que estén garantizados los derechos de los pueblos indígenas. Una primera limitación es que amplios sectores de pueblos indígenas, aimaras, quechuas, etc, no se identifican ni se reconocen como tales. Solo los pueblos amazónicos tienen ese reconocimiento. Ha prevalecido el componente productivo sobre el étnico. En la auto-percepción de los pueblos indígenas en el Perú, creemos que todavía hay mucho por desarrollar para garantizar el acceso al territorio, tierra y defensa de los recursos naturales, que hoy se encuentran amenazados por la presencia indiscriminada, sin consulta previa, sin estudios de impacto ambiental adecuados en la explotación minera y gasífera en amplios territorios ocupados por pueblos originarios.

Igualmente, la tala indiscriminada de recurso forestal se constituye en otra amenaza. Hay formalización en la respuesta del Estado frente a la demanda de los pueblos indígenas. Desgraciadamente también hay dispersión en la organización de los pueblos indígenas. Este es un reto para ellos, y del conjunto de actores de la sociedad civil, por fortalecer la respuesta de las organizaciones de pueblos indígenas.