Impresiones primeras. Soldepaz en Perú

¿Que qué es el Perú?....si me lo preguntas apenas te podré contar mi desconocimiento.

Y cuando pase un mes y estemos regresando, de seguro que aun no tendremos la respuesta precisa.

¿Es el Perú una república independiente, o sigue siendo un país profundamente colonial?.. De momento las respuestas recibidas van más por lo segundo, y hay quienes desde el mundo indígena vienen reclamando una segunda y verdadera independencia.

Pero Perú ¿es indígena, o es blanco, o es mestizo?...y ahí de seguro que las respuestas son más radicales, más enfrentadas, más dispersas, pues ya escuchamos que el Perú es el país más racista de América, y que si las estimaciones más bondadosas sitúan en un 50% el porcentaje de pobladores originarios, éstos están absolutamente al margen de las decisiones capitales…como también hemos leído lo de que el mestizaje es el detergente usado para blanquear indios, el método más perentorio para aculturarlos.. una herramienta muy útil al colonialismo, al racismo..

¿Y no está el Perú recién saliendo de una guerra?.. eso cuentan, desde diversos ángulos: algunos porque se refieren a la profunda, brutal y reciente guerra que ha dejado varias decenas de miles de muertos, en donde los militares y los senderistas se han empleado a fondo, y estos últimos han sido finalmente derrotados (¿),

Y otros porque aluden a otra guerra, paralela y complementaria, que han sufrido los pobladores del Perú, y han perdido por goleada: la guerra contra los pobres ha empobrecido a las masas peruanas, y ha vendido TODOS los recursos del país a empresas extranjeras en un periodo relativamente corto de tiempo, que ha tenido en el “chino” Fujimori como la herramienta más útil y eficaz, para esta tarea vende patria.

Fujimori ahora está preso en Chile y es maloliente para los gobiernos amigos de Perú, pero durante su mandato, su golpe de estado y su gestión tan eficiente para el capitalismo salvaje, ha contado con TODOS los apoyos, con los mejores acompañamientos, en particular desde España, con Felipe y con Aznar, para el eficaz enriquecimiento acelerado de las transnacionales Repsol, Telefónica, empresas eléctricas, de la construcción.. (no se olvide nunca el extraordinario espaldarazo que supuso la adquisición a saldo de la empresa de teléfonos del Perú por la telefónica española, en el gobierno de Felipe González. 2.000 millones de dólares, casi un regalo, pero que permitieron a Fujimori sacar pecho tras el golpe de estado y mostrar el apoyo internacional a su gestión).

Esa guerra contra los peruanos ha seguido de la misma forma con los posteriores gobiernos, especialmente con Toledo, y presumiblemente continuará con Alan García

El cholo que quería ser blanco y la rubia que representaba a los indios..

Pero si algún sector ha sido específicamente traicionado por Toledo, ése ha sido el del mundo indígena: no se olvide tampoco que Alejandro Toledo, mestizo criollo, utilizó con mucha habilidad la simbología andina para reconducir los sueños de los pueblos indígenas, y traicionarlos inmisericordemente al llevar a término las más neoliberales y sumisas de las políticas contra la gente.

Y para mayor escarnio propició que su esposa, rubia y extranjera, como Primera Dama, se inmiscuyera desordenadamente en las expectativas indígenas, convirtiéndose por decreto en su portavoz internacional, metiendo baza y recursos en las instancias débiles de coordinación de los pueblos indígenas y, finalmente, utilizando de indebida forma tres millones de dólares del Banco Mundial destinados al fortalecimiento de organizaciones, razón por la cual ahora está huida del país, con orden de busca y captura por la justicia peruana.

Leyes fujimoristas y hechos toledistas contra comunidades y pueblos, y la acción contaminadora de la primera dama no sólo han dañado la incipiente organicidad estatal de los Pueblos Indígenas, sino que han dejado en entredicho y tocadas del ala a todas las instancias indígenas que se han dejado convencer de la rubia esposa del presidente cholo, y aparecen ahora también como sospechosas de malos manejos..

Un tiempo, pues, que requerirá seguramente de mucha sanación, de revisión y aprendizaje, para lo que se quiera en el futuro construir en base a la Identidad de Pueblos Originarios.

¿Y si Perú ha sido y es el paraíso del ajuste neoliberal….hay perspectivas de cambio, de algún tipo de recuperación..?

No lo aparenta en verdad, pues la presidencia de Alan García, de continuidad anunciada, aunque será difícil que empeore las anteriores, rompe con cualquier predicción, como rompe también con el auge y casi-casi triunfo de Humala, un fenómeno que sólo puede entenderse también en términos de simbología andina:

Frente al cholo “cobarde” y auto arrodillado a la política de EEUU (Toledo), el fenómeno Humala apareció como el andino “valiente” y atrevido, que casi-casi conseguía revitalizar la dignidad decaída.

Las insuficiencias de Humala fueron muchas: las alianzas complejas y contradictorias que se buscaron (cuyos resultados se ven ya en varios diputados tránsfugas), el discurso más débil en la segunda vuelta electoral, el alejamiento de toda cercanía a la izquierda tradicional, el uso matizado de términos de acercamiento a los Pueblos (los Humala usan el términos cobrizos, alegando que indígena tiene significado peyorativo despectivo), y desde luego la feroz campaña de la derecha y las empresas poderosas que prefirieron juntar sus fuerzas con un personaje estigmatizado como Alan García, antes que permitir el triunfo de un aparente amigo de los indios..

¿Que qué es el Perú, me preguntas?.., y yo te digo que ni idea…

Porque hemos leído que esa definición de primaria, de país diferenciado en costa, sierra y selva, puede ser una de las erróneas simplificaciones que permiten el alejamiento de la comprensión de un país tan diverso, en pueblos, en geografías, en valles intermedios..

¿el país donde nació Vargas llosa..?

Seguramente. También el país que este escritor con domicilio en Madrid más odia: porque le ha desenmascarado varias veces. Porque le ha enriquecido por la apropiación interesada que ha hecho de sus mitos y leyendas, y sobretodo por el uso desmesurado del racismo que practican los blancos de su barrio de Miraflores.

(Vargas llosa, el insultador, se ha convertido en el cínico ideólogo del antiindigenismo, que alimenta fobias, multiplica actitudes racistas y justifica la nómina de monaguillos como Aznar)

Perú, nadie lo niega, es la tierra de la fértil creatividad de César Vallejo, de José María Arguedas, de JC Mariátegui, de Manuel Scorza, y sus escritos premonitorios siguen siendo fuente esencial para tratar de entender algo de lo que en Perú se está Viviendo, resistiendo y construyendo: en particular de las mayorías indias.

¿Que qué es el Perú me preguntas?, y yo te podría decir, engañosamente, que el país de las ciudades “fundadas” por españoles. Solo que esas fundaciones se hicieron sobre ciudades y culturas preexistentes, o sobre templos y monumentos que previamente destruyeron, pero queriendo apropiarse de la reverencia de los pueblos andinos.

Y si me repites, como en la escuela, que el Perú era la tierra de los Incas, tendré de nuevo que pedirte una revisión más profunda por elemental y menos simplificadora, ya que los Incas sólo conformaron una cultura propia por pocas decenas de años. Y antes y durante hay MUCHOS pueblos y culturas fertilísimas, y las que convivieron contemporáneamente con los Incas no fueron exterminados sino complementados por esta civilización ecologista, cuyos restos los españoles no pudieron ocultar del todo, a pesar del enorme e increíble esfuerzo de la destrucción.

Sí pero ..¿Pizarro conquistó Perú, o vas a decirme que no?

Indudables son los hechos de la invasión. Uno de estos hechos concretos parece ¿no? Que fue el secuestro del máximo jefe inca, la petición de rescate, el pago del rescate, y sin embargo el asesinato de ese jefe lleno de simbología para la población autóctona.

Ese rescate pagado por el secuestro (la habitación llena de oro) ha sido valorado hace pocos años por el colegio de economistas del Perú: 600.000.000.000 dólares. ¿una respetable cantidad, verdad?

Pero ¿es comparable a otras cantidades, como la que estarían llevándose en dividendos, de nuevo, las empresas extranjeras, en un periodo de tiempo medio?

Son cifras muy grandes. Pero si las tenemos presentes nos pueden ayudar a entender otras (ciertamente migajas) como las que se manejan en materia de cooperación, por parte de la AECI, o de las ONGs españolas…

Iglesias reconstruidas.

Pero si además esas migajas de la cooperación oficial española se destinan con prioridad a reconstruir templos católicos privados, que en su día se construyeron sobre la destrucción de templos andinos y con esclavitud y mano de obra indias, pareciera que el destino de esa cooperación como que no es muy delicado y pudiera pretender aumentar el agravio sobre los pueblos originarios. Ahora con la excusa de que se han convertido al cristianismo.

Entonces ¿es que no hace falta la cooperación en Perú?

Claro, mucha y de la buena: pero si ahorita mismo la mayoría de ella desapareciera, muchos pensarían que se beneficiaría a la población.. ¿Qué es una exageración? Pues que lo pregunten a organizaciones indígenas desarticuladas por la acción “inocente” de la cooperación. Que se comparen calidad y pomposidad de colegios de ONGs con escuelas públicas peruanas. Que se analice el diseño de la mayoría de la cooperación, como entretenimiento, maniobra de dispersión, o compensación débil para la entrada de empresas a sectores vitales del país..

¿Y la iglesia qué..? la iglesia nada diferente que en otros lugares. Miles de edificios, de colegios privados, de propiedades grandes exentos de impuestos, con destino al control educativo y a la conducción “moral” del país.

¿y eso no es bueno o qué?

Ya..si se tiene en cuenta que el Perú tiene la proporción más alta del mundo en Obispos del Opus Dei.. y que la iglesia es el factor más preclaro de conservadurismo, de mantenimiento del estado de cosas, es decir de la opresión de las mayorías…pues nada bueno supone, con la normal excepción de algunos curitas y monjas y creyentes que se han juntado a las aspiraciones de cambio de la gente, o han acompañado las movilizaciones de pueblos indígenas en búsqueda y defensa de su identidad.

que qué es el Perú me preguntas y te estoy diciendo que no lose.

Que me extrañan esas paredes sin más murales que los del reclamo electorero, sin reivindicaciones, sin expresión del ingenio que otras gentes trasladan a las paredes..

Que me siguen sorprendiendo las publicidades electorales (en noviembre a gobiernos regionales y alcaldías), tan extranjerizantes, tan vacuas e insustanciales, pero que determinan en gran medida el mantenimiento de la desigualdad imperante, con una maquinaria importada de democracia de fachada, desconocedora de la democracia milenaria de las Comunidades indígenas..

Pues sí, eso, como una impresión fuerte, la de que se sigue librando una gran guerra contra la gente, empobrecida, pauperizada, mientras los indices de las empresas extranjeras van de alza en alza..

Y que para sostener la “tranquilidad” de esa gente empobrecida, se ha institucionalizado una red de asistencialismo, de organizaciones que nacieron de la creatividad popular y de la reivindicación, el vaso de leche, lo olla común, los comedores populares, los club de madres, pero que ahora tejen una red de dependencia gubernamental, y se alimenta una manipulación de pequeños privilegios, para provocar indefensión y lasitud en esas capas de población más maltratadas..

Y que la otra guerra, la que perdió Sendero, pudiera no ser sino una excusa para esta otra..

Y los inocentes, victimas de la guerra?

Se formó en el postfujimorismo una Comisión de la Verdad para documentar y analizar los masivos atropellos y violaciones a los ddhh en los 20 años de guerra.

Los resultados son contundentes. El ejército y la policía peruanos y sendero luminoso son responsables de miles de asesinatos, secuestros, torturas, desplazamientos, cárcel a inocentes..

La diferencia es que, mientras hay 800 presos de Sendero (y treinta del MRTA) cumpliendo condenas, los crímenes del estado aún siguen impunes, y el presidente García, en su discurso de esta semana ante las Fuerzas Armadas, anunció que el gobierno asumía la defensa de todos los militares señalados, y que lo que hicieron, lo hicieron porque el gobierno se lo ordenó…

Claro, el gobierno son los gobiernos, de Belaunde, de Alan García, de Fujimori. Y a una sistemática política de represión se suma la acción de grupos paramilitares, todos ellos con conexión militar, que en las zonas andinas han sido más ocultadas, con la excepción emblemática de Uchurajay, donde a manera de sentar precedente y ejemplo se asesinaron a ocho periodistas para que nunca más hubiera noticias de la represión..

Pero en las zonas urbanas (vuelve la desigualdad) han tenido más denuncias, en La Cantuta, en Barrios Altos, etc. y su IMPUNIDAD absoluta “molesta” un poco más a los organismos internacionales.

Ahora bien, la política de represión abundante, que tuvo en Fujimori un activista más consumado, y en el obispo Cipriani un defensor acérrimo, ha predominado como estrategia, en la llamada “cirugía”, consistente en cercenar por método, y llevarse por delante a sectores importantes de comunidades andinas, de movimientos de “sospechosos”, carne de cañón, presos y asesinados inocentes, miles de mujeres violadas por los militares, daños colaterales, que ahora, sus familias o ellas y ellos si estuvieron en prisión sin juicio pero con el estigma televisivo de “subversivos” y traje a rayas resulta imposible de “reparar”, máxime si no se ponen las condiciones de voluntad de búsqueda de Verdad, Reparación, Justicia..

Atrapado en esa red tejida de complicidades de impunidad está hasta el propio Ollanta Humala, el vencedor de la primera vuelta electoral en las presidenciales, y cuyo partido ostenta la minoría mayoritaria en el Congreso.

A otras debilidades expresadas en estas Impresiones, Humala añade su pasado militar, el mismo que le dio gloria al sublevarse en la última etapa del fujimorismo.

En ese pasado, y en la campaña contrainsurgente, varios grupos de ddhh le achacan a Humala un periodo represor de inocentes cuando era capitán en la base de Madre Mía.

Ese estigma, olvidado en otros militares en activo, ha sido y es, sin embargo, motivo de serio señalamiento a Humala que no ha facilitado las cosas para aclarar su actuación en esa zona, y no se ha separado contundentemente de la política de exterminio planificado desde Lima en ese periodo negro.

Y en todo caso hay quien dice que Sendero perdió la guerra por sus propios y abisales errores, el mayor de ellos, que teniendo tanto influjo en el mundo indígena andino, no lo respetó, no trató de entender sus aspiraciones, y fueron ellos, los andinos, (mucho más que los militares) organizados en las milenarias Rondas campesinas, los que dieron el golpe mayor, de resistencia, de aislamiento al movimiento senderista que había puesto en jaque y fuga a la aristocracia criolla peruana..

Por eso, sin entender apenas qué cosa es el Perú, hemos escuchado que en este país de Dignidad maltratada, el Levantamiento o aspiración de cambio profundo, tiene nombre Pachakuti.

Por raíz india, por necesidad imperiosa de pluriculturalidad hasta ahora negada, y también por acumulación de fuerzas, por el nacimiento de la CONAIP, y la fuerza de atracción que proviene de la experiencia boliviana.