Introducción: Reforma Agraria y Recursos Naturales

Encuentro de Sensibilización SUR-Norte

"Reforma Agraria y Recursos Naturales: Una exigencia de los Pueblos."

Tras el éxito del anterior Encuentro sobre "Semillas:patrimonio de los Pueblos, al servicio de la Humanidad", teniendo en consideración las conclusiones del mismo, y los acuerdos suscritos en Valencia, en el Foro Mundial de la Reforma Agraria,

tratamos de contribuir a la sensibilización en este tema crucial, que ha sido considerado también en el Plan Director de la Cooperación Española como uno de los ejes de actuación prioritarios, ojalá no sólo retórico.

Teniendo en cuenta la importante aportación directa de los testimonios de las organizaciones de Vía Campesina, con los que contamos,

Y de otras organizaciones sociales,

Trataremos de enmarcar el derecho a la alimentación y a un medio ambiente sano como asuntos del mayor interés para las personas y los pueblos, alrededor de los cuales se libran enormes luchas sociales y políticas.

Y ante temas como el hambre que golpea a centenas de millones de personas especialmente en África, Asia y América Latina,

el grave deterioro del medioambiente y los ecosistemas, la pérdida de la biodiversidad y la condena a la extinción como pueblos sobrantes a los campesinos-as de todo el mundo, son objetivos prioritarios de las jornadas.

La agricultura en manos de la Organización Mundial del Comercio está globalizando el hambre y la miseria.

Según el movimiento mundial de Vía Campesina "para el pequeño agricultor el gran mercado global no existe ni interesa" y lo importante es "la lucha por la tierra, la soberanía alimentaria, el agua, las semillas y un comercio justo" en todos los ámbitos.

El Encuentro se dirige a la población agraria de Asturias, a las gentes de las asociaciones o sindicatos agrarios, a los-as estudiantes de biología, medicina, medioambiente, ingeniería, trabajo social, economía, organizaciones de comercio justo y asociaciones de consumidores-as y las personas u organizaciones que trabajen y/o colaboren con los países del Sur.

Las políticas agrarias del mundo globalizado en el que estamos afectan por igual a todos los consumidores-as y de forma desigual a los productores-as.

Si bien las personas más afectadas se encuentran en los países del Sur, Vía Campesina denuncia que aproximadamente 200.000 pequeños campesinos-as son empujados-as a la pobreza urbana cada año en Europa.

Es de esta manera que las luchas campesinas se globalizan a lo largo y ancho del planeta haciéndose necesario la creación de redes de defensa de los derechos a la tierra, a la alimentación y a la biodiversidad que incluyan no sólo a campesinos-as organizados-as o no sino también a futuros trabajadores-as en biotecnología, medicina, economía y cuidadanos-as como agentes de cambio social de base.

Fomentamos el intercambio de experiencias y la creación de redes de solidaridad y acción frente a las injusticias sociales y económicas que determinan el sistema imperante.

El reconocimiento por parte del Norte de los esfuerzos que comunidades locales del Sur están realizando dirigidos a la defensa de sus derechos como productores y consumidores.

La difusión de la riqueza de la Biodiversidad en el Sur y la contribución a su conservación.

El estímulo de los Gobiernos Locales dirigido a la preservación de la diversidad genética.

El incremento en el conocimiento de las luchas de movimientos sociales del Norte en temas como los OGM (transgénicos) por parte de las comunidades del Sur.

Los-as campesinos-as han señalado en el Foro Social de Mumbay-India y en el de Porto Alegre que como pequeños y medianos agricultores-as no es suficiente que les digan que podrán exportar a Estados Unidos o a Europa porque sencillamente millones de ellos-as no tienen tierra donde cultivar ni condiciones para exportar a ninguna parte ni manera de entrar en el negocio a nivel local.

Por eso señalan la necesidad de liberar la tierra del control de las trasnacionales, latifundistas y especuladores que constituyen monopolios sobre la propiedad y sobre los alimentos que amenazan con monopolizar incluso el agua y empujan investigaciones para manipular y patentar la vida modificando genéticamente especies y semillas en su afán lucrativo por apropiarse de la vida.

Liberar los derechos a la Tierra, el Agua y la Soberanía Alimentaria.

Sabiendo que la distribución de la Tierra, por sí sola, no es suficiente para garantizar una mejor calidad de vida para los campesinos-as y pobladores urbanos, es necesario construir un modelo de producción agrícola y una nueva forma de organización social de la población que vive en el medio rural.

La defensa de la soberanía alimentaria, es decir, el principio de que cada pueblo, en su espacio específico, sea capaz de producir los alimentos que consume, conlleva también la defensa del derecho a la alimentación sana, y a su vez, los derechos de acceso a la tierra y al agua, la defensa de las semillas como patrimonio común de la humanidad, el equilibrio territorial y la protección del medio ambiente para todos-as.

Que las mujeres son, en casi todas las culturas, las encargadas de la selección y conservación de las semillas y especies autóctonas, respetando el medioambiente y conociendo la biodiversidad.

La necesidad de la reforma agraria es mayor si se considera que esos procesos han de realizarse con el fin de alcanzar una mejora social. Transferir tierras es dar poder y transferirlas a las mujeres implica además una democratización de las estructuras sociales en las que de igual a igual trabajarán hombres y mujeres propietarios-as. El efecto modernizador de la Reforma Agraria en las estructuras sociales, además, impulsa también la modernización del mercado laboral en donde las mujeres vienen trabajando con sistemas semifeudales atrasados de explotación del trabajo.

La llamada Agroecología, que favorece una alianza entre agricultores y ecologistas, entre sindicalistas y oenegeistas, entre okupas y consumidores ecológicos..

El rechazo a la agricultura convencional y el agronegocio, no tiene por finalidad favorecer el nivel de vida de un segmento reducido privilegiado del Norte y del Sur, que serían los beneficiarios de una agricultura ecológica comercial..

(no puede ser un invento para que una minoría de ricos de Europa y USA se lleven nuestras exquisiteces...tiene que ser un modelo de producción para la mayoría de nuestra población y la solución de soberanía alimentaria..)

Sino que tiene por objetivo central construir una alternativa para la agricultura campesina, que favorece la preservación del medio y asegura la soberanía alimentaria de los pueblos..

(Agroecología: síntesis de conocimientos agronómicos, ecológicos, sociológicos, históricos, culturales...)

Crece rápida la demanda de alimentos ecológicos: sellos, regulaciones, institucionalización...quitándole rasgos alternativos y/o sociales..

Estado Español: 500mil has, 16mil productores, 1.50 millones de euros, 2% de la superficie cultivada..

La organización internacional Vía Campesina, que representa a más de 160 millones de campesinos, campesinas y pueblos indígenas, propone impulsar la construcción de una gran alianza que fortalezca la lucha por la Reforma Agraria Integral, entendida ésta como un proceso para eliminar la pobreza y el hambre, garantizar la Soberanía Alimentarìa y desarrollar nuestras potencialidades.

Denuncia las políticas neoliberales implementadas a través del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial de Comercio (OMC) que están al servicio del capital y las transnacionales, y que generan la siguientes consecuencias:

La mercantilización de la tierra en todos los países, exceptuando Cuba, aumenta la concentración de las tierras en pocas manos, principalmente de las grandes empresas capitalistas. Esto ocurre con más intensidad en los países pobres, pero también ha ido aumentando en los países ricos. Para nosotros, la tierra es el elemento vital para nuestro trabajo y para los pueblos indígenas es la madre tierra, la Pachamama, y no una mercancía para hacer negocio.

El despojo sistemático de los territorios ancestrales de los pueblos indígenas para explotar indiscriminadamente sus riquezas.

La gran migración del campo a las ciudades y a otros países, principalmente de mujeres y jóvenes, que conlleva a la división de las familias, poniendo en riesgo la continuidad de la vida, la tradición, las culturas campesinas e indígenas y el desarrollo rural. Los migrantes sufren las consecuencias del maltrato, las discriminación racial y la humillación en las grandes ciudades.

El fortalecimiento del modelo agroexportador, que se basa en un uso intensivo del capital, en el latifundio, en la destrucción de los recursos naturales y en la eliminación y subordinacion de los campesinos e indígenas a su modelo de producción.

El aumento de la violencia contra las organizaciones campesinas e indígenas en todo el mundo. El capital busca silenciar las luchas y garantizar sus intereses económicos.

El incremento de la pobreza en el mundo. A pesar que teóricamente, las políticas de estas instituciones tienen como finalidades combatir la pobreza, en la práctica están combatiendo a los pobres, particularmente a los campesinos, campesinas y pueblos indígenas.

.". no han logrado acallarnos ni destruirnos. Seguimos resistiendo. Los movimientos de campesinos, campesinas y pueblos indígenas estamos cada vez más unidos y organizados; desarrollamos nuestras propias alternativas de vida y de trabajo que se sustentan en la diversidad cultural, el respeto y preservación de los recursos naturales y los conocimientos ancestrales. ......"
"Fomentemos los lazos de solidaridad entre las organizaciones campesinas, indígenas, sociales, Ongs y otras, para que avancemos unidos en agendas comunes a fin de fortalecer lucha para lograr la Justicia Social, la Soberanía Alimentaria y la erradicación del hambre y la pobreza en el mundo. "

La Cooperación Asturiana crecerá en efectividad y ética, si acompaña decididamente las demandas mundiales de la Vía Campesina: ni un euro, ni un esfuerzo, ni un minuto de tiempo de la Cooperación Asturiana para hacerse eco de politicas abanderadas por el BM.

14 de febrero de 2005