Los malos pasos de GAS NATURAL – UNION FENOSA en Colombia. Crónica de una intervención anunciada

Javier Orozco Peñaranda

En buena hora el gobierno de Colombia decidió intervenir a ELECTRICARIBE propiedad en un 85% de la “española” Gas Natural – Fenosa, multinacional irresponsable que presta un pésimo servicio de suministro eléctrico a costos impagables para la población del Caribe colombiano que es una de las más pobres del país y a la que el año pasado le incrementaron un 43% la tarifa de energía eléctrica. Lo malo es que la intervienen para administrarla y pagar con dinero de los colombianos sus deudas con los proveedores y no para expropiarla y echarla del país como merece, pues méritos ha hecho de sobra:

Pésimo servicio: pasados casi veinte años ELECTRICARIBE, léase Gas Natural-Unión Fenosa sigue sin cumplir el compromiso de hacer las inversiones necesarias para mejorar el suministro eléctrico que es de los peores del país: frecuentes e intempestivos apagones o cortes del suministro de energía a hogares y empresas, sobrecargas que queman los electrodomésticos y las máquinas, facturas impagables para familias en la pobreza, mal trato a los usuarios que vienen protestando por el caro y pésimo servicio desde hace años en ciudades como Cartagena, Barranquilla, Santa Martha, Sincelejo, Montería, Río Hacha y Valledupar, muchos líderes de las juntas de acción comunal perseguidos, amenazados de muerte y al menos 11 asesinados por protestar y denunciar a la empresa; la policía y el ejército nacional dedicados a cuidar a una multinacional que a comienzos de agosto de este año demandó a Colombia en estrados internaciones esgrimiendo el “Acuerdo internacional de inversiones recíprocas entre España y Colombia” buscando una millonaria indemnización bajo el argumento de que los problemas en el servicio que presta bajo su responsabilidad son culpa de Colombia.

Así tenemos que GAS NATURAL FENOSA incumple los contratos suscritos con Colombia, literalmente roba a las familias y empresas del Caribe, sobre explota a sus trabajadores ¡ y encima le salimos a deber ¡

Gas Natural- Fenosa entró a Colombia pisando -sin escrúpulos- un charco de sangre obrera, por lo que no es extrañar que siga aplicando una política antisindical. Gas Natural Fenosa es beneficiaria directa del genocidio sindical que le ha costado al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Energía Eléctrica de Colombia, SINTRAELECOL más de 60 dirigentes asesinados por oponerse a la privatización de las empresas públicas del sector eléctrico. El 20 de octubre de 1998 siendo miembro del Comando Nacional de Paro de las Centrales Obreras me despedí en la sede de la Federación de Educadores del compañero JORGE ORTEGA GARCIA. Éramos 13 sindicalistas dirigiendo un paro de medio millón de trabajadores del Estado que completaba 15 días y que cada día tomaba más fuerza, comenzando a extenderse al sector industrial privado y al campesinado. JORGE ORTEGA era dirigente de SINTRAELECOL en el Caribe y venía denunciando la privatización de las empresas eléctricas del Estado. Ya había sido amenazado de muerte por los paramilitares y por miembros de la Fuerza Pública. Al caer la tarde de ese día lo acribillaron llegando a su casa. Tenía el cargo de Primer Vicepresidente de CUT Colombia. Su asesinato obligó a la mitad de quienes integrábamos el Comando Nacional de Paro a huir de Bogotá y a escondernos para proteger la vida, pero una docena de compañeros fueron asesinados en esa huelga contra las privatizaciones en los sectores de banca, energía, petróleos, educación, acueductos, alcantarillados, recolección de basuras, salud, telecomunicaciones, minas y tierras del Estado, reforma agraria, etc.

FENOSA HACE SEÑALAMIENTOS MORTALES. Es muy grave que nunca se investigaran las denuncias presentadas por la CUT Bolívar ante la justicia colombiana cuando dio a conocer un documento de 26 páginas hecho por funcionarios de la empresa señalando con nombre propio a dirigentes de SINTRAELECOL acusándolos de ser guerrilleros. Y la persecución antisindical no cesa: la empresa despidió de manera ilegal hace un año al Presidente y Vicepresidente de SINTRAELECOL, HERNAN RANGEL LOPEZ y a JULIO VERGARA CONTRERAS, integrantes de la Comisión Estatutaria de la CUT Subdirectiva Bolívar, dirigentes sindicales amenazados de muerte.

Como denunció CUT Bolívar “El documento de 26 páginas en las 5 y 6 tienen graficadas a la Central Unitaria de Trabajadores CUT, como de extrema izquierda 65% de los 450 mil afiliados, EPL 5%, ELN 30%, FARC 15%, documento oficial de Unión FENOSA que llena muchos interrogantes de asesinatos, amenazas, secuestros, exilios a trabajadores, líderes sindicales y miembros de sus familias, desde que esta multinacional llego a Colombia en el año 2000. Estamos convencidos que estas políticas de tierra arrasada resumidas en las 26 páginas del documento confidencial, han contribuido a que a la fecha de hoy la CUT tenga más de 4.000 afiliados asesinados, otros exiliados y otros que sobreviven con esquemas de seguridad.”

Unión Fenosa pisotea los derechos del pueblo Embera Katío de Córdoba. La empresa se benefició de graves ataques contra estos indígenas opuestos a la construcción de la represa Urrá sobre el río Sinú. Varios indígenas entre ellos autoridades emberá katío como ALONSO y LUCINDO DOMICÓ fueron asesinados para imponer la hidroeléctrica. KIMY PERNIA DOMICÓ -reconocido como maestro de sabiduría por la UNESCO- junto a su pueblo ocupó las oficinas del INCORA en Montería, la Embajada de Suecia y el Ministerio del Medio Ambiente en Bogotá y desplegó una actividad de denuncia internacional en defensa de su territorio y de su río ancestral por el terror desatado para beneficio de éstas multinacionales. Y cuando vio que la empresa se salía con la suya se puso al frente de una tristísima caravana de mil indios que en canoas bajaron el río por última vez cantando “Do Wa bura”, ¡ Adiós río ¡ Después, el 2 de junio de junio del 2001, fue retenido, desaparecido y asesinado. Parece que sus restos fueron arrojados al río Sinú por paramilitares de SALVATORE MANCUSO y CARLOS CASTAÑO, latifundistas vecinos del expresidente ALVARO URIBE VÉLEZ que hoy habla a nombre de las “víctimas” para sabotear la paz negociada con las FARC y evitar devolver las tierras despojadas con enorme violencia a campesinos, indios y negros de esas regiones para beneficio de esta multinacional y de los narco latifundistas del Caribe.

Empresas como GAS NATURAL-FENOSA que se benefician del terror en Colombia son ejemplo del necro-capitalismo que acumula ganancias mediante el despojo violento, la corrupción, la ineficiencia. Estas empresas además son co-responsables de la pobreza energética que avanza sobre la población española empobrecida, alumbrada a costos impagables por térmicas que generan electricidad quemando carbón importado a altísimo costo humano y ambiental… ¿Importado saben de dónde? ¡ de Colombia ¡ para variar.

GAS NATURAL –FENOSA debiera aprovechar la intervención del gobierno colombiano y oír la invitación de millones de costeños que le piden a gritos irse del país por no respetar los derechos humanos, laborales, sindicales, étnicos, ambientales. Pero me temo que sus planes son seguir pelechando en el mal servicio y esperar del Estado colombiano una indemnización millonaria alegando que los colombianos no le pagan.

Este es el único ladrón que grita ¡ me roban ¡ con las manos metidas en los bolsillos de sus clientes, pero sigue ahí.


http://www.lamarea.com/2016/11/18/gas-natural-fenosa-colombia-historia-una-intervencion-pactada/