Sábado 19 de noviembre de 2016 / Hemeroteca / Hemeroteca 2016

Paz, DDHH y Bienes Comunes en Llanera

Llanera se ha convertido en un Concejo de referencia para la agroecología, con diversos mercados y certámenes en que se propician las producciones limpias y ecológicas.

En paralelo, algunas actividades divulgativas enmarcan y dan contexto a lo que “se debate y construye” en el mundo en estos asuntos que tienen que ver con la Vida, de la gente, y la preservación del planeta.

Viviana Catrileo Epul, iba a venir a Llanera ..pero no pudo ser. Y se quedó en Bilbao rumbo a Madrid y a Santiago de Chile y a Temuco.

Ella pertenece al pueblo mapuche, (gente de la tierra), que habita el sur de Chile y Argentina y algunas de cuyas gestas en la resistencia a la invasión fueron recogidas por Alonso de Ercilla en el poema épico La Araucana.

Es representante de la Asociación Nacional de Mujeres Rurales Indígenas de Chile, ANAMURI.

Viviana venía para compartir experiencias del IALA, instituto de Agroecología, una “Escuela que incorpora una visión sociopolítica en el marco de la soberanía alimentaria y el feminismo campesino y popular para que en el mediano y largo plazo influya e incida en los sistemas agroproductivos, desde la función social de la tierra, garantizando una alimentación de calidad, una agricultura diversificada que combate el cambio climático y que permita un tejido social campesino comprometido, con participación joven y con mayor equidad de género. “.

ANAMURI considera que la violencia en contra de la Biodiversidad y de nuestra Madre Tierra, son también violencias ejercidas por el sistema capitalista y patriarcal en contra de las mujeres rurales e indígenas.

En su lugar.. llegó Inés González Castro. Ella tiene una larga experiencia en México a donde llegó con Soldepaz para realizar unas prácticas de 9 meses que se convirtieron en varios años en Oaxaca, con el CODEP comité de defensa de los derechos del pueblo. A su regreso Inés ha realizado diversas conferencias sobre la situación mexicana, con incidencia en las desapariciones de estudiantes, la agresión a las mujeres y la resistencia de los movimientos populares:

“México, un territorio muy querido en Asturies, al que muchxs de nosotros nos sentimos especialmente vinculados a través de lazos de solidaridad, tejidos con compas de diferentes regiones mexicanas y colectivos que enfrentan, día a día y desde hace décadas, la represión por parte del Estado , convirtiéndose para nosotras en ejemplos de dignidad y lucha.

México, un país que es hoy un claro ejemplo de la barbarie neoliberal; de este sistema injusto llamado capitalismo, que padecemos y enfrentamos a diferentes niveles en todo el mundo y que primando el interés económico de unos pocos, avanza a través de la represión y de la muerte.

Hablar de México:

- Es, desgraciadamente, hablar de un estado criminal; asesino, en manos de una oligarquía nacional que junto a los grandes poderes transnacionales, organiza deliberadamente la violencia para defender sus intereses, llámense narcotráfico, empresas mineras; petroleras; de telecomunicaciones, turísticas… etc. Violencia que este aparato estatal viene ejerciendo y ejerce, desde parámetros supuestamente legales: a través de repetidas reformas estructurales – de las que el actual presidente Peña Nieto es especialista- y Tratados de Libre Comercio, que no son sino artimañas legales de las que se sirve este Estado asesino, y también, directamente, a través de sus múltiples fuerzas represivas como policías, militares y paramilitares.

- Es hablar de dictadura encubierta; de corrupción de los tres niveles de gobierno; de ausencia de separación de los poderes legislativo y judicial del ejecutivo, de pactos entre los diferentes partidos con representación en el Congreso que desgobiernan todos a una, sin representar los intereses legítimos del pueblo mexicano.

- Es hablar de un territorio rico en minerales: en oro, en plata, en zinc… petróleo y gas, en fauna y flora, en parajes naturales de belleza infinita. Y es hablar de que precisamente, de toda esta riqueza de su territorio se deriva la condena a muerte de su pueblo, que ha de enfrentar los planes de expolio -llamados megaproyectos- de quienes detentan el poder y que son llevados a cabo a través de, encarcelamientos, desapariciones y asesinatos.

- Es hablar de los hombres más ricos del mundo frente a casi la mitad de la población mexicana en condiciones de pobreza y marginación. Ricos, por cierto, como Carlos Slim , dueño de un equipo de fútbol local asturiano- que hizo fortuna beneficiándose de los procesos de privatización de los servicios públicos en los ochenta, y que hoy se sigue enriqueciendo también, entre otros negocios como con la minería -a través de su minera FRISCO-, con la construcción de penales de máxima seguridad que no son sino centros de exterminio de luchadores y luchadoras sociales.

- Es hablar de la Iniciativa Mérida, hermana mexicana del Plan Colombia, a través de la cual el gobierno gringo se infiltra en México, sin dar la apariencia de intervenir directamente; pero infiltrando, en realidad, a cientos de funcionarios de la CIA ,la DEA y el FBI en agencias mexicanas de seguridad e información. Es hablar de millones de dólares de beneficios para EEUU que se enriquece con la venta de armas y el tráfico de drogas y del pretexto de un combate al narcotráfico que en la práctica no ha hecho sino reforzar los grandes cárteles; multiplicar su número; profundizar la militarización de los territorios y multiplicar el número de muertos civiles.

- Hablar de México es también, desgraciadamente, tener presente que el suelo mexicano está lleno de fosas comunes y que las cárceles mexicanas están llenas de presos y presas políticos, y que la mayoría de ellos no son sino luchadores sociales, que hacen frente a las políticas de expolio y la represión del estado.

- Es hablar de delitos fabricados; de cifras espeluznantes de desaparecidos, torturados y asesinados; de masacres terribles como Aguas Blancas, El Charco , Tlatlaya; Acteal ; Agua Fría en Oaxaca; de los 3 estudiantes normalistas asesinados y 43 desaparecidos de Ayotzinapa; de los presos políticos y asesinados en la región Loxicha ; de la represión al movimiento magisterial y sindical independientes, con la masacre de Nochixtlán, y de tantos y tantos asesinados, desaparecidos, torturados y encarcelados impunemente por los que si guardáramos un minuto de silencio, como replicaba una activista a Rigoberta Menchú recientemente, nos quedaríamos callados eternamente.

Pero en contrapartida a este atroz escenario, hablar de México supone también hablar de la riqueza plurinacional y multicultural de pueblos amables y hospitalarios, alegres y combativos. Defensores de la tierra y de lo colectivo. Es hablar de pueblos indígenas; de sistemas consuetudinarios de gobierno, basados en el mandar obedeciendo. Es hablar de luchas que se multiplican en todo el territorio nacional; del movimiento magisterial disidente en todo el país; de las luchas de las comunidades zapatistas ; de San Sebastián Bachajon en Chiapas ;de los comuneros de Cherán en Michoacán; de los Yaquis en el norte del país; del Frente de Pueblos en Defensa de la tierra en Atenco; del Movimiento Popular Guerrerense; de las policías comunitarias de Guerrero , Oaxaca y Chiapas ; de la Asamblea Nacional Popular constituida recientemente a raíz de los asesinatos y desapariciones de los normalistas de Ayotzinapa; de diferentes organizaciones estudiantiles, sociales y políticas que con mayor o menor trayectoria de lucha dan batalla en el país; de la APPO; de las comunidades del istmo de Tehuantepec, también en Oaxaca, que enfrentan los proyectos energéticos de empresas españolas como Endesa….

De Oaxaca, uno de los estados más ricos en diversidad étnica y cultural, con más de dieciséis grupos indígenas; un estado que es también uno de los más empobrecidos y marginados del país y cuyos movimientos sociales y políticos han padecido mayor represión por parte de grupos caciquiles; paramilitares y de los gobiernos estatal y federal , pero que en contrapartida es también un estado representativo en lo que se refiere a la lucha popular; a la defensa de la tierra y de lo colectivo.

(se proyectó antes el corto las revoluciones de Berta: documental las revoluciones de Berta en el alcuentru de muyeres

Alonso de Ercilla (1574):

‘La sincera bondad y la caricia / de la sencilla gente de estas tierras / daban bien a entender que la codicia / aún no había penetrado aquellas sierras; / ni la maldad, el robo, la injusticia / (alimento ordinario de las guerras) / entrada en esta parte habían hallado / ni la ley natural inficionado’.

‘Pero luego nosotros, destruyendo / todo lo que tocamos de pasada, / con la usada insolencia el paso abriendo / les dimos lugar ancho y ancha entrada; / y la antigua costumbre corrompiendo, / de los nuevos insultos estragada, / plantó aquí la codicia su estandarte / con más seguridad que en otra parte’

Los días 26-N y 10-D, continuarán las actividades, con los temas del Agua-Y ocupación ilegal de Palestina, y los DDHH en Colombia con incidencia especial en el despojo de tierras.