El Rey y Zapatero reciben con honores a un presidente mentiroso

Que les dice que no hay conflicto en Colombia.

Que asegura que los paramilitares ya no existen en su país.

Que les vende la seguridad democrática.

A la misma hora, una Delegación Asturiana, acompañada de la Corporación Claretiana, de abogados de la FCSPP, de la COSPACC, y del párroco del pueblo de Nunchía, estaban recogiendo duros testimonios que pillaban en flagrante mentira al presidente Uribe: gravísimas violaciones a los derechos humanos en el piedemonte de la zona petrolera.

Esa misa Delegación Astur ha recogido similares confirmaciones de alcaldes, gobernadora, defensor del pueblo y organizaciones populares en varios departamentos del país, que desmienten a Uribe con rotundidad.

La Delegación, mientras, ha recogido miles de casos de crímenes que organizaciones con alto estatus de asesora en la ONU denomina crímenes de estado.

Y ha visto con sus propios ojos miles de expulsados de sus tierras para asegurar el mayor robo del siglo: 6 millones de hectáreas de tierras, legalizadas a los ladrones por Uribe.

El Rey y Zapatero han recibido a un presidente señalado, para asegurar un proyecto político amarrado al narco, con efectos violentos muy superiores a cualquiera de las dictaduras militares conocidas,

Y que la semana anterior a su viaje había producido el degollamiento de un jefe paramilitar que testificaba asegurando que había financiamiento para la campaña electoral del presidente.

El Rey y Zapatero se han abrazado, para asegurar los beneficios privados de las multinacionales españolas, a un personaje que, a no tardar mucho tiempo, seguirá la misma senda que Fujimori, y entonces habrá que descomponer apresuradamente muchas de las imágenes amañadas del momento, de felicidad en los negocios a costa de la Vida de mucha gente, indígenas, campesinos, sindicalistas, negros, estudiante, comunicadores..

Escuchamos a un veterano educador de la Universidad de Santander, lamentándose de que Europa se haya dejado convencer por un proyecto basado en el terror, que desarticula el rico tejido comunitario de Colombia, para proyectar la delación y señalamiento de tu vecino, como norma para-fascista impuesta con miles de millones de apoyo.

Cuando siguen de actualidad los escándalos de las ejecuciones extrajudiciales de miles de personas, incentivadas con recompensas oficiales..¿el Rey y Zapatero seguirán aportando también a ese sistema de recompensas para el exterminio que supera las películas del oeste, la guerra sucia contra la población, la “limpieza social” y toques de queda decretadas por paramilitares que Uribe dice inexistentes?

Frente a eso movimientos, organizaciones iglesias, vienen proponiendo quebrar la Impunidad, detener las masacres, propiciar la Paz.

Y ahí la pregunta pertinente es si el Rey y Zapatero ¿le aportarán a ese proceso para que Colombia logre Construir la Paz?

En las vísperas del Primero de Mayo el Rey y Zapatero han recibido a Uribe y firmado nuevos negocios que bendicen el record mundial de asesinatos de sindicalistas, ( 9 de cada 10 sindicalistas asesinados en el mundo son colombianos), el record de desplazamiento interno (escandalosa cifra de 4 millones de personas).

Tal vez ellos consigan dormir con la conciencia tranquila. Este ciudadano que escribe desde Nunchía, departamento del Casanare (con cuyo gobernador no pudimos reunirnos por estar preso por complicidad paramilitar) espera que no.

Javier Arjona