Encuentro para la Paz en Colombia en Rivas

Rivas, aportes a la Paz en Colombia.

Intensa segunda jornada del Encuentro para la Paz en Colombia, en la ciudad de Rivas, en vísperas republicanas.

Con las inquietudes, voces y propuestas del exilio, como principales protagonistas, arropadas por las organizaciones de la solidaridad internacionalista, se debatieron, consensuaron y remitieron al gobierno colombiano, a los gobiernos acompañantes del proceso de paz, a las insurgencias, al Congreso de Paz del próximo fin de semana en Bogotá, a las organizaciones indígenas, a los y las congresistas de Colombia.. las construcciones en torno a la paz que se han venido conversando en varios años, y ahora concretizadas para este año decisivo.

Se denunció que, en contravía, existan tantos obstáculos y barreras al derecho de protección, en el estado español y en Europa, con la excusa de la crisis, lo que es considerado un poderoso inconveniente que retrataría al gobierno español como contrario a la Paz en Colombia, mientras se le exige lo contrario: que se involucre, que se comprometa con hechos concretos, en apoyar la Paz en Colombia, empezando por no torpedear a las instancias y organizaciones que en el estado español han venido jugando un rol principal de favorecer los Derechos de las personas que han tenido que salir al exilio para salvar sus vidas.

A las organizaciones de la PEPAZ, Plataforma estatal para la paz y los ddhh, que había convocado las jornadas, se sumaron numerosas organizaciones y plataformas, entre ellas estudiantes de CatedraCol, la Red de Solidaridad con el proceso de Paz de la comarca Sur de Madrid, o varias organizaciones de mujeres, que han estado afinando propuestas de paz con participación activa de las mujeres.

Se acordó que en octubre se convoque otro encuentro de carácter más amplio y un foro europeo, con preparativos y debates por zonas y países.

Se demandó un registro de todas las víctimas en el exterior, para poder intentar evaluar los daños, sicosociales, materiales, familiares, y convenir en las condiciones que tendrían que darse para el retorno con garantías: dicho censo no podría hacerse en las embajadas o consulados, para evitar la revictimización, sino en el Acnur o las defensorías del pueblo..

Dicho censo del exilio, del que se había adelantado la cifra el viernes de cinco millones, contrasta con la cifra mayor dada por el gobierno de 9 millones de personas.. lo que en todo caso da dimensión muy grande de un colectivo que no tiene reconocimiento político, y no ha tenido cauces para expresión propia en una perspectiva de construcción de paz.

Ni una persona exiliada más, fue una exigencia del Encuentro, pero.. los datos que a cada hora llegan de Colombia no lo corroboran: la jornada del sábado comenzaba con un recordatorio de… una persona asesinada en Córdoba, otro joven en San José Apartadó, otro en el Tamarindo, Barranquilla… hechos intolerables que retratan las zancadillas contra la Paz, de un estado con una gran capacidad histórica para el desatino y el doble lenguaje.

De ninguna manera es tolerable que mientras se dialoga en La Habana se sigan asesinando dirigentes populares, se recalcó.

Se expresó el desacuerdo con un modelo de desarrollo que ha generalizado la violencia: donde las transnacionales cosechan en la guerra sucia, y en tal sentido se denunció que el gobierno español esté en esa tesitura de los negocios sin respeto a elementales derechos, y en particular se demandó el cese de cualquier intercambio o venta de armamento, señalándose la responsabilidad de este gobierno en reparar a las víctimas.

El exilio, víctimas del terrorismo de estado, apeló a la desobediencia civil frente a la guerra, y analizó otros procesos, como el de Sudáfrica, la llamada “transición” española, o los acuerdos de paz en El Salvador y Guatemala.

La VERDAD, se dijo, no puede quedar tapada ni en esta fase ni en ninguna otra, la Solidaridad Internacionalista, tendrá que ser un espacio de diálogo y apoyo al proceso para la paz, que sólo será posible si se atacan las causas que dieron origen al conflicto.

Fortalecer las organizaciones del refugio, apoyar en especial a las mujeres víctimas de esta guerra, propiciar debates y preguntas parlamentarias que ayuden a la implicación de las instancias del estado español, favorecer Misiones de verificación en el terreno, visualizar los intereses extranjeros, que hacen parte de la guerra, , mejorar la coordinación de las organizaciones del exilio, y tratar de detener la escalada de violencia que está incrementándose en estoas semanas en Colombia, formaron parte de los acuerdos, en unas Conclusiones completas que en breve se pondrán a disposición publica.

Con la presencia de representación de la Embajada de Venezuela (como país acompañante del proceso), y con comunicación por videoconferencia con el representante a la cámara Iván Cepeda, se desarrolló en la tarde una Audiencia, que tiene carácter oficial para trasladar propuestas a gobierno e insurgencia reunidos en La Habana.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=166721