Conferencia en Madrid: la incertidumbre y la crisis, en la Colombia del post acuerdo de la Habana

Por Alberto Pinzón Sánchez

Alberto Pinzón: en el Club de Amigos de la UNESCO: las incertidumbres de la Paz para Colombia.

Alberto Pinzón Sánchez es médico, antropólogo y ensayista colombiano en el exilio. Participó en los diálogos de paz entre el gobierno del presidente Pastrana y la guerrilla de las FARC, en una comisión de "notables" que hizo recomendaciones a las partes.

Dijo en el CAUM en Madrid:

Quiero dar un saludo a quienes hicieron posible mi presencia hoy aquí:
- A la plataforma de Solidaridad por Colombia.
- A la constituyente de exiliados perseguidos por el Estado colombiano.
- A los camaradas presentes: Enrique, Leila, Jorge, Mauricio, Remedios, a tantos otros aquí presentes.
- A los compañeros y amigos.

El muy conocido por ustedes, “Felipillo” González, ha comparado el acuerdo de la Habana con la caída del Muro de Berlín. No es para tanto. Pero bueno, yo personalmente sí creo que el acuerdo logrado este agosto entre el Estado Colombiano y la insurgencia de las Farc-EP, es un hecho histórico.
Y deseo explicarlo a ustedes bajo dos categorías de pulsante actualidad: La de Incertidumbre y la de la crisis.
Veamos:

I La Incertidumbre:

Este es el signo de la época actual y un poco el sentido de esta charla bajo el peso denso de la incertidumbre.
-Después de más de 4 años de diálogos de paz, conversaciones, y acuerdos parciales este 24 de agosto pasado en la Habana, el Estado Colombiano y la insurgencia de las Farc -EP han llegado a un acuerdo para finalizar el llamado conflicto Interno de Colombia.
-Entre los 27 sub acuerdos de los 6 temas de la agenda inicial pactada, las dos partes buscaron identificar los elementos más significativos que constituyen el Tapón, que como un tapón en un inodoro que obstruye e impide el flujo normal del agua, ha obstaculizado en la sociedad colombiana el flujo de su desarrollo armónico, manteniéndola inundada y en una pestilente crisis generalizada.
- Uno de estos subpuntos sobre la refrendación de los acuerdos, y que fuera presionado por el Presidente Santos, fue el Plebiscito que ha sido convocado para el próximo 2 de octubre y cuyos resultados inciertos aumentan la incertidumbre que les he mencionado.
-Está también la realización de la última conferencia guerrillera citada para fines de septiembre y cuyas conclusiones, aunque no las sabemos, esperamos vayan en el sentido de los acuerdos.
-Queda también otro elemento de incertidumbre, que es la persistencia de la confrontación armada contrainsurgente en contra del ELN y del EPL; y cuando hablo de contrainsurgencia estoy hablando de Narco- Para-Militarismo.
- Por último, está el hecho de que la crisis general de Colombia está enmarcada dentro de la crisis Geoestratégica más amplia de la Región latinoamericana, y, está mostrando una aceleración preocupante, motivada por la firma de los acuerdos de la Habana y por la desestabilización de la mayoría de gobiernos progresistas de la región como Brasil, Bolivia, Ecuador y en especial en la hermana república de Venezuela.

II La Crisis

-Leyendo sobre el significado que el marxismo da a la categoría de crisis, llegué a los cuadernos de cárcel escritos por Gramsci.
-En la mazmorra donde el fascismo lo sepultó para evitar que su cerebro pensara, como lo dijo Mussolini; Gramsci puso a dialogar a dos de los más grandes pensadores del mundo occidental: A Marx con Maquiavelo, y en el texto clásico titulado “Maquiavelo, la política y el Estado moderno”, escribe la siguiente nota condensada:
“Relaciones entre estructura y superestructura: Este problema me parece que es el problema central del Materialismo Histórico. Elementos para orientarse: 1) el principio de que ninguna sociedad se plantea tareas para cuya solución no están ya las condiciones necesarias y suficientes y 2) que ninguna sociedad se derrumba si primero no se ha desarrollado todas las formas de vida que se hallan implícitas en sus relaciones” .
-Este inquietante concepto va mucho más allá y explica mejor lo que tradicionalmente hemos dicho sobre Colombia: “Que lo viejo no muere y lo joven tampoco nace”.

¿Por qué todo este rodeo?

- Porque deseo llamarles la atención a todos ustedes, sobre cómo el acuerdo de la Habana con sus 27 sub acuerdos, plantean acertadamente esta relación problemática de la que habla Gramsci, entre la estructura y la superestructura de una sociedad dada.
Veamos:
- Hay dos temas y 10 sub acuerdos directamente relacionados con la estructura de la sociedad colombiana: UNO el Problema Agrario, la miseria en el campo, los usos de la tierra, la territorialidad etc, Y Dos, el problema de las drogas, la economía ilícita del narcotráfico, la sustitución de cultivos, y los problemas de salud pública derivados del consumo de los narcóticos.
- Algunas cifras relacionadas con estos dos temas son las siguientes:
-Según el censo oficial del DANE, realizado en 2015.
-De los 41 millones de habitantes de Colombia, y esto se desconocía olímpicamente, 31 millones viven en ciudades y 10 millones viven en el campo, con un índice de miseria del 65%. No sé cuál país europeo tenga 10 millones de habitantes, viviendo en la miseria absoluta.
- De los 42 millones de hectáreas de tierra que tiene Colombia en uso:
-33 millones de Has, es decir un 88%, están dedicadas a la ganadería. -5 millones a Agro-industrias, y atérrense: - Solamente 1 millón y medio de hectáreas a están dedicados a producir alimentos.
- En cuanto al problema de las drogas, ya se sabe que:
- En Colombia se reportan 150 mil hectáreas de “maticas de cocaína”, como las llamaba Uribe Vélez.
-Que producen 400 toneladas métricas de alcaloide puro por cosecha.
- Y según cálculos reducidos, el ingreso colombiano al mercado global de la cocaína es de 7 mil 694 millones de dólares por año. Algo así como el 2,3% del PIB de Colombia y atérrense otra vez:
-A Colombia solo llega el 3% de esta suma y al campo, solamente llega el 0,2% de ella. El resto queda en la distribución y el consumo globales.
-Para la superestructura colombiana, hay también dos grandes temas sobre los que se lograron 7 sub acuerdos. UNO la justicia y DOS, la participación política.
-En cuanto al Problema de la Justicia y las víctimas del conflicto, se lograron 3 sub acuerdos que tocan 4 asuntos muy sensibles para los colombianos:
1-La ineficiencia e incapacidad del monstruoso aparto de justicia colombiano para administrar una verdadera justicia moderna.
2- El asunto del narco paramilitarismo y la contrainsurgencia.
3-La violación masiva de los DD HH y el D.I.H, y
4-Las llamadas secuelas del conflicto tales como:
-1 millón de muertos.
-6 millones de desplazados internos a los que les robaron a mano armada, 6 millones de hectáreas de tierra.
- 80 mil desaparecidos
-10 mil presos políticos que se pudren en las mazmorras del régimen, acusados de rebelión
- 1.500 militares presos
-60 para-políticos en la cárcel, etc.
- Y en cuanto al segundo problema superstructural acordado, el de la llamada participación política; se lograron 4 sub acuerdos, que tienen que ver con la solución a lo que se denomina la “democracia genocida de Colombia”, el clientelismo político, la para-política, y la exclusión violenta de la izquierda.
- Hay otros dos temas grandes con lo que se completan los 6 de la agenda inicial y que se refieren a la finalización del Conflicto, y, a la implementación de lo acordado .
- Sobre el fin del Conflicto, se lograron 7 sub acuerdos, porque ustedes comprenderán que detener una guerra contrainsurgente y geo-estratégica como la colombiana de más de 70 años de duración y con tantas implicaciones trasnacionales, no se puede hacer en un día.
- Y sobre la implementación de lo acordado se lograron 3 sub acuerdos, uno de ellos el bendecido Plebiscito de la incertidumbre, impuesto por Santos a última hora.
Además, los sub acuerdos sobre la verificación Internacional, la implementación de lo acordado y su seguimiento.

¿Qué sigue?

-Si se gana el plebiscito, viene un periodo de transición social que hemos denominado Post-acuerdos, en el cual, tal como nos lo indica Gramsci, se intentará poner en concordancia la estructura y la superestructura de la sociedad colombiana. Lo cual implica:
-Primero que todo, sellar un acuerdo político y diplomático como el alcanzado en la Habana, pero entre el Estado colombiano y las insurgencias del ELN y del EPL.
- Segundo, ser claramente conscientes de que el conflicto social no ha finalizado. La lucha de clases para el campo popular va a continuar bajo la forma de Movilización Social y Popular.
- Tercero, mediante esta movilización y lo que Gramsci llamaba metafóricamente la guerra de posiciones, buscar cambiar la correlación de fuerzas sociales y políticas, en este momento favorable al Bloque de Poder Contrainsurgente, con el fin de darle paso a un Poder Popular Constituyente.
- Cuarto, desmontar los 14 grupos narco- para-militares que todavía subsisten como poder factico en Colombia y, restablecer el tejido social totalmente destruido por ellos.
- Quinto, desmontar la doctrina de la seguridad nacional imperante en las instituciones militares colombianas y que Santos quiere amarrar a la OTAN.
- Sexto, desmontar la ideología contrainsurgente dominante en el Oligopolio mediatico oficial, y que es dominante también en las principales instituciones del país.
- Séptimo, luchar decididamente por una democracia avanzada, en todos los aspectos de la vida colombiana.
- Octavo, ganarle la batalla política y de las ideas al Neoliberalismo militarista y depredador gobernante y que en lo inmediato, el Presidente Santos pretende continuar con Vargas Lleras.
Y, por último, vigilar minuciosamente la implementación de lo acordado.
Pero, ¿qué pasa si gana el no?
Seguimos en la pesadilla, y se confirman varias cosas:
Primero: Lo que yo siempre he dicho. Santos es un tahúr que cayó en su propia trampa.
Segundo: Es una catástrofe, como el mismo Santos lo ha dicho, pero para su gobierno que quedará totalmente “deslegitimado” no solo nacional sino Internacionalmente y podría colapsar.
Tercero: Es probable, pienso yo, que las Farc, no vuelvan a la guerra, porque se dedicarán a presionar en la comunidad Internacional el cumplimiento del pacto diplomático firmado con el Estado colombiano.
Cuarto: La guerra contrainsurgente se concentrará contra el ELN y el pequeño EPL.
Quinto: También aumentará la contrainsurgencia contra la movilización social y popular
Sexto: la crisis, es decir la contradicción estructura -superestructura que les he citado se profundizará, tanto dentro del país como en la Región.
Y séptimo: seguiremos en la incertidumbre, pero con un signo aún más negativo y regresivo.

Bueno, no siendo más, quiero una vez más agradecer primero que todo a ustedes por haber tenido la paciencia de escucharme y hacer esta charla.
Y desde luego a Gramsci, pues sin sus libros escritos en la cárcel fascista, no me hubiera sido posible escribirla en este papel y leerla a ustedes.

Muchas Gracias.

http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2016/09/12/realizan-acto-en-madrid-sobre-proceso-de-paz-en-colombia

















  • Alberto Pinzón Sánchez