La senadora Piedad Córdoba

inició gira europea, pisando primero territorio asturiano.

En apretada agenda tuvo cuatro reuniones en la tarde del viernes, con la misma intención de trasladar propuestas de paz para su pueblo, y buscar complicidades para ello de la comunidad internacional.

Y las encontró, en el gobierno asturiano, en el ayto de Gijón, en los 20 colectivos sociales que se reunieron con ella en privado, y en la aclamación de la Charla pública en la Cátedra Jovellanos de la ciudad de Gijón.

El premio recibido en Managua, de Paz y Reconciliación, sirvió de entrada para comparar las situaciones de los acuerdos de paz en Centroamérica y lo lejos que se está aun de la paz en Colombia, así como para incitar a la reflexión de qué tipo de paz se ha dado en El Salvador, por ejemplo, si ha servido a la población en su conjunto o si hay caminos significativos que recorrer contra la pobreza y la miseria.

La abogada ,formada en la Universidad católica, aseguró que hay muchos Haitís en Colombia y sin embargo no se ponen medios para enfrentarlos: 18 millones de pobres es una cifra demasiado grande como para hablar de cumplimiento de respeto a los derechos humanos en su país.

Subrayó la senadora la importancia de que no les dejen solos, de que haya acompañamiento internacional a los colectivos y movimientos que propugnan la paz al conflicto social, político, armado que padece Colombia desde hace 45 años.

Arremetió duro contra la guerra, que solo favorece a los ricos, y al diseño de éstos para que la guerra permanezca pues con ella se incrementan sus privilegios.

Su propuesta es la de una mirada colectiva al conflicto. Afirmó que cada vez que se producen liberaciones, como las de la semana pasada en que la guerrilla liberó unilateralmente a militares presos, el país recibe un impacto positivo, porque hay ansias de paz, un sentimiento grande de que la guerra se acabe.

Pero en Colombia hay 8 millones de personas que apenas comen una vez al día, y sin embargo se instalan 12 bases militares norteamericanas, que suponen una ofensa a su soberanía, y tienen por objeto determinar el destino democrático de otros países, y son punta de lanza de la derecha internacional, que ha tomado a Colombia de referente para sus planes guerreristas.

De las elecciones recientes, dijo Piedad que habían sido las más fraudulentas de la historia colombiana, diseñado ese fraude con el interés de que la guerra no se acabe.

De las liberaciones recientes comentó que había sido un año entero de forcejeos con el gobierno, desde que las FARC ofrecieron la liberación unilateral de los soldados, y que hasta seis meses estuvieron caminando los guerrilleros con los restos del mayor Guevara, por los obstáculos del gobierno para su entrega.

Frente a la presencia de Rajoy en Colombia, para inaugurar una sede del PP en su país, y darle chance a la derecha internacional en sus planes de apropiación de recursos, la senadora valoró el alto papel de España en Colombia, en el mapeo del país, en el intento de aumentar el control de esos recursos por diversas vías.

En ese sentido la doctora invitó a Moratinos, el ministro español de exteriores, a visitar no sólo la bella Cartagena., sino a ir a Buenaventura, al Naya, a Putumayo, y conocer el país real.

Considera que la paz se construye cada dia, con gesto cotidianos, frente a un régimen corrupto, y frente a la grave estigmatización de quienes optan por vía pacifistas.

Reiteró la invitación al gobierno español a visitar el corregimiento de Zaragoza, en el Valle, o los llamados cráteres lunares, de las explotaciones de oro, o la fosa común de la Macarena y otras, para que España deje de colaborar con la caricatura de democracia, y le apueste sin reservas a un proceso de paz en Colombia.

Un proceso en el que el intercambio humanitario, canje de prisioneros, debe darse pronto como primer paso, para detener la degradación de la guerra, porque construir la paz es un designio ético.

Abogó la señora Piedad por que en el futuro se den espacios para que las colombianas y colombianos en el exilio puedan regresar a la patria, por que los necesitan en la construcción de esa necesaria y anhelada Paz.

Se asombró de que en las comunidades rurales, en muchas partes del país, se atrevan a enfrentarse a la guerra como decisión colectiva, y eso le anima a desconocer el miedo, para "que no sea el compañero permanente de nosotros", y que ese compañero sea la esperanza.

Animo a popularizar el conocimiento de los crímenes, por que no pueden quedar en secreto, y próximamente estarían entregando informe de las entrevistas en Estados Unidos con jefes paramilitares, que darán mucha información de las masacres cometidas y de sus cómplices políticos.

"esta es una reunión de la esperanza" dijo la senadora y retruco al presidente Uribe y su ultima expresión, diciendo que apoyarían el que los guerrilleros, si fueran liberados, se quedaran en las ciudades, disparando ideas, debatiendo política. Sin armas. Construyendo escenarios de paz.

Nota im=pertinente:
Pese a que la charla publica estaba acompañada por el gobierno asturiano y el ayto de Gijón, diligentes miembros del CNI no paraban de tomar notas de la charla de la senadora, y fotos de los asistentes.

Video: Intervención de Piedad:
http://www.youtube.com/watch?v=ghFKEl_Mv04

el gobierno asturiano se compromete:
http://www.kaosenlared.net/noticia/gobierno-asturiano-compromete-propuestas-paz-senadora-piedad-codoba


antes de viajar:

La coordinadora de Piedad

Por: Laura Ardila Arrieta

La senadora Piedad Córdoba empezó su Gira por la Paz en Europa.
Piedad Córdoba de gira por Europa

Foto: Gabriel Aponte - El Espectador
La senadora liberal Piedad Córdoba comenzó el miércoles su Gira por la Paz en Europa.

Horas antes de iniciar un viaje de 14 días por cuatro países de Europa para promover el acuerdo humanitario en Colombia, bautizada como La Gira por la Paz, la senadora liberal Piedad Córdoba firmó un poder a dos abogados para que demanden por injuria y calumnia al ex precandidato presidencial Andrés Felipe Arias, quien habría dicho que Venezuela financió su campaña al Congreso. También, fue notificada de un nuevo proceso preliminar que le abrió la Corte Suprema por presuntos vínculos con las Farc. Al margen de cualquier lío judicial, la legisladora pulió la propuesta que presentará ante las sociedades española, suiza, francesa y belga, y la compartió con El Espectador.

Se refirió a una coordinadora por el intercambio humanitario que liderará junto al ex presidente Ernesto Samper. Reiteró que no volverá a mediar en liberaciones unilaterales y dejó entrever que adelanta conversaciones de paz con el Eln. Además, habló de política. Arremetió contra el candidato del Polo Gustavo Petro, por haberse “desfigurado políticamente”, rechazó una alianza con el aspirante de La U Juan Manuel Santos y reconoció los golpes del presidente Álvaro Uribe a la guerrilla.

¿En qué consiste la llamada Gira por la Paz?

La invitación es anterior a las liberaciones que se dieron ahorita. Me la hicieron varias organizaciones con las que he trabajado y con las que el año pasado estuve en Nicaragua hablando de Derechos Humanos. En esa ocasión me dieron un premio de paz los de la fundación asturiana Los Hijos del Maíz. Ahora, el gobierno de Asturias me invita a España. También, tengo invitaciones en Francia, Inglaterra, Suiza, Suecia. Voy a hacer una primera parte de gira y regreso en mayo a una reunión con eurodiputados.

En concreto, ¿cuál es la propuesta que presentará sobre intercambio humanitario?

Se ha hablado de un área en donde se reúnan un representante del Gobierno con los tres comandantes de las Farc. Puede ser aquí en Colombia, en una zona como Querarí, en el Vaupés. Ahí, sin despeje, se podría incluso hacer la entrega de los secuestrados. El 28 de abril a mi regreso nos vamos a reunir para crear una coordinadora por el intercambio humanitario.

¿Sin despeje?

Hay posibilidades de hacer diálogo sin despejes.

¿Cómo es eso de una coordinadora por el intercambio humanitario?

La vamos a convocar el ex presidente Ernesto Samper y yo. Ahí van a estar los Colombianos y Colombianas por la Paz y muchas organizaciones más. Queremos hacer un foro para que los candidatos hablen sobre la paz.

¿Y esa propuesta se la van a presentar al presidente Uribe?

Claro que sí. Yo insisto en que este Gobierno es el que debe empezar el proceso del acuerdo humanitario.

Pero el Presidente pareció cerrarle la puerta a esa posibilidad cuando aseguró, recientemente, que no hay espacios “para ofrecer ríos de leche y miel para la paz…”.

Sí, pero hay que insistir. Con la coordinadora tendremos la estrategia de hablar con algunos gobiernos de América para lograr que ellos incidan en la decisión del Presidente.

¿Cuándo van a presentar la propuesta al Primer Mandatario?

Ya. Quisiéramos enviarla esta semana que viene, tanto a las Farc como al Presidente.

Mientras tanto, ¿volvería a mediar en liberaciones unilaterales?

A eso no me le mediría más.

¿A cuál de los candidatos ve con intención de apoyar un diálogo con las Farc y a cuál de ellos ve lejos de esa posibilidad?

Yo he estado muy distante de las campañas presidenciales. Sé qué piensa Santos. Qué piensa Petro, porque lo de él ha sido muy impactante. También, qué piensan Vargas y Noemí, a quien he visto pidiendo mano dura y todo lo que se parezca a Uribe. Creo que el más proclive a un diálogo es Pardo.