soberaníes, en Cangues

Soberanías, en Cangues.

Mercáu en Cangues de Onís, reivindicación de derechos campesinos,

Información de variados proyectos en curso para “rejuvenecer” el mundo rural,

Canciones apropiadas de Viveca, Arturo y su combo, que concluyeron con el “todo cambia” de Mercedes Sosa,

Y la presencia de concejales, alcalde y diputada para celebrar en el oriente astur la demanda de Vida y Respeto a las luchas campesinas.

Para poner en candelero y en la agenda política los Derechos del campesinado.

Para establecer metas futuras y presentes como el logro y construcción de la soberanía alimentaria.

Para reclamar y ensalzar y construir la agroecología, y defender leyes, municipales, regionales, estatales, mundiales, para darle la vuelta a la dominación de las corporaciones que nos imponen comida basura, que se apoderan de la distribución de alimentos, que nos envenena la vida, los campos , los ríos, el océano y condenan al hambre masiva a cientos de millones de personas.

El derecho de los pueblos a decidir cómo producir y distribuir sus propios alimentos, garantizando la alimentación de todas las personas se sostiene en el trabajo de los campesinos y campesinas, de las pequeñas y medianas productoras, de las pescadoras, de las pastoras, de las indígenas que son quienes mantienen la producción de alimentos basándose en los conocimientos tradicionales y en la conservación de la biodiversidad.

Eso, todo ello, es lo que se difunde en Cangues, y apoyamos, y exigimos.

Reconociendo y visibilizando el papel de las mujeres en estas luchas.

Rechazando los Tratados llamados falsamente “de Libre Comercio” impuestos a los parlamentos y gobiernos por las transnacionales que amenazan con acabar con lo poco que queda de las economías locales y con lo poco que queda de las soberanías nacionales, y para ello Viveca, Arturo y su combo dedicaron una canción “narcocorrido” contra sus mafiosas prácticas en el TTIP.

Propugnando el derecho a una vida digna en el campo y alianzas fértiles entre campo y ciudades.

Explicando sin descanso que el Agua, los bosques y semillas son patrimonio de los pueblos, y no se pueden privatizar.

Apoyando la creación de grupos de consumo por todas las geografías asturianas que a su vez fortalezcan a las campesinas y agricultores de cada zona y revaloricen nuestro mundo rural y los valores comunitarios.

Acompañando los derechos de los pueblos indígenas, campesinos, ribereños a sus territorios y a la integralidad de esos territorios que han sabido cuidar por milenios.

Promoviendo el comercio justo, rechazando el racismo y el patriarcado, los transgénicos y los agro-tóxicos, así como la ideología supertóxica del capitalismo que destruye a las comunidades y al planeta.

Honrando la historia de resistencias y luchas de las y los campesinos de quienes somos orgullosamente agrodescendientes.

Aqui, en Asturies, mientras el campo se queda desierto los alimentos que consumimos se fabrican industrialmente. Así, el medio ambiente se deteriora y nuestra calidad y seguridad alimentarias también. Los incendios de los meses pasados son la punta del iceberg de una realidad, la de nuestro mundo rural, que agoniza frente a un proceso de destrucción al que se ve sometido como consecuencia de unas políticas agrarias dictadas en despachos cerrados a miles de kilómetros.

Sabemos que no puede haber soberanía alimentaria sin un apoyo claro a la producción agroecológica de alimentos. En Asturies existe una red de pequeñas productoras, dedicadas a la agricultura y a la ganadería ecológicas, que se empeñan en mantener unas formas de producción y de vida que les permitan resistir en un medio rural camino de la despoblación.

Sin embargo la falta de medios para desarrollar su trabajo, los bajos precios de los productos agricolas y la desvalorización de la vida en el campo, la falta de políticas e incentivos que apoyen a la agricultura campesina y la existencia de legislaciones adaptadas a la gran producción que no favorecen la producción local y artesanal de alimentos, son algunos de los problemas a los que se enfrentan en su lucha cotidiana.

El cartel de la actividad hacía referencia a Berta Cáceres, como una forma de gritar con fuerza que Berta sigue viva y su vida sigue abriendo caminos, protegiendo luchas, tejiendo resistencias y construyendo memorias colectivas de pasados, presentes y futuros.

Campaña asturiana pola soberanía alimentaria

Mercedes Sosa. Todo Cambia.
 
Cambia lo superficial
cambia también lo profundo
cambia el modo de pensar
cambia todo en este mundo
 
Cambia el clima con los años
cambia el pastor su rebaño
y así como todo cambia
que yo cambie no es extraño
 
Cambia el más fino brillante
de mano en mano su brillo
cambia el nido el pajarillo
cambia el sentir un amante
 
Cambia el rumbo el caminante
aunque esto le cause daño
y así como todo cambia
que yo cambie no es extraño
 
Cambia, todo cambia
cambia, todo cambia
 
Cambia el sol en su carrera
cuando la noche subsiste
 
cambia la planta y se viste
de verde en la primavera
 
Cambia el pelaje la fiera
cambia el cabello el anciano
y así como todo cambia
que yo cambie no es extraño
 
Pero no cambia mi amor
por más lejos que me encuentre
ni el recuerdo ni el dolor
de mi tierra y de mi gente
 
Y lo que cambió ayer
tendrá que cambiar mañana
así como cambio yo
en esta tierra lejana
 
Cambia, todo cambia
cambia, todo cambia.