desde Oaxaca: ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DEL TERRITORIO, LA EDUCACIÓN PUBLICA Y GRATUITA Y LOS DERECHOS HUMANOS

MOVIMIENTO NACIONAL DEL PODER POPULAR
CONSEJO DE DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO
COALICIÓN OBRERA CAMPESINA ESTUDIANTIL DEL ISTMO

MANIFESTAMOS

A las autoridades comunales y ejidales, a las organizaciones indígenas, campesinas, magisteriales, sociales, estudiantiles, populares, de productores, comerciantes; a los pueblos de Oaxaca y de México entero preocupados por la destrucción del medio ambiente y que luchan contra los “Proyectos de muerte”, contra la privatización de la educación pública y la constante violación a los derechos humanos, lo siguiente:

El capitalismo actual atraviesa por la crisis más profunda de su historia, generando terrible caos, produciendo crueldad sin límites, creando injusticia y desigualdad económica y social en gran escala y abatiendo mucho más el nivel de vida de miles de millones de seres humanos y destruyendo el resto de la naturaleza.

Llegado a este punto, la crisis de todo el sistema capitalista ha hecho confluir múltiples crisis (financiera, política, inmobiliaria, alimentaria, urbanística, institucional, tecnológica, medioambiental, de producción…) por lo que después de casi una década de sufrir los efectos de la crisis actual, resulta totalmente ilusorio pretender encontrar una solución dentro de los marcos del capitalismo.

Afirmamos que la crisis no la provocamos los pueblos, los trabajadores, sino que es resultado de la voracidad y codicia de los grandes capitalistas y los partidos firmantes del Pacto por México (PRI, PAN, PRD) que se han postrado a sus pies para hacer leyes que les han permitido saquear todas las riquezas nacionales, entregándoselas a cambio de cuentas de vidrio, condenando a la más obscura pobreza y marginación a generaciones completas de mexicanos.

A pesar de la crisis, o precisamente por ella, las fortunas de los grandes capitalistas nacionales y extranjeros han aumentado de manera escandalosa, lo cual demuestra que los únicos que pagamos los costos de las crisis somos el pueblo, pues nos reducen o nos quitan el territorio, la asistencia médica, la educación, los servicios básicos, las posibilidades de un empleo digno y bien remunerado como lo establece nuestra Constitución Política.

Nuestra única casa común, planeta tierra, se encuentra en grave peligro por la amenaza de guerra mundial encabezada por el imperialismo norteamericano, así como por la destrucción del medio ambiente provocado por la devastación intensiva de los bosques, la emisión masiva de gases, substancias altamente tóxicas y peligrosas, además de los desechos generados por la industria nuclear, todos estos producidos por las grandes empresas multinacionales impulsadas por la crisis que se mantiene sin posibilidad de superación a la vista.

En América Latina, el imperio norteamericano persiste en seguir desestabilizando a Venezuela; reprivatizar los bienes públicos en Argentina con el súbdito Mauricio Macri; impedir que Evo Morales continué gobernando Bolivia; en seguir desacreditando al gobierno de Dilma Roussef en Brasil; en Ecuador sigue alimentando financieramente a los pulpos mediáticos de la información para reforzar una desdibujada oposición; para Cuba, la política del imperio consiste en aislarla de los países hermanos y mantener el bloqueo el mayor tiempo posible; por otro lado buscará unir a Argentina a sus lacayos de la Alianza Transpacífico: Chile, Perú, Colombia y México, para restarle influencia geopolítica al Bloque Bolivariano de la Unión de Naciones Suramericanas y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, fundados por Hugo Chávez.

En México, la mal llamada reforma educativa impuesta por el ilegítimo y repudiado presidente Enrique Peña Nieto y respaldada por los partidos PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista y Nueva Alianza, en abierta obediencia y humillación a las órdenes de la Organización para el Comercio y Desarrollo Económico (OCDE), no sólo atentan gravemente contra el futuro independiente de la nación mexicana, sino contra el derecho humano a la educación para más de 80 millones de mexicanos de escasos recursos, pues lo que en realidad pretende la mentada reforma es privatizar la educación pública en todos sus niveles, entregándola como negocio a los empresarios nacionales y extranjeros, reduciendo la posibilidad de que los niños mexicanos puedan acceder a una educación gratuita, laica, obligatoria y científica.

Ante la catástrofe a la que Peña Nieto ha llevado a México con sus reformas estructurales y su ineficaz política económica, en lugar de escuchar la multiplicidad de voces inconformes que desde distintos sectores de la sociedad se han pronunciado, el mal gobierno priista ha preferido endurecer su política de represión social, promoviendo leyes que violan los derechos humanos e indígenas fundamentales y convierten a los luchadores sociales y defensores de derechos humanos en perseguidos políticos de hecho, violando múltiples convenios internacionales que en la materia ha firmado nuestro país.

En su vocación y naturaleza criminal los recientes gobiernos DE LOS PARTIDOS FIRMANTES DEL PACTO POR MÉXICO principalmente PRIISTAS, PANISTAS y PERREDISTAS, han desatado una abierta guerra contra los pueblos de México en resistencia y defensa de sus derechos, no solo mediante el ejército, la marina, las policías federal, estatal y municipal, sino con los grupos paramilitares que desde el gobierno federal han estado creando, entrenando y armando por todo el territorio nacional, provocando más de ciento cincuenta mil mexicanos muertos, siendo jóvenes en la mayoría de los casos. Los jóvenes desaparecidos han aumentado escandalosamente en la administración de Peña Nieto, siendo los más representativos los 43 estudiantes de Ayotzinapa, Guerrero, pero todo mundo sabe que no son los únicos y que el responsable de esos crímenes es el gobierno federal, como lo han denunciado distintos organismos de derechos humanos, tanto nacionales como internacionales.

Para detener esta oleada destructora y saqueadora de los recursos naturales y de nuestra economía tradicional que ha dado vida e identidad a nuestros pueblos desde hace siglos, que se extiende por todo el territorio mexicano, para enfrentar con más contundencia la super explotación laboral que sufre la clase trabajadora, es necesario y urgente organizarnos desde abajo y entre todos para construir el poder del pueblo, los mecanismos de coordinación y los organismos que nos posibiliten desplegar las acciones de denuncia informativas y políticas, tanto nacional como internacionalmente, ante los organismos que en materia de derechos humanos se han destacado por su honestidad y coherencia para cumplimentar su función, para así estar en las mejores condiciones de defender nuestros territorios, el derecho a la educación pública y los derechos humanos e indígenas de nuestros pueblos;

Con estas apreciaciones LOS PUEBLOS, AUTORIDADES MUNICIPALES Y EJIDALES Y ORGANIZACIONES SOCIALES nos convocamos a esta magna ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DEL TERRITORIO, LA EDUCACIÓN PUBLICA Y GRATUITA Y LOS DERECHOS HUMANOS, donde hemos acordado, entre otras cosas:

ACUERDOS Y TAREAS:

1. Establecer la ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DEL TERRITORIO, LA EDUCACIÓN PUBLICA Y GRATUITA Y LOS DERECHOS HUMANOS, como un órgano permanente.

2. Nombrar un CONSEJO DE REPRESENTANTES DE LOS PUEBLOS que sesione de manera regular

3. Constituir el OBSERVATORIO POR LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DEMOCRACIA EN MÉXICO, conformado por personalidades nacionales e internacionales del ámbito académico, artístico, jurídico y de los derechos humanos.

4. INTENSIFICAR UNA CAMPAÑA DE INFORMACIÓN SOBRE LOS TEMAS TRATADOS EN ESTA ASAMBLEA, donde todos los ciudadanos de todas las comunidades seamos portavoces de lo acordado.

ATENTA Y RESPETUOSAMENTE

¡POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO!|
¡CONSTRUYENDO EL PODER POPULAR!

ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DEL TERRITORIO, LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y GRATUITA Y LOS DERECHOS HUMANOS

Oaxaca de Juárez, Oax., Ciudad de la resistencia, a 7 de febrero del 2016.