32 años del MST

El Movimiento Sin Tierra MST de Brasil: 32 años de Lucha por Reforma Agraria, Justicia y Soberanía.

El 2015 ha concluido con otra cifra terrible de campesinas y campesinos asesinados en Brasil en el marco de sus aspiraciones por obtener tierra y derechos. 49, según las cifras de la Comisión Pastoral de la Tierra.

El año también marcó una tendencia negativa: la disminución de recursos públicos con destino a la reforma agraria, o a la demarcación de tierras para pueblos indígenas y quilombolas (comunidades negras), en contravía de las normas y leyes vigentes.

¿Entonces el gobierno de DILMA no es amigo del MST..?

El prestigioso investigador y activista Francois Houtart opina que no. Que ni es un gobierno de izquierdas, ni le cumple a los compromisos con la reforma agraria brasilera.

Que además ha empezado la privatización de la educación, y que sus alianzas con los partidos de la derecha tradicional y con la bancada ruralista (los latifundistas) le hace adoptar las medidas más neoliberales.

Pero…Dilma es del PT, y mucha gente del MST son activistas de dicho partido.. ¿o no?

En esa contradicción se mueve “el Movimiento”, y no solamente el MST , también otros como el MAB, que agrupa a millón y medio de personas expulsadas de sus tierras por la construcción de grandes represas hidroeléctricas. Movimientos que han sido impulsores, que nacieron al mismo tiempo que el PT, tras la dictadura militar, y que no han encontrado cumplimiento a las aspiraciones de tierra y derechos en el campo brasilero, debido al enorme poder del “agronegocio”, la alianza estrecha entre el latifundismo tradicional de dimensiones obscenas, y el sector agroindustrial exportador.

Para añadir candela a las dificultades, João Pedro Stedile, una de las figuras del movimiento, fue recientemente atacado físicamente en pleno aeropuerto, por uno de los partidos de la derecha.

En el país mientras tanto la burguesía productiva se orienta hacia la especulación financiera, y en poco tiempo más de 200 mil millones de dólares han salido de Brasil. Las empresas transnacionales reinvierten en el exterior.

La desigualdad no afecta solamente a la propiedad de la tierra: 40.000 personas han sido asesinadas, la mayoría jóvenes, pobres, negros y se cuentan unos 50 000 desaparecidos. Los ricos viven en otro mundo. Es el segundo país del mundo en número de helicópteros privados.

En su Sexto Congreso, en 2014, cuando el MST celebraba sus 30 años de vida plena, había anunciado la reanudación de las ocupaciones de tierras, y en esa tónica sigue desarrollándose la actividad del movimiento, ocupaciones, marchas, formación, escuelas, producción, y articulación con otros movimientos, nacionales e internacionales, en la aspiración de construir “una tierra sin mal”, con el Buen Vivir como paradigma.

Nada fácil la tarea, en un país donde la deforestación también ha aumentado un 16% en la Amazonía, el uso de venenos químicos es el mayor de toda América, y cerca de mil trabajadores fueron rescatados de la esclavitud el año pasado.

Si importantes movilizaciones tuvieron lugar en 2015, como la Marcha de las Margaritas, jornadas de mujeres de la Vía Campesina, y ocupaciones de tierras, sobre todo en la campaña del “abril rojo”, por coincidir con el día de la lucha campesina, aniversario de la masacre de ElDorado dos Carajás,

para 2016, las perspectivas para poner a prueba la fortaleza del MST

tiene como añadido las alianzas y movilizaciones para defender, además de la Reforma Agraria Popular, la Soberanía Popular y Alimentaria, la Justicia Social, la Educación Popular y la Pedagogía de la Tierra… también la democracia en Brasil.

Los desafíos son enormes. La dignidad acumulada también.

En Latinoamérica, llamada Abya Yala, o tierra en plena madurez..

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article84910