Selección de Artículos

Ahorro responsable

 A qué nos estamos refiriendo

Comercio Justo, consumo responsable... Todos sabemos a que se refieren estos conceptos que afortunadamente van teniendo una cierta divulgación en nuestra sociedad; pero como saben los economista y los que no lo somos, la otra opción del consumo es el ahorro, así que deberíamos también hablar de un ahorro responsable.

Todo nuestro ahorro (para quien pueda ahorrar, naturalmente, que no es fácil) se canaliza a través de las instituciones financieras: Bancos, Cajas de Ahorro, Compañías de Seguros, Gestoras de Fondos de Pensiones... ¿Sabemos qué hacen con nuestro dinero? ¿Estaríamos igual de tranquilos si supiéramos que el salario que no consumimos de nuestro trabajo sirve al crimen organizado?

Igual que cuando podemos compramos, por ejemplo, café de comercio justo, aunque su precio se algo más caro, pensemos en abandonar determinados bancos y mediadores en nuestras inversiones que financian la muerte, aunque pueda costarnos tener una remuneración menor de nuestros ahorros.

Preguntemos a nuestras entidades financieras dónde ponen nuestros ahorros... y conozcamos el comportamiento social, político y a veces criminal de esas empresas.


 La segunda conquista

Por Héctor Mondragón Baez (economista e investigador colombiano)

(extraído de la revista WOUMAIN – octubre 04)

El gobierno español encabezado por Jose María Aznar, fue el único gobierno europeo que -junto con Inglaterra- apoyó la estrategia de guerra de los Estados Unidos para el área Andino Amazónica conocida como el Plan Colombia, mientras que Holanda presta las islas caribeñas de Aruba y Curazao como bases militares de acción rápida del ejército de Estados Unidos sobre Colombia y Venezuela.

El gobierno del PSOE con la intervención de Izquierda Unida dio en julio de este año una interesante señal contra la guerra en Colombia: canceló el contrato suscrito entre Aznar y el ultraderechista presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, para la venta de tanques de guerra, millones de cartuchos para fusil, vehículos anfibios de combate y simuladores de vuelo par helicópteros artillados.

Pero en realidad los dueños de la partida son los señores del complejo industrial y militar de los Estados Unidos que ven a España como socio privilegiado en América Latina y aspiran a que este competidor termine siendo un camino para romper la resistencia de la Unión Europea a la hegemonía de Washington en la región. Esa es la meta del poder real detrás de George Bush y para eso trabaja también Uribe, ambos empecinados en ser reelegidos.

España es vista por los Estados Unidos como un eslabón débil de la Unión Europea y está claro que los poderes económicos españoles no vacilan en jugar el doble juego con Washington, del cual pueden seguir obteniendo grandes utilidades.

Un breve examen permite descubrir que el capital español tiene una rápida expansión en el país, así como en otros de Latinoamérica. ENDESA tiene las compañías de electricidad de Bogotá, Santiago de Chile, Buenos Aires y muchas ciudades más. Los Bancos Santander y BBVA se fortalecen rápidamente desde México hasta Chile comprando bancos locales.

La absorción de Aerolíneas Argentinas por Iberia y su inminente desaparición son otra táctica. Las petroleras CEPSA y Repsol así como la flamante “GasNatural” son otras estrellas de esta reconquista hispana.

El grupo español UNION FENOSA, en noviembre del 2000 adquirió de la estadounidense Reliant, las electrificadoras Electrocosta y Electrocaribe de Barranquilla y Cartagena y luego la empresa de electricidad del Valle del Cauca EPSA. Detrás de las privatizaciones del sector eléctrico colombiano hubo mucha plata en sobornos, actos de corrupción, pero también mucho plomo. Decenas de sindicalistas del sector eléctrico fueron asesinados por oponerse a la venta del patrimonio público. Centenas de indígenas fueron sacados con violencia de sus territorios ancestrales par que los nuevos dueños de la energía construyeran más represas sobre territorio ajeno. Millones de personas del Caribe colombiano han salido a las calles a protestar porque tienen que escoger entre comprar víveres y sobrevivir, o gastar sus pocos ingresos en pagar las abusivas tarifas de energía eléctrica que cobran las empresas de UNIÓN FENOSA.

Otra empresa norteamericana, Enron, que es socia de UNION FENOSA en República Dominicana fue impulsora número uno del Plan Colombia e el Congreso de Estados Unidos y tiene intereses en la comercialización de gas colombiano. Enron, el gignte de la enrgía que se desplomó en medio del escándalo por corrupción que salpicó al Presidente Bush y a 250 miembros del Partido Demócrata y del que hoy pocos se acuerdan, comparte con FENOSA negocios... y métodos

UNION FENOSA irrumpió entonces dentro de una trama ya urdida y ahora declara con gran naturalidad en su propia revista # 92:
"Otra oportunidad importante es EMCALI, una empresa municipal de servicios públicos de electricidad, aguas y telecomunicaciones que opera en la ciudad de Cali, capital del Departamento del Valle del Cauca con aproximadamente 450.000 clientes y que atiende el servicio de energía en esa capital. Esta adquisición sería altamente rentable por las sinergias producidas con EPSA."

Varios sindicalistas de SINTRAEMCALI han sido asesinados en los últimos años por luchar contra la privatización de esta rentable y eficiente empresa pública. Muchos más están presosm otros huyendo de las amenazas de muerte.

Unión FENOSA tiene grandes expectativas en Colombia y aspira a comprar ISAGEN y 14 electrificadoras departamentales. Su hermana petrolera, la Compañía Española de Petróleos CEPSA, tiene una explotación petrolera en el Río Zulia y dos exploraciones: una en el Catatumbo y otra entre los municipios de Córdoba y Zambrano en límites de Bolívar con Magdalena, cerca de las explotaciones de la Chevron y la Harken. En todas esas regiones se adelantan planes de exterminio paramilitar contra campesinos, indígenas y sindicalistas.

El pretexto: el combate contra el narcotráfico y conra el terrorismo. El fondo: esos ricos territorios están bajo la mirada codiciosa de las multinacionales y los nativos simplemente sobran

UNION FENOSA "ha apostado por la economía colombiana" pero además tiene inversiones en México, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Bolivia, Uruguay, República Dominicana, España, Inglaterra (acueductos), Moldavia, Egipto, Kenya y Filipinas. Opera en la distribución y producción de gas y energía, incluidas las centrales nucleares. Otras empresas del grupo UNION FENOSA están en el área del petróleo (CEPSA), construcción, minería y finca raíz.

UNION FENOSA pertenece al Banco Pastor, a Caixa Galicia, a Argentaria (hoy BBVA) y al BSCH Banco Santander, el verdadero poder detrás de este grupo. El Banco Santander BSCH es un importante accionista de CEPSA. El Banco Central Hispano BCH ya comenzada la fusión con el Santander compró un 7,9% de Cepsa, a través de la sociedad Riyal, en la que el BCH también había aportado un paquete del 9%, aproximadamente. Por lo tanto, la entidad bancaria pasó a controlar directamente, por lo menos cerca de un 17% de la petrolera.

En la actualidad, Elf de Francia es propietaria directa del 36,5% del capital de CEPSA; el grupo petrolero IPIC de Abu Dhabi tiene un 9,5%; el fondo holandés SMM Company cuenta con otro 3% y Somaen-Dos (en la que figuran Elf, UNION FENOSA y Riyal) tiene un 30,55%. UNION FENOSA controla directamente el 5 %. El 15,45% restante se encuentra en Bolsa.

Este entrelazamiento financiero puede observarse también en el BBVA. De hecho dos grandes grupos españoles disputan el dominio del petróleo-gas-electricidad: el grupo BSCH-Union Fenosa-Riyal-CEPSA y el grupo BBVA-ENDESA-Iberdrola-Repsol

Este último grupo tiene además notables intereses en el sector salud, pues cuando el Banco Bilbao y Vizcaya se fusionó con Argentaria accedió al dominio de Sanitas Internacional, cuya filial en Colombia es Colsanitas que pretende apoderarse de los ahorros de los trabajadores colombianos guardados en el Fondo Público de Pensiones mediante la privatización de la salud y las pensiones públicas.

Para lograrlo necesita la liquidación del Instituto Colombiano de Seguros Sociales, en el que ya el gobierno de Uribe dio un paso importante al partirlo en cuatro "negocios" en medio de la protesta de millares de beneficiarios y trabajadores

Repsol por su parte está operando en territorio U’wa, vecina a la Occidental Petroleum, completando el cuadro de la reconquista española, que como vemos abarca áreas muy diversas y llega inclusive con “Terra” hasta los portales de internet de los principales diarios colombianos, como El Tiempo, El País o El Colombiano.

La segunda conquista ya empezó, pero los neocolonizadores ya no llegan en barquitos de vela. Ahora llegan en jet privado escoltados por los helicópteros artillados del Plan Colombia. Y dicen como hace siglos que vienen a traernos la civilización y el progreso.