clausurando..

El Alcuentru de Muyeres, Guardianas de la Pachamama, va llegando a la penúltima actividad..

Hemos comprobado de nuevo, el auge, la emergencia de los Pueblos Indígenas, el valor de la Palabra, el protagonismo de las mujeres.

No es un fantasma el que recorre las diversas regiones de América Latina.

Son mujeres y hombres y con los pies bien puestos en la tierra, porque son parte de ella y por eso la defienden: sus territorios, que son amenazados por las multinacionales extractivistas, los Estados, los grandes terratenientes aliados con el imperio norteamericano. En una palabra, defienden su derecho, y el derecho de todos, a la Vida.

La autodeterminación, un derecho esencial de la convivencia internacional, Los Pueblos Indígenas llevan décadas resistiendo el saqueo de sus territorios y una guerra que se libra en ellos, como en Colombia, y que sirve de pretexto para una criminalización de sus demandas, expresada en asesinatos, torturas, estigmatización, militarización, desapariciones, detenciones y juicios.

Por ello decidieron iniciar el 4 de octubre una Minga de Resistencia Indígena y Popular que fue cruelmente reprimida por el gobierno de Álvaro Uribe, acusado ya de genocida por el Tribunal Permanente de los Pueblos.

Aquí también respondieron los indígenas de todo el continente, con su más activa solidaridad. Y aquí se ha propuesto también enviar nuestro apoyo, nuestro acompañamiento a la Minga que camina hacia Bogotá.

En contra de lo que se desinforma en algunos grupos mediatico-empresariales, se pretende una nueva Conquista. Pero, al igual que hace 516 años y a lo largo de estos siglos, encuentran y seguirán encontrando la resistencia de los Pueblos Indígenas, que conservan raíces y cimientan en ellas el futuro.

Porque los Pueblos Indígenas han pasado de la resistencia a la propuesta.

Tienen propuestas que oponen a la crisis global del neoliberalismo y a la amenaza de hecatombe que el calentamiento global, consecuencia de su modelo productivo, representa para la supervivencia misma del planeta.

Porque el mundo consumista carece de alternativas para salvarlo.

Las propuestas indígenas se resumen en una: el respeto a la Vida de todos: mujeres y hombres, la Pachamama y todo lo que ella alberga.

Para ello recogen principios y prácticas ancestrales de equidad, complementariedad y reciprocidad, para construir Estados Plurinacionales Comunitarios que expresen y promuevan la diversidad como uno de los mayores valores. Y ofrezcan el Buen Vivir como garantía de supervivencia para toda la Humanidad.

Inmenso agradecimiento , por su presencia, por sus testimonios, por sus propuestas a

Beatriz Pichi-Malen. Pueblo Mapuche.

Ana Villa, Embera Chamí.

Aída Quinatoa.

Raquel Gutierrez Aguilar.

Irene Vilches.

Monica Vargas.

Irene Quintanilla

Iranildes Barbosa dos Santos. Paz de Andrés

Teresa, Lola, Pablo Rosalía...

Nos despedimos con el canto de Beatriz, y con un fuerte abrazo pachakuti, de compromiso en el tiempo de cambios profundos.