Memoria 2021

MEMOria 2021 del Pachakuti astur.

Tanto tiempo tengo que esperarte
Tan largos años, siglos que he creído olvidado
Tantas veces mis recuerdos vinieron a despertarme
En el lugar privilegiado de nuestros recuerdos
De nuestras esperanzas insustituibles
En el lugar absoluto ancestral
En el lugar en que habíamos tomado cita,
Antes del nacimiento del tiempo.

POEMA A PACHAKUTI
Víctor Hugo Chinchiroca - Susy Molina M.

Sensibilización, Solidaridades, Internacionalismo.

En el segundo año pandémico se ha podido recuperar parcialmente la presencia de calle, con actividades variadas, aunque la preocupación se haya mantenido en la población activista.
En cambio los centros educativos se han mantenido en cuarentena presencial, y hemos tenido que participar en varias semipresenciales, incluida la importante jornada por el centenario de Paulo Freire en la facultad de pedagogía.
De entre las virtuales, la más abundante en participación, con muchos miles de personas, fue el aniversario quinto de Berta Cáceres, preparada junto al LLavaderu de Siero, con la hija de Berta desde Honduras, y con Claudia Korol desde Argentina y su libro Las Revoluciones de Berta, y con una canción dedicada por el grupo Las Amigas de Yoli. https://fb.watch/aAVB5q-rBA/
El encuentro internacional en Llanera (su convocatoria, las visitas previas, los murales, la llegada de invitadas, la conexión virtual, los materiales y propuestas resultantes) ha quedado como referente de actividad internacionalista, en aras de la paz y los ddhh en Colombia.

En tanto que varias concentraciones de calle han expresado rechazo a las injusticias en Palestina y Sahara, y otras varias se han solidarizado con el Paro Nacional en Colombia de abril y mayo, de una envergadura muy potente, y con la salida por primera vez masiva de la gente migrante a las plazas asturianas.
Con la Ventolín, entre otras varias colaboraciones, hemos tenido tres más específicas: en Solidaridad concreta con Sahara-Palestina-Colombia en el parchís, alrededor de la inauguración de la semana-negra en pasacalles, y en Contrueces en la despedida de la delegación Zapatista.

Sin duda las más masivas y potentes intervenciones, “en escena”, han sido las danzas de la Caracola, en el Come-Viste-Baila, en su estreno en Corvera y en Xixón, que tendrán continuidad en otras 4 representaciones este año.

Redes y plataformas en 2021:

Formando parte esencial de nuestro activismo, el prolongar propuestas e iniciativas en distintas confluencias, el año anterior ha sido diverso y cambiante en algunas de ellas.

La Campaña Asturiana pola Soberanía Alimentaria, ha contado con las actividades en torno al 17 de abril (Solarón) y 16 ochobre, con un nuevo mercáu de comerciu xustu en Langreo.

La Ruta Asturiana contra el Racismo y las acciones contra el racismo y la xenofobia, no han tenido significativas acciones propias, pero se han podido trasladar a fechas como refugiadas y otras.

El fortalecimiento de la cooperativa Coop57 ha llevado a numerosas reuniones de seguimiento y varios conversatorios exitosos.
El BDS contra al Apartheid que ofende a la humanidad, al calor de lo que prepara el CSCA ha tenido como referencia central la prisión de Juani.
En la Coordinadora Asturiana de ONGD, desde la presidencia y desde los grupos, se ha realizado un esfuerzo de organización y de incidencia política con resultados positivos visibles, pese a la debilidad de las ONG.
En los consejos de solidaridad y cooperación municipales y en el Autonómico se ha seguido participando con protagonismo, enriqueciendo con propuestas de acción solidaria y justa:

Siero sigue a la cabeza de los negacionistas, no se ha conseguido hacer de Gijón ciudad Defensora, que queda para este año.

OIDHACO, el espacio de coordinación estatal procolombiano y el PAV-astur, conllevan iniciativas importantes y fuertes en materia de redes y alianzas.
Asturies pol Clima ha tenido varias actividades a lo largo del año, para tratar de responder mínimamente a campañas mundiales por el clima.
Adicionalmente fue el año de la visita zapatista, en la que se implicaron algunos colectivos, y hubo que converger para los preparativos del recibimiento. (jornadas setiembre en Mieres, llegada de dos grupos de escucha y palabra en noviembre).

Acabamos el anterior año con cifras económicas favorables:

Ingresos y gastos 394.813
Diferencia positiva 25.848

Y concluimos el 21 con otras también positivas: 345.387 de ingresos y gastos con saldo a favor de 13.858


Ausencias de amigas/os Pachakuti.

El año ha sido pródigo en despedidas y ausencias de gente conocida del internacionalismo solidario. Únicamente da tiempo a mencionar aquí a algunas que han tenido nuestro afecto más cercano.

El Mallku, que visitara Asturias en 2003, y que era candidato a la gobernación de la Paz, que finalmente ganó su hijo. Efraín Pardo, de los cooperativistas colombianos, en el exilio forzado, trabajando por los derechos migrantes. El consejero mayor de la ONIC, el kankuamo Luís Fernando Arias. Arcadi Oliveres, de la justicia y la paz. Porota, la libertaria Madre de la Plaza de Mayo. Chepe Álvarez Lobo, que nos recordaba siempre los últimos días de Gaspar. Víctor el de la Malpica, con quien fraguamos solidaridades desde Carbayín con el Sahara. Marco Rizzardini, nacido en Venezia, inspirador del internacionalismo más consecuente para sanar las injusticias en el mundo. Arturo Monteserín, activista asiduo contra las desigualdades.

PROYECTOS, la formalidad de décadas de colaboración y hermanamiento.
Forjar alianzas desde abajo.

En Pachakuti queremos con ello construir https://www.servindi.org/actualidad-noticias/17/01/2022/colombia-asesinan-nino-indigena-ambientalista un mundo libre de la dominación política, religiosa, cultural y económica que la globalización heteropatriarcal hegemónica ha impuesto.

2021 ha sido un año más de amistad y colaboración con nuestras partes en América Latina.

Con la energía y el foco orientado a comprender la complejidad de la situación de las mujeres y la profundidad de la opresión patriarcal. La creación de redes y alianzas entre grupos como estrategia para empoderar, individual y colectivamente a las mujeres y fortalecer el sujeto feminista; para enfrentar los retos que plantea la crisis, los envites del neoliberalismo y el eurocentrismo o los procesos de homogeneización cultural asociados al sistema hegemónico.
Desde lo modesto de nuestro colectivo creemos que podemos ayudar a descolonizar el feminismo, a soltar lastre etnocéntrico y eurocéntrico que proyecta y propone vías de emancipación que en realidad responden al modelo occidental entendido como falsamente universal.

ANAMURI de Chile, FENSUAGRO y el Colectivo Orlando Fals Borda de Colombia y MST de Brasil son las organizadoras de las propuestas presentadas y defendidas ante las instituciones públicas asturianas.

Con las mujeres indígenas y campesinas que reclaman su consideración como sujetos con voz propia y no como objetos de intervención. Sujetos con voz propia, junto con las que –y no a las que– construir agendas donde tengan cabida diversos imaginarios y marcos interpretativos para entender y cambiar el mundo. Con la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas – ANAMURI- se ha trabajado la propuesta feminista campesina y popular hacia la nueva constituyente en Chile.

Alianzas necesarias que solo serán posibles si reconocemos diversas identidades, necesidades y formas de resistencia.

Colombia debe mucho a sus mujeres. Son luchadoras y aunque se las quiso silenciar, ellas con resistencia y persistencia han dado un valioso aporte un Acuerdo de Paz que vive horas bajas después de cinco años de ser firmado por las partes.

Defender ese acuerdo, exigir su implementación, el sistema integral de paz, proteger los DDHH, resarcir los derechos vulnerados de las víctimas del conflicto, fortalecer su resiliencia, aportar a la memoria histórica fundamental en la construcción de la Paz son componentes incorporados a las propuestas que defendemos para Colombia junto al Colectivo Corporación Sociojurídico Orlando Fals Borda.

La lucha por la defensa de los territorios del expolio capitalista que únicamente busca el lucro sin importar la vida, los derechos ancestrales de las comunidades, la protección de los recursos naturales, la defensa de los derechos humanos del campesinado que ha sufrido una violencia generalizada por el modelo capitalista patriarcal integran los proyectos con la Federación Sindical Unitaria Agropecuaria – FENSUAGRO.

Las disputas por el territorio recorren el mundo. El MST del Brasil es otro ejemplo de ello. Con ellos y ellas se abordó el desaprender la lógica de la parcela individual, construir alternativas tecnológicas, efectuar análisis críticos del contexto político y económico, conocer la naturaleza, la historia y las estrategias y los argumentos del monopolio internacional de la producción, distribución y consumo de alimentos.

https://www.cofb.org.co/

Fortalecimiento en garantías de protección a la vida y los derechos de víctimas de desaparición forzada y líderes y lideresas sociales del Pacífico nariñense. Colombia.

Financiado por Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo y Ayuntamiento de Oviedo. Total: 141.000 E

En aras de contribuir a la construcción de paz en el territorio y continuar la lucha contra la impunidad, el proyecto sigue fortaleciendo a las víctimas de desaparición forzada del Pacífico Nariñense para que participen en los procesos de exigibilidad de acceso al derecho a la verdad, justicia, reparación, memoria y las garantías de no repetición ante las instituciones de la justicia transicional. Además, en respuesta a la grave situación de violencia que sufren los líderes y lideresas sociales, defensores y defensoras de los DD. HH., de la vida y del territorio, el proyecto trata de generar capacidades de protección y autoprotección de los líderes y lideresas sociales y fortalecer sus capacidades para la exigibilidad del reconocimiento de garantías para la defensa del territorio y de la vida.

Desaparecidas
Cantoras Esperanza y paz

Escuela Derechos Humanos con la ReDHPaNa

ASOCIACION NACIONAL DE MUJERES RURALES E INDIGENAS
www.anamuri.cl
Venceremos la pandemia: luchando por la vida, la justicia, la paz y la igualdad. Por una Constitución paritaria y plurinacional en Chile. Segunda fase.
Financiado por Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo 40.000 €
El proyecto trata de hacer un seguimiento exhaustivo de la Convención Constitucional, manteniendo un estado de movilización y alerta frente a elaboración de la Constitución, ampliando los vínculos con los movimientos sociales y populares y realizando acciones de cabildeo y difusión para que las propuestas políticas de las mujeres campesinas, indígenas y originarias sean tenidas en cuenta en el texto constitucional.
Reunión con la presidenta de la Convención Constitucional Elisa Loncon

Consejo Interregional

Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria
Construyendo la paz con las comunidades campesinas de FENSUAGRO: una apuesta de fortalecimiento organizativo para la defensa de los derechos humanos con enfoque de género, en el marco del Acuerdo de Paz en Colombia.
Financiado por Ayuntamiento de Gijón: 51.627,01 €.
El proyecto trata de fortalecer las capacidades de liderazgo del campesinado y, en especial, de las mujeres y población LGTBI, en escenarios políticos de veeduría y seguimiento al Acuerdo de paz. Escuela de formación política equipo nacional de mujeres
Encuentro nacional de organizaciones filiales de FENSUAGRO

INSTITUTO NACIONAL PARA O DESENVOLVIMENTO SOCIAL E CULTURAL DO CAMPO
Promoción y fortalecimiento de la salud popular en las áreas de Reforma Agraria en Brasil.

El proyecto trata de mejorar la atención a la salud y salud preventiva frente al COVID-19 de las familias acampadas y asentadas en 15 territorios de las áreas de Reforma Agraria en tres regiones del país, a través de un proceso de sensibilización y orientación hacia prácticas individuales y colectivas de atención a la salud y salud preventiva frente al COVID-19 realizado por los Agentes Populares de Salud del Sector Salud del MST.

Financiado por Ayuntamiento Avilés, Ayuntamiento Langreo, Ayuntamiento Castrillón. 21.228,03.
Formación de los Agentes Populares de Salud/ Servicio de trabajo voluntario de la red de Agentes Populares de Salud en Paraná

Sensibilización
La necesidad de reforzar las relaciones de cooperación y colaboración Norte-Sur, van acompañadas de las iniciativas que promuevan la movilización social, la incidencia política y la conformación de alianzas y redes también en nuestro entorno más inmediato.

SENSIBILIZACIÓN

— "Come, viste, baila... O la necesidad de cambiar el modelo de producción y consumo alimentario, textil y energético vigente por modelos más sostenibles, justos y equitativos". Agencia Asturiana de Cooperación 12.000€
Ayto. Xixón 5.000€

OTROS – DDHH – COLOMBIA

—Jornadas "Defendiendo a quienes nos defienden. Defensoras y defensores de los
DD. HH. en Colombia”.
Ministerio de Asuntos Exteriores 4.400€
Ayto. Llanera
2.785€

—“Programa asturiano de atención a víctimas de violación de DD.HH”. Agencia Asturiana de Cooperación 30.000€
—Apoyo a la reubicación temporal refugio Colombiano en Asturias. Protect Defenders Europa
42.000€

—Acciones de sensibilización por la PAZ y los DDHH en Colombia

Ayto. Langreo 4.400€

Grupo Confederal Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica.
1.000€
Proyecto Asturies. 1.000€

Coop57Asturies.

Hemos seguido muy en activo en la cooperativa, ya que Pachakuti ha seguido en el consejo de sección astur (especie de junta), pese a que correspondía relevo. (se ha rotado en otras entidades sociales, y en la representación de ahorradoras, pero lo cierto es que no hay otras de formato ONG en Asturies).
La cooperativa ha mantenido su actividad y gestión de forma normal, con más reuniones virtuales, y con asamblea bimensuales más presenciales. También ha realizado dos conversatorios, en Cabranes y en Siero, con buenos resultados.
La entrada de nuevas entidades socias ha sido lenta, (Solabria y Axuntase), y dos de las que había han salido, una por disolución, A Esgaya, y otra por disminución de su estructura, Catasol.

Los créditos solicitados (y todos entregados) han sido escasos, por lo que hay una disponibilidad de recursos mucho mayor de lo que se hacen uso de ellos.
En la estructura estatal de la cooperativa se avanzan nuevos “productos” y otras formas de favorecer la economía solidaria, siendo la más significativa la que se apoya desde la Fundación Coop57, que no son créditos, sino aportes para fortalecer iniciativas de transformación social.

EL PROGRAMA ASTURIANO DE ATENCION A VICTIMAS.

Un año más de PAV y más de veinte desde su inicio, programa pionero en el estado español y colaborador en la creación de otros como el catalán, el vasco, el valenciano o el de Aragón...

Durante estos años se han acogido 129 personas y se han realizado 17 visitas de verificación de los DDHH en Colombia (2005-2021) y en cada una se ha hecho un informe que puede ser consultado en la pág web del programa https://pav-asturcolombia.org/multimedia/

En este año 2021 se mantiene el comité de selección en Colombia: CPDH, ANDAS, FCSPP, ONIC, FENSUAGRO, CUT-DDHH, CNA, MOVICE y CAJAR.
A la Comisión Asturiana de Organizaciones de Apoyo se suma Ecologistas en Acción.

La situación en Colombia en DDHH sigue siendo desoladora, incumplimiento de los Acuerdos de Paz, numerosos asesinatos de firmantes del acuerdo, de ambientalistas, de defensoras y defensores de DDHH.

Gran control paramilitar de amplios territorios que en muchas ocasiones con la complicidad de la fuerza pública amenazan, desplazan o asesinan a dirigentes sociales.

También la pandemia ha venido a sumar el aumento de la inequidad, la pobreza extrema y la exclusión.

Las organizaciones colombianas vienen denunciando graves hechos de corrupción en la Fiscalía y en instituciones de control como la Procuraduría General de la Nación, la Contraloría General de la República y la Defensoría del Pueblo, quedando en entredicho el Estado de Derecho y generando una situación de total impunidad y abandono de las víctimas.
Ante esta situación la sociedad colombiana se enfrenta con fuertes movilizaciones que son brutalmente reprimidas aumentando el número de personas asesinadas, desaparecidas y heridas.

Por lo descrito anteriormente se hace necesario reforzar el programa y que más personas amenazadas se puedan acoger a él, como así se expresó de forma unánime en la evaluación anual entre las organizaciones de apoyo y la Axencia Asturiana de Cooperación.

Las cinco personas acogidas este año (Jackeline,Yubitza,Víctor,César y Jaime) de junio a Diciembre realizaron todos los protocolos necesarios para iniciar su estancia en Asturias (administrativos, sanitarios, etc.) acompañados por el coordinador Javier Orozco así como también se hicieron las gestiones para que pudieran recibir acompañamiento psicológico, clases de yoga y fisioterapia.
Desde Soldepaz se les informó de toda la parte administrativa, recursos, viviendas del programa.

Durante su estancia se reunieron con organizaciones del tejido social asturiano, del estado español y europeo, visitaron los diferentes parlamentos, participaron en eventos de solidaridad, congresos y atendieron a diversos medios de comunicación realizando una importante labor de difusión de la realidad colombiana, para una información más detallada se puede visitar el FB www.facebook.com/programaasturiano.derechoshumanos
Este año se confeccionó la pág. web del programa pav-asturcolombia.org/multimedia/

Por último saludamos que se haya creado el grupo Interparlamentaria por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia con 42 parlamentarias/os del congreso de los diputados y parlamentarias/os de las comunidades autónomas.

MEDIOS Y REDES 2021

Respecto a las apariciones de Soldepaz en la prensa escrita en el año 2021 destaca el diferente alcance de los medios en los que podemos aparecer, tanto prensa local, para cuestiones como la presentación de la agenda pachakuti o para presentar actividades como el encuentro de Solidaridad con Colombia celebrada en Llanera, prensa de ámbito autonómico, como la nota para denunciar las pintadas en nuestros murales de La Sindical o para anunciar el estreno de la obra “Al límite”, o incluso prensa estatal, como es el caso de la Marea, donde se nos reconoce como un ejemplo de solidaridad con Colombia.
También, en nuestro compromiso con los medios alternativos, publicitamos las viñetas realizadas por Bertín dentro del marco del proyecto “Come, viste, baila” en el periódico Nortes, diario que recoge más de una docena de noticias relacionadas con nuestras actividades, así como entrevistas a alguna de las invitadas que asistieron a nuestros encuentros, o nuestras valoraciones como organización de diferentes acontecimientos internacionales.
Como en años anteriores, continuamos con el espacio Pachakuti los miércoles en la RPA, una forma de llegar a gente que no está en el día a día de lo que hacemos de los asuntos que están en la agenda, tanto asturiana como internacional, siempre desde una perspectiva solidaria.
Muchos de esos clips de audio se encuentran en la página Pachakuti, donde se pueden volver a escuchar, página web que sigue recogiendo en día a día de la entidad, y a la que acompañan las otras dos que venimos utilizando: miradoriu (para temáticas relacionadas con los pueblos indígenas) y justiclima (para la parte de sensibilización y materiales pedagógicos).
Otra de las cuestiones novedosas en este año 2021 tiene que ver con las redes sociales: sumamos a nuestro perfil y página de fb, al twiter y al Instagram @pachakutiastur una nueva cuenta @soldepazpachakuti, con número creciente de seguidores.
Por último, también como una de las novedades más importantes, está la aparición de una comunity manager, también de cara a la difusión del proyecto “Come, viste, baila”, con el objetivo de crear campañas en redes con los hastag #ComeVisteBaila #ComeVistiBaila en los que, desde todas las redes sociales en las que tenemos presencia, compartir noticias relacionadas con el texto del proyecto, en total más de una treintena desde el mes de octubre, como manera de dar visibilidad a la problemática que se intenta abordar.

Planes 2022:

El 2022 promete. Parece que va a ser un año cargado de retos y esperanzas, y eso implica mucho trabajo, que en esta organización estamos dispuestas a abordar en favor de la xusticia social y climática, la Paz y la solidaridad internacionalista.

Con motivo de la pandemia, fue necesario repensar la forma de intervenir, buscar nuevas formas de comunicar y comunicarnos. Es por ello que este año apostamos por combinar los beneficios que nos ofrece la tecnología (en la que todavía tenemos muchas cosas que mejorar, como el impacto que generamos y capacidad de difusión de nuestras actividades en formato virtual), con abrazar de nuevo la presencialidad en la medida de lo posible. En este aspecto, arrancamos el año con fuerza, recogiendo los frutos de lo iniciado el año pasado:

Dentro del proyecto ‘Come, viste, baila’ retomamos la representación de “Al límite”, fruto del trabajo colaborativo con las compañeras de la Caracola. Esta obra demostró que la reflexión colectiva puede ser una herramienta muy potente de formación y crecimiento, tanto para quienes se involucran en el proceso, como para las personas espectadoras, siendo un ejemplo de creatividad y dinamismo al servicio de la sensibilización.
Continuando con la sensibilización, dentro de los proyectos de este año nos esperan dos actividades principales: un encuentro de mujeres en defensa de la soberanía energética, que tendrá lugar en marzo en el CCAI, y la exposición sobre defensoras que acogerá el Museo Barjola.

Respecto a la cooperación, continuaremos apoyando a nuestras contrapartes, y trabajando para fortalecer nuestros vínculos con ellas, teniendo siempre como horizonte el internacionalismo, la defensa de la Madre Tierra y los Derechos Humanos, el reconocimiento de los Pueblos Indígenas y el Buen Vivir, y la lucha por la Soberanía alimentaria.

Continuaremos acompañando a los distintos movimientos y colectivos en su reivindicación por el respeto a los territorios, cuerpos e identidades allí donde se vean amenazados, siendo también imprescindible en esta tarea, la presencia en medios y redes a través de los distintos perfiles. Vemos en las nuevas tecnologías una oportunidad para tener un mayor impacto, por lo que continuaremos sumándonos a campañas en este formato, retransmitiendo eventos en directo, realizando difusión de la actividad de nuestra entidad y quienes nos acompañan, reconociendo que nos queda aún por aprender en este sentido y que es uno de los aspectos en los que más necesitamos mejorar. En esta línea, valorar también el espacio que nos ceden en la RPA y la invitación que se hace llegar a los medios en cada actividad, aunque somos conscientes que no siempre tenemos la cobertura en prensa que nos gustaría.

Pensando en la esperanza no nos podemos olvidar de Colombia, la esperanza de que el proceso electoral traiga cambios buenos para su gente. Allí estará un año más la Delegación Asturiana, verificando la situación de los DDHH en el país, y desempeñando el papel de observadores/as de este proceso. Asimismo, daremos la bienvenida a un nuevo combo de compañeros/as que serán acogidas en el marco del Programa de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia. Mencionar también que desde el Programa se realizará una actividad de sensibilización sobre Paz y Defensoras.

Por último, reafirmamos en la necesidad del trabajo conjunto con las organizaciones amigas asturianas en los diferentes grupos de trabajo de los que formamos parte (Asturies pol Clima, Plataforma Asturiana por la Soberanía Alimentaria, Coop57, etc), la presencia en los diferentes consejos de cooperación (Castrillón, Langreo, Xixón, Avilés y el Consejo Asturiano de Cooperación), la colaboración con Pedagogía y Trabajo Social, y la acogida de alumnado en prácticas. También el mantenimiento de contactos fluidos con las diferentes Administraciones y Organismos públicos para la elaboración de pronunciamientos, adhesiones y compromisos que pongan en la agenda pública las cuestiones relacionadas con nuestras líneas de trabajo.

No es poco, pero la experiencia dice que lo haremos y mucho más, así que toca arremangarse y ¡a trabajar! ¡Por un 2022 con mucho pachakuti!

A principios del 21 Noam Chomsky, Vijay Prashad habían descrito las 3 grandes amenazas mundiales del año, aparte de la del virus, la de la aniquilación nuclear, la de la catástrofe climática, y la destrucción neoliberal del contrato social.

Y que era necesario un internacionalismo sólido que preste una atención adecuada e inmediata a los peligros de la extinción: por guerra nuclear, por catástrofe climática y por colapso social.
Retos que se mantienen y refuerzan para este 2022.

Nos toca revisar documentos y organizar otros que nos orienten en los próximos años, un plan estratégico o una estrategia de género ayudarán sin duda a orientar nuestra actividad.
Un vistazo a algunas áreas del trabajo pachakuti:
Que la rebeldía vuelva a las calles.
En fechas concretas, nos organizaremos con tiempo para visibilizar reivindicaciones, el mejor ejemplo: Marzo de Berta, en el 6º aniversario de su crimen, acompañando al COPINH en su demanda de #JusticiaparaBerta.
En cooperación creemos imprescindible seguir apoyando los procesos que venimos defendiendo, fortalecimiento organizativo de los movimientos
populares de Abya Yala, procesos de fortalecimiento de organizaciones hermanas de mujeres, derechos humanos y memoria, soberanía alimentaria y reforma agraria.

En sensibilización además temáticas habituales– soberanía, comerciu xustu, pueblos indígenas, recuperar alcuentru muyeres, refugio y derechos humanos, la coyuntura sigue demandando atención especial al antiimperialismo y los territorios wiphala.

El decenio de lenguas indígenas que comenzó debiera ser un aliciente para incrementar las propuestas relativas a los pueblos indígenas-ambientalistas.
Dos premios se estrenan este año, en Langreo y Xixón, y tienen que cumplir bien sus objetivos en la defensa de la Vida.

Colombia, marcará muchas agendas, nueva Delegación Asturiana –la XVIII– en visita de verificación del estado de DDHH, nuevo informe que sirva de insumo para la protección de la vida.

La incidencia promoverá el fortalecimiento del programa asturiano, la denuncia institucional y la movilización social por la paz con garantías para
una Colombia de año electoral.
En cualquier lugar del mundo, y en especial en aquellos con los que se mantiene más constante relación: el objetivo es apoyar la indocilidad de la gente oprimida.


Darle la vuelta a la tortilla.

¡! Abajo las limosnas. ¡!

No nos conformemos con discursos justificatorios que intentan maquillar la realidad de la injusticia galopante.

El Informe Nuestro Mundo en Datos (Oxford) señala que la desigualdad actual “es cruel” y se extiende por todo el planeta: “La gran mayoría del mundo es pobre”. La mitad más pobre del mundo, casi 4 mil millones de personas, vive con menos de 6,70 dólares al día.
Y eso afecta a países considerados “desarrollados”, como EEUU, un país de altos ingresos, pero donde la desigualdad es “extraordinaria”.
El estudio afirma que “gran parte de la desigualdad global es la desigualdad entre países”.

“La desigualdad de las condiciones de vida de las personas refleja la desigualdad económica del mundo”.

“Cuando los ingresos son más altos, las personas mayores viven más tiempo, los niños mueren con menos frecuencia, las madres mueren con menos frecuencia, los médicos pueden centrarse en menos pacientes, las personas tienen mejor acceso a agua potable y electricidad, pueden viajar más. Tienen más tiempo libre, un mejor acceso a la educación y mejores resultados de aprendizaje, y además, las personas están más satisfechas con sus vidas”, dice, como si no lo supiéramos, la investigación, publicada el 17 de diciembre.
La esperanza de vida en los países más pobres es de 30 años más cortos que en los países más ricos, insiste.

“La realidad de la desigualdad global de hoy es cruel. Aquellos que nacen en una economía que lograron un gran crecimiento en los últimos dos siglos crecen en mejores condiciones de vida que aquellos que nacen en una economía pobre. El crecimiento económico para miles de millones de personas en la pobreza es lo que necesitamos para poner fin a esta injusticia”.
En su libro El precio de la desigualdad, el economista premio Nobel estadounidense Joseph Stiglitz asegura: “El 90 por ciento de los que nacen pobres mueren pobres por más esfuerzo que hagan, mientras que el 90 por ciento de los que nacen ricos mueren ricos, independientemente de que hagan o no mérito para lograrlo”.

“Hay muchas y poderosas razones morales para preocuparse por la desigualdad. En los últimos diez años la investigación ha empezado a poner de manifiesto lo negativa que resulta la desigualdad para la sociedad. Resulta mala incluso para los de arriba, que se convierten en personas diferentes, más endiosadas, gracias a ella. Como economista, me centro en estudiar por qué la desigualdad es mala para el rendimiento económico”.

Pero.. ¿cómo de mala es la desigualdad para la economía?

Obviamente depende de su magnitud y de cómo se genera. Esto incluye la desigualdad creada por el poder monopolístico, o la desigualdad generada cuando los de abajo no tienen acceso a la educación, y por tanto la sociedad no utiliza todo el potencial de sus recursos humanos. Este tipo de desigualdades, característica de EEUU y, cada vez más, de Europa, constituyen un lastre para la economía”, agrega el premio Nobel.

Si mentiras como la “igualdad de oportunidades” y la “teoría del derrame” continúan siendo bases del discurso que justifica la acumulación de riquezas en pocas manos a costa de la muerte de millones de personas, es porque las corporaciones tienen un enorme desprecio por la vida y la verdad. Y están dispuestas a defender sus privilegios como sea, sin límite alguno. Además, la mentira les resulta cada vez más útil para ejercer la manipulación y lograr una suerte de epidemia de Síndrome de Estocolmo.

Hay quienes piensan que el mejor modo de trabajar por la justicia social es procurar la igualdad de posiciones, esto es, redistribuir la riqueza y asegurar a todos un piso aceptable de condiciones de vida y de acceso a la educación, los servicios y la seguridad.

La acentuación de las desigualdades procede de una crisis de solidaridad, entendida como el apego a los vínculos sociales que nos hacen desear la igualdad de todas, incluyendo y especialmente la igualdad de aquellos que no sabemos.

“La lucha contra la desigualdad implica un enlace de fraternidad preliminar, es decir un sentimiento de vivir en el mismo mundo social”, y lo que se requiere es que “todos puedan ponerse en el lugar de los demás, especialmente de los menos favorecidos”.

Si aumenta la injusticia y la desigualdad, no permitamos maquillajes, y trabajemos por hacer crecer las SOLidaridades.

Reducir las desigualdades y garantizar que nadie se queda atrás forma parte integral de la consecución de los ODS. Pero.. estamos en el 22 y el 2030 llega enseguida siendo la fecha marcada. (Hasta la fecha, ha habido más propaganda que progresos, especialmente en el terreno político, donde se están produciendo de hecho significativos retrocesos.)

La ONU reconoce que la COVID-19 ha intensificado las desigualdades existentes y ha afectado más que nadie a los pobres y las comunidades más vulnerable.
Y llama la atención sobre que “Las desigualdades también están aumentando para las poblaciones vulnerables en países con sistemas sanitarios más deficientes y en países que se enfrentan a crisis humanitarias existentes. Los refugiados y los migrantes, así como los pueblos indígenas, los ancianos, las personas con discapacidad y los niños se encuentran especialmente en riesgo de ser excluidos. Además, el discurso de odio dirigido a los grupos vulnerables está en aumento.”

Y ha propuesto.. “un refuerzo extraordinario del apoyo internacional y del compromiso político, incluido un refuerzo de la financiación a través del Fondo de las Naciones Unidas de Respuesta a la COVID-19 y Recuperación, que aspira a apoyar a los países de ingresos bajos y medianos, así como a los grupos vulnerables que están soportando los efectos socioeconómicos de la pandemia de manera desproporcionada.”

No se sabe si algunos gobiernos habrán seguido su consejo y recomendación. Pero deberían.

Y nosotras debiéramos no permitir que se normalice y justifique la desigualdad y la injusticia, e incrementar las acciones de denuncia, de propuesta de movilización. También para intentar recuperar dignidad para las iniciativas de cooperación, que han estado los últimos años mal-tratadas, desguazadas, por las administraciones, por varios partidos, demasiados.

¿un decálogo de tareas solidarias para 2022?

1-Derechos de la naturaleza, difundirlos-defenderlos.
2-incremento de las partidas hacia el cero siete.
3-consejos participativos y orientadores.
4-más complicidad con pueblos y comunidades indígenas.
5-los derechos humanos, en enfoque y en cometido.
6-una educación implicada en valores PAZifistas.
7-migración-y-refugio, y antiracismo a tope.
8-Defender a las personas Defensoras.
9-la “incidencia”o el “cabildeo” en cada iniciativa: ¿las instituciones son i-rresponsables?.
10-Internacionalismo y rearme en la batalla de las ideas.

Este año están anunciadas dos iniciativas en Langreo y Xixón, de reconocimientos a DDHH. Ojala que además se haga bien, de forma participativa y los colectivos se apropien e intervengan.

De resultas de ello, Xixón debiera converger en la red de Ciudades Defensoras.
También la moción atómica aprobada en Xixón, en Langreo, en Avilés, en Castrillón, en Corvera.. ameritaría un seguimiento de la red de Ciudades por la Paz.