En la radio 5-Enero

Radio 5-E
- Un año para las solidaridades: petición urgente de indígenas de Nicaragua.
- Valoración del PAV-ddhh a cargo de su coordinador. Concluye un año peculiar para Colombia, y en el caso del acompañamiento externo, el PAV-DDHH astur cumplía sus 21 años. Las 5 personas protegidas regresaron a la patria a primeros de diciembre.. "Año electoral año mortal".. ¿qué se precisaría y que está en juego para el 2022 en materia de defensa de los DDHH?
- Datos de Caminando Fronteras, sobre migraciones.
- Acabar con el hambre no es una utopía, dice el MST

1—Líderes y miembros de 30 comunidades indígenas de Nicaragua hicieron un último llamado al gobierno para atender el conflicto que atraviesan por la invasión de colonos en sus territorios.

Acusan que los colonos han devastado recursos boscosos, incluyendo la gran Reserva de la Biósfera de Bosawas, y asesinado de manera impune al menos a 21 comuneros .

Por ello, piden la ejecución en 90 días de un plan que asegure sus propiedades, una indemnización por los daños causados y que se investigue la venta de tierras indígenas.

Esto último, debido a que los colonos se defienden señalando directamente a funcionarios del gobierno y sus partidarios de haberles vendido tierras indígenas, afirman.

“Responsabilizamos desde ya al Estado de Nicaragua y su gobierno por todos los muertos y las secuelas derivadas alrededor de este tema”, señalan en un pronunciamiento.

Los indígenas, que habitan los territorios Li Lamni y Li Aubra, también piden al gobierno de Daniel Ortega frenar la creación y reconocimiento de las comunidades constituidas por los colonos.

Así como dejar de entregarles cédulas de identidad como nativos de la región, pues así solo “legitima, invisibiliza y apoya a las invasiones” que sufren en sus territorios, señalan.

Solicitan, además, la reparación y restauración ecológica de la Biósfera de Bosawas, declarada reserva por el Estado en 1979 y reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Finalmente, piden la creación de una comisión interinstitucional, con observación internacional, que verifique en el terreno la tragedia humana y las condiciones de pobreza en que viven las comunidades invadidas.

Y que el Estado de Nicaragua respete y cumpla las medidas provisionales y cautelares dadas por la Corte IDH a favor de comunidades indígenas de los territorios de Li Aubra y Lamni.

Estos pedidos fueron emitidos tras una asamblea que sostuvieron los líderes y miembros indígenas de estos territorios, el 20 y 21 de diciembre, en la Región Autónoma Costa Caribe Norte.

En septiembre, la alta comisionada Bachelet: "Mi oficina recibió informes de que al menos nueve personas indígenas habrían resultado muertas, víctimas de un ataque relacionado con una disputa sobre tierras (...) en la región autónoma de Costa Caribe Norte", expuso M Bachelet en el 48 periodo del Consejo de Derechos Humanos.

Mayangna y miskitos son los pueblos indígenas en esa zona.

2-Orozco.. https://pav-asturcolombia.org/2022/01/03/entrevista-fin-de-ano-a-j-orozco/

3—Según reporta la agencia EFE , un total de 4.404 personas figuran entre los muertos y desaparecidos en las rutas migratorias a España a través de pateras, según los datos que ha publicado Caminando Fronteras. La cifra duplica los registros de 2020 recogidos por la organización, con un aumento del 103%.
Se trata de la cifra más alta hasta la fecha. Los resultados aportados multiplican por 3,5 los publicados por la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones (OIM). Ello se debe a que la OIM solo tiene en cuenta las muertes en las que se recupera el cadáver o los testimonios de los supervivientes.

"4.404 es el número mínimo. La realidad es que puede que haya más víctimas y no tengamos constancia de ellas", según Helena Maleno, que acaba de recibir otro reconocimiento, otro premio en Extremadura.

Supone una muerte cada dos horas a lo largo del año.

Desaparecieron unas 83 embarcaciones a lo largo del año pasado y se ha recuperado el 5% de los cuerpos de los migrantes que han muerto en el mar.

628 eran mujeres y 205 eran menores.

Los números se han acentuado debido a la crisis diplomática entre Marruecos y España y las rutas se están volviendo "cada vez más peligrosas".

Se señala la falta de coordinación entre países durante los rescates y la arbitrariedad a la hora de activar las alertas.

Se apunta a las "responsabilidades" de los gobiernos implicados para poner el foco en las vidas que se pierden, por encima del foco migratorio: "El estado español se jacta de haber cumplido sus tareas en trabajos migratorios y deberían cumplir sus obligaciones de derecho a la vida".

Son las cifras del dolor. No pueden, no deben ocultarse.

Los datos presentados del Monitoreo El Derechos a la Vida son fruto de un monitoreo exhaustivo desarrollado los 365 días del año con. Comunidades migrantes, servicios de rescate, redes de familiares y defensores de Derechos Humanos en terreno, que han sido recogidos, contrastados y sistematizados.
En la Frontera Occidental Euroafricana la gran mayoría de muertes se producen en el mar donde la mayoría de los cadáveres desaparecen y no queda constancia de las mismas. Por ello, detrás de estos números hay un ejercicio de respeto a la memoria de las víctimas frente a la ignominia de sus propios victimarios. https://caminandofronteras.org/monitoreo/monitoreo-del-derecho-a-la-vida-2021/

Caminando Fronteras ha insistido en la necesidad de una reunión interministerial que siente a todas las carteras implicadas, desde Interior a Transportes o Igualdad, para analizar los factores que conducen a estas cifras y trabajar para que este año el número de víctimas "se reduzca a cero".

4—Acabar con el hambre no es una utopia.

El MST de Brasil ha seguido entregando comida, junto a acciones de alfabetización y junto a promotores de salud. Como ya dijimos en el Tren, no se trata de una acción asistencial o humanitaria, sino de contenido de acompañamiento a las actividades transformadoras del MST.

Marmitas da Terra, entregaba 100.000 loncheras y muchas toneladas de alimentos compartidos en comedores comunitarios.

Desde el inicio de la pandemia, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra ha estado con una campaña de solidaridad permanente. Las acciones están motivadas por la lucha contra el hambre y el apoyo a los trabajadores, personas en situaciones de vulnerabilidad social e inseguridad alimentaria que se agudizaron durante la pandemia y la mala gestión del actual presidente Jair Bolsonaro, con su política excluyente y genocida.
Las voluntarias/os del MST, además al entregar la comida reflexionan sobre la producción de alimentos agroecológicos, y dan a conocer el trabajo de los campesinos, cómo llega la comida a nuestra mesa y cómo funcionan los territorios del movimiento.

Por ejemplo en Curitiba, salen a las seis de la mañana y se dirigen al asentamiento de Contestado. Allí, son acompañados por agrónomos de la Escuela Latinoamericana de Agroecología (ELAA) quienes enseñan cómo funciona el método agroforestal de producción de alimentos, preparan la tierra, siembran, manejan los huertos y cosechan los alimentos que serán parte del menú de la lonchera.

Entre lavar, picar, cocinar, armar y entregar las loncheras, todos aprenden sobre la soberanía alimentaria y todo el trabajo que supone hacer que la comida llegue al frigorífico y en la lonchera, comida que para muchas personas es la única comida del día.

“Hay una gran diferencia entre solidaridad y caridad. Dar mi tiempo como voluntaria preparando la comida, yendo a plantar, desyerbar y cosechar la comida que comerán, y yo también, hace toda la diferencia. Es un acto de solidaridad, es mucho más justo que cualquier otra cosa ”, dice Isabela.
Se formaron nuevas relaciones, que trajeron oportunidades para incentivar la creación de comedores, huertos y panaderías comunitarias en estos territorios para combatir el hambre, pero también como una lucha por el derecho a una alimentación saludable y digna.

El MST considera que lo más importante es que todos reflexionen sobre que matar el hambre y la miseria no puede ser una agenda del lucro. Las acciones del MST vienen a combatir la realidad actual en Brasil, que ya tiene más de 19 millones de brasileños hambrientos.

el 2022 sí debe ser un año para seguir mirando, luchando y atreviéndose a reconstruir este país dicen.. y con buena comida sana.

— La solidaridad es un verbo, publicó ayer en istagram, junto a una bandera palestina, Emma Watson, la protagonista de Harry Potter, (64 millones de seguidores) y enseguida le cayeron los ataques e insultos sionistas. https://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=77924

Palestina Libre. Solidaridad elemental.