Come, viste, baila

... O la necesidad de cambiar el modelo de producción y consumo alimentario, textil y energético vigente por modelos más sostenibles, justos y equitativos.

El Come, viste, baila... contribuye a denunciar el modelo de producción y consumo alimentario, textil y energético promovido por las grandes transnacionales, en concreto las españolas, que, lejos de reportar beneficios al país, se enriquecen a costa de la deslocalización, el saqueo de los ecosistemas, la violación de los derechos laborales y la perpetuación de un sistema capitalista patriarcal que aumenta la brecha de la desigualdad y la pobreza.

También trata de hacer un llamado a la responsabilidad individual y colectiva sobre los modos de producción y consumo vigentes y sobre el compromiso transformador de la población hacia un modelo más solidario, socialmente integrador y ambientalmente sostenible, que desvincule el crecimiento económico de la degradación medioambiental, desde los planteamientos de la soberanía alimentaria y el ecofeminismo.

Con ello tratamos de seguir contribuyendo al llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo.