Sin presas, sin presos políticos.

Sultana Jaya y las presas y presos del mundo: que queden libres esta navidad.

En su última reunión del año la Junta-Pachakuti ha querido trasladar su indignación por la prisión política que sufren numerosas mujeres y hombres en distintos países, y ha exigido su inmediata libertad.

A modo de ejemplo están los casos de tortura a Sultana Jaya y su familia en el territorio ocupado del Sahara, los presos políticos saharauis del grupo de Gdeim Izik-Campamento Dignidad, que siguen en condiciones inhumanas y privados de sus derechos más elementales y legítimos, incluida la comunicación con sus familias, o las prisioneras palestinas en huelga de hambre en las cárceles israelís, donde también padece ya 250 días de prisión la española-palestina Juani Ruíz, pese a la preocupación mostrada por Aytos como el de Xixón.

Si el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) tiene la responsabilidad de actuar para proteger a todos los palestinos encarcelados - de las represalias y los castigos colectivos impuestos por la ocupación israelí, solicitamos al CICR que actúe para proteger a las mujeres palestinas de los ataques, y contemplar sus demandas contra el aislamiento brutal impuesto.

Asimismo las/os defensoras/es de derechos humanos y ambientales en Nicaragua, Honduras, El Salvador o Guatemala sufren persecuciones, acoso, asesinatos y violencia, y en el caso nicaragüense la ex ministra de salud, comandante Dora María Tellez, el ex general Hugo Torres, o el ex vicecanciller Víctor Hugo Tinoco padecen encarcelamiento por más de medio año, y deben salir en libertad al igual que las otras 160 personas prisioneras políticas que incluyen lideresas feministas y candidatas presidenciales.

Igualmente exigimos la libertad de las presas del Kurdistán, en las cárceles de Turquía, Iraq e Irán, así como las y los insurgentes presos del régimen colombiano, pese a haberse firmado un Acuerdo de Paz hace 5 años.

Leonar Peltier y Mumia Abu Jamal, en los EEUU, por ser indígena lakota y por ser negro, con 44 años de prisión, siguen siendo parte del racismo violento de aquel país, y su Libertad debe ser reclamada en todo el orbe. En esas mismas prisiones se encuentra secuestrado 17 años Simón Trinidad, en montaje de connivencia del genocida Uribe y el gobierno yanqui que lo ha usado como chantaje contra la paz en Colombia.

En modo similar debe hacerse cumplir el pedido de extradición a Venezuela de Illich Ramírez, preso político desde hace 27 años en Francia.

Los presos mapuche, el maestro indígena Bernardo Caal prisionero por Florentino Pérez en Guatemala, los cautivos de Guapinol en Honduras, y otros miles de presos y presas que lo son por defender territorios y derechos y dignidad, deben salir en Libertad Ya.

Asturies 22-D-2021

Te arrancaremos de las

sombras, te devolveremos a la

libertad y a la vida, que hay cien

pueblos que pronuncian tu nombre y

que te buscan con sus lámparas rojas

avanzando desde las cinco partes de la

tierra.

Siempre en la lucha,

Hasta la victoria siempre.