25 ochobre. Paulo Freire en Centenario. UniOvi.

María Verdeja
Janaina Stronzake
Juan Carlos Torres
Los Glayus

Qué bueno, que estemos acá recordando a don Paulo en tiempo de otoño, de seronda. Un tiempo en que ya han florecido los cólchicos. Esa flor morada colchicum autumnale , el azafrán silvestre, tiene muchas propiedades medicinales. Pero también aprendimos en la secundaria que estimula la mitosis de las células, y se ha usado para producir mutaciones.

Mutaciones hacen falta, transformaciones en profundidad, para atacar de verdad las injusticias sociales. Y para ello también falta hacen herramientas pedagógicas.

María Verdeja, Janaina Strozake. Carlos Alberto Torres, Los Glayus: Hoy cuando proliferan los mensajes antidemocráticos, racistas, homofóbicos, machistas y negacionistas en las redes digitales.. ¿un antídoto?: Paulo Freire.

Tres leves referencias.

Comandante Veneno, novela de Manuel Pereira. Campaña alfabetización hace 60 años. En Cuba. Una joya de relato, en ambiente campesino, en medio de guerra de agresión, la invasión de bahía Cochinos, y la chavalería en campaña alfabetizadora.

20 años después campaña alfabetización Nicaragua. Coordinó Fernando Cardenal. No pudo participar en ella, había muerto antes en combate a la dictadura, Gaspar García Laviana, que en su vida militante y como cura había tenido en la enseñanza preocupación esencial .(Veánse sus escritos, poemas, obra de teatro..). Recordemos a Gaspar, que creció con su familia en la misma zona de Tuílla donde la profe Queli; Y es referencia esencial de la Solidaridad asturiana.

Antes había sido la de Guinea Bissau, la campaña alfabetizadora, en el marco de la descolonización, donde Freire aportó en directo.

MST. Cuánto de inspiración y aporte hace Paulo Freire a la inmensa acción educadora de las Sin Tierra.. algo dirá Janaina.

En referencia a nuestro apellido Pachakuti.. Educación propia. Intercultural bilingüe. Los pueblos originarios o indígenas. Cuánto de “propio”, en la cosmovisión, en que no se trata de traducir de lo blanco y castellano a lenguas maternas indígenas. Está el territorio, porque está la cultura, la identidad, están los valores comunitarios, para hacer otra pedagogía, propia, autóctona, liberadora del colonialismo y por lo tanto freireana.

En Brasil Bolsonaro mete miedo.. (se le ha acusado en el senado de genocidio, está marcado también como exterminador de la Amazonía y de sus habitantes los pueblos indios..) y en su campaña hace dos años señalaba a Freire como el diablo.

El latifundismo, los ultraricos son enemigos de la enseñanza y la alfabetización. Y por eso mismo lo contrario, la pedagogía del oprimido, la pedagogía de la tierra, la educación intercultural bilingüe, han sido y son alternativa al acaparamiento de recursos, de territorios, de armamento, alternativa a los destructores de la Madre Tierra.

Que Víva Paulo Freire, y que el Pachakuti, que significa tiempos de transformaciones profundas, nos acompañe en este re-aprendizaje común.

Paulo Freire cien años.

Se cumplieron ahora 100 desde que nació Paulo Freire, que fue uno de los pedagogos y filósofos de la educación más importantes del siglo XX. Sus ideas, en general, y su método de alfabetización, en particular, recorrieron el mundo hasta nuestros días y su tarea por una mejor educación dejó una gran huella en la manera de pensar y poner en práctica la educación.

Freire había nacido en Recife y a lo largo de su vida conoció desgracias, hambre, prisión, sufrimiento y también la amistad, la colaboración y el entusiasmo de mucha gente. Empezó a estudiar tarde, pero se licenció en Derecho en la Universidad de Recife.

Dedicó toda su vida a la educación tanto en Brasil como, durante su exilio, en Latinoamérica, los Estados Unidos y Europa. Después del golpe de estado de 1964, en Brasil, se le consideró un subversivo. Pero esto no impidió que, estuviera donde estuviera, dedicara su vida a las gentes oprimidas, analfabetas, a quienes no habían podido acceder a la cultura.

En 1946, como director del departamento de educación en Recife, empezó a trabajar contra el analfabetismo en una zona muy deprimida. Se dedicó a alfabetizar a los más pobres y, viendo el resultado favorable, se animó a extenderlo a otras zonas. No era únicamente alfabetizarlos, sino que se trataba de crear una educación por la democracia y en contra de la sumisión y la opresión. Luchar contra la educación bancaria, domesticadora.

Para él, este tipo de educación se centra en llenar, de manera mecánica y pasiva, un recipiente.

Siempre buscó la alternativa en una educación liberadora o problematizadora donde hay diálogo, creatividad, reflexión, emancipación y solidaridad entre las personas. Por eso lo encarcelaron y huyó a Chile donde continuó su tarea hasta la caída del presidente Allende. Después, en universidades americanas y muchos años en Europa, hasta su vuelta al Brasil al 1980.

Freire pretendía desarrollar una alternativa liberadora. No creía en el activismo banal puesto que era una acción sin reflexión, ni en el verbalismo típico de la educación que es una reflexión sin acción. Buscaba que la persona que se educa se convierta en un sujeto, en una persona, reflexionando sobre el que pasa a su alrededor.

Introdujo el concepto de “concienciación” como acción cultural por la libertad que pretende la toma de conciencia reflexiva para llegar a la libertad mediante la conciencia de clase y el análisis y transformación de la realidad. Una “concienciación” de la realidad para asumir una “acción cultural para la libertad”, asumiendo una concienciación crítica y no un sometimiento basado en la miseria y la explotación de las personas. Para todo ello, fue muy importante la creación de los círculos de lectura donde campesinos y obreros leían y dialogaban de manera libre y abierta.

También su método de alfabetización que inició con campesinos y que no es únicamente enseñar a leer. Se trata de hacer conscientes a las personas de lo que pasa en el mundo y transformarlo. Luchó contra una visión ingenua y malintencionada de analfabetismo: este no es una enfermedad sino un producto de la estructura social. Alfabetizar es hacer a las personas protagonistas de su historia. Para Freire era importante la alfabetización reflexiva y liberadora. Y todo esto configura una teoría y una práctica de la liberación y el desarrollo de una verdadera educación pública para el pueblo.

Freire asegura en sus escritos y conferencias que educar a la humanidad es llevar a cabo un proceso comunicativo, donde se desarrolla una capacidad crítica para luchar contra la opresión y transformar la realidad.

Para él, educar es promover la toma de conciencia, reflexionar y actuar en el mundo y sobre el mundo. Es crear una cultura popular.

Freire nos dirá que lo más bello de la vida es la libertad, y la educación tiene que conducir hacia ella puesto que provoca la humanización y la lucha contra la opresión del pueblo. La educación tiene que ser diálogo entre sujetos que buscan significados tanto de los contenidos científicos como de las emociones, es decir, no es tanto la transmisión de conocimientos como el coparticipar en su comprensión.

Pedagogía de los sueños: https://rebelion.org/paulo-freire-la-pedagogia-de-los-suenos/

Nota: Además de los materiales de las conferencias, se filmó también el taller de los Glayus. No obstante como una de las asistentes puso reparos a su publicación, solo estará disponible para quienes lo soliciten.