Luciano a los 16

11-S Luciano a los 16. Chile a los 48..

El 11 de setiembre es aniversario de Luciano Romero Molina.

Y se convoca actividad solidaria y de memoria a las 13 h en el paseo Begoña.

El 11-setiembre es aniversario del golpazo militar en Chile.

Nos congratulamos que ahora 48 años después una mujer mapuche esté presidiendo la convención constituyente, conquistada con la movilización, para tratar de dejar atrás la constitución que impuso la dictadura de Pinochet .

Como otros años este doble aniversario provoca y produce reflexiones y acciones.

En torno a las necesarias fraternidades.

El crimen de lesa humanidad de Luciano dio lugar a que los sucesivos grupos de refugio en Asturias tomaran su nombre como referente.

Que se pudiera acompañar aunque fuera parcialmente a su familia a las organizaciones a las que Luciano pertenecía en la búsqueda de justicia

La búsqueda de justicia por el crimen de Luciano se extiende a los más de 3200 sindicalistas asesinados por el régimen colombiano, a los miles de defensoras/es y activistas de ddhh que sufren exterminio cotidiano .

Luciano Vive y la Lucha sigue y Sigue.

Bogotá D.C. 11 de septiembre de 2021
Compañeros:
Colectivo de Refugiados Luciano Enrique Romero Molina
Programa Asturiano de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia
Organización Soldepaz

Reciban un fraternal saludo del Sindicato Nacional De Trabajadores Del Sistema
Agroalimentario “SINALTRAINAL” desde Colombia.

Como primera medida queremos agradecer su solidaridad para con nuestros
compañeros y compañeras a lo largo del tiempo, entre ellos a nuestro compañero Luciano Enrique Romero Molina. Hoy un año más de su cruel asesinato juntamos nuestras voluntades y nuestras fuerzas para seguir reivindicando la vida y condenar la barbarie que ha vivido el mundo entero por parte de este sistema que no destila sino injusticia e ignominia para la humanidad, de ahí la importancia de esta conmemoración porque nos juntamos desde diferentes latitudes para seguir denunciando el régimen oprobioso que nos embarga.

La memoria de nuestros mártires la hemos sembrado para que se mantenga en el tiempo y para que las futuras generaciones empuñen nuestras banderas a fin de perpetuarlas hasta lograr construir la nueva sociedad, donde los derechos del ser humano se respeten, donde los principios y los valores sean los cimientos sobre los cuales construyamos un mundo de bienestar para todos y todas .

Las amenazas contra líderes sociales y sindicales, a lo largo de la historia, han sido el pan de cada día en Colombia, eso nos ha llevado levantar una campaña
permanente de lucha contra la impunidad. En el caso de nuestro compañero
Luciano fue declarado Crimen de lesa humanidad, pero aun continua en la absolutaimpunidad.

Luciano Enrique Romero Molina, quien a pesar de contar con medidas cautelares de protección ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- fue vilmente asesinado el 10 de septiembre de 2005, seis meses después de regresar a su tierra Valledupar, tras permanecer refugiado en Gijón- España-, donde fue acogido por el Programa Asturiano de Atención a Víctimas de la Violencia en Colombia.

Sea este también el momento para reiterar nuestro profundo afecto por
el trabajo de solidaridad que hacen en favor de los refugiados a nivel del mundo
entero.

Recordamos a nuestro compañero como un ejemplo de lucha, quien siempre tuvo claro su horizonte en la conquista de mejores derechos laborales económicos y sociales para los trabajadores y sus familias, entendemos que la solidaridad la unidad y la lucha son caminos fundamentales para los pueblos.
Enviamos un saludo muy fraternal a todos los asistentes a su magno evento y les agradecemos que este día sea una fecha muy importante para ustedes, desde Colombia agradecemos su solidaridad y compromiso por la lucha de los
trabajadores en nuestro país.

Fraternalmente,
EDWIN MEJIA CORREA.
Presidente

GRACIAS
a quienes luchan por la vida,
la paz,
las libertades
y la justicia social en Colombia.

Memoria para Luciano Romero, Henry Ramírez, los mineros Fercho y Alejandrino, Chucho Tovar que estuvo en el primer grupo de refugio.

El exterminio de las buenas personas continúa y el exterminador tiene la cara dura de venir a la feria del libro de Madrid.

Las acciones en defensa de los derechos y la vida, también se multiplican.

Memoria, Lucha, Resistencia.

Gracias Jakeline, César, Jaime, Victor, Yubitza, Orozco.

Ronca la voz, pero no la bronca,
de tanto gritar por justicia,
de tanto pedir por solidaridad.
Cansado los pies, pero no el sentimiento,
de tantas marchas por un trabajo decente
por un sueldo que alcance la dignidad.
Tanta juventud, tanta fuerza, tanta ganas,
que no la pueden detener, no la pueden frenar
aunque caiga el cuerpo, el siempre estará,
aunque tire miles de balas el inmundo criminal,
Luciano, tu nombre será bandera que por siempre flameará
.

Salú y Llibertá

La familia:

Los últimos 16 años, han sido tiempos de preguntas que siguen sin
responderse, pero este mismo tiempo también ha ido sanando poco a
poco nuestras heridas. Nunca vamos a olvidar, el excelente padre,
esposo, hijo, hermano, amigo, compañero, líder que fue y mucho menos
la crueldad con que recibió una muerte inmerecida; tampoco
olvidaremos lo valiente y entregado que fue al defender no solo sus
derechos, sino los de personas que se encontraban en situaciones
vulnerables y de riesgo.

La historia de nuestro padre y esposo ha podido pasar desapercibida,
pero, ustedes sus compañeros/as y amigos/as han liderado este tiempo
una hermosa campaña para no olvidar, con esto nos sentimos muy
agradecidas.

Luciano Enrique Romero Molina es un mártir más de esta guerra
injusta que vivimos en Colombia
, y que muchas veces nos ha
confrontado como personas en nuestras acciones y decisiones de la
cotidianidad, que han estado marcadas por discernir sobre la
desigualdad e inequidad en la que vivimos y los resultados que esto ha
traído para nuestras vidas, también para la vida de familias, amigos/as
y compañeros/as de otros líderes sindicales y sociales que han muerto
en la defensa de los derechos humanos y laborales.

No dejaremos de agradecer a sus compañeros/as y amigos/as de Gijón,
Asturias, que año tras año le recuerdan, les guardamos un cariño especial
por conmemorar su memoria, al Colectivo de Colombianos Refugiados
Luciano Romero y Soldepaz-Pachakuti.

¡Gracias por no olvidar!

Ledys, Betty Luz, Luisana, Lina Marcela, Lilibeth y Lucciana

Viotá, Cundinamarca 11 de septiembre 2021

Compañeros y compañeras: colectivo de colombianos y colombianas refugiados en Asturias . España.

Apreciados compañeros:

Hemos recibido la información del acto de solidaridad por Colombia que ustedes han convocado para este 11 de septiembre con ocasión de la conmemoración de los 16 años del asesinato del compañero y dirigente Sindical Luciano Romero Molina y en rechazo al exterminio de lideres y lideresas sociales.

La junta Directiva de la Asociación Sindical de Trabajadores Campesinos de Viotá ASTRACAVI

hace llegar a ustedes el más caluroso y revolucionario saludo, reconocemos las arduas labores de solidaridad a favor de las luchas del pueblo colombiano, Sabemos del inmenso valor que representa este acto que ustedes
realizan mas cuando sabemos que vuestras comunidades y familiares han sido también víctimas de la persecución del régimen colombiano.

Queremos unirnos a vuestras voces de rechazo por los viles asesinatos contra los dirigentes sindicales, estudiantiles, indígenas, campesinos, afrocolombianos, palenqueros, ambientalistas, defensores de Derechos Humanos, reincorporados y demás luchadores y luchadoras populares en Colombia. Asi mismo contra los encarcelamientos ilegales que efectúan a diario en nuestro país.

El gobierno pro- yanqui del señor Iván Duque Márquez ha decidido entregar a un más nuestra soberanía, cediendo nuestros espacios territoriales para la
instalación de nuevas bases militares gringas en nuestra Nación.

Este acto lacayo del régimen colombiano busca garantizar la continuidad del saqueo de nuestros recursos naturales y abre el camino a una mayor intervención del imperialismo en América y el Caribe nuestra Asociación ASTRACAVI rechaza y condena la presencia de militares norteamericanos en nuestro territorio patrio y llama a la mas amplia unidad y
movilización contra el régimen fascista colombiano.

JUNTA DIRECTIVA ASTRACAVI

Francisco de Amnistía Internacional:

Siempre recordaré a Luciano Romero Molina como un hombre lleno de vida y dignidad. Una persona íntegra cuyo testimonio, junto al de otros compañeros y compañeras que han formado y forman parte del Colectivo que lleva su nombre, me permiten afirmar que existen personas que no tienen precio y que no se doblegan ante nada, y que yo tengo la suerte de haber conocido a algunas de ellas. Tampoco olvidaré el impacto que me causó la noticia de su asesinato. Un impacto que, tristemente, se sigue repitiendo con crudeza después de 16 años.

Un abrazo solidario y afectuoso.

Francisco.

Rafa Palacios, que fue director de la Axencia astur de cooperación en el momento del crimen de Luciano:

Cada día en mi memoria, desde el año 2005, está presente nuestro hermano Luciano Romero Molina, sindicalista y defensor de los derechos humanos, secuestrado, torturado y asesinado por el narco terrorismo de estado en Colombia. Como también lo está la familia de Luciano que pudimos abrazar y acompañar en Colombia y que pudieron sentir el amor y el respeto que Asturies siente por su esposo, padre y abuelo.
Recuerdo aquella durísima reunión en Bogotá donde el Fiscal General de Colombia en aquel tiempo, Mario Iguarán, negaba todo y nos decía que el asesinato de Luciano había sido un “crimen pasional”. Esa fue la única verdad que dijo el Fiscal. Porque sí es cierto que Luciano había sido secuestrado, torturado y asesinado por defender con pasión la paz con justicia social en Colombia, por visitar con pasión las cárceles y llevar ayuda a las compañeras y compañeros presos, por luchar con pasión contra la explotación de la multinacional Nestlé, por defender con pasión los derechos humanos y por amar con pasión a su familia.
Hoy, los asesinos materiales de Luciano están presos, pero los asesinos intelectuales siguen robando, matando y asesinando al pueblo con la complicidad del Estado colombiano.
Víctor Jara le escribió una canción a Camilo Torres. Permítanme que recuerde a Luciano con ella:
Donde cayó Luciano nació una cruz, pero no de madera si no de luz. Lo clavaron con balas en una cruz, lo llamaron bandido como a Jesús.
Luciano Romero Molina muere para vivir. Y por cada Luciano asesinado, hoy hay en Colombia miles dispuestos a combatir.
Luciano Romero Molina ¡Presente! ¿Hasta cuándo? ¡Hasta Siempre!
Luciano, hermano, no te olvidamos.
¡Viva Colombia en paz y con justicia social!