La herramienta de sobrevivencia del Tratado que prohíbe armas atómicas.

Chile ratifica , y el alcalde de Nagasaki nos propone..

Chile tiene un gobierno neoliberal marcadamente derechista.

Chile tiene dos cámaras legislativas, con correlación de fuerzas hacia la derecha.

Pero Chile iniciaba en enero ratificación del Tratado de Prohibición de armas nucleares, en junio fue aprobado por unanimidad entre diputadas/os y senadoras/os, y ayer, 11 de agosto, la comisión de exteriores del senado..también.

¿porqué España.. no hace lo propio..?

La norma (ONU 2017) promueve la prohibición a nivel mundial y en toda circunstancia, de desarrollar, probar, producir, adquirir, poseer, almacenar y transferir armas nucleares, así como también el desarrollo, ensayo, producción, fabricación, adquisición de cualquier otro modo, posesión o almacenamiento de armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares.

El tratado exige a los Estados partes celebrar con el Organismo Internacional de Energía Atómica, un Acuerdo de Salvaguardias Amplias y fijar un mecanismo especial para abordar los casos en que los Estados partes posean u hospeden armas nucleares en sus territorios.

Cada Estado que lo suscriba deberá proporcionar adecuada asistencia a las personas afectadas por el uso o ensayo de armas nucleares bajo su jurisdicción. Además, deberá adoptar las medidas necesarias y adecuadas para la restauración del medio ambiente de aquellas zonas contaminadas como consecuencia de dichas actividades.

Junto a esto, señala que cada Estado parte podrá cooperar y prestar asistencia a los demás para facilitar la aplicación del Tratado y tendrá derecho a solicitar y recibir asistencia de estos cuando sea viable.

México ya lo había hecho en 2017 también entonces con un gobierno deerechista. Pero Cuba fue el primero de la región Latinoamericana-caribeña, de donde 22 países han ratificado: Antigua y Barbuda, Belice, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, San Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. Ahora Chile.

¿a qué esperamos entonces en el estado español?

Para marzo de 2022 , dias 22 a 24, está agendada la primera Reunión de Estados Parte del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares (#TPNW 1MSP) y ocurrirá en Viena. ¿llegará a tiempo nuestro país?.

entre otras de las virtudes del TPAN, es que es el primer tratado sobre armas nucleares que reconoce "el impacto desproporcionado de las actividades relacionadas con las armas nucleares en los pueblos indígenas". (y sino que se lo pregunten - ¿verdad Monsieur Macron?- a los habitantes originarios de la Polinesia).

El alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, en la ceremonia para recordar el 76 aniversario del bombardeo atómico de la ciudad, nos dijo:

Este año ha sido el fallecimiento de un monje católico. Toumei Ozaki pasó toda su vida siguiendo los pasos del padre Maximilian Kolbe, el hombre que fue llamado el "Santo de Auschwitz". El hermano Ozaki habló sobre sus experiencias en el bombardeo atómico hasta el mismo día en que su vida llegara a su fin a la edad de 93 años. En su diario dejó estas palabras:

"Solo aquellos que experimentaron los bombardeos atómicos pueden comprender el terror inherente a la radiación. Padres, hijos, seres queridos y muchos otros murieron por estas bombas. Para que no se vuelvan a utilizar, sigo diciendo: "¡Esto está mal! ¡Esto está mal!" Sigo gritando por la abolición de las armas nucleares. Aquellos de nosotros que sobrevivimos al infierno de los bombardeos atómicos queremos asegurarnos de tener paz sin armas nucleares antes de morir."

La "paz sin armas nucleares" que el hermano Ozaki siguió pidiendo aún no se ha realizado. Sin embargo, el deseo que tenía ha dado sus frutos en forma de cierto tratado. Este año marca el 76º año desde que la humanidad experimentó la tragedia de los bombardeos atómicos y ahora nos encontramos en un nuevo horizonte con respecto a las armas nucleares. Cuando el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares entró en vigor en enero, fue la primera vez en la historia de la humanidad que existió una ley internacional que estableciera claramente que las armas nucleares son inequívocamente ilegales.

Ahora comenzará el proceso para hacer que este tratado recientemente establecido se convierta en una regla universal para el mundo y lograr un mundo libre de armas nucleares. El punto de partida será la primera reunión de los Estados partes del tratado, que se celebrará el próximo año.

Sin embargo, a la inversa, el peligro de las armas nucleares sigue aumentando. Si bien las naciones con armas nucleares tienen la responsabilidad de respetar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y reducir las armas nucleares, medidas como el anuncio público del Reino Unido sobre el aumento del número de ojivas nucleares en ese país muestran que la dependencia de tales armas en realidad está aumentando. Además, aumenta la competencia para reemplazar las armas nucleares existentes por armas más sofisticadas y desarrollar nuevos tipos de armas nucleares. Para seguir un camino único hacia un mundo libre de armas nucleares en medio de estos dos movimientos en conflicto, los líderes mundiales deben comprometerse con la reducción de las armas nucleares y generar confianza a través del diálogo, y la sociedad civil debe impulsarlos en esta dirección.

Por la presente, hago un llamamiento al Gobierno de Japón y a los miembros del Parlamento: Como país más consciente de las trágicas consecuencias de las armas nucleares, únase como observador a la primera reunión de los Estados partes del Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares para buscar formas de desarrollar este tratado. Con respecto a la estipulación en el tratado de brindar asistencia a las víctimas del uso o ensayo de armas nucleares, seguramente esta es un área en la que Japón y su gobierno pueden contribuir más que cualquier otro país.

Además, firme el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares y vele por su ratificación lo antes posible. Si bien se adhiere al principio de paz de renuncia a la guerra en la Constitución japonesa, considere la posibilidad de construir una zona libre de armas nucleares en el noreste de Asia que crearía un "paraguas no nuclear" en lugar de un "paraguas nuclear" y sería un paso en dirección a un mundo libre de armas nucleares.

Por la presente, hago un llamamiento a los líderes de las naciones con armas nucleares y a los países bajo sus paraguas nucleares:

Deben enfrentar la realidad de que pensar en las armas nucleares como necesarias para defender a sus países bajo la "disuasión nuclear" en realidad hace del mundo un lugar más peligroso. Les pido que vean que se logran avances sustanciales hacia el desarme nuclear en la próxima Conferencia de Revisión del TNP, comenzando con mayores pasos por parte de Estados Unidos y Rusia para reducir las armas nucleares.

Para todos los que viven en esta tierra: Debido a la pandemia de coronavirus, hemos experimentado a escala global la pérdida de aspectos cotidianos de nuestras vidas que anteriormente dábamos por sentado. Hemos aprendido que para superar esta crisis es necesario que todos y cada uno de nosotros pensemos en nosotros mismos como partes interesadas y actuemos de manera adecuada. Ahora todos reflexionamos juntos sobre la cuestión de cómo podemos construir un futuro aún mejor cuando la pandemia haya terminado en lugar de simplemente volver a ser como antes.

Lo mismo ocurre con las armas nucleares. ¿Vamos a elegir los miembros de la raza humana un futuro en el que sigamos manteniendo armas nucleares que contaminarán la tierra y condenarán a la humanidad? ¿No ha llegado el momento de que levantemos nuestras voces individuales, como se está haciendo en los movimientos por la descarbonización y los objetivos de desarrollo sostenible, y hablemos contra los peligros inherentes a las armas nucleares para lograr un cambio en el mundo? Que Nagasaki sea el último lugar en sufrir un bombardeo atómico.

Estas palabras se envían desde Nagasaki a personas de todo el mundo. Hiroshima será recordado eternamente en la historia como el primer lugar en sufrir un bombardeo atómico, pero si Nagasaki continúa ocupando su lugar en la historia como el último lugar en sufrir un bombardeo atómico depende del futuro que construyamos para nosotros mismos.

La determinación invariable de los hibakusha de lograr que "nadie en el mundo vuelva a pasar por esa experiencia" se expresa en estas palabras, como es el objetivo claramente establecido en el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

Es una esperanza a la que todos y cada uno de nosotros deberíamos seguir aferrándonos.

Compartamos estas palabras con los pueblos del mundo y sigamos un camino claro hacia un mundo libre de armas nucleares durante el período de 25 años que comienza este año y nos lleva al centenario de los bombardeos atómicos.

Mientras unimos fuerzas con los jóvenes de la última generación para escuchar directamente las voces de los hibakusha, Nagasaki continuará comunicando la verdad sobre lo que sucedió hace 76 años; hechos que nunca deben olvidarse.

La edad promedio de las hibakusha es ahora de más de 83 años. Pido al Gobierno de Japón que brinde un mejor apoyo a los hibakusha y medidas de socorro para aquellos que experimentaron los bombardeos atómicos pero que aún no han recibido el reconocimiento oficial como supervivientes de los bombardeos.

Han pasado diez años desde el Gran Terremoto del Este de Japón y sus secuelas. No olvidaremos lo que pasó en Fukushima.

Extendemos desde el fondo de nuestro corazón un llamado de aliento a todos aquellos en Fukushima que continúan enfrentando una variedad de dificultades.

Al tiempo que expreso nuestro más sentido pésame a quienes perdieron la vida a causa de las bombas atómicas, por la presente declaro que Nagasaki trabajará incansablemente junto a Hiroshima y todas las personas que desean la paz para difundir una "cultura de paz" en todo el mundo y lograr la abolición de las armas nucleares, y la realización de la paz eterna.

Tomihisa Taue Alcalde de Nagasaki, 9 de agosto de 2021