Objetar el Gasto Militar

Preparó la CODOPA una conversación virtual con Tica Font y Pere Ortega en torno al gasto militar.

Charla que se ha titulado "Objetar al gasto militar".

Desobedecer, impugnar, objetar al gasto militar, una obligación pedagógica y ética, es lo que proponen como alternativas Tica Font y Pere Ortega.

Pere Ortega, del Centro Delas de Estudios para la Paz, y Tica Font experta en Economía de defensa, comercio de armas, presupuestos de defensa, industria militar, nuevas armas y seguridad.

Tica y Pere son compas de toda la vida de Arcadi Oliveres, recientemente fallecido, activista incansable por la paz y los derechos sociales, y hubo un recuerdo emotivo para él.

Tica y Pere tienen centenares de libros en torno a la desmilitarización necesaria, al gasto militar desorbitado, y a las propuestas para construir un mundo donde las armas no sean determinantes.

Insistieron en que la Objeción Fiscal al Gasto Militar OFGM es cada vez más necesaria: el último dato de gasto militar indica un aumento hasta 2 BILLONES de dólares, el 2,6% del PIB, al mismo tiempo que el número de personas que tienen menos de 2 dólares al día asciende a 836 millones.
El PIB mundial ha bajado, por la pandemia, y el gasto en armamentos ha subido.
Sólo con bajar el 3% del gasto militar, indican otros estudios, en 10 años se lograría desbaratar parte de la desigualdad y acabar con el hambre.
1.450.000 de millones de dólares es el gasto oficial en USA en defensa. 11Mil millones, en teoría, en España.
Por su parte la Unión Europea ha colocado por vez primera en su presupuesto 2021 una partida “armada”, para crear un conato de ejército europeo de 2500 efectivos. Tica abundó en esta faceta europea de la PESCO, y las supuestas contradicciones con las directrices de EEUU, la duplicidad con los ejércitos nacionales de la UE, y el resultado de aumento del gasto militar.

Cañones o mantequilla. Vacunas y cañones y armamento pesado..

Oficialmente España ocupa el puesto 17 en gasto militar. ¿Para qué? ¿Cuáles sin nuestros enemigos?

En verdad si se tiene en cuenta en verdadero gasto militar, más allá de la partida en defensa, ocuparíamos el puesto 11. A la cabeza del despilfarro militar.

Para ello hay que sumar las partidas de la Mutua militar, las pensiones de los militares, las misiones en el exterior cuya cuantía se cambian, para aumentarlas, todos los años, los suplementos, el patrimonio que se está vendiendo, la investigación militar que es más de 3 veces superior a la investigación en salud .

Y luego está el gasto en compra de armas: 13.736 para programas especiales de armamento, entre ellos el F2000 (que este año no hará promoción en los cielos de Xixón al haberse suspendido el desfile militar aéreo) , o el submarino S-80, a cuyo coste inicial se le han añadido 1700 millones más, hasta un total de 4.572 millones.

Por cada puesto de trabajo en la industria militar se consiguen de 3 a 5 en la civil, lo que muestra el carácter parasitario de esta industria de muerte que chupa presupuesto de necesidades sociales en nuestro país. Supone una pérdida de oportunidades a la economía productiva, que podría beneficiarse de esa cantidad ingente de dineros.

La Cultura de Paz, el avance de la prohibición de armas nucleares que entró en vigor en enero, fueron también parte del coloquio. La destrucción en Palestina por parte del ocupante israelí, el estallido social en Colombia, o las denuncias de armamento con destino a Arabia Saudí, en varios puertos, o el bloqueo por parte de estibadores en Italia de barco con armas hacia Israel, fueron asimismo compartidos en las valoraciones, hechos concretos que animarían a rebelarse contra el enorme gasto militar, que debiera tener destinos sociales, y ahora, con la pandemia, mucho más.

Muchas Gracias Tica y Pere.