Luciano a los 15

Carta familia Luciano

LUCIANO ROMERO MOLINA

15 años de injusticia

Han pasado 15 años desde aquel septiembre oscuro y violento en el que nos arrebataron su existencia.

Este ha sido un tiempo a veces hostil, de luchas y llantos internos, de incomprensiones y de injusticia permanente, porque eso han sido estos años .

Muchas cosas han cambiado y la pregunta constante es ¿ha valido su muerte, en una lucha que hasta ahora ha sido infértil? Lo cierto es que muchas preguntas siguen sin responderse, ¿por qué?¿cuál era la necesidad de ensañarse hasta darte una muerte tan indigna? ¿quién estuvo detrás de la orden de matarte?.

Desde luego, preguntas sin respuestas y más ahora en un país que sigue indiferente ante la muerte de sus hijos sublevados ante la inequidad y desigualdad social.

Hasta hoy nosotras sus mujeres lo seguimos recordando y extrañando.

No dejaremos de agradecer a sus compañeros y amigos de Gijón, Asturias., que hoy le siguen recordando, que no han olvidado su lucha por la defensa de los derechos humanos y laborales, infinitas gracias por conmemorar su memoria al Colectivo de Colombianos Refugiados Luciano Romero y Soldepaz-Pachakuti .

¡Gracias por no olvidar!

LEDYS, BETTY, LUISANA , LINA , LILIBETH Y LUCCIANA

Yo, como tú,
amo el amor, la vida, el dulce encanto
de las cosas, el paisaje
celeste de los días de enero.
También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bello,
que la poesía es como el pan, de todos.
Y que mis venas no terminan en mí
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

ROQUE DALTON

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos
de pólvora, ellos mandaron el acerbo
exterminio,
ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,
un pueblo por deber y por amor reunido,
y la delgada niña cayó con su bandera,
y el joven sonriente rodó a su lado herido,
y el estupor del pueblo vio caer a los muertos
con furia y con dolor.
Entonces, en el sitio
donde cayeron los asesinados,
bajaron las banderas a empaparse de sangre
para alzarse de nuevo frente a los asesinos.
Por esos muertos, nuestros muertos,
pido castigo.
Para los que de sangre salpicaron la patria,
pido castigo.
Para el verdugo que mandó esta muerte,
pido castigo.
Para el traidor que ascendió sobre el crimen,
pido castigo.
Para el que dio la orden de agonía,
pido castigo.
Para los que defendieron este crimen,
pido castigo.
No quiero que me den la mano
empapada con nuestra sangre.
Pido castigo.
No los quiero de embajadores,
tampoco en su casa tranquilos,
los quiero ver aquí juzgados
en esta plaza, en este sitio.
Quiero castigo.

NERUDA.

Me mandaron una carta
Por el correo temprano
Y en esa carta me dicen
Que cayó preso mi hermano
Y sin lástima con grillos
Por las calles lo arrastraron, sí

La carta dice el motivo
Que ha cometido Roberto
Haber apoyado el paro
Que ya se había resuelto
Si acaso esto es un motivo
Presa también voy sargento, sí

Yo que me encuentro tan lejos
Esperando una noticia
Me viene decir la carta
Que en mi patria no hay justicia
Los hambrientos piden pan
Plomo les da la milicia, sí
....
.... VIOLETA PARRA