Desenterrando la Verdad

Desenterrando la Verdad..

Titula El Tiempo: 10 años desenterrando el horror de los falsos positivos.

Titula El Espectador: Comisión de la Verdad recibe 6.000 casos de posibles ejecuciones extrajudiciales.

Entre quienes buscan desaparecidos, NN, y víctimas de posibles ejecuciones extrajudiciales denominadas por la prensa colombiana como "falsos positivos" o presentadas como "bajas en combate" que en realidad son un fraude de asesinatos de miles de personas..

está el colectivo sociojurídico Orlando Fals Borda, https://www.cofb.org.co/

al que Asturias lleva varios años apoyando en esta tarea, que siempre ha existido en medio de la guerra colombiana, pero que tuvo dos impulsos positivos, uno cuando lograron hacer una Audiencia con apoyo del Senado en La Macarena , "la mayor fosa de Latinoamérica", justamente ahora hace 10 años,

y otro al calor de las negociaciones en la Habana, y como "gesto de buena voluntad" antes-de que se firmaran los Acuerdos. https://www.eltiempo.com/justicia/jep-colombia/falsos-positivos-en-los-llanos-10-anos-de-la-audiencia-de-la-macarena-520202

En 5 cementerios se hallaron 2.304 cuerpos sin identificar: 1.674 reportados como bajas de combate. y la tarea continúa.. y se ha presentado un nuevo proyecto a la Axencia asturiana de cooperación.

El trabajo del Colectivo Orlando Fals Borda ha permitido la entrega digna a sus familias de más de 150 personas dadas por desaparecidas y la exigibilidad de sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación.

#CuentenConmigo #PazSinDesaparecidos #DesenterrandoLaVerdad

http://pachakuti.org/spip.php?article414

http://www.pachakuti.org/spip.php?article744

Los 6000 casos de los que reporta El Espectador, documentados por 15 organizaciones sociales habrían ocurrido entre 1990 y 2015, todos presuntamente cometidos por la fuerza pública, y la mayoría de ellos durante el mandato de Uribe. https://www.elespectador.com/colombia2020/justicia/verdad/mas-de-6000-casos-de-falsos-positivos-seran-entregados-a-la-comision-de-la-verdad/

La entrega se hizo ayer miércoles y coincide con los diez años de la audiencia de La Macarena (Meta) auspiciada por el Senado y presencia de delegación del Parlamento Europeo, que reveló la existencia de fosas comunes.

6.912 casos de los mal llamados falsos positivos son los que ha recogido la Mesa sobre ejecuciones extrajudiciales de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos desde 2006, año en el que se empezó a conocer este delito por las denuncias de las Madres de Soacha, las “Mamitas de Soacha” con las que varias veces se ha entrevistado la delegación asturiana, y una de las cuales llegó hasta el parlamento asturiano de la mano de Amnistía Internacional, para realizar su denuncia colectiva.

“Queremos mostrar que la mayoría de estos casos están en la impunidad, que no se han esclarecido las estrategias que permitieron cometer estos actos ni han sido llevados a la justicia los máximos responsables. La justicia ordinaria no ha cumplido su papel: ni un solo miembro de la cúpula militar ha sido judicializado”, señala Alberto Yepes, portavoz de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, quien en marzo recibía en audiencia a la 16 delegación asturiana de verificación a los ddhh, que este lunes próximo presentará su Informe a los grupos parlamentarios de la JGPA.

#QuiénDioLaOrden

“Queremos que la Comisión de la Verdad establezca en su informe cuáles fueron las motivaciones de esos miles de asesinatos, las doctrinas, manuales de entrenamiento y operaciones de inteligencia que consideraron a sectores de la población como enemigos y que los hicieron objeto de estas prácticas de exterminio”, han dicho las organizaciones de ddhh.

Mientras tanto, el colectivo sociojurídico Orlando Fals Borda, como parte muy dinámica de aquella Audiencia valiente de hace 10 años, y de la alianza de organizaciones que trabajan por la Verdad y la Justicia, continúa su labor, con la propuesta de que Asturias siga acompañando la lucha contra la impunidad, y la investigación y entrega digna de restos a los familiares de las víctimas.