OIDHACO 25 años.

En el marco de las actividades de celebración de los 25 años de la OIDHACO, http://www.oidhaco.org ha tenido lugar una Conferencia o Seminario compartido a ambos lados del charco.

Y han participado como panelistas

Michel Forst, que fuera Relator Especial de NNUU para la situación de personas defensoras DDHH,
Francisco de Roux, que preside la actual Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad ,
Danelly Estupiñán, desde Buenaventura, en representación del Proceso de Comunidades Negras,
Jhoe Nilson Sauca, con la cosmovisión indígena del Consejo Regional Indígena del Cauca ,
Danilo Rueda, de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz ,
Lourdes Castro, de Somos Defensores,
Amaia García, actual Presidenta de Oidhaco , y ha presentado y moderado
Jorge Gómez, por la Oidhaco.

Ha comenzado el padre Francisco de Roux agradeciendo el aporte colectivo de OIDHACO en estos 25 años de alianza con organizaciones muy diversas de Colombia. Ha recordado el trabajo actual de la Comisión de preside, a la que restan 16 meses de trabajo para completar el Informe encargado sobre “la Verdad” del conflicto colombiano, y ha compartido que hay 400 personas implicadas en esa tarea, y también tratando de mostrar una parte del exilio provocado en 28 países diferentes, con más de 500.000 personas.

El Esclarecimiento de la tragedia colombiana, con 60 años de conflicto interminable, resulta complejo, pero necesario, y será de utilidad si contribuye a transformaciones en materia de defensa de la vida y los ddhh, y en procurar la no continuidad del conflicto.

Ha señalado cómo en Colombia se ha establecido un eficaz sistema de seguridad para con la propiedad privada, máxima seguridad, y en cambio no se ha conseguido ningún sistema de seguridad para las personas, para la vida humana. El recuento de firmantes de paz (ex combatientes) asesinados es ya de 201, 17 de ellos durante la pandemia.

La presidenta de OIDHACO ha agradecido las flores, los reconocimientos de Michel Forst hacia la plataforma, y sus contribuciones a la búsqueda de paz y ddhh en Colombia, recordando que el inicio, 25 años atrás, se daba en una Conferencia específica en sede del Parlamento Europeo, cuyos contenidos y texto final fueron rubricados por más de 300 organizaciones europeas, y darían lugar a la creación de OIDHACO.

Después Amaia ha explicado que se consideraba adecuado dar la voz a tres de los casos emblemáticos de entre los que hace seguimiento continuado Oidhaco,

y así ha comenzado su aporte Danilo Rueda, para situar el Bajo Atrato-Norte del Chocó, donde el proceso violento trata de matar el cuerpo, matar la mente, matar el alma en beneficio del despojo de tierras.

El proyecto empresarial está logrando enriquecerse con el oro, con el molibdeno, con la cocaína, con el banano, a costa de silenciar a los líderes sociales, mediante un control paramilitar exhaustivo que se sustenta en la alianza con la fuerza pública, y que logra por ejemplo que junto al banano y entre sus racimos lleguen a Europa cantidades de alijos de cocaína.

Los asesinatos, las amenazas, las masacres, los abusos sexuales, los desplazamientos forzados, se dan en el Bajo Atrato para mantener y profundizar este despojo, frente al cual la Unión Europea debiera tener un discurso y una práctica mucho más fuerte.

La UE debiera confrontar estas políticas paramilitares, y “controlar” al empresariado que inevitablemente se relaciona con el paramilitarismo, apoyando en cambio al empresariado que se comprometa en defender los derechos humanos.

Sin embargo, ha sido el Valor y Fortaleza de las comunidades, junto a los apoyos internacionales, lo que ha posibilitado que todavía exista permanencia en los territorios..

Danelly Estupiñán ha contado cómo el 75% del comercio internacional, entradas y salidas, de toda Colombia se hacen por el puerto de Buenaventura. Además de poseer incontables recursos naturales y prácticas culturales, negras, indígenas, de gran riqueza .

Pero ese espacio estratégico ha costado ya 9.000 muertes violentas, según el estudio de las comunidades con el CINEP, en el intento de desposesión y desplazamiento de la gente que estorba a los 15 megaproyectos portuarios, con grave afectación al medio.

Ella misma ha sido repetidamente perseguida y amenazada de muerte por documentar esas afectaciones. Por acompañar a su gente apostándole a la paz, en el Paro Cívico que construyó un Pliego de Peticiones, en la “tarjeta roja al despojo”.

A nombre los 10 pueblos indígenas y de las 126 Autoridades indígenas del Cauca hablaba Jhoe Nilson Sauca, que recordó en saludo de resistencia y armonía los 50 años del CRIC.

También cómo líderes y médicos tradicionales están siendo exterminados, dañando también a la Madre Tierra, y desarmonizando a las comunidades .
La propuesta del CRIC es la de la Reparación colectiva, una propuesta a defender en diferentes espacios, no solamente ante el estado y el gobierno, y que incluye la protección, adicional, que supondría eliminar los riesgos extractivistas a los territorios, o los aportes a la paz en base a diálogos interculturales, iniciados incluso en tiempos de pandemia.

Lourdes Castro es la actual coordinadora del programa Somos Defensores, ya antes había colaborado con OIDHACO y con la Coordinación Colombia-Europa-EEUU, así que conoce de primera mano el recorrido de la plataforma con sede en Bruselas.

En base a ello se ha permitido recordar cómo Oidhaco fue construída a ambos lados del océano, y ha sido también una Escuela en que mucha gente se ha formado en las lides de la incidencia.

Paz y DDHH están en el adn de Oidhaco, pero estos 25 años se ha estado dando vueltas en torno a demandas como Justicia, DDHH, Paz..

mientras que 442 defensores han sido asesinados desde la firma del Acuerdo, y 201 ex combatientes, y todos ellos no pueden quedar en cifras, sino que eran proyectos de vida que han sido truncados, y que son muy necesarios porque sin ellos y ellas no es posible avanzar en democracia, en paz.

Dice que se da la paradoja de que Colombia tenga el sistema transicional de justicia más avanzado del mundo, fraguado en las conversaciones en la Habana, pero que no se cumpla en los territorios el Acuerdo, y se vuelvan a activar y a aumentar los operativos de control paramilitar.

Las diversas aportaciones han convenido también en que hace falta avanzar en una Politica Pública que de garantías a los liderazgos sociales (mientras que la seguridad militar del gobierno ha mostrado ser un rotundo fracaso).

Que la herramienta de la Comisión de Garantías, con participación de la sociedad civil incluida, sería de mucha utilidad: pero el gobierno la tiene paralizada y la desconoce.

Que la lucha contra la Impunidad resulta fundamental, pero no hay avances en esclarecimiento, ni en enjuiciar los vínculos entre paramilitares y fuerza pública.
Pero que debemos insistir y persistir en exigir un Estado Garante de derechos y protección a los liderazgos, que tienen un inconmensurable VALOR.

En cuanto a las herramientas europeas se ha insistido en que hay que elevar el nivel de exigencia de Cumplir el Acuerdo de paz. En fomentar el diálogo con el ELN. Que han sido muy valiosos los aportes europeos para visibilizar a líderes, sí, pero debieran aplicarse cláusulas democráticas en los tratados de libre comercio por vulneraciones de ddhh.

La militarización actual de los territorios ha sido replicada, en cuanto a complicidad, tolerancia, omisión de la fuerza militar con los grupos paramilitares, todo ello para favorecer el despojo empresarial a las comunidades.

Dicho entramado militar-paramilitar propicia que en muchos lugares el espionaje o control lo hagan los paramilitares, con puntos específicos de control, determinando la movilidad o no o la libertad de información o no de los líderes de las comunidades, y todo ello en aras de beneficios del narco: ejemplo de ello es la llamada Operación Bastón (57.538 documentos), (entre otros el de cocaína en los bananos exportados), en la que la investigación legal llevada a cabo ha sido anulada para favorecer la impunidad.

Han recalcado el papel fundamental de las personas defensoras.

En visión integral, en protección a las comunidades y liderazgo social, porque hace cada vez más falta una sociedad civil fuerte. (como por ejemplo están defendiendo diversos columnistas en los medios colombianos estos días).

Más propuestas hacia la Unión Europea han sido:

Que los gremios empresariales, que sus alianzas económicas con capital europeo no vayan contra los derechos de las comunidades, que no propicien nuevas violencias: para ello establecer protocolos, y también relacionamientos con las propias comunidades.

Que para el goce efectivo de la Verdad-Justicia-Garantías de No Repetición hace falta Cumplir los Acuerdos de la Habana.

Que la cooperación europea sea directa con las comunidades, ya que el gobierno se ha mostrado incapaz de los diálogos humanitarios propuestos.
Los empresarios europeos deben entender que NO HAY PAZ EN COLOMBIA, y que cualquier negocio que se haga con daños irreparables al medio ambiente y a las personas, incluso con supuesta buena intención, estará relacionado con los grupos guerreristas legales e ilegales: frente a ello se proponen diálogos honestos, sensatos, transparentes, con las propias organizaciones.

Tras la despedida y agradecimientos, sigue quedando tarea OIDHACO, mucha tarea en la defensa de los ddhh y la paz.

Felicitaciones por los 25 años.