CUARTA MESA: “REBELIÓN FRENTE A LA IMPUNIDAD. PEDAGOGÍA DE LA RESISTENCIA”

PARTICIPAN:
- HEBE DE BONAFINI - ASOCIACIÓN MADRES DE PLAZA DE MAYO - ARGENTINA
- RANDA AL NABULSI - EMBAJADORA DE PALESTINA EN PORTUGAL
- NYDIA MARCELA MONTOYA - REPRESENTANTE DEL MOVIMIENTO NACIONAL DE VÍCTIMAS DE COLOMBIA

MODERA: ELENA PINTADO MIRANDA-Cambalache.

Las mujeres que me acompañan hoy, creo que representan el esfuerzo por unir a la acción en la calle y también la acción de redes y diálogo de aprendizaje. La creación de estas redes de diálogo, creo que son importantes sobre todo sin se habla de luchas y de luchas contra la impunidad. Es importante porque no solamente se toma el espacio, sino que se toma la palabra y se transforma esta palabra colectivamente.

-NYDIA MARCELA MONTOYA-REPRESENTANTE DEL MOVIMIENTO NACIONAL DE VÍCTIMAS DE CRIMENES DE ESTADO DE COLOMBIA

Buenas tardes. Voy a empezar con una canción de mi comunidad que es un himno. Se llama “Los cinco principios”.

Canta:

Los derechos reclamamos
al estado es la consigna,
tierra para el asentamiento
porque somos gente digna.
Esto es lo que se pronuncia
por todita la nación,
con estos cinco principios
de nuestra organización.
Que los actores armados
respeten la decisión,
viviremos todos juntos
para nuestra protección.
Y esto es lo que se pronuncia
por todita la nación,
con estos cinco principios
de nuestra organización.
La Vida defenderemos
de nuestra Naturaleza,
cuidando del Medio ambiente
tendremos más Fortaleza.
Esto es lo que se pronuncia
por todita la nación,
con estos cinco principios
de nuestra Organización.

Faltaron dos principios más ya que son cinco los principios.

El movimiento tiene los antecedentes de muchos años atrás, de las muchas luchas y muchas resistencias que ha habido en Colombia; y es ahora cuando se ha organizado el pueblo y es ahora cuando nos hemos organizado las comunidades desde hace muchos años.

Lo que voy a contar, es mi historia y la historia de mi Comunidad que conozco muy bien. En 1997 nosotros vivíamos en nuestras tierras como cualquier otro campesino, cada uno tenía su finca, cada uno tenía su casa, sus animales, sus hijos, familias numerosas como la mía que somos ocho hermanos.

Teníamos toda la comida que queríamos, teníamos para conseguir nuestra ropa, es decir de todo.

Pero en 1997, en noviembre, llegan los señores paramilitares. Desde hacía dos años que estaban amenazando: ¡Ustedes hijos de puta! allá nos vamos a meter guerrilleros, porque ustedes llevan alimentos a la guerrilla y de allá los vamos a sacar. Es lo que nos decían en los retenes cuando empezaban a desaparecer gente. En los carros que iban hacia la Balsita llegaban los paramilitares y paraban el carro y con una lista nos pedían la identificación a toda la gente y decían: ¡ustedes los hombres pónganse aquí y las mujeres allá!

Cuando nos subimos al carro no faltaban dos personas, sino que faltaban tres y jamás las volvimos a ver. Nos amenazaban y me acuerdo que un día que iba con mi madre y había un retén y yo temblaba, a mí no me dijeron nada, pero a mi madre si que la jodieron. Y así empezaron a matar gente, y a matar a más gente de Antazales, Argelia, Balsita... son comunidades, veredas que pertenecen al municipio de DAbeiva.

Y así nos fueron amenazando y nosotros no creíamos que nos iban a sacar porque estaba muy lejos y decíamos:¡esos que se van a meter aquí! Y en noviembre llegaron, quemaron todas las casas.

Yo aquí traigo unas fotos de cómo quedaron las casas y dejaron graffiti diciendo: aquí estuvo el teniente no sé cuánto y dejaron dibujos y todo eso.

Quemaron, mataron a muchas personas e incluso a familias enteras, a mujeres, a niños, tumbaron los puentes que había y nos dijeron que estas tierras pertenecen al estado, y por lo tanto ustedes lárguense y no vuelvan, porque si no los matamos;

y todo el mundo salió corriendo. Supimos que era algo muy bien organizado por qué cuando llegamos al corregimiento de la Balsita del pueblo, ya el alcalde sabía que tenía que mandar autobuses y camiones para bajar a la gente. Y allí nuevamente, como a los tres días, llegan los mismos que nos desplazaron, ya no se identificaron como ACCU, porque allá se identificaron como Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá se llamaba.

Ellos no se identificaron como ACCU sino que somos el Ejército Nacional que venimos a brindarles seguridad a ustedes, después de habernos desplazado nosotros ya los identificábamos y llegamos a Dabeiva.

Allí estuvimos cuatro años entre dos albergues del tamaño de más o menos este salón de actos para 400 personas, allí dormíamos, allí cocinábamos, allí comíamos, y teníamos lo poco que habíamos sacado. Y empezamos a organizarnos, empezamos a organizarnos en comités, comité de mujer, de niños, comité de salud, de alimentación... y fueron dos personas, un patriarca que todavía vive y un hermano mío, que después lo desaparecieron, fueron los que empezaron a ir al alcalde y decirle: la gente no tiene comida, la gente no tiene ropa y ustedes están en la obligación de brindar el apoyo a esta gente.

A mi primo en el año 1998 lo cogieron en un retén yendo a la Balsita para saber cómo estaba la cosa allá, lo cogieron y le dieron un par de patadas en la cara arrodillado y ya más nunca lo volvimos a ver. Era un líder de mi comunidad.

Nosotros seguimos organizándonos, elaboramos nuestro Proyecto de Vida, que es esa canción que antes cantamos todos juntos, defender nuestros derechos como víctimas del desplazamiento forzado, que el estado nos respete, los sectores armados nos respeten nuestra decisión, nuestro trabajo comunitario y familiar para nuestra supervivencia digna defensa de la naturaleza y el medio ambiente, para mantener la Memoria de nuestra historia y de nuestros hermanos que fueron desaparecidos y asesinados.

Sobre esas bases empezamos a trabajar. Cuatro años peleando con el gobierno, cuatro años de hacinamiento, cuatro años que nos trataron de cochinos, porque así nos decían en el pueblo, ¡ustedes puercos desplazados lárguense de aquí¡ y así de esa forma fueron dividiendo a la gente y muchas familias se fueron a las ciudades, les decían: ¡tomen el pasaje y váyanse y no se queden aquí jodiendo!.

Mucha gente aceptó del desespero y el miedo, porque los paramilitares estaban jodiendo, y aceptaron y se fueron a algunas ciudades. Quedamos 22 familias y esas 22 familias formamos la Comunidad que hoy estamos en la Zona Humanitaria.

El proceso organizativo era que nos reuníamos, en las asambleas se tomaban las decisiones, en los comités se hablaban cosas muy concretas y en el año 2001 a través del INCORA el estado adjudicó una finca de 99 ha. para hacer una reubicación temporal, porque no estaban las garantías para regresar a nuestras tierras.

Entonces nosotros dijimos, que para estar aquí encerrados como una parranda de animales, estamos en una finca donde vivimos un poco mejor mientras se dan las garantías y mientras encontramos la forma de regresar a nuestras tierras.

Desde el año 2000 nos fuimos allí, allí empezamos a cultivar. Allí la gente trabaja comunitariamente, los niños, las mujeres, los jóvenes… todos trabajamos para construir nuestro Proyecto de Vida.

Nosotros en la comunidad tenemos un programa, que, aparte de la escuela donde aprenden a sumar, restar, dividir y multiplicar, es decir, lo que son las matemáticas. Los jóvenes con lo que sabemos, el proyecto de vida de nuestra comunidad les damos una formación pedagógica, otra formación pedagógica a los jóvenes con los niños.

Van creciendo con la ideología o con las ideas de seguir luchando y cuando nuestros viejos que están a la cabeza se cansen, nuestros patriarcas y matriarcas, sabemos que la responsabilidad es nuestra y nosotros y nosotras los jóvenes, tenemos que darle y enseñarle a los niños porque nosotros algún día nos tendremos que cansar y tenemos que ir a estudiar y tendremos que ir a otro lugar y ellos son los que quedan encargados. Y si no les enseñamos, los niños se van a otro lugar.

Y la lucha no termina ahora, esta lucha va para largo. Es una lucha larga. Ahora no hay esperanzas de que el estado nos repare, que el estado nos de unas garantías para regresar, pero sin embargo nosotros nos vamos a ir igual, por eso la peregrinación en el mes de febrero del año 2007.

Necesitamos que nos acompañéis, porque vamos a regresar a nuestras tierras.

En esa tierra cultivan siempre con químicos así que es un reto grandísimo el adecuar la tierra al abono orgánico, porque los abonos químicos hacen mucho daño. Porque los abonos químicos hacen mucho daño a la tierra y hacen mucho daño a la salud. Allí empezamos a construir el trapiche, el trapiche es un aparato, una máquina para moler caña y sacar panela, miel y azúcar. Construimos el lugar para colocar el trapiche, sembramos caña y nosotros no tenemos que comprar panela ya que tenemos azúcar orgánica. Cultivamos el maíz, la yuca, el plátano... y el resto de las cosas, el jabón, la sal... el resto de cosas que hay que conseguir nos toca ir a Dabeiva donde están los paramilitares, donde están haciendo y deshaciendo y allí nos toca bajar.

También vamos a vender productos como el maracuyá, que se esta produciendo allá, y toca regalárselo a los comerciantes de allí porque ellos, los paramilitares, son los que manejan todo allí. En la comunidad también logramos un subsidio de 22 viviendas del gobierno, pero entonces hicimos el proyecto y lo fueron a ejecutar a los cuatro años después y ahora la plata ya no les alcanza y entonces las casas no van a quedar como ustedes quieren, sino como nosotros decimos.

Las casas se construyeron en el año 2003 y en el año 2006 se están empezando a caer. Y nosotros y nosotras somos mujeres, hombres, niños, jóvenes y todos aportamos en nuestra resistencia y en nuestro proyecto de vida.

Allí estamos. En el año 2004 a raíz de una incursión paramilitar que hubo en el año 2001, nosotros nos fuimos a principios del año 2001 y el 31 de diciembre se metieron los paramilitares al nuevo asentamiento y allí nos amenazaron, nos trataron de lo peor y a raíz de eso la Corte dio medidas cautelares para la comunidad, para protegernos.

En el año 2004 han seguido incursionándose, se meten, amenazan, roban, roban las cosas que tenemos, nuestros productos. Y en el año 2004 fuimos desplazados nuevamente de este lugar. Ellos decían que eran el ejército, pero en los lugares donde se quedaban, nosotros encontramos un brazalete que decía autodefensas que son los mismos paramilitares. Nosotros sabemos muy bien que ellos son los mismos, porque en el pueblo hay ejército y están los paramilitares haciendo el retén y jodiendo a la gente, matando y desapareciendo.

Sólo se ve cuando por el río baja la gente, mujeres, niños, jóvenes y se ven los cadáveres, pero todo el mundo guarda silencio porque si dices algo te matan. Allí somos los que denunciamos, los que decimos cada cosa que pasa, no nos quedamos callados, porque sabemos que esa es una forma de dar a conocer al mundo lo que pasa allí.

En el año 2004 nos quedamos dos meses nuevamente en Dabeiva asignados en un albergue y no volvimos con garantías, porque el gobierno no nos dio ninguna respuesta, nos volvimos y declaramos el asentamiento como Zona Humanitaria. La Zona Humanitaria es un lugar exclusivo para la población civil, reconocido por el derecho internacional. Allí no se permite el paso de ningún actor armado, un lugar para la resistencia, un lugar para trabajar, un lugar para la gente, para la población civil. Es una forma de protegernos.

El sábado pasado, yo estaba en Bogotá, y me llamaron unos compañeros de allá y me dijeron: Marcela, que cuando usted se fue, vinieron los militares nuevamente. Llegan a donde los jóvenes y les dicen aprovechándose de la situación económica, les dicen a los muchachos, pero gracias a Dios los jóvenes estamos muy bien organizados, que aunque somos muy poquitos solamente somos 12, nueve hombres y tres mujeres, en este caso son más hombres y les dicen: ¡yo les doy el 500.000 pesos y usted empieza a ser parte de la red de informantes! ¡Esta es la política de Uribe! ¡Si ustedes me cuentan todo lo que hacen en esa comunidad, esos gringos que llegan, esos acompañantes y ustedes me cuentan todo eso yo le doy 500.000 pesos!

Gracias a Dios los jóvenes tienen la conciencia suficiente para decirles ¡NO! les dicen vamos para que presten el servicio militar, vamos para que puedan ganar la talla sin conseguir lo que ustedes quieren pero ellos dicen ¡NO! y decimos ¡No! porque ustedes nos han desplazado, porque ustedes nos han matado, porque ustedes nos han perseguido, ¡No! porque nos han amenazado, ¡No! porque no nos han permitido regresar a nuestras tierras y porque no nos permiten trabajar como queremos.

Esta historia y peores se repiten en Colombia, en muchos, muchos lugares. Por eso hay muchas organizaciones, muchos grupos que se están organizando. Hay una cosa en común que tenemos casi todas las comunidades, y son las propuestas alternativas de existencia y propuestas para cómo les dije, para encontrar la verdad, la justicia y la reparación integral.

La reparación integral, no la reparación que nos ofrece el gobierno que es una reparación de dinero, que es una justicia que queda corta y que no da garantías, que es una verdad que no es verdad. Porque esa ley por ejemplo, la hicieron a espaldas de la gente, a espaldas de nosotras las víctimas que deberíamos ser nosotros los que deberíamos haber elaborado esa ley.

Otro tema es la ley de tierras, que privatiza los territorios. La ley de aguas, de páramos, están privatizando todos los ríos por donde la gente del Cacarica llega allí y que dentro de unos años tendrán que pagar por pasar por allí.

Donde hay un río que podemos tomar el agua de allí, pero que dentro de unos años tendremos que pagar para poder tomar agua siendo nosotros los propietarios ancestrales de esas tierras.

Hay tres cosas en común que tenemos las comunidades y es: ante las violaciones, los derechos civiles y políticos, ante la amenaza contra la vida y la integridad personal, las zonas humanitarias. Ante la destrucción y la violación de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, ante la amenaza colectiva a la vida y al territorio cómo les dije, ahora es un genocidio.

Las zonas de reserva de la biodiversidad. Es una propuesta que también está reconocida por el Derecho Internacional. Pero es una forma alternativa que estamos desarrollando las comunidades. Donde están nuestros cultivos, las fincas de las gentes, allí vamos, y colocamos unos letreros grandes, unas pancartas que dicen: “Zona de Reserva de la Biodiversidad”. No es lugar para sembrar ni coca, ni palma africana, sino es para sembrar nuestros productos que nos den alimentación. Es un lugar de resistencia, de construcción de la vida. Ante el derecho a la negación al derecho de la verdad, justicia a la memoria, ante la impunidad de los crímenes contra la humanidad, la comisión ética es un lugar para salvaguardar la memoria, la memoria histórica.

La memoria histórica es acompañar, es estar allí, acompañando a las víctimas en las prácticas de memoria que desde las mismas comunidades lo hacemos.

En mi comunidad, por ejemplo tenemos un árbol que se llama el árbol de la vida. Es un árbol grandísimo y los jóvenes con los niños hemos construido nuestro monumento. Y hay muchas piedras y en esas piedras colocamos los nombres de las personas que fueron asesinadas y desaparecidas y allí realizamos nosotros actos de conmemoración, de recordatorio a nuestras víctimas.

Tenemos una danza que se titula "La memoria de los jóvenes" y una obra de teatro, que cuenta toda la historia por medio de teatro, la historia de nuestra comunidad. Todas estas propuestas, la casa de semillas, los bancos de semillas, propias, nativas de cada región, son formas de resistencia también y necesitamos que la comisión ética, nos acompañe a todas estas prácticas. Yo como joven, como víctima de las atrocidades del estado en Colombia, les digo a ustedes, hombres y mujeres, jóvenes, que ésta lucha, estas luchas que tenemos en Colombia ahora quedan también bajo su responsabilidad. Y es su responsabilidad de dar a conocer al mundo la realidad que se vive en Colombia, porque en todo el mundo los medios de comunicación lo que dicen es que en Colombia, Uribe está combatiendo el terrorismo, acompañado por el Bush.

Y eso es mentira, la política de seguridad democrática que ahora en cualquier lugar de Colombia usted ve militares, porque son paramilitares porque están legalizados, que están jodiendo a la gente, amenazando, controlando el territorio. Esta es la política de seguridad democrática, pero democrática no se para quién. El Plan Patriota, el Plan Colombia que se tiene para acabar con el narcotráfico, el terrorismo, son planes elaborados específicamente para el pueblo organizado.

Así están jodiendo a la gente, fumigan los cultivos de yuca, de maíz. La gente tiene problemas en la piel, los niños nacen con problemas en la piel porque el veneno lo tiran en las casas, es el veneno que tiran desde las avionetas y la gente tiene problemas en la piel. Están acabando con los cultivos. Y uno cuando está en el aeropuerto nos revisan hasta los dientes porque nos preguntan: ¿usted viene de Colombia? si, y entonces nos vacían todas las maletas para haber si traes coca.

Fui a Ecuador en el año 2004 y uno me decía: ¿usted no traerá polvo? Y yo le dije: ¡por favor un poco de respeto! Claro que todo el mundo cree que los colombianos somos terroristas, que somos narcotraficantes y que vienen a traer cocaína. Y que Uribe está haciendo las mafias en Colombia para acabar con el terrorismo y que es el mejor presidente, cuando es un asesino, Uribe, es un asesino, es un antioqueño en mi departamento.

Me acuerdo que cuando yo era pequeña cuando él empezó a conformar las Convivir, que son los mismos paramilitares. Las Convivir, que en Medellín, que es la capital de Antioquia si había seis desapariciones en Colombia, cuatro eran de Antioquia. Y fue Uribe cuando era gobernador de Antioquia y luego fue senador y siempre siguió legalizando el paramilitarismo al igual que los otros presidentes que pasaron.

Queda en sus manos muchachos y muchachas, señores y señoras que estas luchas sigan en pie, que no desfallezcamos. En sus manos queda que nuestra resistencia continúe y que nuestras propuestas, nuestras alternativas, nuestras estrategias para encontrar una verdadera justicia.

Yo sé que un día va haber justicia en Colombia. Quizás yo no lo vea, pero sí que llegará. Porque el pueblo, la gente, nos estamos organizando. Allá a mucha gente no le importa que lo maten con tal de decir la verdad. Y eso es lo que nosotros queremos, que se sepa la verdad en el mundo. Y en sus manos queda.

Muchas gracias

-RANDA AL NABULSI - EMBAJADORA DE PALESTINA EN PORTUGAL

Buenas tardes. Muchas gracias por invitarme a esta mesa redonda.

Este es un resumen de lo que ha ocurrido en el último siglo en Palestina, empezó la emigración judía a Palestina desde 1917 y con la declaración de Balfour que empezó la juventud judía organizada en estas organizaciones conocidas como Haganah e Irgun. Que pretendían provocar el miedo y el terror en la sociedad Palestina en la que vivían en paz y en tranquilidad. Se dieron cuenta los palestinos del fenómeno del terror que practican y por lo tanto empezó la resistencia Palestina contra la emigración y el colonialismo británico.

La primera medida es la protesta ante el colonialismo británico que facilitaba la emigración y al mismo tiempo armar a las organizaciones terroristas judías y con ellos se inició la primera huelga de Palestina de 1936 que duró más de seis meses. La primera medida que pretendían estas organizaciones terroristas la Haganah e Irgun, que pretendían limpiar el territorio palestino de los palestinos y expulsar a los palestinos y vaciarla de sus habitantes.

Desde la resolución de la división del territorio palestino y la declaración del Estado de Israel se expulsó a 243.000 palestinos de sus pueblos. Y 180 pueblos fueron borrados del mapa palestino. Y desde el mismo territorio que fue concedido para el Estado de Israel hay también 70 pueblos que fueron borrados. Y las historias del terror y las matanzas que practicaban en algunos pueblos se trasladan sus noticias a los demás pueblos que obligó por el miedo y el terror que abandonen otros palestinos.

Si hacemos un recuento de las matanzas que Israel practicó contra el pueblo palestino desde su creación hasta hoy, se practicaron más de 102 matanzas con documentos. Trentaisiete matanzas del 36 al 48, 19 matanzas del 48 al 67, tres matanzas del 67 al 82 y 43 matanzas del 82 al 2006.

Es difícil relatar todas las matanzas, pero relataré de alguna de ellas como un ejemplo. Como por ejemplo la matanza de Saasaa en el 31 diciembre de 1947 que la Haganah intentó perseguir a los palestinos indefensos dentro de sus casas y mataron a 600 palestinos. La matanza de Deir Yassin que es conocida en la memoria Palestina del 10 de abril de 1948 practicada por el Irgun desde las dos de la tarde hasta las seis y mataron a 360 palestinos. La matanza del Tantura el 22 de agosto de 1948, de las matanzas que practicaron durante toda la fin de semana y persiguieron a todo el pueblo y hubo 90 muertos palestinos que fueron enterrados en un cementerio común y la matanza de Kavín el 14 octubre de 1952, 600 soldados organizados israelíes rodearon y bloquearon la ciudad de Kavín donde destruyeron 56 casas, la mezquita del pueblo, el depósito de agua y mataron a 67 personas y centenares de heridos y Sharon fue el capitán del ejército. La matanza de Kalquilia el 10 de abril del año 1956 es parte del ejército israelí con sus colonos los que invaden Kalquilia que está en la línea verde que separa Cisjordania del territorio israelí en la que murieron 70 palestinos. En la matanza de Kafr Qasim el 29 de octubre del 56 en que las autoridades israelíes impusieron el toque de queda al pueblo durante el día y a la vuelta de los hombres que trabajaban fuera del pueblo por la noche empezó la liquidación a la puerta del pueblo donde mataron a 49 hombres. En la matanza de Khan Yunis , durante el ataque del tercer día, los tres países que invadieron Egipto, Francia, Gran Bretaña e Israel y ocuparon la franja de Gaza en el año 1956 y se practicó una matanza el 2 de noviembre del año 1956 en la que murieron 250 palestinos y después de 9 días el 12 de noviembre de 1956 corrió otra matanza en la que murieron 275 palestinos en el mismo día y más de 100 palestinos murieron en la ciudad Jaffa. La matanza de la mezquita de al-Aksa conocida el 8 de octubre del año 1990 cuando intentaron los protectores, los protectores son la jerarquía religiosa israelí que intentaron poner una piedra en la mezquita de al-Aksa para reclamar los orígenes y derechos y empezó una confrontación con los que rezaban dentro de la mezquita donde intervino el ejército y murieron 21 palestinos y 150 heridos y 270 detenidos.

La matanza de Hebrón del 25 de febrero de 1994 en la que un asesino ultraderechista, Goldstein, y su grupo de los colonos como franco tiradores contra los que rezaban dentro de la mezquita de Hebrón y allí murieron 50 palestinos y 350 heridos. La matanza del campamento de refugiados de Yenín el 29 de marzo al 9 de abril del año 2002 reciente, cuando Israel rodeó y bloqueó con su ejército e intentó y bombardeó y destruyó sobre sus habitantes con sus excavadoras y borró del mapa y hasta ahora no tenemos las encuestas sobre el asesinato aunque se comenta que hubo más de 200 mártires y la mayoría de ellos fueron arrojados a las basuras.

Y así fue también conducida esta matanza por Shaúl Mofaz el que fue ministro de defensa israelí. Todo lo que hemos relatado es en la práctica todo lo que hizo el ejército israelí dentro del territorio palestino, pero la persecución de las matanzas contra los palestinos no se limitó a las fronteras geográficas palestinos sino que la persiguió fuera de territorio palestino como es conocido para vosotros la matanzas de Shabra y Satilla también encabezadas por Sharon y el asesinato también de Abu Yihad también en Túnez.

Es cierto, que como hemos comentado el asesinato que intentaron liquidar a los tres líderes palestinos en el Líbano en el año 1973 en la que murieron Kamal Adwan, Kamal Naser y Abu Yusef Al-Nayar en la calle conocida como Faradan en Beirut, también el intento de bombardear el cuartel de a Yasser Arafat en octubre del año 1985 en Túnez y el asesinato del líder Abu Yihad el 16 de abril de 1978.

Es un estado que se basó sobre el terror y el terrorismo, es una práctica que forma parte de su cultura que lo practica contra los ciudadanos palestinos, contra sus pueblos, contra sus casas e intentan con ella arruinar la vida de los ciudadanos palestinos y todo esto ocurre con la ausencia total de lo que es la legalidad internacional.

Si nosotros seguimos contando lo que practica Israel lo último del depósito de electricidad o el centro de electricidad en la franja de Gaza en los últimos ataques que esto también se considera como una violación y crimen contra el derecho internacional.

La ocupación en sí es un crimen.

Y si contamos que en sí la ocupación es un crimen, contamos los controles militares que son 672 controles, también la creación del muro, los controles y la usurpación del territorio palestino y el asesinato que practica Israel todo forma parte de una política que viola el derecho internacional.

Hay más de 429 resoluciones de las Naciones Unidas que Israel no aceptó ni aplicó ninguna. Hemos dicho que son 429 resoluciones las que se pudieron tener pero que hay otros que no han llegado hacer resoluciones por el método utilizado por los Estados Unidos que las utilizó en beneficio de Israel más de 81 veces.

El sentimiento del ciudadano palestino es la injusticia que se comete y que Israel vive la espalda del derecho internacional y también el doble rasero de las potencias con respecto a la situación Palestina. El sentimiento que padece el palestino de estas injusticias y aún más todavía cuando hay un sentimiento de que Israel está por encima de la ley, por encima del derecho internacional y que hay muchos que han aprovechado la coyuntura para utilizar al pueblo palestino y la injusticia que se comete en contra de él. Perdonar que hable más de política que sobre la mujer pero es que la situación en sí, se refleja sobre toda la sociedad Palestina y la mujer en especial.

De los últimos 14 años de negociación con Israel se aprovechó Israel para poner realidades sobre el territorio palestino, se aumentó la creación de las colonias cuatro veces, se hizo Jerusalén más judía- israelí, se creó el muro de aprovechó casi más de un tercio del territorio de Cisjordania, expropiando lo más importante que son las fuentes de agua y romper la continuidad territorial de Cisjordania y hacer de ella cantones parecidos a Sudáfrica.

Se cerró la franja de Gaza y se convirtió en una cárcel para sus ciudadanos. Se hicieron 620 controles fijos a parte de los móviles para impedir el movimiento de los ciudadanos palestinos. Centenares de heridos palestinos murieron en los controles. Y centenares de niños palestinos nacieron justo en los controles. Hasta se hicieron exámenes en los controles militares porque se impidió el movimiento de los estudiantes y a través del móvil se hizo con el profesor el examen; el palestino intenta sobrevivir a una situación traumática.

Pero a nivel político esa dilatación israelí y la ausencia de un horizonte político hizo posible que Hamás ganase las elecciones. Son elecciones democráticas donde nosotros nos sentimos orgullosos de ello y queremos fortalecerlas. La nueva Hamás independientemente de si es bueno , nosotros tenemos que respaldarlo, esta es la democracia.

Se aceptó el gobierno de Likut y es aún más radical, pero decían que era la vía democrática del pueblo israelí ¿cual es el resultado? Israel expropió la recaudación de los impuestos de los ciudadanos palestinos y con ellos era suficiente para pagar las necesidades del sector público.

Tanto Estados Unidos como Europa practicaron un embargo injusto al pueblo palestino. Y después de ocho meses descubrió Europa que se había equivocado y de que se había precipitado, y después de ocho meses estaba el pueblo palestino sometido a un embargo y ha pasado momentos duros en que el hombre y la mujer palestino y por primera vez notamos el hambre y el castigo bajo la ocupación.

Es la primera vez que se castiga a un pueblo bajo la ocupación en vez de castigar a la propia potencia ocupante. Y se castiga precisamente por su opción democrática. Yo no soy de Hamás, pero nosotros nos sentimos orgullosos de que hubiera unas elecciones democráticas y tenemos que aceptarlas y de respaldarlas ya que es una opción de nuestro pueblo. Cada vez que hemos intentado alcanzar un acuerdo con Hamás para un acuerdo nacional Israel intentó con todos los medios hacerlo fracasar.

Israel quiere que nos quedemos aislados y acusados de ser terroristas. Quiere un enemigo parecido a Hamás. No quiere un gobierno nacional palestino. Ejemplo, cuando hemos llegado a un acuerdo con Hamás para hacer un gobierno nacional pasado por la declaración de los presos palestinos Israel encarceló a un tercio de los votados palestinos del parlamento palestino.

Y la segunda vez cuando estuvimos a punto de hacer declarar al gobierno de Unidad Nacional de Israel, se detiene a la mitad del gobierno palestino. Y la tercera vez invadió la franja de Gaza donde destruyó los depósitos de agua, electricidad... y la última la matanza ...

Yo creo que la paz es un sueño para todos los pueblos y en especial para el pueblo palestino.

Pero no es la paz que impone el tanque israelí, ni el Phanton 16. Ellos pueden silenciar durante un tiempo a través de utilizar sus armas, pero después con el tiempo no consiguen la paz.

Es difícil de que haya paz en esta zona sin que el pueblo palestino tenga su propio estado su capital en Jerusalén y el derecho del retorno de los refugiados. Nosotros hemos pensado en la paz, de hecho se alcanzó un acuerdo que se llamó la Paz de los Valientes entre Arafat y Rabin. ¿Cuál es el final de estos dos hombres valientes? Rabino fue asesinado por un fanático israelí y Arafat fue retenido con humillación y han conseguido matarlo también.

El terrorismo como concepto es meter a los ciudadanos civiles en el conflicto. Y nosotros vemos la práctica israelí del terrorismo contra los ciudadanos civiles palestinos. Es cierto que nosotros estamos en presente como números y nombres en la mente y en la prensa. Pero descubrimos o nos damos cuenta que nuestros números ya no despiertan en los demás. Y la OLP siempre ha condenado el terrorismo contra los ciudadanos civiles de ambos lados.

Por ejemplo los misiles que se lanzan desde la franja de Gaza, nosotros lo condenamos aunque van dirigidos contra civiles, pero no son civiles, son colonos que están dentro del territorio palestino. Y aún así, condena la OLP. Si hacemos un recuento del resultado del daño que se han hecho estos misiles, es ninguno, ¿pero entonces que significa? estos misiles son una protesta de un ciudadano que se siente humillado, injustamente tratado durante todo este tiempo, es una protesta, es una forma de respuesta, es una forma de rechazo a esa situación y aún a si conservamos como el mundo entero se despierta para condenar la acción violenta de los palestinos. Israel quiere practicar la ocupación pero aún más, quiere un pueblo educado bajo la ocupación.

Todo esto ocurre con la ausencia del Derecho Internacional y el alineamiento naturalmente de Estados Unidos a favor de Israel y la ausencia, la negatividad de Europa en este conflicto que está más preocupada de una decisión europea y unitaria que en otros asuntos. Nos quedamos como pueblo solos, pero resistentes para defender nuestro derecho de crear un estado palestino, independiente y su Jerusalén como capital.

Y en todo esto ¿como está la situación de la mujer? Nosotros somos un pueblo que se dedica más a la agricultura y la mujer jugaba un papel esencial en esta sociedad. Pero aún así la mujer ha participado en su combate con el hombre en las manifestaciones contra la inmigración israelí.

Se hizo el primer Congreso Femenino Palestino en Jerusalén en 1928, reivindicó el fin del colonialismo británico y el fin de la emigración judía. La educación corresponde solamente a un sector minoritario de las mujeres. Pero después de la catástrofe de 1948 es cuando empieza la emigración palestina. Y creció las preocupaciones en las metas y misiones de la mujer que ya no era solamente el aspecto de la familia, que ya es madre de unas familias que suelen ser numerosas en esta zona, según las tradiciones, son las responsabilidades que le corresponden practicar.

Con la pobreza y la humillación en que estaba sometido el pueblo palestino que se convirtió en filas frente a las oficinas de las Naciones Unidas se convirtió la educación en la mejor arma y única arma que al pueblo palestino le permite sobrevivir y conservar su derecho a la existencia.

Por eso observamos que el porcentaje de los licenciados en el pueblo palestino, tanto de hombres y mujeres, es el porcentaje más alto dentro del mundo árabe según las Naciones Unidas.

Conservar la identidad nacional ha sido la segunda fase después de la educación. La mitad estaba en campamentos de refugiados, quería conservar su propia identidad nacional y en ello la mujer aquí jugó un papel fundamental tanto los campamentos como en los países árabes o como en otros países fuera del territorio palestino. Estos son los palestinos que están fuera, pero los palestinos que están dentro de Palestina en la ocupación, yo tengo que mencionar que estamos hablando de una ocupación que dura 40 años y que significa que está generación de 40 años en la sociedad israelí vivió tanto hombres con mujeres no han disfrutado ni siquiera de un día de libertad y de independencia. Su futuro depende de la ocupación y no era una ocupación humana.

También hay una generación israelí que nació hace 40 años. Y esa generación de 40 años en la sociedad israelí vio como su estado práctica el asesinato, la humillación y la liquidación de otro pueblo y formaba parte de una sociedad sin sentir esa vergüenza, sin sentirse lejos de la práctica de su propio país. Y aún así vive con terror, por eso hasta el propio estado de ocupación no tiene con esta práctica ninguna seguridad, no tiene la seguridad ocupante ni la sociedad ocupada.

Las dos generaciones de las dos sociedades, padecen sus propias enfermedades sociales y psicológicas, pero yo quisiera hablar de las que nos corresponden a nosotros a la parte de la generación Palestina. Yo quisiera en este caso hablar de la pobreza que afecta a la educación, a la salud y al bienestar social y a la tasa de paro y a la ausencia de seguridad que padece y que es estado de la ocupación.

Durante 40 años de ocupación, la mitad del pueblo palestino ha pasado por las cárceles israelíes aunque sea una vez por lo menos. 10.000 palestinas está en las cárceles de Israel. Hoy por hoy existen c 117 presas palestinas, 22 son mujeres casadas, 18 son madres de 60 niños y niñas.

Desde la primera Intifada, murieron 120 mujeres palestinas, a parte de las miles de heridas. Tanto en la primera Intifada como en la segunda, ha sido un ejemplo de creatividad contra la ocupación y la resistencia. Es la globalización humana de todos los sectores de la sociedad que salieron a combatir a la ocupación. Los tanques con las piedras y las balas con los pechos desnudos.

La vida resulta difícil para la mujer palestina y para el hombre. Porque ella es la madre, la hermana, la esposa de miles de mártires palestinos detenidos. También como todas estas sociedades se le exige el papel de una mujer. Y la primera enfermedad que padece de sufrir su propio retraso, es no haber alcanzado la liberación nacional y social dentro de la propia sociedad.

En la declaración de Beyjín como un documento de consenso y para el ejercicio de las instituciones y gobiernos, conformó que la cuestión de la mujer es común e internacional. Yo no quiero hablar de la declaración de Beyjín ,pero quisiera decir que aparte de lo que padece la mujer bajo la ocupación de la propia sociedad por lo tanto necesita un mayor trabajo hoy un mayor esfuerzo.

Nosotros combatimos contra el matrimonio precoz, contra la poligamia y contra otros aspectos que afectan a la sociedad. ¿Pero que hacemos ante la pobreza, la enfermedad y la ignorancia?

La ocupación mantiene todas las llaves de la vida y nos entrega punto a punto solamente para mantenernos a raya. Es decir a pesar de esto, el movimiento feminista de las mujeres palestinas pasó más de una fase y participan y están en todas las organizaciones políticas que forman parte de la Organización para la Liberación Palestina.

Es decir, participan en todas las instituciones, tanto populares como a la acción militar y en la lucha que en las últimas épocas participaron. Nosotros estamos trabajando para anular dos aspectos, uno es una Ley impuesto por las leyes jordanas y la otra es de Egipto del año 1954, que actualmente se practica en la Franja de Gaza.

Después de Madrid, hay unas nuevas secreciones de las ONG’S en el territorio palestino y puede que haya surgido una cierta diferencia entre un sector que quiere integrarse en unas organizaciones no gubernamentales que se dedican a los aspectos sociales y a otras organizaciones que se dedican al combate de la ocupación.

Hay doscientas organizaciones u ONG’S en Palestina y el 10% de ellas son mujeres solamente. Siempre el derecho a la mujer a la votación estaba conservado , siempre participó desde la creación de las primeras instituciones palestinas y la mujer participaba democráticamente en ellas. El porcentaje de participación de las mujeres en todas las instituciones alcanza el 20%. Es un porcentaje muy alto para una autoridad reciente que apenas tiene una corta vida, pero esto es el resultado de la participación activa de la mujer en la decisión Palestina y su trayectoria.

Y a hay un Ministerio de Mujeres donde se dedican a ver y observar el comportamiento de la mujer en otros aspectos. La vida de los palestinos es una tragedia diariamente. La pobreza actual alcanza al 60% del pueblo palestino en el último año. Y los controles que están bloqueando cada ciudad y cada aldea.

En los últimos seis años hay 4000 mártires palestinos y entre ellos 300 mujeres y aún así la mujer sigue participando en este combate de resistencia, resistiendo y agarrando a su territorio, a su derecho para alcanzar un día un lugar de libertad en esta tierra.

Muchas gracias.

-HEBE DE BONAFINI-

El título de esta mesa es fantástico “Rebelión frente a la impunidad. Pedagogía de la resistencia”.

Las madres hemos nacido hace ya 30 años, vamos a cumplir 30 años el 30 de abril del año 2007. Cuando empezamos la lucha solamente éramos 14. Nunca hay que pensar que uno es poco, cuando se junta para una lucha tan fuerte como ésta. Porque después la gente se puede ir sumando. Tampoco soñábamos con que nuestros hijos no iban a aparecer. Salíamos a la calle porque pensábamos que los íbamos a encontrar.

Estábamos convencidas de que estaban en algún cuartel, en alguna cárcel... porque nosotras no sabíamos, no nos damos cuenta de la gran ferocidad de la dictadura. Y cuando nos empezamos a dar cuenta de que la Argentina había campos de concentración, entonces es cuando nos dimos cuenta de que nuestros hijos no los íbamos a recuperar.

Empezaron a aparecer muchos muertos por las calles, 30.000 desaparecidos, 15.000 fusilados en las calles, casi 9000 presos políticos, millón y medio en el exilio, las familias destruidas. Nuestro reclamo, nuestra exigencia en la plaza, fue siempre Aparición con Vida. Y poco a poco algunas organizaciones de derechos humanos, nos empezaron a decir, que ya era hora de que empezáramos a buscar los muertos. ¡Como nosotros vamos a decretar la muerte de nuestros hijos! Y ahí tomamos la decisión, después de dos o tres años de lucha, el 5 de diciembre del año 1980, de no dar por muertos a nuestros hijos, por varios conceptos.

El primero porque nadie nos había dicho que había pasado, la iglesia nos decía que rezáramos, los políticos decían que no había desaparecidos, los jueces nos decían de que no los buscáramos porque quizá se habían ido con otras mujeres, toda la sociedad, la mayoría decía que no sabía nada y que no pasaba nada. En todas las casas, en todas las esquinas, todas las calles, en todas las ciudades había desaparecidos, perseguidos, golpeados, asesinados; la sociedad tenía terror y el terror hizo que todo el mundo se callara y en parte en muchas ocasiones, muchos políticos y muchos burócratas fueron cómplices, porque también tenemos que ver que esto no lo hace solamente Estados Unidos y el imperialismo que viene y que manda y que se quiere quedar con lo mejor de nuestros pueblos, no, se hace con gran complicidad de políticos, iglesias y puestos de la burocracia sindical.

Todo esto lo aprendimos en la calle porque cuando salimos no sabíamos nada. Empezamos a leer, a reunirnos… Cuando vimos que muy dura era la pelea, que la dictadura era genocida y secuestran a tres de nuestras mejores madres, las que nos dijeron que fuéramos a la plaza, las madres que sabían como había que hacer una carta, una de ellas venia huyendo de la dictadura de Paraguay y sabía lo que era la revolución.

Algunas de nosotras habíamos hablado con los hijos, y nos decían: mira esto viene mal esto es así. Pero cuando vimos que secuestraron a nuestras compañeras, que al otro día fuimos a la embajada de los Estados Unidos, porque el marido de Azucena fue la creadora del movimiento y dijo que quería ir a la embajada y fuimos a la embajada y ¿que nos dijo el embajador? Nos dijo que ya teníamos a nuestras primeras mártires o sea que él ya sabía que las habían matado, las habían tirado al río. Como habían tirado ya una cantidad enorme de nuestros hijos, que primero los tiraban vivos pero como los cadáveres aparecían, entonces les pusieron en los pies cemento y los tiraban, pero también el cemento se deshacía y luego inventaron una inyección que se llama Pendaval y con esa inyección que les daban antes de tirarlos, los cuerpos no aparecían. Y así pasó con muchísima gente. No solamente los quemaban... Entonces las madres decidimos formar la Comisión. Decidimos hacer la comisión para que cuando pase el tiempo sepan que alguien en este país hizo algo, que no nos quedamos callados.

Porque los medios de comunicación no sacaban nada de que las madres nos concentrábamos cada jueves, nadie contaba nada de que cada jueves nos llevaban presas, nadie decían nada de que nos quemaba las casas, todo el mundo era silencio. Y todo el mundo atacándonos diciendo que nuestros hijos eran terroristas y que nosotras éramos las madres de los terroristas. Como había mucho miedo y era tanto el horror en muchas madres y veíamos ese periodismo, ese que quiere sacar sangre de la gente, lo primero que le preguntaban era ¿qué hacía su hijo? en vez de preguntarle de cómo desapareció o como se lo llevaron y la mayoría de las madres decía que a mi hijo se lo llevaron porque tenía una novia o un amigo, o mi hija se fue con la amiga, era muy difícil de que las madres reconocieran, la mayoría no digo todas, que su hijo era revolucionario.

Entonces nos reunimos varios días y decidimos tomar una determinación como madres, nuestros hijos dieron la vida por este pueblo, debemos hacernos cargo de todos los desaparecidos y fue el momento en que socializamos la maternidad.

Nos hicimos madres de todos, sin elegir. De los alfabetizadores, de los curas del tercer mundo, de los guerrilleros, de los que peleaban en el monte, de la guerrilla urbana, de los médicos... de todos aquellos que portaban a la revolución, dándole a cada madre su tiempo. Que no lleve más la foto de su hijo, que no lleve más el nombre de su hijo en el pañuelo... que cuando hable, hable de los 30.000 y fue un tiempo duro en que tuvimos que madurar y que muchas madres maduraran esta historia de ser la madre de los 30.000.

No presentarse nunca más por su propio hijo, no aceptar la muerte, porque el capitalismo todo lo arregla fácil, primero te matan, te destruye y luego viene con plata. Inmediatamente de que las madres tomamos esta decisión, empezaron hacer exhumaciones de los cementerios por televisión, para que todo el país a la hora de el informativo supieran que estaban todos muertos. ¿Y qué hacíamos las madres pidiendo la aparición con Vida?

La aparición con vida es el cuestionamiento a un sistema perverso, y si nadie nos dice ¿qué pasó con nuestros hijos?¿ Porque vamos a reconocer la muerte? Dan una reparación económica 250.000 $ para cada desaparecido, si uno tiene dos o tres o cuatro en la familia se hace multimillonaria, pero sin hijos. Pero en ese papel tenéis que firmar como siempre con la letra pequeña ¿cuándo crees que tu hijo murió? ni siquiera que lo asesinaron. Para la gente que cobró esto, es terrible, porque es poner el día en que crees que tu hijo murió, ni siquiera que lo asesinaron.

Las madres rechazamos esta medida, somos la única organización en Argentina y no se si en toda Latinoamérica, que rechaza la reparación económica. Lo que se debe de reparar con justicia no se debe de reparar con dinero. Y sobre todo cuando nuestros hijos entregaron la vida con tanto amor, porque amaban lo que hacían eran unos enamorados de la revolución.

Rechazamos la reparación económica. Rechazamos la exhumación de cadáveres. Alguna gente decía: ¡las madres que salvajes, que no quieren los cuerpos de sus hijos! ¡No! nuestros hijos no son cadáveres, nunca un revolucionario es un cadáver. Ellos quieren que los enterremos, que pongamos la lápida y que cobremos la plata y ya está. Un muerto a cada madre y un poco de dinero para cada uno. Y cada uno a la casa. Y nosotros dijimos no, vamos a seguir haciendo la lucha colectiva, la socialización de la maternidad y tenemos que crecer en buscar a cada asesino y empezamos a investigar y tenemos el archivo más grande de Latinoamérica, que ahora se está digitalizando y van a tardar seis años en digitalizarlo. Hemos hecho un convenio con las universidades de la cantidad de material que tenemos.

Cada madre fue un investigador privado, cada madre llegó a los campos, llegó a los lugares más increíbles que después encontraron cuando vino la famosa democracia y todo el mundo sabía y yo digo ¿qué pasó que nadie hablaba? y ahora todo mundo sabe dónde estaban los campos de concentración. Y nosotras empezamos a saber que teníamos que recorrer el mundo y contar lo que pasó para qué el mundo se sacuda también, porque hay muchas responsabilidades.

En Argentina, una gran cantidad de armamento de Italia de la fábrica Otomelo llegó para matar a nuestros hijos y el primero quemando las armas fue Estados Unidos, mandaron a los militares muy preparados para violar, y asesinar y después mandó Ford Falcón para secuestrarlos y después todo el dinero que se les antojó a los militares y todas las armas. Por lo tanto hubo grandes complicidades. Francia también mandó gente, la misma que enseñó a torturar en Argelia, la mandó a Argentina. Y entonces cuando las madres empezamos saber todo esto y a sentir que lo teníamos que denunciar, salimos al mundo.

Nosotras pensábamos que cuando vinieran los gobiernos constitucionales algo iba a pasar, pero estábamos convencidas de que todos los candidatos que había para gobernar, por lo menos en varios años, habían tenido una responsabilidad en la dictadura. Por eso rechazábamos los juicios y todo eso que se hizo, es como los juicios de la verdad, nosotros rechazamos los juicios de la verdad, porque la verdad ya la sabemos, queremos juicios que condenen.

Y las condenas a pesar de que tenemos un nuevo gobierno que derogó las leyes de perdón, que anuló las leyes de perdón el tema de la impunidad sigue, porque hay 400 jueces que participaron en la dictadura y a los jueces solamente se los puede echar con un juicio político. Por lo tanto sigue habiendo complicidades. Y las madres empezamos a recorrer mundo, a recorrer el mundo para aprender de otros pueblos y para contar.

Fuimos a Paraguay, a Cuba, a Venezuela, Uruguay, Bolivia, Colombia, Palestina, Irak, Francia, Israel... recorrimos el mundo entero, porque nos empezaron a invitar para contar la historia, pero también fuimos a lugares donde aprendimos muchísimo. El estar en Palestina varias veces y el haber estado en Iraq antes de la guerra. Y uno se da cuenta que en esto que creyó al principio que es Naciones Unidas, vamos a llevar la denuncia a Naciones Unidas, ¡nos matábamos por llevar las denuncias a Naciones Unidas!, pero ustedes saben que la época de la dictadura no nos daban ni un papel cuando presentábamos un hábeas corpus por nuestros hijos y Naciones Unidas exigía que les lleváramos un hábeas corpus de los desaparecidos.

Y como los jueces no nos lo querían dar, entonces hicimos un conflicto entre dos y tres madres y les robamos el sello del juez, robamos el papel y cada madre firmaba y le poníamos siempre el sello del mismo juez y así llegó a Naciones Unidas las denuncias y creíamos que Naciones Unidas las iba a controlar y que Naciones Unidas iba hacer realmente algo.

Pero cuando uno llega a los países en conflicto, se da cuenta de que Naciones Unidas es igual que Estados Unidos o peor. Porque engaña mucho más. A las guerras siempre llega tarde, con el camión ese que tienen, con medicamentos que no sabemos si están buenos o malos... en Naciones Unidas los pueblos, nosotros, nuestros hijos, ellos, todos, se convierten en un bombero y una carpeta o un dossier que después se cambia por trigo, por soja, por petróleo... por lo que sea, ¡no somos personas en Naciones Unidas!, no había que ir más para que así la tuvieran que cerrar, porque ellos son Estados Unidos, son el terrorismo en estado.

Estados Unidos e Israel son los países más terroristas que existen. Y sin embargo hay gente que todavía defiende, y hay gente que se enoja cuando uno dice el pueblo de Israel no quiere la guerra y ahí es donde está la diferencia, una cosa es la población y que está sometida en definitiva. Hay muchos chicos que no hacen el servicio militar en Israel y los llevan presos, porque no quieren tirar contra los palestinos.

También, tenemos que reconocer que es igual en Estados Unidos. Yo cuando fue la primera vez a Israel y a Palestina y vi cómo construían tan rápidamente un camino imposible que decían que no se podía construir, y construían como pequeñas poblaciones y yo digo: ¡están invadiendo! y cuando de repente se unan todas las poblaciones no les queda nada a los palestinos

y así fue.

Las madres empezamos a reivindicar la revolución, cuando en el año 1986 las madres decidimos hablar de nuestros hijos revolucionarios y guerrilleros, que no era poca cosa. Porque nadie quería hablar de la revolución y nadie quería hablar de guerrilleros y las madres con mucha fuerza, como siempre hemos tenido lo hicimos.

Y nos pasó de todo, que les vamos a contar, nos quemaban las casas, de 45 días entraron 11 veces a robar, romper, a quemar... hace cinco años que torturaron a mi hija en mi casa por una denuncia que yo hice con un gobernador. Las cosas son duras pero nosotros también tenemos que ser duros y el recorrer el mundo, los países y ver Irak, ¡Que pueblo! ¡Qué maravilla! Yo llegué, fui a donde quise, me reuní con la gente que quise del gobierno, entré a las casas de los iraquíes, hermosas casas y después cuando una escucha lo que dice Naciones Unidas, que eran ellos los que gobernaban el dinero del petróleo que salía de Irak, era Naciones Unidas el que agarraba ese dinero y compraban lo que se les antojaba, vacunas y jeringas, jeringas y vacunas, ¡era de terror! y el mundo entero se cayó.

Y los gobiernos europeos participaron de todo esto. Por eso no nos podemos quedar callados, no es que aquí no pase nada, aquí sí que pasa, en todos los países pasa mientras haya un poquito de guerra. Para mí lo más increíble que me pasó fue cuando fui a Yugoslavia. El momento de la guerra, hacer escudo humano con las mujeres, se casaban e iban por la noche a los puentes y estuve una semana con ellas cuidando los puentes que bombardeaban; ellas no iban a los refugios, iban a los puentes, ellas querían su pueblo, querían sus casas más allá de Milosevic.

Y ahí aprendí lo que significa el nacionalismo; porque nos hacen creer que si somos muy nacionalista somos muy fascistas y ¡no señor! Nacionalismo es querer la tierra, al pueblo, a nuestros hijos mismos. Por eso hay muchas cosas que tenemos que modificar. Las madres somos todas mujeres y hacemos la reunión todos los martes y todos los jueves vamos a la plaza, pero durante la semana hacemos de todo, viajamos dentro del país. Fui a la marcha de las madres con una bandera iraquí y se armó un lío terrible ¡Caramba! Esta falta de solidaridad con los pueblos que creen que no les pasa nada y sin embargo les pasa.

El Che Guevara decía: nos tiene que doler hasta que sangre. Las madres cuando nos dimos cuenta de que nuestros hijos no iban a volver, dijimos que no íbamos a buscar muertos, porque un revolucionario nunca muere y donde estén ahí van a quedar.

Pero sentimos que cada jueves en la plaza nos acompañan, que cada jueves se produce el verdadero milagro de la resurrección. En cada lugar que las madres estamos, sentimos que ellos viven. En cada lugar donde se pelea, en la Selva, en Cuba, en Venezuela, en Palestina, en Iraq... donde se pelee duro ahí están nuestros hijos.

No queremos juicios de la verdad, queremos juicios que condenen. Y nosotros tenemos que dedicarnos al amor del saber, hay que educar, hay que formar políticamente a la juventud y así hace casi ocho años que abrimos la Universidad.

También en un grado total de locura, sin dinero, empezamos hablar de que había que abrir la Universidad... aprobamos abrir la Universidad pero no teníamos dónde, entonces nos inventamos los festivales de rock para contar, hacíamos festivales de rock a veces más duro y después les contábamos a los jóvenes para que era ese festival con lo que sacábamos de los festivales de rock, compramos la primera Universidad que tuvimos, que era una casa vieja que había que arreglarla. Y en seis meses la abrimos. Por eso decía en la anterior conferencia, que para un revolucionario lo primero no es la plata, lo primero es soñar y después ejecutar el sueño.

Y la Universidad creció tanto, que en cuatro años nos tuvimos que mudar y ahora tenemos tres edificios para la Universidad que empezó con 200 alumnos y ahora tenemos 1700 alumnos. Ya con algunas carreras legalizadas, porque como dije antes estamos viviendo un momento político diferente y ahora sí podemos hacer que las carreras planteadas por las madres como derecho, trabajos sociales, historia, todas las carreras que tenemos se puedan poner dentro del ministerio, sin correr ni una sola rayita de lo que las madres queremos.

Nosotros queremos que la Universidad tenga valor, porque si no nuestros jóvenes estudian cuatro años, nosotros les damos un diploma pero no es un certificado que tenga valor y vamos a ir poco a poco para que los jóvenes tengan un certificado para trabajar pero nosotros no queremos modificar nada,;Trabajo Sociale es una carrera marxista como está preparada en nuestra Universidad, está aprobada así y ya está caminando, ahora estamos con la Carrera de Derecho, Historia...

y tenemos un periódico, una imprenta, y una biblioteca y una librería, todo llevado adelante por jóvenes y mujeres. También tenemos un café literario, filiales de Madres en todo el país. Han muerto muchísimas madres, porque nos vamos a ir muriendo todas, por eso es importante ir formando a los jóvenes, por eso de formarlos políticamente. Mostrarles que la acción política es indispensable, no de un partido, comprometerse, qué es lo mejor que nos puede pasar, el compromiso político.

No tener miedo cuando hay que hacer una adhesión a Palestina. Porque uno cuando habla de Palestina enseguida salen todos los judíos del país a pujar a las madres y a decir: mira lo que hacen las madres, diciendo que están con los terroristas. Por eso hay que tener mucho valor y mucha fuerza para explicar porqué apoyamos a un pueblo como el palestino y repudiamos lo que hace Israel.

Cuando hablamos de Estados Unidos pasa lo mismo, para mucha gente Estados Unidos es el paradigma. Hay un pueblo que se levanta en Estados Unidos que hacen marchas enormes. Hace poco que hicieron una marcha en la que participaron más de 400.000 personas. Claro ¡hispano parlantes y negros! y me llamaron por teléfono y yo salía por el micrófono en la marcha de Atlanta y fue una maravilla y muy emocionante.

Y uno aprende todos los días de otros. Pero también nos tiene que doler mucho más lo que pasa. Porque Estados Unidos avanzó en Iraq, porque hubo una manga de gobiernos cagones aquí en Europa, italianos, españoles y todos los que participaron en la guerra. ¿Por qué no mandan a los hijos de ellos?¡No, mandan a nuestros hijos!¡no hay que permitir que se haga la guerra! ¡No hay que dejar que se lleven a los chicos a la guerra!. Estoy segura de que ningún chico quiere ir a la guerra. Y por eso fue Estados Unidos porque tuvo apoyo, porque Estados Unidos no hace nada sólo, solamente hace conveniencias.

Ahora en Argentina están como locos, porque quieren que él gobierno condene a Irán. Se les ocurrió que ahora apareció un iraní con una bomba en la embajada ¡Cómo puede ser! todo esto lo tenemos que denunciar. Nos pasa a todos, a todos, a todos.

Cuando las madres no estemos más, habrá un montón de chicas y chicos jóvenes, que ya saben lo que queríamos las madres. No va a ser igual, tampoco fue igual en el momento en que nuestros hijos desaparecieron y salimos nosotras. Cada momento es diferente, pero siempre con la misma línea política. No entregar la lucha, no venderla, no negociarla, que no nos arreglen con un poco de plata, que no nos conformemos... porque eso es lo que lo pudre todo. La solidaridad internacional para las madres fue fundamental, no tendríamos nada de lo que tenemos. Pero las madres nunca usamos ni un solo peso de nuestras arcas, cada madre se paga todo, hasta el agua que toma. Porque eso es lo que hace que uno crezca. Ninguna madre se puede llevar a casa un regalo personal, todo es de todas.

Y han sido tantos regalos, que hay más de 10 vitrinas llenas, que le pertenecen a la humanidad, porque ya no son muestras.

Y ahora nos hemos propuesto construir viviendas de los barrios más pobres. Lo que se llama Ciudad Oculta, claro que con el dinero del estado, se lo hemos pedido a ellos porque para eso están , pero nos lo dejan en nuestras manos, para demostrar que en menos tiempo, y con la mitad de plata, se hacen viviendas muy dignas. Y en menos de un mes ya vamos a entregar las viviendas hechas por las propias manos de la gente del lugar.

Más de 200 compañeros y compañeras están trabajando, y vamos abrir una guardería para formar y educar, para que la gente se sienta partícipe, para que nadie crea que no se acuerdan de ellos.

Ahora hay más trabajo, ahora hay más justicia, pero todavía hay hambre en mi país. En un país tan rico ¡cómo puede haber hambre! Han robado en 30 años todo, desde el petróleo hasta el agua que los norteamericanos todo los días nos compran cada vez más tierras.

Estamos haciendo en este momento un Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos en Buenos Aires donde fueron 6000 personas y en tres días y medio estamos haciendo 550 mesas de debate, en carpas en las universidades, en teatros... en todos lados… Hay que debatir todo lo que nos pasa.

La salud mental también es culpa de ellos, la salud mental tiene que ver con el trabajo, con la dignidad, tiene que ver con los niños felices que se enferman desde chiquitos porque no comen y se encuentran como tirados.

Compañeros que nos duela, que nos duela lo que pasa en cada parte del mundo. Nosotros decimos siempre que el otro soy yo y cuando aprendamos que el otro soy yo ,y lo que le pasa al otro me pasa mi... que nos duela, pero que nos duela de verdad y este mundo será otra cosa.

Muchas gracias

-HABLA EL PÚBLICO

Esta es una reflexión para Hebe de Bonafini. Lo primero saludarla porque la tuvimos hace cinco años en León, y no solamente está tan guapa y tan fuerte como entonces sino más incluso.

Tienes al lado dos ejemplos de lucha heroica de dos pueblos, el colombiano, y el palestino desde hace décadas, y yo quisiera plantearte la lucha de otro pueblo que se vivió en la anterior conferencia, que es el pueblo iraquí y yo creo que es la vanguardia hoy en día de la lucha de todos los pueblos contra el imperialismo. Es el espacio donde se están jugando las piezas fundamentales, se están jugando nuestras vidas. Conseguir que vuelva haber un Vietnam y que obligue al imperialismo a doblar las rodillas, es fundamental. Primero quisiera hacer una autocrítica desde la izquierda, porque si es cierto que conseguimos salir millones de personas cuando empezó la guerra en Iraq y lo cierto es que eso ha ido bajando y ahora no salimos a la calle, hemos dejado el tema de Irak para verlo un poco en la televisión y somos incapaces de volver a retomar esas movilizaciones ya que me parece que es fundamental que volvamos a la calle con ellas en todo los países.

Te quisiera preguntar Hebe, tu que has conocido a dirigentes fundamentales revolucionarios del Latinoamérica que están cambiando un poco la cara de Latinoamérica, de nuestro compañero Fidel Castro hasta, Hugo Chávez, Evo Morales... si ellos también como personas inteligentes, son conscientes de que esa lucha fundamental del pueblo iraquí ahora también es el que ha permitido un poco que el imperialismo no haya centrado tanto la visión en Latinoamérica y que se esté permitiendo de alguna forma esas nuevas realidades en Latinoamérica, como Venezuela, Bolivia... y otros países. Tengo una idea de un imperialismo casi como un perro de presa y está enganchado ahora mismo a una presa que es Irak, que se le resiste, que no le deja hacerlo suyo y que eso quizás haya permitido que no haya habido otras invasiones como por ejemplo a Cuba, Venezuela.... o a otros pueblos.

-HEBE DE BONAFINI

Yo creo que el imperialismo y Estados Unidos siempre están pensando en Cuba, en Venezuela y en Bolivia, porque son países estratégicos, lo de Cuba y en Bolivia tiene mucha riqueza. Con el tema de Iraq yo he hablado mucho con el presidente de Venezuela, pero no he hablado de esto con Evo Morales. Porque son dos realidades diferentes, porque Evo llega al poder con montones de problemas y si ha hecho apoyos. A mí me parece que el tema de Iraq está pesando muchísimo en Estados Unidos y la maravillosa lucha del pueblo iraquí está demostrando que va haber otro Vietnam. ¡Ya hay otro Vietnam! Ellos no saben que los pueblos tienen tanta fuerza que no pueden ganarnos. ¡Ellos desmerecen a los pueblos! Ellos creen que tienen de todo, menos dignidad. Me parece que la lucha de todo los pueblos hay que estar alerta con Venezuela y hay que estar alerta y mucho con Evo Morales porque tiene una provincia Evo Morales que no lo quiere, que se quiere separar, pero tiene muy buena gente trabajando, con las cosas muy claras y al vicepresidente que hace muchos años que lo conozco y ha venido a la Plaza como también ha venido Lula. Lula menos mal que ganó, porque la gente dice: Lula no lo hace todo bien, pero si no viene Lula tenemos la derecha fascista.

Por eso decimos que las madres no cambiamos, que lo que cambió fue el sistema en Argentina, cambió el estado político. Es un momento político totalmente diferente. Por lo tanto como nosotros no vamos a aceptar que es diferente el gobierno. Yo me quiero apropiar de lo que es el proyecto de gobierno. Lo que está mal, lo criticamos a muerte y lo que está bien vamos a delante ; Porque ¿que vamos a estar toda la vida gritando enfrente de la casa de gobierno? la cuestión es aprender a construir, construir escuelas, construir universidades, guarderías y construir de todo. Está todo por hacer en Argentina. Fueron 30 años de destrucción y esta todo por hacer.

-HABLA EL PÚBLICO

Es una reflexión de estos dos días que llevamos aquí escuchando de primera mano las barbaridades que vivís vosotras y que nosotros no lo vivimos tan intensamente, pero algo conocemos. Quiero hablar de las nuevas formas de coacción, del nuevo opio del pueblo. La mano que dirige y que mantiene el capitalismo y el sistema, que son las grandes campañas, que yo creo que desde mi punto de vista, actúan y tienen un papel central en las campañas publicitarias y el marketing. ¿Qué hace esto? Pues nos acomoda, nos hace tener una posición pasiva, nos guía desde que nos levantamos hasta que nos acostamos con unas pautas determinadas de conducta, que no nos benefician para nada y mucho menos a las mujeres, y nos dicen lo que tenemos que hacer y nada más. Ante esto, creo que tenemos un gran ejemplo aquí, porque los otras quizás no tengáis este bombardeo, está sobre información que tenemos aquí. Desde aquí tenemos que tomar el ejemplo, vuestro ejemplo de resistencia de pedagogía de la resistencia y pensar cómo hablaba antes la embajadora de Palestina en Portugal, de una enfermedad social. Aquí la pasividad y la comodidad es la mayor enfermedad social que tenemos en España.

-HABLA EL PÚBLICO

Siguiendo un poco en la línea del chico que acaba de hablar, yo es allí donde realmente encuentro que la lucha cuesta un poco más. Sabemos que del 100 por 100 de la población el 90% vive ficcionado y vive dentro del sistema y contento en el sistema y no va a querer luchar. Yo ahora mismo me pongo hablar con mucha gente sobre problemas y demás y la contestación más rápida que me dan es que no los haga pensar, no tengo tiempo y bastantes problemas tengo yo con la hipoteca y demás. Yo es allí donde encuentro la falta, yo por ejemplo que con 24 años no estoy preparado para dar soluciones, es una de las faltas de encuentro y que se le puede decir a esa gente que sabes que no va querer luchar y que vive acomodada dentro del sistema y que sabes que por mucho que le digas no van a querer escuchar. Pero ¿qué se les puede decir para que por lo menos, aunque no tengan la idea de cambiar nada dentro del sistema puedan ayudar? Porque hay mucha gente que quiere ayudar, pero no puede porque dicen que tener que pagar una hipoteca, un coche... pero ellos sufren también dentro ese dolor, pero lo amortiguan como diciendo que yo también tengo que mirar hacia mi. Ahora mismo en este país el 90% de la población es así. Pero supongo que habrá algunas pequeñas cosas que ellos dentro de ese sistema de comodidad puedan hacer.

-HEBE DE BONAFINI

Yo creo que les va a llegar. No es que acá no vaya a venir la falta de trabajo, el cierre de fábricas, como lo que está pasando en Alemania que es muy grave. Y también les va a pasar y entonces esa clase media cuando le tocan el bolsillo es cuando salta como locos. Lo que tenemos que ver y hablar es con los más pequeños, con la gente más joven es del tema de cómo este sistema capitalista-imperialista nos lleva a la soledad. Primero inventaron los supermercados, donde uno ya no va al almacén de la esquina sino que lo agarra todo y se va corriendo para casa y comprar todo lo que le pongan delante. Después está el ordenador, el ordenador para unas cosas es bueno, pero por otro lado te atonta, porque hay chicos que están todo el día metidos con el ordenador.Y ahora están los teléfonos móviles, ahora ni siquiera escuchamos la voz, porque ahora son todo mensajes. Están como bobos todos por la calle. Todo es para aislarnos, para que no nos preguntemos ¿que te pasa? Los padres les compran el teléfono móvil a su hijo para saber dónde se encuentra, pero nos hemos criado durante generaciones y generaciones y generaciones sin el teléfono móvil y yo sabía dónde estaba mi hijo por qué lo eduqué de una manera para saber dónde estaba, para saber qué hacía y no me oculten lo que hacen ¿Qué clase de padres son que no saben adónde van sus hijos? Ahora hasta niños de 5 y 6 años tienen un teléfono móvil. Todo esto es un aislamiento total y la educación también está mal, si uno quiere educación apaga la televisión.

-HABLA EL PÚBLICO

Agradecer el espacio que siempre está brindando Soldepaz para que la voz de los pueblos en lucha se escuche cada año desde uno u otro espacio. Quisiera hacer un llamamiento aquí, porque ninguna lucha es más importante de la otra.

La lucha de los pueblos es una y como lucha es importante. Y hay una cosa preocupante que es que nos dejamos siempre llevar por el proceso coyuntural actual y prácticamente es el imperialismo el que nos marca una agenda de trabajo. Cada bomba que lanza el imperialismo es un despeje para seguir haciendo otras cosas encubiertas en otros sitios y siempre estamos desviados por el trabajo coyuntural y cada año no reunimos muchos y es importante que nos reunamos, pero nos reunimos para decirnos siempre lo mismo, que el enemigo es el imperialismo, claro que sí, pero ¿qué hacer? Somos marxistas y muchos marxistas-leninistas y el que hacer para contrarrestar esto, y yo creo que en ningún momento lo llevamos a colación, porque la lucha de los pueblos es una sola y si sabemos quién es el enemigo, que es el imperialismo pero ¿como lo combates? Tenemos que seguir permitiendo que sea el imperialismo el que nos marque nuestra acción de trabajo? ¿O somos capaces de argumentar un trabajo?

¿Qué podemos hacer para que la lucha de los pueblos no se quede en denuncias?, que parece que es a lo que nos dedicamos a veces, es importante claro que sí, porque la comunidad internacional es importante, y es importante de que se den cuenta de lo que está pasando en cada país.

Pero la solidaridad política no tiene ningún sentido si esa solidaridad política, no se ve reflejaba en una acción y en un trabajo que todos y todas podamos desarrollar en pro de librarnos de este mal que es el imperialismo. Porque tiene que caer en algún momento y tienen que ser los pueblos los estamos llamados a derrumbarlo y somos los pueblos, y es Palestina, y es Irak, y es Afganistán, y es Colombia y es toda América Latina… Cada realidad es importante y cada pueblo está poniendo algo para trabajar en contra del imperialismo. Como desde occidente sabiendo que en Europa los gobiernos son cómplices de todos los genocidios ¿Qué hacemos para exigir a los gobiernos reparación? ¿Qué hacemos para trabajar en lo local? Y vamos a trabajar para tener poder y poder brindar así una solidaridad clara hacia el resto de los pueblos.

-HEBE DE BONAFINI

El caso es que no hay recetas para la lucha. Cada pueblo, cada país tiene su propia lucha. No hay una receta única, aunque las luchas sean contra el imperialismo. Cada uno sale de dónde puede con lo que tiene y con lo que puede. Por lo tanto son ustedes lo que tiene que crear desde aquí desde Europa, formas más sólidas y más permanentes.

Yo agradezco a Soldepaz por organizar estas conferencias de mujeres y agradecer a los compañeros y a todos. Porque estamos acá porque trabajaron mucho y, en nombre de las madres gracias por habernos invitado.

- NYDIA MARCELA MONTOYA

A la compañera que es colombiana también, decirle que estos espacios en los que yo he participado en varios países dónde venimos a dar testimonio de lo que está pasando, pero también a dar testimonio de las propuestas que se están desarrollando. Cada comunidad, cada pueblo, tiene sus formas de lucha que en realidad es para formar una sola lucha que tiene el mismo fin.

La lucha se hace desde la casa. Desde el momento en que yo pongo a los niños de cinco años en mi comunidad, para que pinten como quieren ver su proceso, pinten cómo quieren ver su comunidad. La resistencia se hace desde la casa, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos.

-HABLA EL PÚBLICO

Estoy totalmente de acuerdo con lo que mencionaba la compañera con respecto a la acción. Yo soy descendiente de africanos en Colombia, soy afrocolombiana, descendiente de la diáspora trasatlántica generada desde Europa, en la época de la esclavitud.

Y hay un pensamiento que nosotras heredamos en América hablando específicamente de los pueblos afro descendientes, que es un pensamiento que llamamos cimarrón. Es un pensamiento de lucha, es un pensamiento universal, no es únicamente local.

La resistencia y la lucha, también se puede hacer concatenadamente con otros pueblos en otras partes. Es cierto que cada uno de nuestros contextos desarrollamos unas lógicas y unas formas específicas, pero eso no quiere decir, que esas lógicas y esas formas puedan servir en otras partes contextualizadas. Por ejemplo, la Independencia liderada por Bolívar en los países de América Latina, en los países que podríamos llamar bolivarianos, hubo un apoyo específico de una revolución negra o africana o afro descendiente en América, que fue la Revolución Haitiana. Los pueblos de Haití encabezados por Alexander Petión apoyaron a Bolívar, dentro de la lucha por la libertad independencia de los pueblos en América Latina. Haití le dio armas, pidió fuerzas, le dio además sabiduría a través de Petión a Bolívar para que gestara la lucha independentista en América. Eso no lo cuenta la historia.

Pero es un ejemplo específico de cómo los pueblos se puede unir en pro de la libertad de los demás sin necesidad de invadirlos o colonizarlos. Esto es un pensamiento cimarrón y eso se extendió, los negros y las negras en Colombia, en Venezuela, en Ecuador, en Perú... se unieron al ejército de Bolívar en pro de una libertad, por eso de pronto alguna vez Bolívar proclamó la libertad de los esclavizados. Eso es una lucha concatenada, yo creo que sí hay que hacer una lucha y hay que generar acción desde todas las partes del mundo.

Estoy de acuerdo con lo que dijo Marcela cuando dijo que hay que ir a la tierra y hay que enseñarle al niño y a la niña esto. Pero también hay que tener una conciencia de que hay que generar movilizaciones, solidaridad con los pueblos y con todas las luchas de los pueblos. Yo no puedo irme de aquí, sin antes hacer un breve llamado respecto a lo que normalmente no se habla del conflicto en Colombia.

Yo estoy de acuerdo con todo lo que han dicho mis compañeras colombianas, lo que se ha expresado aquí en todos estos días, pero hay algo que yo tengo que decir, porque es la esencia misma de mi presencia aquí, porque mis ancestros me hicieron venir hasta aquí a pesar de todas las herramientas también imperialistas, segregacionistas y racistas que existen en Colombia para que uno no llegue hasta estos países. Hay una lucha que se está gestando desde ese mismo pensamiento cimarrón y afro colombiano que no es solamente afro colombiano, es afro, porque cuando hablo de afro me refiero a todos los negros y negras descendientes de africanos que estamos en el continente americano y que ellos también están aquí en Europa.

Hay un pensamiento afro de lucha porque dentro de ese socialismo que todas y todos soñamos muchas veces para nuestros países, también se tenga en cuenta que hay que redefinir algunas cosas dentro de nuestra sociedad o dentro de nuestra sociedades, dentro de nuestras culturas, hay una forma de opresión, de discriminación y de racismo que nosotras todavía no hemos podido superar.

Que de pronto los movimientos de izquierda no se atreven a tocar porque creen que no es un problema, pero el racismo estructural en mi país, hace que las comunidades afro descendientes serán las más marginadas y más golpeadas dentro del territorio. Y que hoy estemos viviendo un desplazamiento parecido al que vivieron los africanos en siglo XVI.

A nosotros nos están sacando de nuestras tierras ancestrales y nosotros estamos viviendo bajo el concepto de identidad, somos herederos de un legado cultural que nos dejaron los africanos y africanas de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX. Pero bajo la homogeneización de las culturas, se crea ambiente de asimilación entonces tú tienes que verte siempre como una persona que tiene que hacer servidumbre y siempre como una persona inferior que tiene la piel más clara que tú.

Eso es un pensamiento complejo, que ha generado lo que nosotros hemos llamado un pensamiento eurocentrista occidental y que ni siquiera Europa se ha preocupado por cambiar esa historia. Entonces estamos redefiniendo y demostrando como también Bolívar, entendió esa sabiduría del pensamiento cimarrón y fue hasta Haití a decirle a Alexander Petión ¡venga hermano!

Haití fue la primera república libre de América, y fue una independencia netamente popular, hecha por los negros africanos en ese pueblo. Fue el primer pueblo libre de América, bueno no el primer pueblo, sino la primera república porque el primer pueblo libre de América se encuentra en Colombia y se llama el Palenque de San Basileo en 1699, fue el primer pueblo libre de América, en todo el continente y está en Colombia.

Y vayan a ver las condiciones de vida de mis hermanos y hermanas afro descendientes allí en ese pueblo, ¡vayan a verlas! No es justo de que hoy el desplazamiento y el paramilitar vaya hasta nuestras tierras y nos saquen y después vamos a Bogotá, Medellín, Calí y a las grandes ciudades de Colombia y de nuevo están los paramilitares jodiendo y diciendo que ahí no podemos estar.

Hay una estrategia de exterminio que queda en la psiquis frente a las personas de un color de piel oscuro como la mía. Y no podemos consentir de que siga existiendo esas diferenciaciones absurdas, anticientíficas que dicen que los negros y las negras, yo prefiero no llamarlos negros y negras, porque es un concepto peyorativo que inventaron los europeos. Una estrategia de exterminio que dice que los afro, las personas afro descendientes, tienen un menor coeficiente o somos menos intelectuales, o menos inteligentes, o menos capaces. Eso existe en la psiquis de los latinoamericanos, estamos día a día luchando en contra de eso. La lucha hay que hacerla y hay que accionarla, tenemos que lograr que desde Europa, desde América, desde África, desde todas partes que podamos lograr la libertad de la humanidad.

Muchas gracias