Memoria para Carlos.

Carlos Alberto Pedraza Salcedo en la Memoria
Carlos Pedraza Sin Olvido

Carlos Pedraza fue secuestrado el 19 de enero de 2015. Su cuerpo fue encontrado el 21 de enero.

Por buscar justicia por este crimen su hermano Gustavo fue perseguido, y hubo de refugiarse en Asturias. Regresó y la persecución continuó. De nuevo se acogió a protección de Amnistía, en un lugar de Castilla.

Carlos era licenciado de la Universidad Pedagógica Nacional , y un líder cívico-popular del magisterio. Había realizado investigaciones sobre crímenes de lesa humanidad por agentes del Estado a nivel nacional, y había estado acompañando a víctimas.

Era integrante del Proyecto Nunca Más, del Movimiento de Victimas de Crímenes de Estado –MOVICE–, de la Coordinación Regional del Movimiento Político de Masa Social y Popular del Centro Oriente de Colombia y del Congreso de los Pueblos que hace parte de la Cumbre Nacional Agraria, Campesina, Étnica y Popular. Participo en la campaña permanente contra la brutalidad policial, por la garantía de los derechos humanos y el desmonte del Escuadrón Móvil Antidisturbios –ESMAD.

Fue un asiduo educador popular más que profesor de colegio. Le apostó a la economía solidaria comercializando productos elaborados por campesinos pues, como él mismo decía, “es necesaria una organización de finanzas que permita ver más allá del tradicional rebusque que caracteriza a las organizaciones de izquierda”. Por ello colaboraba con la Cooperativa El Zipa, dedicada a la siembra y cosecha del cacao para su proceso de conversión en chocolate de mesa, propiciando intercambios entre el campo y la ciudad. Carlos ejercía la representación legal de dicha asociación.

El día que salió de su casa por última vez se dirigía precisamente a trabajar en este proyecto de economía social. Nos toca continuar su labor en la construcción de memoria, fortaleciendo la base social.

Su liderazgo político, su lucha por la dignidad y memoria de las Víctimas, su activa participación en la movilización social, así como su entrega en la defensa derechos humanos y la construcción de procesos de educación popular, convirtieron a Carlos Pedraza en blanco del terrorismo estatal, en un país donde las élites políticas y económicas han recurrido -de manera continua y sistemática- a la eliminación física de quienes se atreven a desafiar su poder hegemónico. Fue así como planearon su desaparición forzada y posterior homicidio, en una acción criminal que se ejecutó hace 5 años.

Carlos Pedraza es un símbolo más de paz, de la necesidad de garantizar la vida y los derechos de todos y todas, quienes, construyen el día a día y buscan un país con justicia social, ambiental y democrática.