¡El MST celebra 35 años de lucha y resistencia!

MST lanza la carta al pueblo brasileño: "Lucharemos por la democracia, la justicia, la igualdad, la defensa de los bienes de la naturaleza, la democratización de la tierra y la producción de alimentos sanos. # MST35anos

El 25 de enero de 1984 terminaba un encuentro de cuatro días en Cascavel considerado el origen del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), que surgía como una organización nacional que articularía al campesinado para la lucha por la reforma agraria.

35 años después, militantes y amistades del MST realizaron un acto político en la Escuela Nacional Florestan Fernandes (ENFF), para marcar la trayectoria de más de tres décadas del movimiento. En ocasión del aniversario, el movimiento divulgó una "Carta al Pueblo Brasileño", con su posicionamiento sobre la coyuntura brasileña e internacional.

Francisco Dal Chiavon, el Chicán, fue uno de los 120 líderes que participaron en el primer encuentro de articulación del MST en el municipio de Cascavel . Nacido en una familia de pequeños agricultores en el oeste de Santa Catarina, inició su militancia en los movimientos impulsados por la parte de la Iglesia Católica que profesaba la Teología de la Liberación.

El momento, recuerda, era de efervescencia de las luchas con la apertura democrática, declive del régimen militar y expectativa de elecciones al año siguiente. En esa época surgieron también entidades como la Central Única de los Trabajadores (CUT) y el Partido de los Trabajadores (PT).

Diversas experiencias de ocupaciones de tierra se extendían por todo el país entre 1979 y 1984. Aún no existía una articulación nacional de este movimiento de ocupaciones, y los campesinos al frente de esas experiencias fueron apodados por los diarios de "colonos sin tierra", "labradores por la reforma "agraria", entre otros términos.

"Fue una cosa muy bonita porque era el surgimiento de lo nuevo", recuerda Chicão. En cambio, puntualiza, un modelo de agricultura basado en el monocultivo y el latifundio también se expandía y concentraba aún más tierra. Y entre aquella centena de campesinos que se reunieron en el Paraná, él afirma que no pasaba por la cabeza de nadie la dimensión que el movimiento tomaría, más de tres décadas después.

Hoy, el MST acumula números impresionantes como la producción de 27 mil toneladas de arroz orgánico, sólo en 2017, lo que hace del movimiento el mayor productor de arroz orgánico de América Latina. Por su dedicación a la producción sostenible y agroecológica, el movimiento, en 2011, recibió el Premio Anual de Soberanía Alimentaria de la Coalición Comunidad Soberanía Alimentaria (Community Food Security Coalition -CFSC).

Y fue en aquel encuentro de hace 35 años en el que los militantes sacaron principios que aún hoy orientan el movimiento y donde fue usada por primera vez la sigla MST. "Fue un encuentro decisivo porque allí montamos las bases de lo que es nuestra organización hoy."

"Creo que uno de nuestros aciertos fue que buscamos, en ese período, buscar una forma de organización que rescata lo que ya había ocurrido en el campo. Entonces, tomamos puntos importantes de la movilización de masa, nacional - porque hasta entonces, no había luchas nacionales, sino locales y regionales. Y así, ellas eran más fáciles de ser descubiertas por la policía y el Estado ", explica Chicão.

Juan Pedro Stedile, de la coordinación nacional del MST, recuerda que con el apoyo que la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), los líderes de las ocupaciones comenzaron a hacer reuniones regionales para articularse en los municipios y estados. Y de ahí surgió la idea de un encuentro nacional.

"En realidad, el movimiento nació antes, en la práctica. Y allá en el encuentro, con 120 líderes de 16 estados del país, fuimos con el corazón abierto, con el espíritu de intercambiar ideas y ver cuál sería el futuro porque ya estaba previsto el fin de la dictadura ".

En los cuatro días que siguieron, se definió también la realización del primer congreso nacional que presentaría el movimiento para la sociedad y aliados en enero de 1985.

"Nadie imaginaba que iba a durar tanto tiempo y cuál sería la naturaleza que el MST desarrollaría en la práctica. Lo que realmente consolidó la naturaleza del MST y garantizó esa longevidad fue, en primer lugar, su carácter de clase. Entonces, la lucha por la tierra y por la reforma agraria extrapola las necesidades de la familia, que era la motivación de quien iba a ocupar. Y, en segundo lugar, los principios organizativos que adoptamos ".

Una nueva etapa

A partir del encuentro, las/os sin tierra definieron principios y estrategias como la dirección colegiada y el proceso de ocupación masiva de tierra. En mayo de 1985, ocurrió la primera de ellas, en Santa Catarina. Irma Brunetto, que también integra la coordinación nacional del MST, participó en esta ocupación. La acción contó con cerca de 2,5 mil familias. Hoy, el área corresponde a 12 asentamientos de la reforma agraria en el estado.

"El MST surge de esa gran contradicción que tenemos en la sociedad brasileña que es: mucha gente sin tierra y mucha tierra sin gente-cada vez más aumentando la concentración de la tierra en manos de pocos propietarios".

Ella, que acompaña el movimiento desde su formación, se dice encantada con cada paso nuevo del movimiento.

"Cada día más me apasiono por este movimiento porque está lleno de grandeza", dice la militante. "Nunca estamos satisfechos. Y esa es una de las grandezas del MST. La gente conquistó tierra y la gente sabe que tiene mucho que hacer. Está en nuestros principios: queremos cambiar la sociedad.

Chicón puntualiza que la elección del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro y de figuras que abiertamente se oponen al movimiento, no es algo nuevo para el MST. Lo que cambia, para él, es la forma. El contenido de las ofensivas sigue siendo el mismo.

"Desde nuestro nacimiento, siempre hemos sido criticados por la élite. No es una novedad lo que está sucediendo ahora. Yo creo que la diferencia, de lo que existe de aquella época para ahora, es la comunicación, que es mucho más rápida y mayor ahora. Pero en aquel período perdimos innumerables compañeros en las ocupaciones en función de la violencia del latifundio.

Honor

El sábado, en Guararema, interior de São Paulo, el movimiento recibió mención honorífica de la Asamblea Legislativa del Paraná por unanimidad de los parlamentarios. El homenaje fue entregado por las manos del diputado Profesor Lemos (PT) a Irma, que representó a los campesinos.

"Testificamos la importancia del MST para el pueblo brasileño y las contribuciones importantes para la educación, salud preventiva, agricultura y agroecología. Y también, en esos 35 años, la contribución para despertar conciencia del pueblo. En los municipios donde está el MST, la conciencia política ha aumentado ", elogió el diputado.

El acto político en homenaje a los 35 años de existencia del MST, reuniendo a unos 400 militantes del Movimiento, contó con la presencia de parlamentarios, representantes de movimientos populares, profesores universitarios y amigos y amigas de la organización.

El acto reafirmó en toda su mística la disposición de los Sin Tierra en todo el país de seguir en la construcción de la resistencia, que pueda avanzar en la construcción del proyecto de Reforma Agraria Popular y de un nuevo modelo de sociedad.

Moisés Borges, del Movimiento de los Afectados por Represas (MAB) reforzó el legado del MST en la lucha en el país. "Son 35 años de historia, 35 años de lucha, de organización y de ejemplo para los movimientos populares, en esa capacidad increíble de reinventarse. Este ejemplo es lo que nos hace creer que ese escenario político que vivimos hoy, será derrotado por nosotros ".

"El MST surge en una década de grandes cambios, década en que en conjunto logramos derrotar a la dictadura y ahora, 35 años después, nos encontramos con otro tipo de dictadura. Una dictadura que no coloca tanques y fusiles en la calle, pero se asocia con los medios, con el poder judicial y con el gran capital para retirar derechos del pueblo ".

"El MST fue y sigue siendo importante en esa trayectoria y tenemos toda la disposición de luchar juntos en las calles, en el parlamento, en unidad, para que la gente pueda traer de vuelta a Brasil la democracia y los derechos".

Durante la celebración, el MST lanzó la "Carta al Pueblo Brasileño", abordando la posición del Movimiento en la actual coyuntura política brasileña e internacional.

"Lucharemos por la democracia, la justicia, la igualdad, la defensa de los bienes de la naturaleza, la democratización de la tierra y la producción de alimentos sanos.”
La carta refuerza aún la solidaridad del Movimiento al Pueblo Venezolano, en la lucha por la soberanía de los pueblos en todo el mundo.
# MST35anos

CARTA AL PUEBLO BRASILEÑO

El Movimiento Sin Tierra celebra sus 35 años de lucha por la reforma agraria y por justicia social. Nacimos al final de la dictadura civil-militar, junto con miles de luchadores y luchadoras que defendieron la democracia y desafiaron el autoritarismo. Una vez más, reafirmamos nuestro compromiso de luchar por la democratización de la tierra, la producción de alimentos saludables, la soberanía popular y una sociedad emancipada.
Ante la crisis estructural del capital, con consecuencias graves y destructivas para la naturaleza y la humanidad, nuestras tareas políticas se vuelven aún más urgentes y necesarias. Las salidas presentadas por el capital financiero, nada tiene que ver con las necesidades humanas, pues resultan en un aumento de la superexplotación de los trabajadores y trabajadoras, a través de la precarización del trabajo, desmonte de las políticas públicas, agresiva retirada de derechos y expropiaciones diversas, elevando de forma brutal , los niveles de desigualdad social. Para ejecutarlas, el capital requiere un Estado cada vez más autoritario, volcado a la represión, violando y persiguiendo a los más pobres, promoviendo un cruel genocidio de la juventud negra.
De esta forma, los medios de comunicación, el poder judicial, los bancos, los militares y el agronegocio, llevaron al poder al neofascista y ultraliberal, a un capitán que actúa por las formas más bajas y vulgares de la política, para mantener los privilegios de los que históricamente saquearon el país y atacar directamente los derechos de la clase trabajadora, a través de ajustes fiscales, privatizaciones y subordinación de nuestra economía al capital internacional, principalmente de EEUU.
La subordinación de las cuestiones indígenas, agrarias y ambientales a los intereses de la bancada ruralista y del agrotóxico en el Ministerio de Agricultura; el desmonte de la seguridad social; la amenaza de la entrega de las empresas y bancos nacionales, como Petrobrás, Banco do Brasil y Caixa Econômica Federal; la liberación de la posesión de armas son algunas de las políticas mortíferas adoptadas por ese gobierno, que ponen en riesgo nuestra biodiversidad y agravan los conflictos en el campo alcanzando frontalmente a los indígenas, quilombolas, ribereños, campesinos, asentados y acampados de la Reforma Agraria y, evidencia la característica antinacional y antipopular del actual gobierno.
Es necesario ocupar las calles y las plazas denunciando la voracidad de esas políticas que profundizan la expropiación y explotación capitalista.
Así, nos comprometemos a luchar y defender a todos y todas las trabajadoras y trabajadoras que tengan su existencia amenazada. Seguiremos defendiendo la soberanía de los pueblos y luchando contra cualquier tipo de injerencia política y / o intervencionismo militar en cualquier país. ¡Declaramos total solidaridad al pueblo venezolano!
Nos solidarizamos con las familias afectadas por la represa de Brumadinho, víctimas de otra acción criminal y reincidente de la Vale, una asesina protegida por el poder judicial.
Nos sumaremos la movilización de las mujeres trabajadoras el 8 de marzo, seremos veleros del legado y la memoria de Marielle Franco y de tantos otros compañeros y compañeras que cayeron, exigiendo el castigo de sus asesinos y mandantes. Defenderemos la libertad del compañero Lula, cuya prisión política fue utilizada para que ese proyecto fuera victorioso en las elecciones.
Nos comprometemos a fortalecer el Frente Brasil Popular y todas las iniciativas de lucha de la clase obrera que enfrenten la explotación, la subordinación y la opresión, sumándonos en la lucha cotidiana de las mujeres, de la población urbana y campesina, de los negros y negras, de los pueblos indígenas y de los sujetos LGBT.
Lucharemos por la democracia, la justicia, la igualdad, la defensa de los bienes de la naturaleza, la democratización de la tierra y la producción de alimentos saludables para alimentar al pueblo brasileño.

¡Luchar, construir, Reforma Agraria Popular!

Coordinación Nacional del MST

26 de enero de 2019.