MST: vamos de la mano.

Nuevo año: Janaina nos envía un cuento.

Vamos de la mano.

Colocó la mano en la frente de la amada, tendría unos 39 grados, ay mamá Oxum. Allí en medio, la cabeza de Julin en su regazo, el cuerpo tembloroso. Ningún hospital abierto, ninguna casa abierta, ninguna mano extendida. En el pasaje para llegar a la capital se les fue el poco dinero que quedaba. Como un relámpago, que les dejó sangre seca en la cara.

Julin se decía culpable: tenía cara de india. Esta sentencia, escuchada tantas y repetidas veces, la había asumido como verdad.

Alé argumentaba, no es por eso, mi amor, nuestro país se ha degradado tanto en tan poco tiempo …tu eres mi india linda, querida.... Alé quería encantar mientras las lágrimas se deslizaban por su cara, difícil frenar el desconsuelo. Recordó los doce años de matrimonio, la celebración de la conquista. En los últimos doce meses habían vivido la campaña de persecución de los grupos de exterminio.

... Alé, susurró Julin, estar contigo es lo mejor que me pasó ... te amo tanto...

Mi amor, mi vida ... Alé besaba su cara, vamos a celebrar este primero de enero y muchos más ... aguanta, querida, aguanta, vamos a encontrar una salida.

Diciendo esto se levantó, gritando, fuera de sí. ¡Socorro ! ¡ que alguien me ayude, por el amor de todo! Puedo trabajar, de forma gratuita, todo el año, haré cualquier cosa pero por favor, alguien ... Andando por la carretera, Alê golpeó con las manos en las manos paredes, sin obtener respuesta.

Miró las paredes, los anuncios de neón llamando al alistamiento para las Sagradas Brigadas. Muros y postes informaban sobre "cura segura en siete días, quédate libre de la enfermedad, haz de tu hijo un hombre de verdad, sea patriota, si ve algo sospechoso, llame a Seguridad "," armas reacondicionadas, como nuevas a precios antiguos ", "olvide la pobreza , tome el control sobre su vida, venga al Templo de La Salvación ".

No puede ser sólo eso, no puede ser ... gemía Alê, con la cabeza entre las manos.

La calle estaba vacía de gente, pero llena de ruidos festivos. De algunos edificios llegaba música, risa, brindis, vivas a dios, la patria, al presidente.

Casi media noche. Fuegos artificiales por allí y por acá, brillando sobre los edificios. Rápidas, dos siluetas salieron de un callejón y se colocaron con prisa al lado de la pareja. ¿Necesita ayuda? Preguntó la figura alta, de cabellos erizados.

Hace doce años que ... mamá quiere nietos ... no quiero vivir en el mar ... balbucea Julin, delirante. Alé levantó el rostro mojado de lágrimas, tratando de ver las caras de las primeras personas que se interesaban. Dos mujeres, serias, seguras.

La más alta tomó a Julin en los brazos y todas entraron en el callejón, desapareciendo en una puerta escondida, hacia un subterráneo.

Llama a la Verónica, rápido, una persona necesita atención inmediata, coordinaba la más baja.

Julin fue colocada en un sofá, mientras que Alê examinaba el lugar. Varias mujeres, algunos niños, una botella de vino, una jarra de jugo, una vieja computadora dejaba oir una canción de Mercedes Sosa. De al lado llegaba una discusión entrecortada:

(...) no, no, hay que tener perspectiva de clase (...) negra, soy bi, pero mi campo es la clase trabajadora(...). Eso ya se acabó, se terminó el día que un hombre quiera taparme la boca. (...) ¿cambiar las cosas…si ese hombre sólo sabe humillar, menospreciar, golpear, hasta matar? (...) luchar contra la burguesía, contra ese remedo de fascista, es hasta fácil. ¿Ahora es cuando los golpes llegan de quien más amamos? ..¿Y los compas (...) Es lo que estoy diciendo, nuestra clase y nuestras identidades, todo junto (...) y de ahí ... (...) tener formación, tener lucha ... es política con afecto, o no es?

¿Quiénes son ustedes?.. Somos la resistencia. Las dos son bienvenidas si lo desean.

La respuesta amable, sonriente, llenó de futuro el cuerpo de las recién llegadas. Alé se sentó en el suelo, al lado de Julin, sonriendo por primera vez desde que había llegado a la capital.

- Va a estar todo bien, murmuró, mientras Mercedes cantaba "Cambia, todo cambia".

Un 2019 lleno de esperanza, de energía y de conquistas para nuestra clase.

Tal vez una de esas conquistas sea la desparramar la esperanza.

¡¡¡Feliz Año Nuevo!!!

31 de diciembre de 2018.

"2019 será sinónimo de lucha y resistencia"

En una entrevista, Kelli Mafort de la dirección del MST, habla sobre el año que llega y analiza las proyecciones para el próximo período.

2018 termina como uno de los años más violentos en el campo. La criminalización de las luchas, el número de arrestos, amenazas y asesinatos aumentó considerablemente..¿qué esperamos para 2019 y cómo prepararnos para ese recrudecimiento?

Sí, fue un año muy violento en la lucha por la tierra y la Reforma Agraria, además de los asesinatos -10 contabilizados solamente en ese período- enfrentamos desalojos, reintegraciones de posesión, prisiones políticas de al menos 15 personas y muchos procesos en el intento de criminalización. Este escenario revela un recrudecimiento de las fuerzas conservadoras, de esa nueva derecha con característica neofascista, que avanza contra la clase obrera. Además, ante la victoria presidencial de Jair Bolsonaro, tenemos un proceso en el aumento de la criminalización que puede ser operado tanto por el estado como, clasificando a los movimientos populares como grupos terroristas, como por el aparato jurídico que ya es históricamente usado contra el Movimiento Sin Tierra. Por lo tanto, podemos afirmar que al incitar la violencia contra el MST, Bolsonaro no sólo aprieta el gatillo y también puede ser considerado el mandante de cualquier acción de violencia contra los trabajadores Sin Tierra.

El recorte presupuestario en 2018 fue enorme, vimos el defraudamiento de programas e incluso el fin de muchos proyectos. Al parecer, el año que viene no será diferente, ¿cómo reinventar ante la falta de inversiones en el campo?

En relación a la Reforma Agraria, en 2018 quedaron evidentes las consecuencias del golpe. En los recortes presupuestarios de política pública importantes como el PAA (Programa de Adquisición de Alimentos) y en el retroceso de algunas alcaldías ante la legislación del Pnae (Programa Nacional de Colonización y Reforma Agraria) Alimentación Escolar) que garantiza que el 30% de la alimentación escolar provenga de la agricultura familiar. Ya en nuestros campamentos el corte fue aún más violento, no sólo desde el punto de vista de obtención de áreas, sino también de todo el rito de expropiación, que involucra, por ejemplo, la inspección de tierra, registro de familias y mapeamiento de áreas. A pesar de esas condiciones tan adversas, resistimos. Y esta resistencia puede ser traducida en algunos números, sólo en 2018 en los asentamientos de Reforma Agraria producimos tres millones de litros de leche por día, somos el mayor productor de arroz orgánico de América Latina, también producimos 63 toneladas de frijoles, 43 de café , realizamos más de 10 ferias estatales, además de la feria nacional que ya va para el cuarto año. No podemos dejar de citar también las tiendas del Almacén del Campo que es un espacio importante de comercialización y diálogo con la sociedad. Esto muestra la resistencia de la producción sin Tierra, incluso con todos los cortes esa sigue siendo una política fundamental de generación de ingresos y alimentos.

Aunque fue un año difícil, también fue un año de muchas conquistas para el MST, en su opinión, cuál es la más destacada?

En enero el MST completa 35 años de existencia, ante eso, podemos decir que a lo largo de esa trayectoria de histórica lucha por la tierra, la educación fue una de nuestras principales banderas. Siempre creemos en la educación como forma de romper las cercas del saber. En 2018 tuvimos el placer de formar siete clases de graduación en los cursos de derecho, historia, servicio social veterinario, agronomía y pedagogía, además, 61 clases están en marcha. Tambien en 2018, 25 millones de personas fueron alfabetizadas en el programa "Si, yo puedo!", Conmemoramos 20 años del Programa Nacional de Educación de la Reforma Agraria. Fueron atendidas 187 mil personas directamente por una importante política educativa. Una forma de política es una gran conquista del MST, es decir, que se multiplica cada vez más.

Fue un año en el que MST participó en todas las actividades sociales que se presentaron en el país, pasando por las actividades de Lula Livre - desde el día 7 de abril, mantuvimos cerca de 200 unidades ligadas a MST en Vigilia Lula Libre en Curitiba. Realizamos una gran marcha de 50 mil personas con de cinco dias de caminata, participamos en una huelga de hambre, fueron27 días con 7 personas ligadas al campo para presionar al Tribunal Superior Federal).
Del diario Brasil de Hecho, que es una herramienta importante para el diálogo con la sociedad, se hicieron 12 millones de copias distribuidas en todo el país. Así que, en medio de la adversidad, avanzamos mucho en el proceso organizativo y formativo. Por ello pensamos que el 2019 será sinónimo de la resistencia .

Para las mujeres en especial este fue un año de reafirmación: ¿qué podemos esperar para el MST en el próximo período?

En 2018 las mujeres del MST demostraron fuerza, resistencia y osadía. Se ha podido ver como organizaciones del campo frente a las empresas transnacionales, denunciando empresas como Coca Cola y Nestlé. En la campaña política junto a múltiples organizaciones ’Él No’, siendo importante resaltar que la lucha de las mujeres es una lucha por la propia vida. Hay un aumento generalizado de los índices de violencia en todo el país, es decir, principalmente como mujeres y LGBTs. Por lo tanto, como mujeres llegamos con fuerza al 2019. Presenciamos una campaña machista, racista, misógina y lgbtfóbica, ahora es la hora de que esas fuerzas se unan contra todo lo que nos amenaza.

¿Puedes dejar un mensaje para los campamentos y asentados?

El mensaje que dejo es colocar el foco en la resistencia activa. La formulación hecha en el último periodo debe ser incorporada por toda nuestra base social. Eso significa que vamos a seguir aprendiendo, resistiendo en condiciones adversas. Es importante saber mirar en nuestra trayectoria y que ya en tiempos difíciles supimos resistir y crecer. El MST es uno de los mayores movimientos populares de América Latina, y estamos articulados nacional e internacionalmente. Estamos organizados y vamos a superar las adversidades. Para ello es importante que nos concentremos en tres tareas básicas: el trabajo de base, la formación política y también el fortalecimiento de las redes sociales en el campo y la ciudad. La lucha, sea cual sea, forma parte de nuestra existencia y resistencia, y el MST estará presente en todas ellas.